Un envio del blog

Entrevista a Alejandro Foxley Rioseco

Enviado en 11 junio, 0006 Para 5:03 pm Escrito por en Entrevistas

Orlando Jorge Mera entrevista esta semana a Alejandro Foxley Rioseco,
Ministro de Relaciones Exteriores de Chile. Con él conversa acerca de las políticas exteriores chilenas, sobre el avance de la democracia en ese país, así como también sobre las relaciones Dominico-Chilenas en el marco de la creciente ola de globalización. Ministro Chileno dice sin democracia América Latina no tendrá desarrollo.
“Chile quisiera poder ser el factor catalizador de una nueva fase de integración de  América Latina” (AFR).

LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)  
Alejandro Foxley Rioseco (AFR)

PARA TOMAR EN CUENTA:
Asegura Chile sigue y va a seguir comprometido con Haití, con su gobierno y con su pueblo”
Cree  próxima generación tendrá grandes logros
Sugiere América Latina debe expresar  la hermandad en acciones concretas
Se niega hacer  juicios negativos respecto a país alguno

COMO LO DIJO:
“En diez años hemos más que duplicado el tamaño de la economía, hemos reducido la pobreza a menos de la mitad, y la indigencia está en un nivel mínimo”

“Chile ha subido mucho, estamos en el lugar 17 en el mundo en la exportación de alimentos y en unos 6 ó 7 años más vamos a estar entro los 10 primeros”

“Las respuestas de afuera no es la forma en que un país se encuentra a si mismo”

“…eso lo hace gente, por lo menos en Chile, gente de otra generación que tuvo una buena formación que no tiene los fangos del pasado por así decir y que está palpando con los dedos la modernidad y hacia donde debe ir el país”

“En este momento estamos ayudando al Presidente Prevál junto con Brasil y Argentina a idear lo que podría ser un programa de gobierno”

“El dilema de América Latina es que sin desarrollo no hay democracia y sin democracia a las larga tampoco hay desarrollo”

LA ENTREVISTA
OJM.- Nos complace tener en el programa de hoy la presencia del señor Alejandro Foxley Rioseco, Ministro de Relaciones Exteriores de Chile, quien nos honra con su visita a RD,  en el marco de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos. Ministro Foxley muchas gracias por corresponder con nuestra invitación.

AFR.- Es un gusto está aquí Orlando.

OJM.- Gracias a usted. Quisiera comenzar está conversación tomando unas declaraciones suyas en las estableció más o menos la visión de la política exterior de Chile. Usted dijo que hay una valoración muy positiva del rol de Chile en la comunidad latinoamericana; “queremos ser un factor de unidad no de dolarización” ¿Cuáles son lo ejes fundamentales de la política exterior chilena?

AFR.- Chile quisiera poder ser el factor catalizador de una nueva fase de integración de América latina, en las últimas semanas hemos visto muchas peleas muchas disputas, muchos conflictos, hay conflictos del MERCOSUR, y lo que a nosotros nos preocupa es que América Latina necesita encontrar, por así decirlo, su lugar en el mundo, porque el día de mañana tenemos que competir como región con el Este de Asia, con el Este de Europa, con China, con India, sin nos ven divididos y nos ven en conflicto permanente, no va a venir aquí la inversión, no se va a producir el despegue que está región necesita,  y que nuestros pueblos han estado esperando por mucho tiempo.

OJM.- En el caso particular de la globalización, el comercio exterior chileno, la Cancillería de Chile ha jugado un papel importante liderando acuerdos de libre comercio con Estados Unidos, China, Corea, la Unión Europea, están las relaciones con MERCOSUR, y en ese sentido,  a su juicio,  como jefe de la política exterior chilena. ¿Estos acuerdos de libre comercio han marcado un comienzo de un Chile moderno,  a diferencia de otros países que todavía están bastante rezagados en términos de su desarrollo económico?  

AFR.- Efectivamente es así. A Chile le ha ido muy bien con estos acuerdos de libre comercio y en general en la globalización. En diez años hemos más que duplicado el tamaño de la economía, hemos reducido la pobreza a menos de la mitad, y la indigencia está en un nivel mínimo. Ahora,  me parece que el mensaje es que hay que atreverse pararse en los propios pies y competir, y la gente responde, y los empresarios responden, y no tenemos que tener ningún sentido de complejo respecto a países que son más desarrollados, pero frente a los cuales tenemos ventajas que hay que desarrollar.  Ustedes tienen aquí en algunos sectores, los han tenido históricamente, el sector turismo por ejemplo, es un lugar central en toda América Latina,  y esto es la producción del futuro así como la producción de alimentos. Chile ha subido mucho, estamos en el lugar 17 en el mundo en la exportación de alimentos y en unos 6 ó 7 años más vamos a estar entre los 10 primeros, siendo un país muy pequeño. Entonces hay que tener confianza en que cuando uno aborda tareas exigentes el país responde, y la experiencia histórica es muy clara, a nosotros nos marcó mucho la transición  de España. España era el país periférico más pobre de Europa y Portugal también, decidieron incorporarse a la Unión Europea, poner la disciplina que eso supone y hoy día España está en el centro de Europa con un alto nivel de ingresos per-cápita,  un país muy dinámico donde la gente está generando un nivel.

OJM.- A propósito de la política chilena, usted fue Ministro de Hacienda en el primer gobierno después de la dictadura, en el primer gobierno de la concertación democrática bajo el Presidente Arwing,  y en la actualidad es ministro de relaciones exteriores bajo la Presidenta Bachelet. Usted que ha sido un actor fundamental en estos 16 ó 17 años de democracia chilena  ¿Cómo ha visto el cambio que ha tenido la clase política chilena desde los años 90 hasta ahora el 2006?

AFR.- Es muy interesante porque yo diría que en todo este periodo los chilenos aprendimos a tener confianza en nosotros mismos, en que nadie nos va a enseñar como hacer la cosas, las respuestas de afuera no es la forma en que un país se encuentra a si mismo, nosotros vivimos un período muy largo de dictadora con Pinochet, donde la gente sufrió mucho, todos sufrimos mucho, y a partir de ahí  decimos; bueno… o nos ponemos de acuerdo en ciertas reglas fundamentales del funcionamiento del sistema  y de la economía, del sistema político y de la economía, o este país no va a funcionar. Entonces hoy día tenemos una buena calidad de la política, tenemos una clase dirigente, sobre todo la clase más joven, que está mirando al futuro y no al pasado, que es capaz de dialogar, que tiene un enfoque técnico de las cosas, pero también mucha sensibilidad social, si alguien me pregunta la gran ventaja que podría Chile tener hoy día respecto a otros países es la calidad de la política y la racionalidad de su política.

OJM.- Es decir que en Chile ciertamente ha habido una transición de la clase política de diversas generaciones que han asumido un proyecto de nación independientemente de quien esté gobernando esa nación.

AFR.- Efectivamente en Chile la gente que vivió la etapa de la dictadura cumplió un papel esencial en la transición, pero lo problemas del mundo hoy día son otros. Los problemas del mundo son como uno participa en negociaciones tan complejas como la Ronda de la Organización Mundial de Comercio y logra que ello beneficie, por ejemplo, a nuestros sectores agrícolas, a nuestros campesinos. Las preguntas hoy  día son:   ¿Cómo  uno introduce el valor agregado en la producción a través del desarrollo tecnológico?  ¿Cómo se interconecta con el resto del mundo y entra en el tema de las telecomunicaciones sin ningún complejo?  Y eso lo hace gente, por lo menos en Chile, gente de otra generación que tuvo una buena formación que no tiene los fangos del pasado por así decir y que está palpando con los dedos la modernidad y hacia donde debe ir el país. En Chile esto ha sido muy impresionante, en el gobierno ahora de la Presidente Bachelet, no sólo hay el principio de paridad, que somos la mitad hombres la mitad mujeres en todos los niveles de organización del estado incluyendo el gabinete, sino que además las caras son nuevas, aceptó el que habla, que es como el abuelito del resto del equipo, no se por qué, así me tienen, pero gente muy nueva, muy dinámica, muy moderna, y así al país le dan ganas de hacer las cosas y de vitalizarse, y de tener sobre todo confianza en el futuro. El futuro está cerca,  y nuestros países no sólo son viables. Creo que podemos tener grandes logros en la próxima generación, pero lo fundamental es creer en uno mismo y empujar hacia delante.

OJM.- Hablemos otra vez un poco de política exterior, en el caso de  Haití, de la República de Haití nuestro vecino. Recientemente vi en la prensa que el embajador chileno Valdez cumplió su misión como jefe de la minutad en Haití y fue sustituido por un Embajador de Guatemala. Sigue Chile comprometido con su presencia militar en la estabilización de Haití ahora que está el Presidente Prevál, el Presidente electo democráticamente. Hay muchas esperanzas puestas en Haití pero todavía su desafió es importante, y sobre todo tener conciencia de que el problema haitiano no puede ser dejado exclusivamente para República Dominicana sino que la comunidad internacional como lo ha hecho tiene que continuar con ese compromiso.

AFR.-  Chile sigue y va a seguir comprometido con Haití, con su gobierno y con su pueblo. Está es una decisión que hemos tenido en nuestro país. Hay sectores de oposición que decían; ¿Por qué tenemos que estar allá en ese país tan lejano? ¿Por qué tenemos que hacernos cargos de problemas que no nos competen? ¿No será acaso esto una nueva forma de la intervención externa? Y lo que nosotros hemos dicho es otra cosa, es que un país, por lo menos como el nuestro tiene que tener capacidad solidaria, nosotros creemos en el multilateralismo, nosotros sabemos que somos pequeños y que como todo país pequeño quiere hacer una contribución allí donde otros no la hacen, y en caso de Haití todos sabemos la situación que hay allí, donde el 80% de la población está por debajo de la línea de extrema pobreza, etc. dijimos; “tenemos que ayudar”, pero lo estamos haciendo. Yo fui al Senado a defender la permanencia de la misión chilena en Haití, de las tropas. Al principio me decía; “Ustedes van perder esa votación”, finalmente a través de un trabajo de persuasión se aprobó unánimemente la permanencia de la tropas chilenas en Haití, y en este momento estamos ayudando al Presidente Prevál,  junto con Brasil y Argentina, para idear lo que podría ser un programa de gobierno, no los vamos a dejar solos, no los vamos a defraudar. En América Latina tenemos que expresar esa retórica de la hermandad en acciones concretas.

OJM.- Otro aspecto que me gustaría tocar en está entrevista que usted gentilmente nos concede. Recientemente Alan García fue electo  como presidente del Perú, y algunos expertos en opinión,  y otros doctrinarios de la política,  hablan de que en América Latina hay dos izquierdas, refiriéndose a las izquierdas representadas por los Socialistas o Social Demócratas aliados a Demócratas Cristianos,  como es el caso de la Presidenta Bachelet.  El caso del Presidente Tavarez en Uruguay, y otros casos más. El caso de Lula en Brasil. Sin embargo hablan también de la presencia de una izquierda populista representada por el Presidente Chávez, el Presidente de Cuba, y otros presidentes, el Presidente de Bolivia, Evo Morales, como político y como Ministro Nacional de Exteriores. ¿Cómo le preocupa a usted esa división que se quiere hacer de América Latina en dos izquierdas?

AFR.- Bueno, en Chile apoyamos mucho la división interna y colapsó el sistema democrático, y después de eso aprendimos la lección y aprendimos a convivir en la diversidad y con la diversidad, ya a respetar los puntos de vista, modos de enfoques de los problemas distintos a los nuestros. Ahora nosotros tenemos claro un camino que es bueno para Chile que es un camino que se auto reforma permanentemente para ser comprensibles a lo que la gente está esperando de nosotros, una economía globalizada que ha generado una cantidad impresionante de empleos, y al mismo tiempo una proyección internacional hacia un mundo que se respeta, y seguimos reglas básicas a través de Naciones Unidas y otros organismos, eso es lo que nosotros representamos, ahora también representamos un deseo de llevar América Latina a la integración, un respeto por la diversidad, pero no vamos a hacer juicios negativos respecto a nadie, cada país sabe el camino que escoge.

OJM.- No puedo dejar de aprovechar su presencia en RD y no preguntarle sobre las relaciones entre Chile y RD, y la necesidad de que se pueda expandir aun más el intercambio comercial y cultural que existe entre ambos países. ¿Cómo marchan las relaciones entre RD y Chile?

AFR.- Yo diría que en un nivel optimo. Incluso la cercanía personal, la buena onda como decimos nosotros entre la Presidenta Bachelet y el Presidente Fernández es un activo que tenemos que trabajar para acercar más no sólo a los gobiernos, nos gustaría por ejemplo hablar con la gente del sector privado, empezar a mirar para hacer negocios en conjunto, tenemos mucho que aprender de RD en el desarrollo de algunas actividades.  Por ejemplo ustedes tienen el sector turismo nivel mundial, y nosotros en eso reconozco que estamos bastantes rezagados. Quisiéramos tener un intercambio en el plano técnico, profesional, gente joven, buenos misioneros de aquí que vayan  allá, que hagan programas de pos grado, aprender nosotros de lo que ustedes han hecho en desarrollo tecnológico,  también en la agricultura, hay muchos campos en los cuales podremos trabajar juntos, y desde luego a través de ustedes poder tener una presencia más significativa en toda el área del caribe, gente que sentimos cercanas pero lejanas desde el punto de vista geográfico, nosotros estamos allá en el fin del mundo y a veces nos hace falta la calidez, la amistad que recibimos en este hermosísimo país.

OJM.- En el caso particular de las relaciones Dominico-Chilenas sucede tal como usted señala, puesto que la Presidenta Bachelet estuvo por pocas horas en nuestro país, y me gustaría sentir de usted su opinión sobre el significado que tiene la visita de la Presidenta Bachelet aprovechando una gira rápida de Estados Unidos, Haití, Jamaica y República Dominicana.

AFR.-Bueno, ella tenía luna invitación del Presidente Busch para ir a Washington, también ella quería venir Haití porque estamos muy comprometidos con lo que ocurre en Haití, e inmediatamente me dijo; “Yo no puedo dejar de visitar a RD” queremos expresar nuestra amistad, queremos buscar una cercanía, y aunque tiene un calendario tremendo, ha tenido algunos problemas en Chile, sin embargo ella quiso hacer de tiempo para venir aquí y ha tenido una magnifica visita, estamos muy felices.

OJM.- Señor Canciller muy brevemente, los retos que tiene desde su punto de vista América Latina ya en términos de su fortalecimiento de la Organización de Estados Americanos,  y lo que es ya el fortalecimiento de las Naciones Unidas ahora que en el final de este año se van a elegir los miembros del consejo de seguridad. ¿Qué visión tiene usted sobre estos dos organismos en lo que tiene que ver con lo que resta del año?

AFR.- Yo destacaría el rol de la OEA y el rol del Banco Interamericano de Desarrollo, no nos olvidemos del BID que ha sido una institución muy amigable con nuestros gobiernos,  y que ha tenido y tiene cada vez más un sentido social en nuestros países. Yo creo que estos dos organismos, ojalá trabajando conjuntamente, porque el dilema de América Latina es que sin desarrollo no hay democracia  y sin democracia a las larga tampoco hay desarrollo. Nosotros creemos en una forma que llamamos crecimiento con equidad, donde el elemento equidad es el tramo, la capacidad de que la gente se sienta que cada vez más está más incluida en el sistema, tiene los mismos derechos, y ejerce por supuesto como un ciudadano pleno su derecho, y si eso no ocurre en América Latina la democracia nunca se va a consolidar, crecimiento con equidad, democracia y desarrollo, y esos dos organismos que yo creo que han jugado un rol muy fundamental. Naciones Unidas, hemos estado a favor de todo el proceso de reforma de Naciones Unidas en términos del Consejo de Seguridad.

OJM.-  Señor canciller yo quiero darle las gracias por habernos permitido compartir con usted estas opiniones que usted tiene sobre la política exterior chilena, nosotros reiteramos que República Dominicana entiende que Chile es un país modelo a seguir, un país que ha logrado importantes reformas institucionales y económicas,  y por eso, pues, con  sus comentarios y opiniones,  entendemos que los amigos televidentes podrán entender aun más lo que significa establecer normas, proyectos, pactos que vayan a favor de todos los dominicanos, así es que muchas gracias.

AFR.- Muchas gracias Orlando, ha sido muy grato poder participar y compartir este programa y me da mucho gusto ver la gente joven con ganas de hacer cosas por la República Dominicana, ¡mucha suerte!

OJM.- Muchas gracias. Y a ustedes amigos televidentes será hasta la próxima entrega de Líderes.

Comentarios cerrados.