Un envio del blog

¿Preparados para gobernar?

Enviado en 09 agosto, 2005 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

En unas declaraciones publicadas en el diario Financial Times, el ex presidente Bill Clinton ha afirmado que la escasez de gente bien preparada en el mundo en desarrollo es un problema más grave que la corrupción, y a veces conduce a ésta. Ciertamente, la falta de interés y de capacidad en la conformación de quienes integran los equipos o estructuras de los puestos que toman decisiones políticas, económicas o sociales, constituye uno de los retos de este Siglo.

Ser presidente de los Estados Unidos de América, la nación más poderosa del mundo, es una posición única y privilegiada, en la cual hay que tomar decisiones cada instante y que afectan no solo a los habitantes de esa nación, sino a gran parte de la población mundial. En sus propias palabras, desde mi período de presidencia creí ver a un buen presidente, honrado, inteligente y comprometido, ayudado por un equipo de veinte o veinticinco personas capaces‚ dice Clinton.

Él, que fue presidente de Estados Unidos, estaba rodeado de un equipo formado por veinte o veinticinco personas capaces, es decir, que estaban preparadas y capacitadas para orientar y asesorar al responsable de conducir los destinos de ese país. Estoy seguro que para ocupar uno de esos veinticinco puestos había que tener en su currículo estudios en la Escuela de Gobierno de las principales universidades norteamericanas.

Ciertamente, uno de nuestras principales debilidades como país es que, salvo algunos programas muy específicos, no existe una Escuela de Gobierno que prepare a los dominicanos que van a gobernar la República Dominicana en los próximo años. Esta Escuela de Gobierno pudiera matricular a estudiantes que, independientemente de sus afiliaciones políticas, puedan conocer los diferentes elementos, características y necesidades del buen gobierno. Aquí se establecerían las bases de la formación de los futuros funcionarios de la Nación.

Los partidos políticos desempeñan un rol fundamental en la formación educativa de sus dirigentes. En efecto, si tuviera que describir en unos pocos rasgos la función actual de los partidos políticos, destacaría tres: En primer lugar, los partidos son instrumentos de representación política de las mayorías sociales, expresadas en las elecciones. En segundo lugar, los partidos políticos constituyen la base de apoyo legislativo de los gobiernos, o, en su caso, la articulación legislativa de la oposición. Y en tercer lugar, los partidos son un cauce para integrar las demandas de los distintos sectores de la sociedad en un proyecto político global y coherente.

El preludio de la Escuela de Gobierno es la Escuela de Formación Política de los partidos que, en el caso del PRD, se centrará en la preparación de los actuales y futuros dirigentes, y claro, funcionarios del país, para reivindicar el gobierno a favor de la gente, que tengan la capacidad, como elemento común de sus actuaciones.

El autor es Secretario General del PRD.

respuesta