Un envio del blog

Entrevista al Doctor Sergio Espejo

Enviado en 27 enero, 2005 Para 5:09 pm Escrito por en Entrevistas

Orlando Jorge Mera, entrevista esta semana al Doctor Sergio Espejo, Superintendente de Electricidad y Combustibles de Chile, en el Programa Líderes.

Domingo 23 de enero del año 2005 en Color Visión.

LECTURA:

Orlado Jorge Mera /OJM
Sergio Espejo/SE
LIDERES / LS

COMO LO DIJO:

“Yo quisiera primero señalar que la historia de frustraciones de América Latina, de la cual mi país también ha sido parte, tiene que ver con una suerte de visión que enfatiza que cuando un actor político llega al poder todo empieza de nuevo, borrón y cuenta nueva decimos en Chile”

“Yo debo decirle que este es un país que se aprecia rápidamente a la vista que ha cambiado”

“el funcionamiento independiente, normal y sólido de las instituciones públicas es indispensable para sostener cualquier forma de convivencia civilizada y pacífica”

“Nuestra democracia ha sido por años lo que nosotros consideramos una democracia imperfecta”.

“Los impuestos de Chile o las declaraciones de impuestos se realizan fundamentalmente a través de medios electrónicos”

“Nosotros teníamos en Chile del orden de 4 mil, a 4 mil 500 diría yo, hay alguna diferencia en números; de funcionarios, lo llamamos, de exclusiva confianza del Presidente”

“En materia de combustibles el sector es de precios totalmente libres, no hay fijación de precios en Chile de combustible, ni en gas licuado, ni en gas natural, ni en combustibles líquidos, gasolina, diesel, etc”

INTRODUCCION:

Durante la semana pasada estuvo de visita en la República Dominicana, invitado por la Fundación e-libertad, el Doctor Sergio Espejo, Superintendente de Electricidad y Combustibles de Chile. El Doctor Espejo agotó una agenda en esta semana que le llevó a tener contactos con sus homólogos de la República Dominicana, como lo es el Superintendente de Electricidad de nuestro país y el Secretario de Estado de Industria y Comercio, en adición, el Doctor Espejo dictó una conferencia magistral sobre la experiencia Chilena en materia de la regulación político económica. Con el Doctor Espejo vamos a tener una conversación sumamente interesante en la que abordaremos las reformas políticas y económicas que ha tenido la gran nación Chilena, como un ejemplo de un país que ha logrado superarse y convertirse en una democracia moderna y transparente. Les invito entonces pues a presenciar la entrevista que tendremos en el día de hoy con el Doctor Sergio Espejo, destacado dirigente político de esa gran nación y quien es hoy día Superintendente de Electricidad y Combustibles de Chile.

El PROLOGO

OJM.- La democracia descansa en la implementación de reformas políticas y económicas que propendan al desarrollo de la ciudadanía, al desarrollo de las instituciones y sobre todo a sostener un estado de derecho fuerte en el que las instituciones cumplan cada cual con su papel. La experiencia Chilena nos debe dar una gran lección a nosotros y es que es un país que sufrió una de las peores dictaduras del siglo XX, pero que al mismo tiempo fue capaz de implementar, en primer lugar las reformas económicas que le posibilitaron liberalizar su economía y a convertirla en lo que es hoy una de las naciones más desarrolladas de América Latina y el Caribe, en segundo lugar, terminada la dictadura implementar las reformas políticas para convertir a esa gran nación en un ejemplo de democracia para todo el mundo. En el caso de la República Dominicana, nuestro país tiene una agenda pendiente la cual debemos agotar, una agenda que tiende en primer lugar a llevar más democracia a la ciudadanía, nosotros podemos decir con mucho orgullo que nuestro país cada cuatro años elige gobernantes y que se ha respetado la voluntad popular y esto es uno de los logros más importantes de nuestra democracia, pero se hace necesario enfatizar que nuestro país tiene que implementar políticas públicas que vayan a favor de la ciudadanía y al fortalecimiento del Estado de Derecho de nuestro país, tenemos que trabajar por fortalecer cada día más el Poder Judicial, por fortalecer cada día más la capacidad de los dominicanos por educarnos y entender que hoy día tenemos presente las tecnologías de la información y la comunicación como una forma de acercar más a los ciudadanos y al Estado como toda una gran nación. En ese sentido con el Doctor Sergio Espejo, Superintendente de Electricidad y Combustible de Chile, que es nuestro invitado en el día de hoy, vamos a tratar todas las reformas políticas y económicas que han convertido a Chile en un país desarrollado y entender que aunque nos separan muchas distancias, entre Chile y República Dominicana, hay lecciones que debemos aprender.

Lecciones como son la gobernabilidad que requiere nuestro país y que en eses país el Gobierno y la oposición dialogan, concertan, negocian, en propósitos comunes para todos los nacionales de ese país y entendemos que ese es un modelo que tenemos que aplicar porque la República Dominicana nos pertenece a todos los dominicanos, independientemente de las banderías políticas o ideológicas que nos puedan separar a todos. En esto el Gobierno que preside el Presidente Leonel Fernández tiene la magnifica oportunidad de continuar dando ejemplos y de tomar las iniciativas necesarias para buscar a la oposición en pos del dialogo y la concertación y muy particularmente hay que destacar el papel que siempre ha desarrollado Monseñor Agripino Núñez, como intermediador en la mesa del dialogo para establecer una vez y por todas una agenda común de desarrollo nacional para los próximos diez años, de manera que independientemente de quienes ostenten el poder político en nuestro país tengamos claro cuales son nuestro propósitos comunes y nuestros objetivos a realizar en el corto, mediano y largo plazo. En ese sentido les invito entonces a presenciar la entrevista que tendremos en el próximo segmento con el Doctor Sergio Espejo, Superintendente de Electricidad y Combustibles de Chile. Muchas Gracias.

LA ENTREVISTA

OJM.- Me es muy grato tener en el programa de hoy la presencia del Doctor Sergio Espejo, Superintendente de Electricidad y Combustible de Chile. Doctor Espejo muchas gracias por venir a nuestro programa.

SE.- Orlando muchas gracias por invitarme.

OJM.- Doctor Espejo usted es un importante dirigente de la democracia cristiana en Chile y para comenzar nuestra conversación hablemos entonces de cómo ha sido la transición democrática en esa gran nación. Como todos sabemos Chile sufrió una de las peores dictaduras del siglo XX, a partir del derrocamiento del gobierno democrático de Salvador Allende en 1973 y vemos hoy que Chile es una nación sólida, con fuertes instituciones y con una democracia que cada día se va fortaleciendo. En su condición de dirigente político ¿cómo evalúa la transición democrática que ha tenido Chile, a partir de la entrada en vigencia de la nueva democracia?

SE.- Ha sido un proceso largo pero muy fructífero, en lo fundamental fue posible gracias a un enorme acuerdo político entre las fuerzas de la oposición, primero a la en ese entonces dictadura del General Pinochet que permitió que quienes habían tenido posiciones muy distintas, antagónicas en el pasado, posiciones que incluso contribuyeron al quiebre de la democracia, se pusieron de acuerdo en torno a la necesidad de contar con un pacto político, primero para enfrentar la dictadura, segundo para aceptar enfrentar la dictadura a partir de un proceso electoral en el que muy poca gente creía y finalmente para concordar con las fuerzas de la derecha de ese entonces. Un pacto político es el que nos ha sostenido durante estos quince años, fue un proceso finalmente entonces de cooperación, de búsqueda de consenso y de definición de los hechos fundamentales sobre los que íbamos a organizar nuestras vidas.

OJM.- Sin embargo desde lejos se percibe que Chile ha sufrido mucho, ha tenido un alto costo el haber llegado a tener la democracia que hoy exhibe, desde lejos se percibe una sociedad que pudo haber estado dividida, producto del choque antagónico de quienes defendían o defienden a lo que era el esquema de la dictadura, a los que son los propulsores hoy de la democracia.

A su juicio, ¿ha concluido este proceso de división de la ciudad Chilena? y ¿qué piensa usted de esta evolución social que ha tenido Chile?

SE.- Yo diría que ese proceso no ha concluido, hay dos grandes etapas de profunda división. La primera es la que se ve en los últimos años de la democracia antes del quiebre, antes del golpe militar, una división entre tres bloques partidarios, de la izquierda, del centro político y de la derecha. Eso nos conduce al golpe, luego la división profunda, intensa, que provoca la vigencia de la dictadura durante diecisiete años. Pero al asumir el primer Gobierno democrático el Presidente Edwin, en el año 90, su slogan, su lema es la patria justa y buena para todos, es una patria sin exclusiones y lo que los Gobiernos democráticos hemos tratado de hacer es precisamente garantizar una patria donde nadie sobre, por eso hay que decir con absoluta franqueza que es merito, no solo de quienes hemos estado en el gobierno, sino también de quienes han estado en la oposición, que han estado dispuestos a buscar y a alcanzar los acuerdos que sostengan nuestra democracia por un lado, nuestra economía de mercado por otro. Finaliza en estos días además un largo proceso, con el cual ha quedado en evidencia, incluso para los partidarios en ese entonces del general Pinchote, que en Chile se violaron los derechos humanos, que es algo que no debió haber ocurrido bajo concepto alguno, y que más importante aún, es algo que no podemos permitir ocurra de nuevo en el futuro.

OJM.- ¿Cómo el Gobierno de Chile ha podido mantener su objetividad dentro de este proceso a los fines de aupar unos informes de dos comisiones de la verdad? ¿Cómo se ha manejado ese proceso para poder llegar hasta las conclusiones que hoy día tenemos?

SE.- Es un proceso como le decía largo, no ha sido simple. El primer esfuerzo durante el Gobierno del Presidente Patricio Elwin tuvo dos pilares, por una parte instalar desde el día uno la convicción de que había que dejar que los tribunales de justicia hicieran su trabajo y que no era función del Gobierno intervenir en ese trabajo orientado a establecer la verdad judicial, pero por otra parte había una responsabilidad política de establecer una verdad histórica, lo que efectivamente había ocurrido, aún cuando no fuéramos capaces de establecer responsabilidades criminales. Es lo que motiva el primer informe que usted menciona, el de la comisión Redin, que se llamó en homenaje a su presidente y que investigó durante dos años violaciones a los derechos humanos en Chile que hubo causa de muerte o desapariciones. La Comisión Redin esta integrada por personas muy destacadas, de opiniones políticas muy diversas, lo que permitió dotal sus resultados de una enorme legitimidad. Quedaba una deuda sin embargo, lo que la Comisión Redin estableció fueron violaciones a los derechos humanos con resultados de muerte o desaparición ¿Y qué había ocurrido con las torturas? El Gobierno del Presidente Lagos, entonces comisionó un nuevo grupo de personas, una nueva comisión liderados esta vez por un Obispo Católico, Monseñor Balech, una persona muy respetada, quienes investigaron también durante cerca de dos años las torturas producidas durante el régimen militar y han terminado con un informe muy impactante donde se documentan casos muy graves de violación a los derechos humanos con torturas en este caso. Eso nuevamente contribuye a ser lo que nosotros denominamos una verdad histórica que contribuye a sanar heridas por la vía de establecer la verdad, lo que efectivamente ocurrió, pero que no tiene impacto judicial directo en paralelo a todo este proceso.

Los Tribunales de Justicia han seguido llevando adelante investigaciones y en los últimos años esas investigaciones han permitido que importantes ex líderes de las Fuerzas Armadas sean sometidos a proceso y condenados por causa de violaciones a los derechos humanos.

OJM.- Hemos visto recientemente que ya se ha ordenado inclusive arresto domiciliario contra el ex dictador Pinochet, y ya sabemos que hay todo un proceso judicial en curso, que han salido cuentas bancarias en el extranjero, una serie de informaciones a las que la ciudadanía Chilena, quizás tenía conocimiento pero no tenía las evidencias de lo que real y efectivamente ha descubierto esta investigación judicial. Usted es un estudioso de la democracia, de la políticas públicas ¿Qué lecciones le ha dejado a Chile todo este proceso judicial y este proceso que se ha seguido contra lo que fue la dictadura de Pinochet?

SE.- Yo diría que hay algunas conclusiones que uno puede ir extrayendo en el sentido, primero de que las instituciones y el funcionamiento independiente, normal y sólido de las instituciones públicas es indispensable para sostener cualquier forma de convivencia civilizada y pacífica, una democracia no se sostiene en buenas intenciones, se sostiene en el trabajo de poderes independientes que cumplan con su tarea. El hecho de que el Gobierno, el Poder Ejecutivo, no hay intervenido intentando en modo alguno lo que seria muy contrario y por lo demás contradicción, alterar o influir sobre las decisiones del Poder Judicial, pero también el hecho de que el Poder Judicial hay decidido cumplir con su rol en esta materia, su responsabilidad de investigar y establecer responsabilidades cuando estas ocurran, me parece a mí que es la primera cuestión muy importante, instituciones que funcionan con un poder político que evitan entrometerse allí donde no es su competencia actual Pero en segundo lugar me parece que este proceso se sostiene en una voluntad de cooperación de los líderes políticos. Cuando uno está en la oposición, naturalmente, es muy difícil resistirse a los incentivos o a la presión por cuestionar y por criticar todo lo que se hace en el gobierno, la oposición tiene un rol critico insustituible, pero una democracia no se sostiene si la oposición no tiene una actitud constructiva de búsqueda de acuerdos con el Gobierno y el Gobierno no está dispuesto a reconocer que aún cuando sea mayoría, esa mayoría es transitoria y que hay una minoría que tiene que tener alguna forma de representación en las grandes decisiones. Entonces la segunda conclusión, me parece a mí, es el valor de sistemas políticos que incentivan la cooperación en los temas que son de interés nacional y que permiten la discrepancia pacifica, no traumática, en un ámbito donde hay legítimas diferencias.

OJM.- Con el Doctor Sergio Espejo vamos a conversar en el próximo segmento sobre cómo han impactado las reformas políticas que se han establecido en el Chile post la era de Pinochet. Sigan con nosotros.

OJM.- Estamos conversando con el Doctor Sergio Espejo, reconocido líder político de la democracia cristiana en Chile y quien es actualmente Superintendente de Electricidad y Combustibles de esa gran nación.

Doctor Espejo, ya sabemos, hablamos en el segmento anterior sobre la transición democrática que ha tenido Chile en la era post Pinochet. Hablemos ahora un poco sobre las reformas políticas principales que ha adoptado Chile a partir de esta nueva democracia. ¿Pudiera describirnos esos puntos nodales que ha convertido hoy a Chile en un ejemplo de democracia y transparencia?

SE.- Nuestra democracia ha sido por años lo que nosotros consideramos una democracia imperfecta. Para poder restablecer la democracia en Chile, y dejar a tras la dictadura y la decisión política de las fuerzas de la oposición de esa época, fue reconocer la constitución que había promulgado el General Pinochet en el año 80 y que contenía lo que en ese momento se llamaba una serie de enclaves autoritarios y hay posibilidades de que el Presidente de la República removiera a los comandantes en jefes de las Fuerzas Armadas y la presencia de un Consejo de Seguridad Nacional con participación muy excesiva de los Comandantes en Jefes, nuevamente, de las Fuerzas Armadas, además del Presidente de la República. Por otra parte algunas restricciones en materia de procedimientos electorales, que tampoco facilitaban la participación del pueblo en todos los procesos que corresponden para renovar sus autoridades, en fin. Lo que se hizo al finalizar la dictadura, una vez que la habíamos derrotado en un plebiscito y sabíamos que lo que venía entonces era un Gobierno democrático, fue pactar entre las fuerzas de la oposición y la fuerzas del Gobierno militar al estilo de lo que se hizo en España con los pactos de la Moncloa, un gran acuerdo constitucional que nos diera un trazado básico sobre el cual desenvolvernos. Como gran avance en ese momento, yo diría, se limitó el rol de las Fuerzas Armadas de manera muy sustantiva, por ejemplo en este consejo de seguridad nacional, al mismo tiempo se incorporaron como normas de rango constitucional y los tratados internacionales de derechos humanos, es decir pasos que nos permitieran avanzar en una dirección de mayor democracia, mayor respeto a los derechos humanos. Sin embargo durante estos años han subsistido muchas de estas restricciones, limitaciones a la posibilidad del Presidente de remover al comandante en jefe por ejemplo. Un poder legislativo muy débil, la constitución del 80 entregó prácticamente todo el poder al Poder Ejecutivo y limitó brutalmente la posibilidad de acción del Congreso Nacional y adicionalmente estableció, diría yo, dificultades para nuevamente permitir la participación como regla. Estamos muy prontos a suscribir una reforma constitucional en Chile que permite remover estas limitaciones y que por lo tanto puede permitirnos enfrentar un país renovado donde la constitución sea el resultado de la expresión de todos y no solo de algunos.

OJM.- ¿Es decir que actualmente en Chile está vigente la Constitución de 1980?

SE.- Está vigente la Constitución de 1980, que ha sido garantía de estabilidad, que es el resultado de un pacto político finalmente, pero que evidentemente tiene cuestiones que quisiéramos ver modificadas, una de ellas es el hecho de tener un sistema electoral por ejemplo, definido constitucionalmente, que es un sistema electoral by nominal mayoritario, que sobre representa a las minorías y que por lo tanto ha mantenido sobre representada y sub representada a cada una de las principales fuerzas que imperan en el país. Eso estaría saliendo también de la Constitución y ubicándose en un rango legal, de manera buscar sistemas electorales que sean más adecuados.

OJM.- Doctor Espejo usted, tanto en el segmento anterior como ahora a apuntado el hecho de que gran parte de la estabilidad democrática de Chile se debe al acuerdo de las voluntades políticas. En muchos países de América Latina este es uno de los elementos cruciales, vemos que las crisis de gobernabilidad que existen en gran parte de los países latinoamericanos se debe precisamente a que no se comparten los espacios de gobernabilidad, los partidos oficiales están en el Gobierno, mientras los partidos de oposición en la oposición, pero no hay elementos, no hay lazos comunicantes que le permitan establecer una agenda nacional de desarrollo. ¿En Chile, cómo estos acuerdos se han llevado a la realidad, a la práctica? ¿Cómo comparten los espacios el Gobierno y la oposición, respetándose las diferencias políticas?

SE.- Yo quisiera primero señalar que la historia de frustraciones de América Latina, de la cual mi país también ha sido parte, tiene que ver con una suerte de visión que enfatiza que cuando un actor político llega al poder todo empieza de nuevo, borrón y cuenta nueva decimos en Chile…

OJM.-…aquí también.

SE.- Es imposible avanzar así, no es posible estar sometiendo a un país a cambios de dirección cada vez que renovamos las autoridades políticas y eso ocurría en Chile. Lo que hemos tratado de hacer durante estos años es evitar eso. La Constitución originalmente definía un rayado de cancha que nos ha permitido jugar dentro de reglas aceptadas por todos y hay limitaciones importantes a la posibilidad del Poder Ejecutivo de hacer exactamente lo que quiera, por ejemplo, en Chile uno no puede remover a los empleados públicos sino por causas fundadas, de tal manera que hay una cierta masa crítica en el Estado que permanece sin perjuicio de quien esté conduciendo el país. Ahora esta voluntad de acuerdo ha tenido momentos cruciales y que explican que el país esté funcionando bien, el último de ellos se produce hace dos años atrás, cuando en medio de los efectos o del impacto de la crisis Asiática por una parte, es decir con una fuerte restricción económica, cuando en medio de un proceso de investigación judicial por eventuales pagos irregulares a algunos funcionarios públicos Gobierno y oposición concuerdan un nuevo pacto, esta vez un pacto por el crecimiento económico y la modernización del Estado. El resultado de ese pacto no se traduce solo en importantes modificaciones en nuestro marco regulatorio en electricidad, en pesca, en la creación de un tribunal de defensa de la competencia independiente, sino que adicionalmente en el proceso de modernización de nuestro Estado, más importante de los últimos cincuenta años, con la creación de un servicio civil que reduce los funcionarios de confianza del Presidente, desde cuatro mil, a solo quinientos y que somete todos los demás cargos de alta responsabilidad en el Estado a un proceso de nombramiento por selección de antecedentes ante un organismo independiente, es decir nombramiento por meritos, y que al mismo tiempo regula las formas de remoción de esos funcionarios, sus remuneraciones, etc. Es decir un esfuerzo también orientado a contar con agencias públicas, no solo más independientes, sino además técnicamente de mejor calidad y por lo tanto una garantía de que el país funcionará bien no importando si yo estoy en el Gobierno o estoy en la oposición, es decir que Chile crece y Chile se desarrolla, pero en beneficio de todos, sin exclusiones.

OJM.- En una de las intervenciones que ha tenido en otros espacios de comunicación del país, usted señaló la cantidad de empleados que existen bajo el nombramiento del Presidente de la República de Chile y como eso se ha reducido sustancialmente. Si pudiera repetirme otra vez esas estadísticas.

SE.- Por supuesto. Nosotros teníamos en Chile del orden de 4 mil, a 4 mil 500 diría yo, hay alguna diferencia en números; de funcionarios, lo llamamos, de exclusiva confianza del Presidente, son los Ministros, Subsecretarios, Intendentes, Gobernadores, en fin Jefes de Servicios, pero para una población de 15 millones de habitantes y la proporción es absolutamente exagerada, contando o comparándose con países como Inglaterra o Estados Unidos, donde esa relación entre cantidad de funcionarios de confianza exclusiva y población es mucho más baja. Evidentemente en un país donde, como nos ocurría a nosotros, esta posibilidad del Presidente de nombrar tal cantidad de funcionarios supone un riego de captura del Estado muy significativo, uno podrí decir que en circunstancias como esa el Estado es un botín. Un botín político que uno va a tener la tentación de repartir cada vez que se produzca una renovación de autoridades, lo que hemos tratado de hacer es evitar eso. Ya habíamos establecido ciertos mecanismos para garantizar estabilidad, pero aún así no habíamos avanzado lo suficiente y esto es importante porque si uno lo analiza en profundidad, lo que el Gobierno de Chile ha hecho es renunciar al ejercicio de una facultad discrecional de la que gozaba por ley, es decir hay una renuncia a un espacio de poder, pero la oposición también está renunciando a la posibilidad, el día de mañana al acceder al poder, de tener ese mismo botín. Es decir le estamos haciendo renunciar a los actores políticos a un botín en procura de contar con un Estado eficaz, operativo, más independiente, con menor incertidumbre, con menor riesgo de captura, más enfocado en las competencias técnicas que son necesarias, un Estado moderno, un poco en la dirección de lo que ha venido haciendo un país como Nueva Zelanda, pequeño como nuestro país, apartado del mundo, de fronteras abiertas durante los últimos quine a veinte años.

OJM.- ¿Y en Chile qué escenario utiliza el Gobierno de la oposición para reunirse? ¿Cómo se desarrollan esos diálogos? ¿Son rutinarios, coyunturales o se utilizan otros lugares, digamos, neutrales para la conversación?

SE.- Pues te diría que en primer lugar hay un sistema político normal, en el cual los principales acuerdos son tomados en el Congreso Nacional. El Poder Ejecutivo cuando se trata de medidas que suponen una modificación legal, elabora un anteproyecto de ley y lo envía al Congreso, en el Congreso se discuten y se logran los acuerdos o los desacuerdos, que también eventualmente ocurren. En muchas ocasiones sin embargo antes de desarrollar ese proceso el Poder Ejecutivo ha intentado provocar diálogos con la oposición, de tal manera de enriquecer sus proposiciones, ese procedimiento en últimas ocasiones ha sido muy útil porque ha permitido presentar proyectos ya dotados de un grado de legitimidad importante. Pero en todo caso el Poder Legislativo ha sido siempre muy celoso de no renunciar a sus prerrogativas, es decir de recibir un proyecto y efectivamente someterlo a la discusión que este requiere. Entonces yo diría que en primer lugar, los principales acuerdos se toman allí donde corresponden, es decir en el Congreso Nacional.

Eso no excluye la participación como elemento muy sustantivo de importantes centros de estudio que facilitan diálogos en torno a materias más técnicas constituyendo así una posibilidad, un espacio para un debate más razonable, desapasionado, que se utiliza luego también como insumo en los proyectos de los Gobierno de la oposición.

OJM.- Otro elemento importante que ha caracterizado a la democracia Chilena es la transparencia a través del uso de las tecnologías de la información y la comunicación, ha desarrollado múltiples modelos de Gobierno Electrónico, como una forma de acercar más al Estado y a la ciudadanía. ¿Cómo ha sido esta experiencia de Gobierno Electrónico y la transparencia en las actividades públicas de los servidores de esa gran nación?

SE.- Yo distinguiría algunas situaciones. La primera es que afines de los años 90, se dicta una ley de prioridad en Chile, que busca asegurar transparencia en la actuación del Estado, sin perjuicio de los métodos que uno utilice para lograr esa transparencia, de hecho en los informes de transparencia Internacional Chile aparece muy bien ubicado en ranking de transparencia a nivel mundial. El Gobierno Electrónico es un desarrollo en el que, sin embargo el Gobierno del Presidente Lagos actualmente en el poder, se concentra muy especialmente a través de una agenda digital que ha buscado poner o ubicar los servicios públicos a disposición de la ciudadanía a través de este medio y eso se ha logrado en materia de impuestos internos. Los impuestos de Chile o las declaraciones de impuestos se realizan fundamentalmente a través de medios electrónicos y un organismo regulador en registro civil y la obtención de documentos de antecedente, etc., y al mismo tiempo tratando siempre de permitir que esa presencia de la documentación pública en medios electrónicos permita además control. A mi me parece que esfuerzos como ese, así como el que se hizo en INDOTEL hace muy poco tiempo, cuando usted dirigía esa institución, van precisamente en la dirección de poner a la disposición del público los antecedentes que hagan posible un control de actuaciones de la autoridad. Es insuficiente aún, estamos comenzando, pero me parece que es la dirección en la que uno debiera avanzar.

OJM.- Con el doctor Sergio Espejo vamos a seguir conversando en el próximo segmento, sobre la parte que a él le compete ya como funcionario público, encargado de regular la energía y los combustibles en esa gran nación. Me refiero a los temas económicos y regulatorios. Volvemos en seguida.

OJM.- Estamos conversando con el doctor Sergio Espejo Superintendente de Electricidad y Combustible de Chile. Doctor Espejo sabemos que en los últimos cuatro años usted ha estado dedicado completamente a sus funciones como órgano regulador, como jefe de órgano regulador de Electricidad y Combustible de Chile, por lo tanto sabemos que ha estado en una vacancia de sus actividades políticas y vamos a hablar entonces de los temas regulatorios. Usted sabe y lo ha vivido que en la República Dominicana la crisis eléctrica es una situación de alto interés nacional porque es un sector sumamente importante para la economía del país, como sucede en otros países y es nuestro interés de que se fortalezca la autoridad reguladora de nuestro país como una forma de poder establecer las reglas claras de juego.

¿En el caso de Chile cuáles han sido los principios rectores claves para la regulación de dos servicios públicos tan importantes como es el de la electricidad y el sector combustible?

SE.- En Chile los principios son bastantes simples y han sido efectivos. El primero de ellos es una opción clara, marcada por la competencia, es decir en principio apostar por precios simples no regulados y un mercado en el cual la calidad, así como el precio son determinados por el juego de la oferta y la demanda, hemos sido particularmente desarrollados en materia de telecomunicaciones y en materia de generación eléctrica también. El segundo principio tiene que ver en aquellos sectores donde la competencia no es posible o es extraordinariamente imperfecta, en esos casos allí, es donde uno debe fijar tarifas, el objetivo de nuestras regulaciones ha sido fijar tarifas que imiten, simulen lo que ocurriría en un mercado competitivo, es decir utilizar la competencia como una suerte…de regulación. En tercer lugar algo que es muy complejo, esta parte si que nos ha costado más, para contar con tarifas que simulen competencia uno debe distinguir los objetivos de eficiencia, de los objetivos de equidad es decir nosotros hemos renunciado a cumplir objetivos de equidad, de justicia, de introducir subsidios en las tarifas, a las tarifas les hemos asignado el rol de cubrir los costos de producir y otorgar una rentabilidad razonable a los inversionistas al tiempo que permiten que sean accesibles al público. En paralelo hemos buscado mecanismos de subsidio focalizados para hacernos cargo de problemas sociales que son significativos y finalmente un cuarto principio ha tenido que ver con la protección de los derechos de los usuarios. Nosotros le decimos permanentemente y a mí me corresponde hacerlo muchas veces a los usuarios; señor, señora usted está recibiendo un servicio en electricidad, en combustible, en telecomunicaciones, usted debe de pagar por el, pero usted también tiene derechos, porque en esta relación estamos frente a una moneda de dos caras, usted tiene obligaciones asociadas al momento en que le corresponde pagar y el precio que debe pagar, pero también tiene derecho a exigir calidad de servicio y en caso de que la compañía no cumpla, nosotros como Superintendencia entonces garantizamos que eso sí ocurra.

OJM.- ¿Existen otros principios allá tal como la mínima regulación, que implicaría que solo se intervienen cuando es necesario?

SE.- Hemos procurado, del mismo modo que apostamos por la competencia y por mercados libres, utilizar instrumentos de regulación ligera, es decir por ejemplo, materia de control de Black Out, o de operaciones erróneas en el sistema eléctrico que tengan impacto en los usuarios, apagones, variaciones bruscas de frecuencias que producen daños de artefactos, etc., la autoridad interviene Expost, nosotros no intervenimos en la operación del sistema, estamos monitoreándolo y funcionamos con severidad cuando este sistema no funciona, de tal manera de permitir que aquellos que tienen el conocimiento para operar, que son las compañías, lo hagan, ejerzan su responsabilidad, sin intervenciones de la autoridad que puedan ser simplemente cargas burocráticas, pero si no cumplen su función, por la que están generando una ganancia, entonces aplicar funciones que los incentiven a corregir estas situaciones.

OJM.- ¿Y el sector de los combustibles se rige bajo esos mismos principios cardinales?

SE.- En materia de combustibles el sector es de precios totalmente libres, no hay fijación de precios en Chile de combustible, ni en gas licuado, ni en gas natural, ni en combustibles líquidos, gasolina, diesel, etc., lo que nosotros hacemos es regular estándares de calidad y de seguridad y contamos desde el año 91 con un fondo de estabilización de precios que lo que busca hacer es mitigar el impacto de variaciones bruscas en los precios internacionales sobre la economía Chilena a través, de precisamente los precios de los combustibles, de tal manera que cuando se producen variaciones muy bruscas sobre un precio de pariedad definida, una determinada banda, el fondo actúa moderando este impacto, pero finalmente con un cierto desfase el precio final que pagan los clientes o los consumidores es el precio de importar combustibles y distribuirlos, es decir un sistema de precios libres.

OJM.- En una entrevista que usted cedió a uno de los medios de comunicación escrita del país y también en una magistral charla que usted ofreció el pasado miércoles, usted acuñó una frase sumamente interesante que más o menos recoge lo siguiente: Hay que tener más mercado y tendremos entonces mejor Estado. ¿Qué subyace detrás de esta frase?

SE.- Que por muchos años se cometió el error de pensar que era posible tener mercados poderosos operando con beneficios para la población simplemente limitando el tamaño del Estado o escondiendo el Estado en algún lugar donde este no se viera. La evidencia en Asia, en Europa del Este, en América Latina, ha demostrado que mercados poderosos, potentes, dinámicos, con beneficio para la población, que es lo que no persigue, solo se sostiene en un ambiente de reglas claras y estables. Esas reglas son construidas y son hechas cumplir por el Estado, es decir necesitamos una combinación potente, si queremos más mercados, tenemos que instalar al lado un Estado que diseñe buenas reglas y que las haga cumplir. Esa función no la cumple el mercado y por lo tanto uno y otro son también caras de una misma moneda que puede ir en beneficio de nuestras poblaciones.

OJM.- Doctor Espejo usted acaba de concluir una semana intensa en República Dominicana, estuvo compartiendo con los diferentes actores del sector energético de nuestro país, tanto con el sector oficial como con el sector privado y tenemos entendido que hizo contacto, se reunió con el Superintendente de Electricidad de República Dominicana y con el Secretario de Estado de Industria y Comercio, que es la entidad que regula los combustibles en nuestro país. ¿Existe la posibilidad de que se pueda formalizar algún acuerdo de cooperación entre República Dominicana y Chile, para estos puntos nudales como son el sector energético y el sector combustible de nuestro país?

SE.- Yo quisiera decir que nuestros países están unidos por una larga amistad y mi visita es una más en ese sentido de una serie de reuniones donde ustedes nos han visitado, nosotros los hemos visitado y hemos tratado de construir una relación que nos hermana, que permite aprender mutuamente. En materia del sector energético he tenido el privilegio de reunirme con el Superintendente de Electricidad, con el Secretario de Industria, allí estuve un día con el equipo coordinador del sistema que acaba de renovar su gerencias a través de un concurso público trayendo profesionales de primer nivel y lo que les he expresado a todos y lo que he sentido es una voluntad de cooperación hacia delante.

Yo espero, por ejemplo, que en el caso de la Superintendencia de Electricidad, como conversáramos en estos días con el Superintendente, esto se puede convertir en un acuerdo de cooperación respecto del cual ya hemos iniciado conversaciones y que en el futuro nos puedan permitir entonces colaborar, compartir conocimientos, experiencias y aprender mutuamente.

OJM.- ¿En el caso del Secretario de Industria y Comercio?

SE.- Yo lo he invitado a él y me ha señalado que tiene un plan de trabajo en materia de hidrocarburo, que tiene mucha similitud con cosas que hemos estado realizando en Chile, yo le he dicho que si él va a viajar a nuestro país en el próximo tiempo, nos encantaría poder recibirlo allá y poder mostrarle las cosas que estamos haciendo, mostrarle que cosas hacemos bien y aprender de él respecto de aquellas cosas que él nos dirá que en realidad podemos mejorar. Yo espero que con el Secretario de Industria también podamos reunirnos en uno o dos meses más en Chile, tango una alta expectativa de eso y espero que eso también pueda ocurrir con la gente del organismo de coordinación del sistema. En este mundo global unos y otros aprendemos recíprocamente y los que habitamos esta misma región, esta gran Latinoamérica, con mayor razón debemos tendernos la mano, es parte de una estrategia de éxito futuro a la que no podemos renunciar.

OJM.- Doctor Espejo, usted estuvo en República Dominicana en los años 1997-1998, en lo que fue la formación de la Escuela Nacional de la Judicatura, usted ha desarrollado muy buenas amistades, sobre todo desde el punto de vista jurídico con algunos juristas de nuestro país. ¿Cómo usted ha encontrado la República Dominicana ahora en el 2005?

SE.- Yo debo decirle que este es un país que se aprecia rápidamente a la vista que ha cambiado. Veo desarrollo de infraestructura, veo orden, veo una actitud muy positiva, muy optimista de parte de la población, veo un sistema judicial que ha dado pasos gigantes desde esos años. Ayer visité la Escuela de la Judicatura, estoy impactado de lo que vi. Yo trabajé en la escuela cuando estaba ubicada en UNIBE, dos pequeñas oficinas, yo he visto lo que están haciendo ustedes también en la dirección de modernizar, ya no solo el sector telecomunicaciones, pasos que ya dieron, sino del sector energético. Veo un país que avanza, eso se percibe en el exterior, llama mucho la atención cuando uno tiene la oportunidad de volver después de ocho o nueve años y justo con el gusto que ha dado encontrarme con viejos amigos, mucho más gusto me da ver un país que tiene un futuro al que no se puede renunciar.

OJM.- Doctor Espejo muchísimas gracias por haber correspondido con nuestra invitación, creo que las visitas como la suya lo que hacen es contribuir con el fortalecimiento con las relaciones entre Chile y República Dominicana y muchos dominicanos que estudiaron y viven en Chile y viceversa también, muchos Chilenos que están trabajando en nuestro país y es importante el que cada día que pase ambas naciones puedan seguir ampliando sus lazos, no solamente históricos y políticos, sino también desde el punto de vista económico. Muchas gracias doctor Espejo por haber estado con nosotros.

A ustedes amigos televidentes hemos conversado con el doctor Sergio Espejo Superintendente de Electricidad y Combustible de Chile, esperamos entonces que puedan haber aquilatado sus opiniones y comentarios sobre esa gran nación. Será entonces hasta la próxima entrega de Líderes.

Comentarios cerrados.