Un envio del blog

Los consejos de Alfonsín

Enviado en 07 septiembre, 2004 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Raúl Alfonsín, Ex – Presidente de Argentina, durante el período 1983-1989, ha publicado sus memorias en una obra titulada “Memoria Política – Transición a la democracia y derechos humanos”. En la misma, el autor revisa, 15 años después de haber dejado el poder, algunos momentos clave de su gobierno, y coloca su mirada también en otros acontecimientos posteriores pero muy significativos como el controversial “Pacto de Olivos”.

Desfilan por el texto el análisis de definiciones y episodios tan trascendentales como la política de derechos humanos bajo su gobierno, el juicio a las Juntas Militares, las leyes de punto final, la hiperinflación, el trámite de su renuncia anticipada, y sus consideraciones sobre la reforma constitucional argentina de 1994.

Quienes ejercen la Presidencia de la República, y en menor dimensión, los que ejercen la función pública, tienen la oportunidad privilegiada de conocer el comportamiento de los seres humanos en todos los ámbitos de la vida nacional. Por eso, el relato de los momentos históricos por parte del actor principal que vivió esos hechos, así como saber qué fuerzas o qué razones (o ambas) estuvieron detrás de sus decisiones, ya pasadas todas las pasiones, constituye un referente novedoso, del cual, solo el ciudadano se pudiera enterar, a veces de forma incompleta, por los libros de historia.

En el prefacio, Alfonsín expone sus consideraciones sobre el pasado, señalando que “es necesario mirar hacia el pasado con ojos que contribuyan a la convivencia”. Y al efecto, cita el pasaje del Génesis, cuando un angel le advierte a Lot: “¡Sálvate!¡No mires hacia atrás ni te detengas!¡En ello te va la vida!”. Su mujer quiere ver el exterminio de Sodoma y Gomorra. Mira hacia atrás y queda convertida en una estatua de sal. ¿Qué la llevó a mirar hacia atrás? Se pregunta el autor, y responde: “La curiosidad, pensarán algunos, pero, en todo caso, era una curiosidad para observar con odio y rencor el fin de sus enemigos”.

Otros de los consejos que ofrece Ex Presidente argentino es sobre la política, advirtiendo que ciertamente la política implica diferencias. Pero la política no es solamente conflicto, también es construcción. Y la democracia necesita más especialistas en el arte de la asociación política. Los partidos políticos son excelentes mediadores entre la sociedad, los intereses corporativos y el Estado, y afirma sabiamente “que lo que más nos preocupa es la falta de diálogo con los partidos políticos”. Para poder resistir la cantidad de presiones que sufren los gobiernos, es indispensable que exista una voluntad nacional generalizada al servicio de los que deben ser las más importantes políticas de Estado.

Alfonsín también aconseja a los gobernantes tener “el coraje para rechazar cualquier seducción del oportunismo, bondad para comprender las debilidades, fuerza para imputar las responsabilidades, sagacidad para adivinar intenciones, prudencia para evitar regresiones, paciencia para esperar resultados, tenacidad para aferrarse a sus convicciones y flexibilidad para avanzar en cambiantes circunstancias”. Las memorias del Ex – mandatario constituyen una lectura obligada para los amantes del atractivo y difícil quehacer político.

El autor es abogado.

Comentarios cerrados.