Un envio del blog

El homo videns

Enviado en 02 agosto, 2005 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

El dato aportado por la encuesta Gallup-Indotel de que el 94% de los hogares dominicanos utiliza la televisión como principal fuente de información constituye un elemento a tomar en cuenta en el modelo de sociedad que estamos construyendo. Independientemente de la metodología utilizada en la referida encuesta, hay que reconocer que la llegada de la televisión y después de la tecnología multimedia era y es absolutamente inevitable. Así como también, nadie puede desconocer el alto poder de penetración que tiene la radio.

En su controversial obra ‚Homo videns, la sociedad teledirigida‚ (2002), el pensador italiano Giovanni Sartori plantea su tesis sobre la labor formativa que ejerce la televisión en los seres humanos, dejando a un lado su función de entretenimiento.

Según Sartori, cuando un niño crece junto a un televisor su concepción del mundo se limita a conocerlo por medio de sus imágenes y la reduce a éstas. La capacidad de ese niño para administrar los acontecimientos que lo rodean estará limitada a lo visible: su capacidad de abstracción (de trascender lo que pura y simplemente le dictan sus ojos) es sumamente pobre, no solo en cuanto a palabras, sino sobre todo en cuanto a la riqueza del significado de las cosas. Cuando ese niño crezca, siguiendo la tesis de Sartori, estaremos frente a un ser que él denomina “homo videns”, los cuales construyen su conocimiento a partir de imágenes, con una muy limitada o casi nula capacidad de abstracción, contrario a lo que es el “homo sapiens”.

Afirma el autor que con la televisión, nos aventuramos en una novedad radicalmente nueva. La televisión no es un anexo; es sobre todo una sustitución que modifica sustancialmente la relación entre entender y ver. Hasta hoy día, el mundo, los acontecimientos del mundo, se nos relataban por escrito; actualmente se nos muestran, y el relato (su explicación) está prácticamente solo en función de las imágenes que aparecen en la pantalla.

Continúa, si esto es verdad, podemos deducir que la televisión está produciendo una permutación, una metamorfosis, que revierte en la naturaleza misma del homo sapiens. La televisión no es solo instrumento de comunicación; es también a la vez, un instrumento antropogenético, un medio que genera un nuevo tipo de ser humano.

Sartori también se concentra en las repercusiones políticas que conlleva el surgimiento del “homo videns”, y por eso enfatiza la enorme importancia que adquieren los medios en este modelo de sociedad como formadores y transmisores de opinión, y por ende, como instrumentos de y del poder. Su examen sobre la video-política y el poder político es novedoso. La tesis de Sartori, controversial en sí misma, nos debe llamar la atención para que las tecnologías de la información y la comunicación (incluidas la radio y la televisión) sean utilizadas con sentido humano, para desarrollar la educación y el conocimiento, y por supuesto, para que existan menos desigualdades.

El autor es Secretario General del PRD.

respuesta