Un envio del blog

Entrevista al Doctor Rafael Molina Morillo

Enviado en 27 febrero, 2005 Para 1:29 pm Escrito por en Entrevistas

ORLANDO JORGE MERA, Entrevista esta semana al doctor Rafael Molina Morillo, destacado periodista dominicano, director del prestigioso diario matutino gratuito EL DÍA, y vicepresidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). También interviene la historiadora Mukieng Sang Beng.

En L I D E R E S Domingo 27 de febrero de 2005 / 9:00 AM / Color Visión- Canal 9 .

Lo que dijo el doctor Molina Morillo en…

LECTURA:
• Orlado Jorge Mera (OJM)
• Rafael Molina Morillo (RMM)
• Mukieng Sang Beng (MKSB)
• Fondo Monetario Internacional (FMI)
• Sociedad Interamericana de Prensa (SID)
• LIDERES / LS.

PARA TOMAR EN CUENTA:
• Dice estar decepcionado de los partidos políticos en nuestro país.
• Asegura que los p. políticos inducen al engaño y la mentira
• Aspira que Leonel se abstenga de hacer promesas sobre mega proyectos
• Sugiere se flexibilice el concepto de Soberanía
• Pide al Presidente que sea sincero y hable con la verdad
• Reconoce país goza de libertad de expresión.

COMO LO DIJO:
“Me parece que los partidos, en términos generales no están correspondiendo a la confianza que los pueblos ponen en ellos a través de las urnas”
“…pero a mí me parece que el concepto de soberanía debe flexibilizarse sin renunciar a la identidad propia de los pueblos”.
“y se que se abstenga de hacer promesas en cuestiones de mega proyectos, de mega empresas, ¡claro!, hay que soñar, hay que aspirar a mejorar, pero en estos momentos lo que debemos es tratar de encontrar un equilibrio”
“a mí me parece que el concepto de soberanía debe flexibilizarse sin renunciar a la identidad propia de los pueblos y a las tradiciones, los símbolos y los parámetros de cada nación”
“Pero a mi me gustaría, como decía antes, que el Presidente sea sincero, que le hable a la Nación con la verdad, planteando cuáles son los problemas que tiene el país”
“Yo quisiera ver un político, lo quiero ver joven pero con cierta madurez, un político que diga la verdad, que sepa que la verdad no siempre le va a rendir utilidad inmediata pero a la postre si”
LA ENTREVISTA
A propósito del 161 Aniversario de la Independencia, nuestro programa de hoy se honra con la presencia del Doctor Rafael Molina Morillo, quien es director del periódico El Día y Vicepresidente de la Sociedad Interamericana de Prensa. Con él vamos a analizar sobre los avances, las fortalezas y las debilidades que ha tenido la democracia en los últimos años.
PAUSA
OJM.- Como habíamos anunciado, es muy grato tener en el programa de hoy la presencia del doctor Rafael Molina Morillo, director del periódico El Día y vicepresidente de la Sociedad Interamericana de Prensa. Doctor Molina Morillo, muchas gracias por corresponder con nuestra invitación.
RMM.- Gracias, gracias. Un placer.
OJM.- Y hoy vamos a conversar, a propósito de cumplirse el 161 aniversario de la Independencia Nacional, y a propósito, doctor Molina Morillo estamos cumpliendo 161 años, desde que se lanzó el grito de la independencia el 27 de febrero de 1844. A comienzos del siglo XXI ¿Cómo podemos ver en perspectiva el gesto patrio de la independencia nacional?
RMM.- Nadie ignora que ese gesto, esa acción del 27 de febrero de 1844, es el inicio de toda esta creación de nuestra nacionalidad, que no termina. Pienso que esta es una obra que no se hizo en ese día, sino que se inició, y la tenemos que seguir perfeccionando, y las futuras generaciones, sin llegar nunca a un término, nunca debemos pensar que ya llegamos a tener el Estado ideal, la Nación ideal, sino que siempre será susceptible de ser mejora. Esa fecha debemos recordarla con mucha devoción, tenemos que recordar que en aquella época más bien se pensaba en la separación de los pueblos dominicanos y haitianos, y se uso ese término, como todos sabemos, mucho tiempo después de la separación, que en realidad fue el origen de nuestra independencia que todavía quizás, estamos buscando.
OJM.- Pero sin embargo doctor vemos con preocupación como en la sociedad dominicana hay preocupación con el tema de la inversión de valores que impera en nuestra sociedad, y como no hay un respeto en todos los lugares, con relación a los símbolos y valores patrios: el escudo, la bandera, el gesto de la independencia. ¿Qué hacer para recordar los valores patrios todos los días y no exactamente el día del aniversario de la independencia?
RMM.- Sucede con otras fechas conmemorativas, perdonando la comparación, por ejemplo el día de las madres, bueno las madres deben respetarse siempre y venerarse todos los días. En el día de la independencia, ciertamente creo que eso obedece a un fallo de nuestro sistema educativo, un fallo originado no puedo ubicar cuando, en qué momento, pero se le ha ido dando menos importancia cada vez a la veneración, al respeto, la recordación de esos acontecimientos históricos que tienen sus símbolos en la bandera, el himno nacional, etc. Una vez, yo creo que ha estado en ciertas reformas al pensum educativo nacional desde la escuela primaria en adelante, que por modernizarlo se han ido dejando a tras a los demás aspectos importantes, como son los que tienen que ver con la enseñanza de la moral social, la ética, en fin, y la educación cívica, y la famosa moral y cívica. Yo creo que habrá que revisar de nuevo esos parámetros para introducir y poner énfasis en esas cosas. Ahora estoy empezando a ver algunos movimientos para rescatar esos valores que son tan importantes.
OJM.- Si, en ese sentido hay que señalar que la Comisión de Efemérides Patria está haciendo una interesante campaña promoviendo esos valores.
RMM.- Cualquiera cree que esa idea o esta campaña para que se exhiba la bandera en cualquier ventana, en cualquier pared de una casa, cualquiera cree que es algo superfluo, pero esto va creando sobre todo en las nuevas generaciones un sentimiento de respeto, y yo creo que debería volver a cantarse en las escuelas aquellos himnos a la patria, a los valores, etc., porque a través de esos valores el niño va sensibilizándose y más adelante tendrá unos valores o terrenos más fértiles para recibir esos valores.
OJM.- Doctor en este siglo XXI se ha demostrado que la República Dominicana no puede permanecer aislada del resto del mundo, estamos en la época de la globalización, en la era de la sociedad de la información y sin embargo vemos como entran en conflicto determinados temas que tienen que ver con la soberanía, por ejemplo esta es una época de Tratado de Libre Comercio y hay personas que entienden que en una época de la globalización se produce un menoscabo de la soberanía nacional. Temas como el terrorismo, el mismo narcotráfico, los tratados de extradición, vemos recientemente como han suscitado un debate que tiene que ver con el hecho de que el país ha extraditado a un dominicano requerido por la justicia norteamericana y como se ha traído al debate el tema de que con esto se disminuye la soberanía del país. ¿Cómo conciliar estos temas propios del siglo XXI, con el respeto de la soberanía nacional?
RMM.- Bien voy a expresar mis opiniones, que quizás no sean muy autorizadas, pero a mí me parece que el concepto de soberanía debe flexibilizarse sin renunciar a la identidad propia de los pueblos y a las tradiciones, los símbolos y los parámetros de cada nación. Pero el mundo es cada vez más pequeño, cada vez más cercano y la tendencia general e inevitable es que vivamos más cerca unos de otros. En esto del crimen y la delincuencia se internacionaliza y se eficientiza y para combatirlo yo creo que es necesario aunar esfuerzos entre las diversas naciones, independientemente de la ideología de cada una de esas naciones. Pero a esos males hay que hacerle un frente común, por lo tanto esos convenios internacionales, tanto para el comercio, como para combatir el terrorismo o la delincuencia, esos convenios tienen que ser respetados por todas las naciones y en algunos casos anteponerse a las propias decisiones locales que en cada país pueda existir, y que solos, ni los países más > poderosos van a poder hacerles frente a esas cosas que amenazan la convivencia y la armonía mundial.
OJM.- Es decir que debemos adecuarnos a esta realidad.
RMM.- Yo entiendo que si, yo entiendo que si. Sobre todo ¿Qué se busca? Se busca tener una mayor fluidez en el comercio, con respecto a las distintas reglas de juego de cada uno de los países, pero hay que armonizar. Desde luego en las negociaciones para llegar a esos convenios es donde hay que poner, talento, capacidad, habilidad y astucia, si se quiere, para que cada una de las nacionalidades no sea menoscabada e irrespetada. Pero con esa habilidad y esa astucia, yo entiendo que se debe arribar a convenios que sean aceptadas para todas las partes.
PAUSA
OJM.- Con el doctor Molina Morillo vamos a seguir conversando, pero antes vamos a ver la interesante opinión que nos tiene la doctora Mukieng Sang Beng, reconocida historiadora de la República Dominicana. A la dora Mukieng Sang Beng le vamos a preguntar ¿Qué valores resaltan de nuestra democracia en este nuevo aniversario de nuestra independencia y cuáles son las áreas que debemos mejorar en el plano institucional?
HABLA MUKIENG SANG BENG:
Algunos autores plantean que la democracia dominicana vive en una eterna transición y yo creo que tienen razón. Después de la muerte de Trujillo nosotros hemos estado eternamente en transición y aquí lo pongo entre comillas, sin embargo desde 1996 nosotros hemos tenido, nos guste o no nos guste, procesos democráticos: 1996, 2000, 2004, más aún 98 y 2002, se hicieron las elecciones congresionales y municipales que más que bien se eligieron los representantes del pueblo y el Congreso es una representación electa directamente por voto de la ciudadanía. Sin embargo en el plano institucional hay mucho todavía que hacer. Por ejemplo en la Junta Central Electoral siempre hay un eterno problema con quiénes van a ser los representantes de la Junta y en vez de resolver el problema lo que hacemos es que aumentamos la membresía, primero eran cuatro, después seis y ocho, y el problema no se soluciona distribuyéndose el pastel, sino con reglas de juego claras y eligiendo gente que sean probos y no sean cuestionadas. En el plano institucional, por ejemplo, la Reforma Constitucional han sido Reformas que se han hecho a la medida de los grupos de turno. Desde 1844, hasta nuestros días, no ha habido una Reforma que haya sido realmente consensuada. Ha excepción de la de Bosch en 1963, las otras Reformas han sido producto de intereses políticos, la última en el año 2002, reflejó la tradicional pugna de intereses, para adecuarla a los intereses de grupos y no por un consenso general. Por otro lado la falta de respeto a la ley, el incumplimiento de la ley, incluso desde el mismo Estados y de la ciudadanía, la ley es un referente que se cumple si se adecua y se puede, no un referente obligatorio de cumplir y en ese sentido la República Dominicana no tiene una democracia institucionalizada, no hay un estado de derecho como el que aspiramos la gente que defiende la democracia.
OJM.- Continuamos conversando con el Rafael Molina Morillo, director del periódico El Día y vicepresidente de la Sociedad Interamericana de Prensa. Doctor Molina Morillo, en el segmento anterior vimos la opinión de la doctora Mukieng Sang, sobre lo que a su juicio ha sido el desarrollo de la democracia en los últimos años y algunos aspectos que en el plano institucional deben mejorarse. ¿A juicio suyo cómo usted valora la democracia dominicana en el último cuarto de siglo?
RMM.- Definitivamente yo estoy convencido de que estamos avanzando, dicho así parecería una afirmación muy absoluta, pero ahora la matizamos un poco, avanzamos cuatro pasos y retrocedemos tres, pero como quiera que sea el resultado es de avance. No cabe duda que por lo menos si bien los resultados de este experimento democrático no terminan, que hay muchas soluciones inconclusas, que se interrumpen, que no vuelven más nunca al tapete. Pero no cabe duda de que hay una mayor participación de la ciudadanía en la discusión y manejo de los problemas. Ya no son solo los especialistas o los políticos, o los economistas, los que intervienen en el debate de los asuntos públicos, de los asuntos sociales, sino que todo el mundo está enterado, todo el mundo tiene una opinión buena o mala, aceptada o no, fundamentada o no, pero todo el mundo participa. Hay una mayor participación, quizás esto se deba al desarrollo de los medios comunicación y que todo el mundo tiene acceso a cualquier información ¡bueno, no a cualquiera! Todavía hay mucho terreno vedado, porque expresamente están vedados, o porque no se han sabido develar. Pero lo que quiero significar es que a mí me parece que hay una mayor participación, se está tomando más en cuenta a la gente común y a la gente no común y por lo tanto se equivale a decir que hay un desarrollo de participación democrática en todos los asuntos de interés público.
OJM.- Doctor Molina Morillo, uno de los aspectos a resaltar desde que se inició la independencia de nuestro país, es que si hacemos un análisis, vemos que los gobiernos de mano dura, son los que han permanecido en la memoria de los dominicanos, tenemos el caso de Lilís, de Trujillo, de Santana, de Báez y más recientemente Balaguer, que son gobiernos que han tenido manos duras, han tenido su crítica, pero también han tenido realizaciones que han estado a la vista de todo el mundo. Con sus críticas o no han tenido una impronta en la historia dominicana ¿A que usted le atribuye que desde el punto de vista cultural se diga que al dominicano le gusta el gobierno de mano dura?
RMM.- Bueno yo no diría que es que le gusta…lo padece, lo soporta, y a veces lo aúpa al gobierno de mano dura. Yo atribuyo a esto una debilidad institucional, a una debilidad del pueblo dominicano, que permite y aguanta a esos regímenes de manos duras como decimos. A nadie más que al pueblo dominicano le corresponde librarse de ellos o provocar los cambios a tiempo. Felizmente yo creo que esta está siendo ya una etapa superada, porque los caudillismos y los liderazgos simesiánicos yo creo que son cosas del pasado y ahora vemos como en nuestra vidas políticas intervienen personajes… ehhh vamos a decir más efímeros pero en un sentido positivo, personajes que no vienen para quedarse, que no vienen a imponer su voluntad, sino que también tienen que lidiar con figuras nuevas, figuras de otra generación que son las que están llamadas a darnos gobiernos actualizados, gobiernos democráticos, y gobiernos que no sean tampoco permanentes, con ese aire dictatorial.
OJM.- Es decir que la alternabilidad democrática que hemos tenido en los últimos años, ha venido ya… bueno un tránsito hacia un nuevo liderazgo.
RMM.- Yo creo que si. A pesar de que ha sido un cambio como tiene que ser, claro, lento, paulatino, pero yo creo que estamos ya encausados por ese camino.
OJM.- Doctor Molina Morillo ¿Y el papel de los partidos políticos en la democracia moderna, cómo usted juzga el sistema de partidos políticos en nuestro país?
RMM.- Yo estoy muy decepcionado de los partidos políticos en nuestro país. Y uno se pone a ver el panorama mundial y lo mismo se puede decir que ocurre en otros países, no voy a decir en todos los países, quizá hay algunos que han madurado ya y no ocurre lo mismo. Pero estoy decepcionado porque por lo menos, y vamos a limitarnos en este juicio a la Republica Dominicana. Me parece que los partidos, en términos generales no están correspondiendo a la confianza que los pueblos ponen en ellos a través de las urnas, no sólo porque no cumplen sus promesas, eso en cierto modo es comprensible, no todas las cosas se pueden realizar, sino porque deliberadamente inducen al engaño, inducen a la mentira. Hay una tarea muy importante para los partidos políticos y para los políticos, y yo entiendo que quienes la asuman van a salir gananciosos, no sólo en prestigio, sino también en sentido práctico, y es de que los partidos y los políticos comiencen a ser sinceros con su pueblo, comiencen a ser honestos con su pueblo y no sencillamente pretender obtener un triunfo político electoral para beneficio personal o de ellos o de sus seguidores.
OJM.- Vamos a seguir conversando con el doctor Molina Morillo en el próximo segmento pero antes vamos a ver otra opinión muy interesante de la doctora Mukieng Sang Beng sobre, reconocido historiadora de nuestro país, y vamos a preguntarle a qué le atribuye ella el hecho de que los principales gobernantes de la R. D. son conocidos como de manos duras, tales como Lilís, Santana, Báez, Trujillo y Balaguer, veamos…
HABLA MUKIENG SANG BENG
Una de las características que siempre he planteado de la sociedad dominicana es que nosotros heredamos un autoritarismo ancestral desde la época de la colonia, y en ese sentido, asumo la tesis de un autor….. que habla del origen del autoritarismo en América Latina, y señala que América Latina cultivó y ha desarrollado esa conducta autoritaria, producto del autoritarismo heredado de España, sobre todo porque fuimos colonizado por la España castiza. Por otro lado, le hecho de que en los albores de la independencia se desarrollara el caudillismo, la cultura caudillista, como un accionar político en América Latina hizo que el caudillo, autoritario por naturaleza, asumiera la rienda de los poderes políticos en América Latina, entonces esto hace que la herencia autoritaria se magnifique en el proceso de independencia. Entonces por otro lado, un elemento que me parece importante es que, en el Siglo XIX se produjo también en América Latina un explosión de dictaduras positivistas, entre comillas, porque asumieron el positivismo como el norte de su accionar, positivismo en la escuela pura de Augusto Conte donde privilegiaban el orden y el progreso en detrimento de la libertad, y dictadores como Lilís, como el doctor Francia en Paraguay, Guzmán Blanco en Venezuela elevan a su máxima categoría el autoritarismo sobre todo después de este proceso.
OJM.- Doctor Molina Morillo usted es un líder de opinión de nuestro país, siendo director del periódico El Día. La En el día de hoy, domingo, el presidente de la República doctor Leonel Fernández se dirigirá a la Nación. ¿Cuáles son sus expectativas respeto al mensaje que dirigirá a la Nación Leonel Fernández?
RMM.- Yo pienso que el Presidente Fernández tendrá que hacer alusión a la fecha que se conmemora hoy, formular votos por que el país se encauce por los mejores senderos, pero aparte de eso, ehhh…el pueblo espera que haga algunos anuncios importantes o revelaciones. Yo esperaría que no se limite el Presidente a señalar los logros que haya podido señalar los logros que haya podido obtener su nueva administración que lleva ya seis meses porque en cualquier período es posible encontrar aspectos positivos y aspectos negativos. El Presidente va a señalar, seguramente, los aspectos positivos, eso es de esperarse también.
Pero a mi me gustaría, como decía antes, que el Presidente sea sincero, que le hable a la Nación con la verdad, planteando cuáles son los problemas que tiene el país, y cuáles las alternativas o las estrategias que piensa seguir el Gobierno para enfrentar esos problemas de manera franca, por dura que sea la realidad, de lo contrario caeríamos en algo que podría parecerse mucho a pronunciamientos demagógicos, lo que no es conveniente, ni lo necesitamos. De manera que me gustaría que el Presidente hablara de una verdadera austeridad que necesita la Nación, que describa la estrategia en la política económica, que no todos la entendemos después de la crisis heredada de la gestión anterior, y que se abstenga de hacer promesas en cuestiones de mega proyectos, de mega empresas, ¡claro!, hay que soñar, hay que aspirar a mejorar pero en estos momentos lo que debemos es tratar de encontrar un equilibrio, y encontrarnos de nuevo con la realidad que estamos viviendo, ¡que es una realidad muy dura! aunque eso tenga un costo político, eso es lo que yo aspiro.
OJM.- ¡Muchas gracias! Vamos a ver ahora la opinión que tiene la doctora Mukieng Sang Beng, historiadora de nuestro país, sobre que expectativas tiene ella en torno al mensaje que hoy dirigirá al país el Presidente Leonel Fernández con motivo del aniversario de la Independencia Nacional.
Habla Mukieng Sang Beng
MKSB.- El Discurso del Presidente Fernández que será pronunciado en breve tiene a la Nación en vilo porque todo el mundo está esperando que dirá. Yo me imagino que va reiterar su apoyo a la democracia como dijo en el primer discurso a la Nación en su toma de posesión, va a reiterar su defensa a los valores democráticos, hablará de los acuerdos con el FMI que finalmente se firmó y que pondrá al país en un período de ajuste por dos años, va a justificar…me imagino que criticará la pasada gestión con respeto a la deuda externa, que… fue una realidad que la aumentó en un 100%; de 4 mil millones a 8 mil millones de dólares, esos son realidades que creo resaltará, y todo el mundo estará a la expectativas si defenderá o no el Metro. El tema del Metro está en la palestra pública, dónde la mayoría de los sectores se han opuestos a su creación, con excepción de… vi que el CODIA y uno que otros sectores pero en la generalidad ha habido una oposición. Yo en lo particular me gustaría que el presidente diera prioridad a la verdadera a la verdadera modernidad que para mi es invertir en salud y en educación que son las dos grandes carreras que impiden el desarrollo en la R. D. y que desde siempre los Gobiernos han dicho que estas dos áreas son su prioridad pero en la práctica cuando vemos el presupuesto no lo son. Me gustaría que dijera que invertirá en verdaderos recursos para combatir en verdaderos recurso para combatir la pobreza, y me gustaría también que me diera garantía de que el Estado no será tan macro como en el Gobierno anterior que aumentaron muchísimo los empleos públicos, y este Gobierno, si bien es cierto que han quitado, no menos cierto es como él dijo el 16 de agosto de que trataría de cumplir la ley, de que las subsecretarías que iban a existir en la Secretaría de Estado eran las que decían la ley, sin embargo en la práctica ha sido otra pues tenemos subsecretarios al por mayor y detalle y también vicecónsules en las principales ciudades en el exterior. Me gustaría que dijera eso pero yo lo dudo.
OJM.- Hemos escuchado la opinión de Mukieng Sang Beng en torno a lo que entiende deben ser las expectativas del discurso que más adelante dirigirá a la Nación el presidente Leonel Fernández.
OJM.- Doctor Molina Morillo usted es vicepresidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y es importante escuchar su opinión sobre lo que a su juicio es el actual clima de libertad e información en nuestro país. Me gustaría escuchar su opinión en doble sentido: Usted ha sido un promotor de la ley que establece el libre aseso a la información pública promovida por el Senador José Tomás Pérez y que el Poder Ejecutivo se apresta a emitir el reglamento correspondiente, y en otro sentido, me gustaría saber su opinión sobre el clima de libertad de prensa en nuestro país.
RMM.- Lo primero que hay que decir y reconocer es que nosotros gozamos de libertad de expresión, en el sentido de que no existe una política de Estado para reprimirla, no existe. Podemos, los periodistas y los ciudadanos en sentido general aunque no seamos periodistas, expresarnos con toda libertad. Hay casos, desde luego, de reacciones negativas, pero son casos individuales o casos aislados. No es una política de Estado repito, la de entorpecer el ejercicio de la libertad de expresión. En ese sentido, estamos en una lista, si se puede decir así, de los países de América que gozan de ese derecho, naturalmente al mismo tiempo digo que ningún país, ni siquiera el que siempre se a considerado como modelo de la democracia casi perfecta, que es los Estados Unidos, ningún país goza de plena y absoluta libertad de expresión, nosotros en la Sociedad Interamericana de prensa nos guiamos para medir esa capacidad de respeto de libertad de expresión, usamos un instrumento que se llama la declaración de Chapultepec. La declaración de Chapultepec consta de 10 principios generales, sin los cuales, pensamos que no se puede decir que hay absoluta libertad de expresión, y en ninguno de los países los 10 principios están presentes al mismo tiempo, cuando sobra uno falta el otro, no tenemos tiempo aquí de exponerlos, pero el caso es que en la Republica Dominicana hay por lo menos tres o cuatro principios que no se cumplen, podría decirse: bueno, entonces no existe libertad de expresión. Si existe, con algunas limitaciones que esperamos van a ser superadas pronto, no solo mediante leyes que están todavía en estudio, sino también mediante el ejercicio, la acción y la voluntad de los ciudadanos, que tienen que entender que la libertad de expresión no es un regalo, ni una concepción de los gobiernos, sino un derecho.
OJM.- ¿Y sobre el tema de la aplicación de la ley sobre acceso a la información pública?
RMM.- Bueno, esta ley, que es bueno tenerla, no es perfecta. La ley nació con algunos fallos, a mi juicio, que la hacen todavía muy tímida, todavía concede muchas facultades a las entidades públicas para negar una información, pero es un paso de avance, no cabe duda. Yo creo que cuando salga el reglamento podría facilitar su aplicación, a pesar que hay que tener mucho cuidado porque otros países que se han adelantado a nosotros en la promulgación de leyes similares, la han echado a perder con los reglamentos. Es el caso de Panamá, el caso de México que tiene una ley muy compleja, muy confusa. Entonces son países que tienen leyes de libre acceso, pero ejercerlas resulta sumamente difícil…
OJM.- …tienen muchas trabas…
RMM.- …Muchas trabas. Esperamos que el reglamento nuestro no sea uno de esos.
OJM.- Dr. Molina Morillo, en un segmento anterior usted hablaba de lo que a su juicio ha sido el papel de los partidos políticos en nuestro país, usted sabe que la mayoría de los partidos políticos tradicionales dominicanos están transitando el camino hacia la renovación de su liderazgo político ¿Me gustaría saber cómo usted describiría un dirigente político renovado en este siglo XXI?
RMM.- ¡Ja, Ja, Ja! Bueno, el modelo político que yo he visto, es precisamente el que me lleva a decir, como dije antes, que estoy un poco decepcionado. Yo quisiera ver un político que cuando converso de este tema se me contesta que estoy fuera de la realidad, porque la política es así, y me dicen como es la política, y me describen la política como un arte en donde la sinceridad rinde pocas utilidades y… yyy el engaño… no quiero usar una palabra tan dura, pero la promesa que se sabe que no se va a cumplir juega un papel importante. Yo quisiera ver un político, lo quiero ver joven pero con cierta madurez, un político que diga la verdad, que sepa que la verdad no siempre le va a rendir utilidad inmediata pero a la postre si, y que piense en su país, que piense en la importancia que tiene recobrar la fe de su nación en su destino.
OJM.- Muchas gracias doctor. Con esa reflexión vamos a concluir su participación en el programa. Reitero que ha sido un honor contar con su presencia en el programa de hoy. Y a ustedes amigos televidentes esperamos que le haya gustado, hayan disfrutado de la participación del Doctor Rafael Molina Morillo, director del Periódico El Día y Vicepresidente de la Sociedad Interamericana de Prensa. Será entonces hasta la próxima entrega de Líderes.

Comentarios cerrados.