Un envio del blog

Quinteto Estelar

Enviado en 28 septiembre, 2004 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

La semana pasada fue presentada oficialmente la propuesta de crear el Fondo Mundial con el Hambre y la Pobreza, en el marco de la Asamblea General de la ONU que se celebra durante los días finales del presente mes en Nueva York. A. pesar de que la atención mundial ha estado centralizadas en diversos conflictos regionales, la mencionada propuesta colocó el problema de la pobreza extrema entre las prioridades de la agenda internacional. El mÉrito le corresponde a los fundadores de la Alianza contra el Hambre, liderada por los presidentes de España (Rodríguez Zapatero), Brasil (Lula), Francia (Chiraq) y Chile (Lago), conjuntamente con el secretario general de Naciones Unidas (Annan).

Más de cien países, con una población conjunta de 1,600 millones, más de la cuarta parte de la población mundial, padecen un imparable declive económico. Más de 600 millones de personas en el mundo no tienen hogar o viven en lugares insalubres e inseguros. Para sólo citar un caso, el Banco Mundial estima que, en el año 2010, más de 1,400 millones de personas vivirán sin agua potable ni alcantarillado. Es que, mientras una minoría de la sociedad ya goza de la revolución tecnológica, para la mayoría de la población de la vida sigue siendo una lucha diaria por la supervivencia y tener un techo es una preocupación inmediata, y para muchos solamente un objetivo lejano.

La respuesta internacional no se ha hecho esperar, y la Alianza se enmarca dentro de de los Objetivos del Desarrollo del Milenio, que persigue minimizar el impacto de la pobreza extrema antes de 2015. El escenario para presentar la referida propuesta no pudo ser mejor escogido. Los 1, 600 millones de personas que padecen hambre y pobreza extrema deben haber recibido con mucha esperanza la iniciativa de este quinteto estelar, que ofrece un liderazgo renovado. El fondo se nutriría de impuestos fijados a las compras de armas y a las operaciones financieras internacionales, y de donaciones voluntarias. De seguro que la propuesta provocará reacciones diversas.

No obstante, la sugerencia de un impuesto a las compras de armas se trata del primer intento de establecer un vínculo directo entre las ventas irresponsables de armamento y las consecuencias de su irracional. El país estuvo dignamente representación de la Alianza. Las autoridades nacionales deben aprovechar la oportunidad que propicia esta Alianza para lanzar una estrategia coherente y unificada que aglutie a todas las instituciones públicas y privadas, comprometidas por el bien común, que no quede en buenas intenciones, sino en buenas acciones.

Inclusive, se trata de un foro que puede trascender hacia la discusión de otros temas como aquellos pendientes en la OMC, sobre todo la eliminación del dumping y el proteccionismo de los países desarrollados.

La formación del quinteto de la lucha contra el hambre constituye una respuesta novedosa, propia de un equipo integrado por líderes (tres de ellos socialdemócratas) que están conectados con la sociedad de este siglo.

Comentarios cerrados.