Un envio del blog

Ejes del Cambio

Enviado en 15 febrero, 2005 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

La columna anterior fue dedicada a los cambios que deberá exhibir el PRD una vez sea electa su nueva dirección, como resultado de la Convención que se celebrara en el mes de abril. En esta ocasión, abordare los ejes que deben sustentar los cambios antes mencionados.

Dicen los psicoanalistas que para resolver un problema practico a menudo es preciso acudir a la teoría. El PRD tiene su fundamento en la socialdemocracia, y por lo tanto, en los comienzos del Siglo 21, el PRD tiene producir la renovación ideológica del socialismo y su adaptación a las nuevas realidades. Se hace, entonces, necesario dotar de una nueva visión a la revitalización de la democracia y los derechos civiles; lograr la igualdad en la participación política de las mujeres y los hombres; priorizar el desarrollo de la educación y el impulso de la investigación y de la innovación tecnológica: y que la política económica y social gire en gran medida en torno a producir oportunidades de empleo estable y vivienda asequible para los ciudadanos. Y lo más importante, constituirse en un partido que destierre la discordia como principio rector de las relaciones políticas.

Es preciso reconocer y entender que la Republica Dominicana es distinta a la de ayer. Es imposible verse afectado por una revolución en la tecnología, una revolución en las estructuras sociales y una revolución en la comunicación sin que los partidos se den por enterados de sus impactos sobre la acción política.

Como bien ha expresado un político español “A principios del Siglo 21, la explotación tradicional ya no es el único factor de desigualdad e injusticia, sino que ha sido sustituida por otros tipos de formas de exclusión social que nuestra sociedad genera. La sociedad de explotadores y explotados ha ido dando paso a una sociedad de integrados y excluidos… La utopía realizable de la izquierda en este momento histórico es la construcción de una sociedad integradora e incluyente, democráticamente avanzada, que sea además respetuosa con el medio ambiente, permita el desarrollo de los proyectos personales de vida de todos sus integrantes y en la que exista una igualdad efectiva de derechos entre mujeres y hombres”.

Lo anterior revela el avance que ha tenido el discurso socialdemócrata. Hoy dia, no se lucha preferentemente contra la explotación, sino contra la exclusión social; y la lucha de clases ha dado paso a la lucha por una sociedad integradora e incluyente, basada además en el libre desarrollo del proyecto de vida de cada persona.

Estas ideas son los ejes del cambio que deberá impulsar el PRD en la construcción del puente con la sociedad. Hay que trabajar por un mayor grado de integración en la vida política. Hay que recuperar la vigencia de los elementos que están en el código genético de nuestra democracia: el valor del consenso y el mantenimiento del dialogo por grandes que sean las discrepancias.

El autor es abogado.

Comentarios cerrados.