Un envio del blog

Ajedrez internacional

Enviado en 11 enero, 2005 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Durante este año, varios organismos multilaterales, cuyas políticas tienen incidencia en la República Dominicana, sufrirán cambios en sus puestos de dirección. En efecto, la OMC y la OEA figuran entre las organizaciones que formalmente han iniciado el proceso de selección de sus principales cargos. Se presenta, por tanto, una magnífica oportunidad para que el gobierno dominicano desarrolle una estrategia que permita negociar posiciones que vayan en beneficio del país.

En la OMC, el país tendrá que desarrollar un análisis que le permita sacar ventaja al posible apoyo que brinde a una de las candidaturas presentadas. Oficialmente se han propuesto cuatro candidaturas que serán presentadas el próximo 26 de enero al Consejo General, y su elección será a más tardar el 31 de mayo de este año. Los candidatos presentados son: Carlos Pérez del Castillo, de Uruguay; Jaya Krishna Cuttaree, de las Islas Mauricio; Luiz Felipe de Seixas Correa, de Brasil; y Pascal Lamy, de Francia.

De los cuatro, dos pertenecen al continente americano, lo que representa una dura prueba para América Latina y el Caribe. Ambos son experimentados diplomáticos que sirvieron por mucho tiempo a sus países en Ginebra. Pérez del Castillo, quien ha concitado respaldo de diversos países latinoamericanos, fue quien presidió la Conferencia Ministerial de Cancún en el 2003, en cuyo cónclave tuve la oportunidad de conocerle. Quizás su limitante sería que, salvo el tema de propiedad intelectual, el fracaso de Cancún le puede restar el apoyo de los países que integran el G-20, que es la coalición de países en desarrollo que plantea una agenda alternativa. Por su parte, Seixas Correas es un destacado integrante del G-20 y ha obtenido destacadas victorias para Brasil en los paneles de la OMC sobre algodón y azúcar.

La candidatura de Pascal Lamy, ex Comisario de Comercio de la Unión Europea, tiene mucho peso, por sus condiciones personales y por su conocimiento sobre la Ronda de Desarrollo de Doha. Ante esto, Latinoamérica está obligada a apoyar una candidatura de consenso que represente a nuestro continente.

Vista la situación en la OMC, para la Secretaría General de la OEA, el país tiene que establecer una estrategia ganadora. La figura del ex Canciller Dr. Víctor Gómez Bergés, político y diplomático destacado de nuestro país, debe ser ponderada y respaldada por el gobierno y por las fuerzas vivas de la nación como opción para la Secretaría General. Para esto, sería necesario realizar los contactos oficiales y personales con gobiernos amigos. Hay países como Brasil, que han presentado candidaturas para la OMC, la OEA y el BID, en el que también es posible que se realicen cambios. La ocasión sería propicia para promover un acuerdo que procure ganar-ganar para el país. El ajedrez ha comenzado. Le corresponde al gobierno preparar la estrategia para lograr lo que persigue todo ajedrecista‚ el jaque mate!

El autor es abogado.

Comentarios cerrados.