Un envio del blog

365 días

Enviado en 16 agosto, 2005 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Hoy se cumple el primer año de gestión del presidente Leonel Fernández y del gobierno del Partido de la Liberación Dominicana al frente de la conducción del Estado dominicano. 365 días de gobierno peledeísta.

La ocasión es propicia para valorar lo que ha sido este primer aniversario a partir de la conducta que ha exhibido el PRD como principal partido de oposición del país.

En el curso del último año, hemos demostrado que se puede servir desde la oposición a los intereses de la ciudadanía, y lo hemos hecho además con responsabilidad, dando credibilidad a la política, y reitero aquí lo que es mi más profunda convicción, creo que en la vida pública hay que elevar solo el tono para producir emociones, para movilizar las mejores energías de la gente y nunca para inducir al odio y a la división, como ha sido y es característica tradicional de algunos sectores de la clase política nacional.

Durante la actual gestión gubernamental, la bancada del PRD en el Congreso Nacional, atendiendo al interés nacional, aprobó todas las iniciativas legislativas que fueron depositadas por el presidente Fernández en el Congreso, sobre todo aquellas que daban cumplimiento con el acuerdo con el FMI. Igual actitud fue asumida con el presupuesto de la nación y el Acuerdo Energético de Caracas.

Sin embargo, la mayoría de los dominicanos, en el curso de este primer año, hemos visto un gobierno que ha mandado más que lo que ha gobernado. La crisis del sector eléctrico, el anunciado plan de austeridad, la solución del déficit cuasi-fiscal, y el plan de seguridad ciudadana, entre otros, se han quedado en anuncios, y no en resultados concretos.

Y lo más preocupante es que parece un gobierno que no se siente responsable de lo que pasa, y la mejor demostración la hemos visto con la propuesta de reforma fiscal.

El Gobierno no ha asumido hasta ahora la responsabilidad de someter su visión de lo que debe ser una reforma que vaya cónsona con sus objetivos.

Esperamos que, a partir de hoy, se cumpla con esa responsabilidad, que, desde la oposición, sabremos cumplir con nuestro rol ante el país.

En el plano de las políticas sociales, es un gobierno que no tiene sensibilidad social, que no ha producido una solución coherente en este terreno.

Es un gobierno que está perdiendo el desafío de nuestro país ante el futuro inmediato.

Un gobierno que no apuesta por la cohesión social. El PRD está dispuesto a dialogar y concertar en torno a un plan nacional de desarrollo, que tenga en su epicentro a la gente.

A partir del segundo año de gestión, el PRD hará oposición con proposición, una oposición constructiva y útil a favor de los dominicanos.

Tenemos un partido que ha ganado la confianza en sí mismo, que está recuperando su fuerza histórica y que está ante un reto decisivo: volver a liderar la renovación del país.

Y lo haremos con fuerza, con honor, con generosidad y sin miedo. Como decía Don Quijote: destierra amigo el miedo, que la cosa va como ha de ir y el viento lo llevamos en popa.

respuesta