Un envio del blog

Hacia la Convención: A 20 días del Cambio.

Enviado en 15 mayo, 2005 Para 7:10 pm Escrito por en Ponencias

Palabras de Orlando Jorge Mera, Candidato a la Secretaría General del PRD, en el Encuentro Nacional de Dirigentes.
15 de mayo de 2005.

El Partido Revolucionario Dominicana se encamina a la celebración de la XXII Convención Ordinaria, proceso que será transparente, pulcro y ordenado, en el que la militancia tendrá la oportunidad de ejercer su derecho para elegir a la nueva dirección de la más grande organización política del país.

En los diversos recorridos que he realizado por el territorio nacional, promoviendo mis aspiraciones a la Secretaría General del PRD, he abordado mi visión de lo que debe ser el nuevo PRD, la cual, a seguidas, sintetizaré.

Cuando el pasado mes de enero anuncié formalmente mi intención de aspirar al cargo de Secretario General, lo hice convencido de que las bases de nuestra organización desean un cambio en la dirección que tenga por objetivo recuperar la credibilidad del PRD ante la sociedad.

Esto es así, pues el contenido y la orientación del cambio están estrechamente vinculados a las razones que hacen sentir a la militancia del partido la necesidad de ese cambio. La parálisis institucional en la que estuvo afectada la organización por muchos años desvinculó al PRD de los sectores fundamentales que componen la sociedad, al producirse una creciente distancia y falta de sintonía entre la orientación de la sociedad dominicana y la naturaleza política del PRD.

Asimismo, la época de las confrontaciones innecesarias y de las luchas intestinas culminará el día 5 de junio cuando democráticamente se elija la nueva dirección del PRD que esté comprometida con promover los cambios que puedan sintonizar con la mayoría de los dominicanos que están reclamando escuchar la voz del PRD ante la actual crisis económica y social que viven los dominicanos.

El contenido del cambio es, ni más ni menos, que disponer de un partido que impulse y promueva políticas sociales, que procure el diálogo y la concertación. El contenido del cambio es, ni más ni menos, que disponer de un partido que emita en la misma frecuencia y en la misma longitud de onda que la mayoría de la sociedad dominicana. Un partido imbuido de la voluntad de gestionar, de forma honrada y eficiente, los impulsos que nacen de la propia sociedad, sin caer en la tentación de los dirigismos propios de otros tiempos.

Después de más de noventa días de intensa campaña, la militancia ha entendido nuestro mensaje, y por eso, he merecido el respaldo de más de 20 senadores, 50 diputados, 85 síndicos y de reconocidas figuras del partido, pertenecientes a las diversas generaciones como son los viejos robles, las mujeres, los jóvenes e importantes dirigentes nacionales, provinciales y municipales. A ellos, gracias por el apoyo y el ánimo que diariamente recibo, y sobre todo, por haber confiado en mí para encabezar, conjuntamente con la nueva Dirección, el cambio que se efectuará en el PRD, a partir de la Convención del 5 de junio.

Estoy convencido de que, superada exitosamente la prueba de la Convención, las bases enviarán a la sociedad el mensaje claro y contundente de la renovación democrática, produciendo la elección entre “lo mejor de lo viejo con lo mejor de lo nuevo”, como decía siempre el líder José Francisco Peña Gómez. Se iniciará, entonces, la construcción del nuevo PRD, que procure el fortalecimiento de la gobernabilidad y que esté comprometido con la solución de los problemas acuciantes del país. Un PRD que defienda lo propio y que a la vez invita a compartirlo. Un PRD que da oportunidades a las mujeres y a los jóvenes, y que implemente la tesis del gobierno compartido para que exista una mejor distribución de la riqueza, menos desigualdades y más solidaridad entre los dominicanos.

En esta Convención, muchos jóvenes votarán por primera vez, y estoy seguro de que su primer voto, contribuirá a cambiar las cosas, servirá para estrenar algo nuevo. Su voto abrirá una nueva etapa en el PRD, pues se iniciará el camino de la transformación hacia el PRD del futuro: cooperante, solidario, con oportunidades para todos. Un futuro en el que poder defender y compartir la alegría que define la inmensa mayoría de la juventud del país.

Nuestra campaña interna hacia la Secretaría General del PRD ha sido la diferencia en esta contienda democrática. Ha sido y es una campaña de contenido, decente, pero consciente de la responsabilidad que asumiré al ascender democráticamente a tan importante puesto en la principal organización política opositora en el país. Haré una oposición con proposición al actual gobierno del Partido de la Liberación Dominicana, oposición que sea útil a la sociedad.

Quiero concluir expresando que acataré los resultados expresados por las bases de nuestro partido el día de la Convención. Si gano, espero que se respeten los resultados. Si pierdo, apoyaré inmediatamente al candidato ganador. Al final del día, todos somos perredeístas y debemos apoyar a las autoridades electas por la mayoría de nuestro partido.

Conjuntamente con la nueva dirección del partido, estamos preparados para dirigir al Partido Revolucionario Dominicano, con el compromiso firme y decidido de presentarle al país un nuevo contrato social, cimentado en el postulado de “primero la gente” que siempre nos enseñó el Dr. José Francisco Peña Gómez, cuya memoria histórica será reivindicada por las nuevas generaciones de perredeístas.

A 20 días del 5 de junio, el destino del PRD está en las manos de su militancia, que desea expresarse democráticamente en la Convención. Hacia este certamen, llegaré con la mirada alta y limpia. Con el proyecto de cambiar al PRD, consciente de la responsabilidad que estoy asumiendo. Por eso, a la militancia perredeísta, valiente y entusiasta, solo me queda recordar: ¡Continuemos trabajando y triunfaremos!

Muchas gracias.

algunos comentarios

Actualmente existe 1 de ellos