Un envio del blog

Hacia la Convención

Enviado en 12 abril, 2005 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

El Partido Revolucionario Dominicana se encamina a la celebración de la XXII Convención Ordinaria, proceso que será transparente, pulcro y ordenado, en el que la militancia tendrá la oportunidad de ejercer su derecho para elegir a la nueva dirección de la más grande organización política del país.

En los diversos recorridos que he realizado por el territorio nacional, promoviendo mis aspiraciones a la Secretaría General del PRD, he abordado mi visión de lo que debe ser el nuevo PRD, la cual, a seguidas, sintetizaré.

En primer lugar, el PRD tiene que recuperar su credibilidad ante la sociedad. Tocar las puertas de los diferentes sectores de la vida nacional para abordar, con responsabilidad, los diferentes temas que interesan al país, será una de las tareas de las nuevas autoridades. El aislamiento al que estuvo sometido el PRD, producto de la parálisis institucional, contribuyó enormemente a su distanciamiento ante las Iglesias, los gremios profesionales, los sindicatos, las asociaciones de empresarios y comerciantes, las juntas de vecinos y clubes deportivos y culturales. Sin embargo, la Convención ha vuelto a dinamizar la organización, y las ilusiones y las esperanzas de un cambio en la dirección han despertado a la militancia.

Estoy convencido de que, superada exitosamente la prueba de la Convención, las bases enviarán a la sociedad el mensaje claro y contundente de la renovación democrática, produciendo la elección entre ‚lo mejor de lo viejo con lo mejor de lo nuevo‚ como decía siempre el líder José Francisco Peña Gómez. Se iniciará, entonces, la construcción del nuevo PRD, que procure el fortalecimiento de la gobernabilidad y que esté comprometido con la solución de los problemas acuciantes del país. Un PRD que defienda lo propio y que a la vez invita a compartirlo. Un PRD que da oportunidades a las mujeres y a los jóvenes, y que implemente la tesis del gobierno compartido para que exista una mejor distribución de la riqueza, menos desigualdades y más solidaridad entre los dominicanos.

En esta Convención, muchos jóvenes votarán por primera vez, y estoy seguro de que su primer voto, contribuirá a cambiar las cosas, servirá para estrenar algo nuevo. Su voto abrirá una nueva etapa en el PRD, pues se iniciará el camino de la transformación hacia el PRD del futuro: cooperante, solidario, con oportunidades para todos. Un futuro en el que poder defender y compartir la alegría que define la inmensa mayoría de la juventud del país.

El destino del PRD está en las manos de su militancia, que desea expresarse democráticamente en la Convención, de la cual saldrá fortalecido. Después del proceso convencional, el PRD recuperará en su acción política, como elementos de modernidad, la comunicación directa con los ciudadanos, para servir de catalizador del interés nacional a decisiones políticas coherentes entre sí. La Convención del PRD será la base, a partir de la cual, se construirá un nuevo modelo de partido, cercano a la ciudadanía.

El autor es abogado.

Comentarios cerrados.