Un envio del blog

Capital humano

Enviado en 30 agosto, 2005 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Mi artículo titulado: ¿preparados para gobernar? (9-8-05), provocó que algunos lectores me enviaran algunos comentarios por vía del correo electrónico. Uno de esos comentarios me motivó escribir el artículo de esta semana, pues el lector me expresa su preocupación por la gran cantidad de profesiones liberales que existen en el país, a diferencias de la escasa cantidad de ingenieros, en sus diferentes ramas de especialización, que son graduados por las universidades de la nación.

Ciertamente el capital humano de nuestro país tiene que adecuarse a la economía del conocimiento que caracteriza el siglo 21. El gran desafío que enfrentamos es contar con el capital humano necesario para generar conocimientos e innovar, lo cual implicar ampliar y fortalecer los programas de estudios avanzados, particularmente los de doctorado, donde se forman los futuros investigadores. De ahí es que el país tiene que incentivar las universidades en la investigación, la cual tiene un papel único, estratégico e insustituible.

Al respecto, resulta ilustrativo un reciente artículo de Philip Albach sobre la educación universitaria de la India, aparecido en Journal for Internacional Higher Education. Según Albaca, los planes de ese país para alcanzar liderazgo internacional en informática y biotecnología podrían verse frustrados por su carencia de un grupo de universidades de clase mundial. Para superar esta debilidad estructural, propone al gobierno indio una estrategia centrada en potenciar, con más recursos, aquellas instituciones que podrían llegar a ser de calidad internacional. Es el ejemplo de la Universidad de Berkeley, una de las más prestigiosas del mundo, que recibe apoyo preferente del estado de California.

Hay que recordar que Naciones Unidas introdujo en el 2001 el Indice de Adelanto Tecnológico, que procura reflejar cuán bien un país está creando y difundiendo tecnología. Según este indicador, en América Central y el Caribe, República Dominicana supera únicamente a Honduras y Nicaragua, estando por encima El Salvador, Jamaica, Trinidad y Tobago y Costa Rica.

Tal como ha señalado el Informe Nacional sobre Desarrollo Humano en República Dominicana, la creación de tecnología es prácticamente nula. La difusión de nuevas tecnologías y la difusión de antiguas innovaciones son relativamente bajas comparadas con otros países de la región. El conocimiento especializado es inconcluso, ya que la media de años de escolarización es baja aunque es elevado el nivel de matriculación universitaria en ciencias, pero es conocido el lamentable nivel de la mayoría de los centros universitarios del país‚.

Al igual que la India, para transformar su economía y competir exitosamente, el país necesita contar con capital humano, debidamente preparado para las necesidades de la nueva economía. Se requiere de una visión de largo plazo, en la que el sector educativo superior tanto privado como público debe desempeñar un rol esencial.

El autor es Secretario General del PRD.

respuesta