Un envio del blog

La tecnología y el efecto tequila

Enviado en 05 octubre, 2004 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Correspondiendo a la invitación que me extendiera la UNESCO y el Senado de la República de México, la semana pasada participé en el Foro Latinoamericano sobre “Implicaciones y consecuencias de la tecnología digital para la radiodifusión en Latinoamérica”, celebrado en la ciudad de México. Este Foro Latinoamericano forma parte de los esfuerzos regionales que persiguen precisamente buscar consenso para adoptar los pasos necesarios hacia la digitalización de la radiodifusión a fin de que la región latinoamericana dé el salto al mundo digital.

México está actualmente en un proceso de reforma de diferentes áreas, incluyendo la de tecnología, y los Senadores mexicanos asumieron el liderazgo haciendo la referida convocatoria. Reunidos en uno de los salones del Senado de la República, tuve la honra de exponer sobre el tema “gestión de la transición de la radiodifusión analógica a la digital: decisión política con implicaciones económicas”.

A pesar de que hay una mayoría de la población que todavía no ha podido acceder a las oportunidades de las tecnologías de la información y de la comunicación, los gobiernos de más de cien naciones ya han asumido conciencia de la trascendencia de pasar del intercambio de átomos al intercambio de bites, y lo han hecho a través de la Organización de las Naciones Unidas, que celebró el año pasado la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información, cuya segunda fase está pautada para celebrarse en Túnez en el 2005. El objetivo central es que para el 2010, la mayoría de los desconectados estén conectados al mundo real y virtual de las tecnologías de la información y la comunicación.

Existen innumerables esfuerzos individuales de diferentes naciones que ya han adoptado algunas medidas políticas en ese sentido, pero se hace necesario incrementar la divulgación y promoción de la importancia que tienen estos avances, pues debe quedar, muy claro, que la responsabilidad de la transición hacia la tecnología digital no es exclusiva de los gobiernos, por el contrario, se trata de una responsabilidad compartida por todos los sectores que integran sus respectivas sociedades.

La primera transición que debe producirse es la asimilación en la clase política del cambio de paradigma que estamos presenciando al inicio del Siglo 21. Es decir, no podemos hablar de convergencia tecnológica, si quienes tienen la responsabilidad de planificar, ejecutar e implementar las políticas públicas de telecomunicaciones y de tecnología, no hacen su propia convergencia política y unen sus esfuerzos y voluntades hacia un mismo fin. Salvo casos excepcionales, entre los cuales están Chile y República Dominicana, las políticas públicas son dictadas e implementadas por estamentos diferentes de los que regulan el sector, lo cual no es beneficioso, a largo plazo.

De ahí que este Foro Latinoamericano tuvo la virtud de reunir también a los legisladores quienes son los que, al final del día, crean los marcos legales y reglamentarios sobre este tema. México le ha dado un nuevo impulso a la visión integral de las políticas públicas en la era digital. La declaración del Foro aporta recomendaciones y conclusiones novedosas, a las cuales les daré seguimiento.

El autor es abogado.

Comentarios cerrados.