Un envio del blog

Entrevista a Osmar Benítez

Enviado en 02 octubre, 2005 Para 3:16 pm Escrito por en Entrevistas

ORLANDO JORGE MERA entrevista esta semana al señor Osmar Benítez, Vice-Presidente Ejecutivo de la Junta Agroempresarial Dominicana JAD, quien habla sobre los desafíos del sector agrícola y la Reforma Tributaria.

LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)
Osmar Benítez (OM)
Organización Mundial del Comercio (OMC)
República Dominicana (RD).

PARA TOMAR EN CUENTA:

  •  Asegura el país está bien en producción arrocera, de vegetales, mangos, aguacates y bananos,
  • Afirma que ningún Gobierno paga en este país.
  • Explica como RD no aceptó el régimen de Zona Franca en el 2005 en la OMC
  • Dice no se acabará el mundo por entrada en vigencia del TLC.
  • Piden el arroz se proteja por quince o veinte años.
  • Apoya se establezcan normas para controlar evasión.
  • Pide a legisladores eliminar ITBIS a guándules y habichuelas enlatadas.

COMO LO DIJO:
“Estamos muy bien en materia de producción arrocera, en producción de vegetales, el proyecto de invernadero dando sus frutos ha sido un éxito y la gente ha comenzado a tener la cultura productiva de un invernadero, está el caso de los frutales, nosotros tenemos muy buenos augurios en materia de producción de mangos, producción de aguacates, producción de banano, nosotros seguimos siendo líderes mundiales en el bananos, están las actividades productivas como ejemplo de la fruticultura, el cultivo de la piña está resurgiendo, en fin estamos bien”

“una vez el Gobierno viene y nos compra la producción entonces el Gobierno no paga, porque ningún Gobierno paga en este país, los Gobiernos no pagan, los Gobiernos cogen fiao y no pagan y para que te paguen tienes que hablar chino”

“La cebolla de nosotros tiene sazón, tiene sol, tiene merengue, tiene mucho viento, mucha playa, tiene todo esto que no tienen los americanos”

“En el caso de la Organización Mundial del Comercio, no se toman decisiones por mayoría, sino por consenso y un solo país puede romper el consenso, como de hecho la República Dominicana en la Conferencia Ministerial de Doham, cuando tratábamos el tema de las Zonas Francas, nosotros rompimos el consenso, dominicana trancó el juego y dijo no acepto que
se desmonte el régimen de Zonas Francas en el 2005 como se había planteado”

“Lo primero que quiero decirles a los amigos televidentes de este programa Líderes es lo siguiente: no se va a acabar el mundo por la entrada en vigencia por el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos y eso lo digo al mundo agrícola, a la gente mía”

“Porque desde el Gobierno de Leonel Fernández anterior, hasta el Gobierno de Hipólito Mejía, aquí entró arroz por encima de cincuenta mil toneladas libres de impuestos y los arroceros siguen produciendo y sobreviviendo”

“Nosotros estamos pidiendo que durante los próximos quince o veinte años que van a estar protegidos los productos más sensibles, le demos un apoyo al arroz”

“Hemos dicho que nosotros no apoyamos la evasión fiscal, nosotros estamos dispuestos a ayudar al Estado a que se establezcan sistemas de contabilidad”
“deberíamos aprovechar con los Legisladores para que a los frijoles, a las habichuelas enlatadas y a los gandules enlatados, que son bienes exentos cuando están no procesados y a los jugos también, debería quitársele el ITBIS también, para que un ama de casa pueda comprar una lata de habichuelas sin pagar impuestos”.

LA INTRODUCCIÓN:
OJM.- ¡Bienvenidos a Líderes! Uno de los sectores más importantes de la economía nacional es el sector Agropecuario, la agricultura de nuestro país. Tradicionalmente ha sido el sector que más ha impulsado a la economía dominicana y después de la entrada en vigencia de las nuevas tecnologías, este es un sector que está en un tránsito hacia su adecuación a un mundo competitivo, de ahí es que nos interesa a todos los dominicanos que el sector agropecuario de nuestro país pueda tener la pujanza, el dinamismo y la competitividad necesaria para que sus productor puedan ser competitivos con otros de otras nacionalidades y que también los productos de nuestro país puedan tener la calidad necesaria en un mundo que exige mucha competencia y mucha transparencia en la forma de hacer los productos en un mundo globalizado. De ahí es que en el programa de hoy vamos a tener como invitado al señor Osmar Benítez, quien es VicePresidente Ejecutivo de la Junta Agroempresarial Dominicana. Con el señor Benítez vamos a hablar sobre agricultura, el diagnóstico del sector, así como también las perspectivas que tienen las negociaciones comerciales. Y ¡claro! un tema de suma importancia, que es la posición del sector agropecuario ante la Reforma Tributaria remitida por el Presidente Leonel Fernández ante el Congreso Nacional. El sector agropecuario de la R. D., tiene una posición en lo que tiene que ver con la Reforma Tributaria, que es de sumo interés, puesto que no se puede penalizar más a la clase media, a la clase más pobre de nuestro país, que está también compuesta por muchos campesinos y hombres y mujeres de trabajo a todo lo largo y ancho del territorio nacional. De ahí es que les invito a que compartan con nosotros este programa de hoy que está dedicado para analizar los retos y desafíos de la agricultura de la R. D. en este mundo globalizado, en este mundo del libre comercio, sobre todo que ya el Estado dominicano acaba de ratificar el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, República Dominicana y Centro América, y que se hace necesario entonces que todas las voluntades del país puedan trabajar para que el sector agropecuario de la R.D. sea competitivo. Les invito en el próximo segmento a compartir la entrevista que le haremos al señor Osmar Benítez, quien es Vice-Presidente Ejecutivo de la Junta Agroempresarial Dominicana.

LA ENTREVISTA:
OJM.- Como habíamos anunciado nos complace tener en el programa de hoy la presencia del señor Osmar Benítez, quien es Vice-Presidente Ejecutivo de la Junta Agroempresarial Dominicana. Osmar, muchas gracias por corresponder con nuestra invitación.

OB.- Muchas gracias a ti Orlando por darnos la oportunidad de compartir contigo y con los amigos televidentes del programa Líderes, palabra que me gusta. Bueno las ideas y los textos de la agenda que están en discusión en el día de hoy.

OJM.- Vamos a comenzar esta conversación con el diagnóstico del sector agropecuario en la R. D. ¿Cómo está la agricultura en nuestro país en estos momento?

OB.- Nosotros siempre hemos dicho que la agricultura dominicana es un segmento de la economía digno de estudiarse, porque en un mismo sector de la economía tu tienes las más avanzadas tecnologías, los más avanzados proyecto de producción, de proceso, de exportación, de negocios y en la otra cara tu tienes las tecnologías más atrasadas que tu puedas encontrar en un país del sub desarrollo milenario africano, por ejemplo. O sea tu tienes la cultura de la computadora, la era digital y tu tienes la cultura del conuco, de la yunta de bueyes, de ese tipo de instrumentos que fueron muy válidos y que todavía lo son, pero que ya no se correspondes con una agricultura moderna que deba competir en un ambiente como este que estamos viviendo de globalización de la economía. El sector agropecuario dominicano ahora mismo está viviendo dos fases; una primera fase que es el ámbito institucional, en ese lado vamos muy bien. El equipo agropecuario que encabeza el ingeniero Amílcar Romero está haciendo una 2excelente labor, nosotros desde hace años habíamos venido clamando de que hubiera una revisión de todo el margo jurídico institucional que norma, que orienta al sector agropecuario, porque para citarte un ejemplo, la Ley más nueva que tenemos de institución alguna del sector agropecuario es la Ley de la misma Secretaría de Agricultura, la Ley 8, pero esa Ley fue promulgada en el año 19665. Quiere decir que la agricultura de 1965 es radicalmente diferente a la agricultura de cuarenta años después, no puede manejar una agricultura que tiene visos de modernidad con estructuras anquilosadas, con estructuras de cuarenta años de vejez y por ejemplo Leyes fundamentales en esta nueva etapa de las negociaciones comerciales, como es el manejo de la sanidad y la inocuidad con los alimentos, la Ley de sanidad vegetal, la Ley de sanidad animal, que son digamos ahora, la parte esencial de lo que debe hacer la función pública agropecuaria para garantizar la inocuidad de los alimentos, son de los años cincuenta, o sea son mucho más atrasadas. Quiere decir que en esa fase nosotros estamos respaldando plenamente la gestión que está haciendo el Gobierno actual en materia de modernización de las estructuras institucionales. Se ha creado una comisión nacional, una comisión rectora de la reforma, nosotros somos parte de esa organización de cinco miembros, dos del sector privado y tres del Gobierno y estamos en la fase final de las recomendaciones, de cuál es la nueva organización, cuál es la nueva Secretaría de Agricultura
¿Necesitamos tantas instituciones como las que tenemos? ¿No las necesitamos? Bueno qué vamos a hacer con esas instituciones, cuál es el rol que deben asumir esas instituciones, si es que vamos a continuar con ellas. Entonces está la otra fase, que es la fase productiva. Ahí en la fase productiva tenemos problemas en algunos sectores de la economía agraria del país, como es tradicional, como es normal hay sectores que en un momento están muy bien y que en otro momento no están tan bien y hay luces y sombras. Estamos muy bien en materia de producción arrocera, en producción de vegetales, el proyecto de invernadero dando sus frutos ha sido un éxito y la gente ha comenzado a tener la cultura productiva de un invernadero, está el caso de los frutales, nosotros tenemos muy buenos augurios en materia de producción de mangos, producción de aguacates, producción de banano, nosotros seguimos siendo líderes mundiales en el bananos, están las actividades productivas como ejemplo de la fruticultura, el cultivo de la piña está resurgiendo, en fin estamos bien. En algún otro segmento de la producción, digamos para el mercado local, la producción de alimentos ha habido algunas dificultades en el abasto de plátanos, en el abasto de víveres, pero son dificultades que se deben a fenómenos atmosféricos, que una inundación en el Sur que afecta un área de producción de plátanos, que una lluvia o vientos muy fuertes en la zona del Cibao Central, que afecta la producción de plátano y de yuca, que en la línea Noroeste las avenidas del río Yaque ha causado algunos problemas, pero esas son situaciones que se dan coyunturalmente.

OJM.- Y una queja que yo fui testigo. Yo estuve en Vallejuelo, estuve en Baní, de los productores de ajo, cebolla. Es la de que el Gobierno no había comprado la producción, había muchas quejas en ese sentido. ¿Ya eso se resolvió o es un problema periódico de cosechas?

OB.- Siempre recuerdo la experiencia de mis amigos de San Juan de la Maguana. Yo soy sanjuanero de corazón y mis discusiones, mis análisis, con mis amigos productores de San Juan de la Maguana era que todos los años San Juan tenía un problema con el INESPRE. Todos los años tenía un problema para que el Gobierno comprara habichuelas, entonces luego el problema era para que el Gobierno pagara las habichuelas y lo mismo sucede con otros productos, como el ajo, como las papas. O sea queremos siempre que el Gobierno compre la producción y luego tenemos el problema de que el Gobierno no ha pagado la producción, algunas veces es que tenemos una sobre producción y queremos que el Gobierno venga a comprarnos la producción, una vez el Gobierno viene y nos compra la producción entonces el Gobierno no paga, porque ningún Gobierno paga en este país, los Gobiernos no pagan, los Gobiernos cogen fiao y no pagan y para que te paguen tienes que hablar chino. Entonces qué es el mensaje que le hemos querido dar “no le vendamos al Gobierno” Vamos a tratar de ver como buscamos una solución que sea privada, al comercio de esos bienes. En Vallejuelo, en la zona de Baní se dio una gran producción el año pasado, debido especialmente a las condiciones excepcionales de clima que tuvimos, el clima de sequía se extendió y cuando hubo lluvia, fue en el momento que necesitábamos la lluvia y se dio una gran producción de cebolla y evidentemente esa gran abundancia de cebolla, un producto altamente perecible o altamente perecedero, la gente se desespera y dice ¿qué hago yo? ahora se va a perder todo, entonces la gente reclama el auxilio del Gobierno. Hubo una gestión bastante exitosa, muy personal, del Secretario de
Agricultura y nosotros le apoyamos en la Junta Agroempresarial Dominicana, y se pudo colocar, por primera vez en la historia dominicana, se pudo exportar cebolla al mercado de Nueva York, recuerda que la cebolla dominicana es cien veces mejor que la cebolla americana, la cebolla de nosotros tiene sazón, tiene sol, tiene merengue, tiene mucho viento, mucha playa, tiene todo esto que no tienen los americanos. Entonces esa cebolla dominicana, a los consumidores dominicanos que están en Nueva York, a esa gran población de un millón de dominicanos, si le dicen que hay cebolla dominicana o que es de Baní, de Vallejuelo, o que es de la línea Noroeste de Constanza, la gente la busca. Se pudo sacar una parte importante de esa producción, se pudo resolver, hubo quejas siempre. Mis amigos, mis compañeros de lucha de FECABA, Federación de Campesinos de Baní, vinieron donde mí, nos reunimos con el Secretario de Agricultura varias veces, porque se había negociado un precio, luego el precio fue menor, pero siempre de todas maneras ese problema es recurrente, lo que hemos dicho es que busquemos la forma para que podamos nosotros negociar. Ahora mismo estamos trabajando precisamente en un proyecto de apoyo a la comercialización de cebolla, con la participación de la gente que compra y vende cebolla aquí, los estamos involucrando, inclusive la gente de Casa Talin que son productores de cebolla de Baní, los estamos involucrando en el proceso ¿para qué? Para evitar ese tipo de problemas en el futuro.

OJM.- Con su permiso vamos a hacer una pausa y volvemos en el próximo segmento.

PAUSA

OJM.- Estamos conversando con Osmar Benítez, Vice-Presidente Ejecutivo de la Junta Agroempresarial Dominicana y vamos hablar ahora sobre el Libre Comercio y competitividad. Usted Osmar que ha sido un actor fundamental en las negociaciones comerciales de la R. D. en el sector agropecuario, sabemos que la Organización Mundial del Comercio, va a celebrar ahora en diciembre su Conferencia Ministerial y hay muchas expectativas. Esta conferencia se va a celebrar en Hong Kong, hay muchas expectativas en cuanto a qué compromiso político va a salir ahí, sobre todo los países desarrollados para la eliminación de los subsidios agrícolas. Me gustaría saber el status en que va esa negociación y cuál ha sido el papel que ha desempeñado tú y todo el sector privado, conjuntamente con el Gobierno, en rumbo a Hong Kong.

OB.- La Conferencia Ministerial de Hong Kong, es digamos la piedra angular, en lo que sería la conclusión de los trabajos de la Ronda Doham, Ronda del desarrollo, porque allí se debe definir la nueva agenda de la modalidad de negociación para que ya los países puedan negociar las listas de cada uno, de cada cosa que tiene cada país, que al final la sumatoria de todo ello es lo que da el sustento al documento de la conclusión de la Ronda Doham o Ronda del Milenio, Ronda del Desarrollo. Mira, la semana pasada hubo reunión del Comité de Agricultura, la Organización Mundial de Comercio, en Ginebra, Suiza y la verdad es que los avances que se han logrado son mínimos, hay todo un esfuerzo liderado por Estados Unidos y la Unión Europea para tratar de ver si se puede llegar a un acuerdo en materia de agricultura. De hecho, la agricultura es parte tan fundamental, tan esencial, en el tema de las negociaciones comerciales internacionales, que es lo que puede trancar o destrabar el programa de la Ronda Doham ¿Por qué? Porque es allí donde hay más diferencias, o sea ya prácticamente hay un acuerdo en el área de propiedad intelectual, en servicios, hay un acuerdo en el área de lo que se llama acceso al mercado de productos no agrícolas. Se ha avanzado bastante, no es que son definitivos, pero en el tema de agricultura es donde más diferencias hay, porque la mayor parte de los países miembros de la Organización Mundial de Comercio tienen una economía que se sustenta en el sector agropecuario, son economías agrarias. La República Dominicana ha tenido una participación muy activa, de hecho nosotros llegamos a presidir el G33, que es un grupo originalmente conformado por treinta y tres naciones, de África, de Asia, del Caribe y de América Latina, que tenían como punto fundamental en su agenda de trabajo lo que sería la designación de productos especiales. O sea, hay una lista de productos que nosotros consideramos especiales que tenemos que proteger y para los cuales no queremos compromiso de desmonte o compromiso de apertura.

OJM.- ¿Cuáles son esos productos?

OB.- En el caso nuestro son los que nosotros denominamos aquí los productos de la rectificación técnica, los productos más sensibles, los políticamente más delicados, como el caso del arroz, caso de la leche, caso carne cerdo, carne de res, pollo, las habichuelas, el ajo, la cebolla. Son productos, digamos, de la canasta básica, la canasta esencial, pero que son bienes donde hay muchos dominicanos y dominicanas involucrados. Entonces en esa designación de la lista de productos especiales, esa seria nuestra lista. Pero hay países, por ejemplo como la India, que dice que no puede poner un número, no los pueden definir, porque ellos tendrían como doscientos productos especiales. Entonces esas diferencias las hemos afilado, las hemos pulido un poco y ya el G33 hoy se ha convertido en cuarenta y tres países, aunque mantiene la sigla de G33, seria G43, hay diez países más y ya en el paquete de julio, como se denomina, se aceptó que va haber entre modalidad de negociación la designación de productos especiales y que esos productos especiales no exigirán apertura adicional de contingente, o sea no habrá una apertura de cuotas. No exigirá por ejemplo desmonte de aranceles, no exigirá por ejemplo el programa de aplicación acelerado de fórmulas que permitan cambiar la base de cálculo para que los aranceles bajen. Entonces ese tipo tendrá un trato especial y diferenciado, habrá salvaguardias especiales diseñados exclusivamente para esos bienes. Quiere decir que todos los instrumentos de protección que podemos dar a los productos nacionales, no solamente a la República Dominicana, sino a esos cuarenta y tres países, cuando uno suma el grupo africano, o suma el G20, o suma otros países como el grupo Asiático, nos lleva a noventa países. De ciento cuarenta y ocho países que son miembros de la Organización Mundial de Comercio,
vendríamos hablando de un bloque de noventa países, en el lenguaje de las negociaciones internacionales y particularmente en el caso de la Organización Mundial del Comercio, no se toman decisiones por mayoría, sino por consenso y un solo país puede romper el consenso, como de hecho la República Dominicana en la Conferencia Ministerial de Doham, cuando tratábamos el tema de las Zonas Francas, nosotros rompimos el consenso, dominicana trancó el juego y dijo no acepto que se desmonte el régimen de Zonas Francas en el 2005 como se había planteado. Y ahí, negociando y negociando logramos y eso se debe a la República Dominicana, que se llevara a que el régimen de política económica que tenemos en materia de Zonas Francas se extienda hasta el año 2009. Entonces en este caso, evidentemente, cuando un país dice voy a bloquear el consenso, ya todo el mundo quiere tratar a que se vuelva al consenso. República Dominicana por ejemplo cuando se estaba discutiendo el paquete de julio, que fue en el año 1994, rompió el consenso, dijo “no puedo apoyar el consenso si no se me define claramente, nosotros en ese momento éramos los presidentes del G33, sino se nos define claramente que va a haber productos especiales que nosotros queremos proteger y que no vamos a liberar, a menos que no halla una liberación general, no solamente arancelaria, sino también de la parte que tiene que ver con acceso al mercado, trabas no arancelarias y con la parte de los subsidios.

OM.- Entonces Osmar, podemos decir que el país le está dando seguimiento a esta Conferencia que se va a celebrar en Hong Kong y que aunque al momento el proceso es largo, todavía de aquí a diciembre, pero hay ciertas esperanzas de que no se produzca un tranque, como se produjo en Seatle.

OB.- Pensamos que no, porque la parte más difícil ya se avanzó, ahora nosotros estamos discutiendo qué fórmulas de desmonte se van a utilizar. Hay varias propuestas, la fórmula Suiza, y hay una mezcla, una fórmula HABI, le dicen, donde está Brasil, India… Hay varias fórmulas, pero nosotros creemos que se van a resolver antes de diciembre. Está convocada ya una reunión del Comité de Agricultura nuevamente para mediados de octubre. Yo tengo la impresión de que a mediados de octubre habrá un avance, evidentemente nosotros nos vamos a mantener vigilantes de que los países desarrollados se comprometan, como ya se han comprometido, a bajar los subsidios. El compromiso que han hecho es bajar los subsidios en cien mil millones de dólares en la primera etapa y luego cien mil millones de dólares más. Estamos de subsidios que se conceden por cerca de trescientos mil millones de dólares más, o sea en tres etapas, bajarlos hasta eliminarlos. Nosotros hemos dicho si eliminan los subsidios, nosotros estamos dispuestos a abrir el mercado. No me hable a mí de abrir mi mercado, quitarles la protección a mis productores, si usted va a mantener el subsidio. En el caso
de los subsidios a la exportación ese es un tema que no se discute, están prohibidos. Los subsidios de caja ámbar están prohibidos, ahora lo que estamos discutiendo son los subsidios de caja azul, o sea el apoyo doméstico, que es el que dan la mayoría de los países, inclusive República Dominicana damos subsidios aquí a los productores, según se documenta de manera oficial, aunque mis agricultores me dicen que no han visto un chele de esos nunca. Ahora vamos a tratar de en un proyecto que estamos proponiendo dentro del paquete de Reformas Fiscal, de que haya un subsidio directo al productor.

OJM.- Sobre ese tema vamos a hablar en el próximo segmento, pero antes yo quería preguntarle, usted que fue negociador del capítulo de Agricultura en el Tratado de Libre Comercio, yo tuve el placer de compartir con usted en esas rondas de negociación del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, República Dominicana y Centro América. Ya el tratado fue debidamente ratificado y promulgado por el Gobierno de la República Dominicana. Hay muchos sectores que tienen algún tipo de resquemor con respecto a la implementación del Tratado y uno de ellos es el sector agropecuario. ¿Qué reflexión pudiéramos hacer? Y ¿Qué trabajo hay que hacer para cuando entre en vigencia el Tratado los sectores más sensitivos, puedan ver compensadas sus preocupaciones?

OB.- Lo primero que quiero decirles a los amigos televidentes de este programa Líderes es lo siguiente: no se va a acabar el mundo por la entrada en vigencia por el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos y eso lo digo al mundo agrícola, a la gente mía. Tengan fe y tengan confianza, no es verdad como se ha querido vender, que se va a destruir el país y que aquí van a desaparecer quinientos mil productores, eso es totalmente inconsistente, porque lo que se negoció, y en eso yo quiero ser responsable siempre, lo que se negoció fue lo que querían los sectores que estaban acompañándonos en todo el proceso y yo como responsable de la negociación junto con Jesús de los Santos quiero asumir la responsabilidad ante el país, de que si hay ahí una falla o una metida de pata es culpa nuestra. Yo digo que es muy difícil que uno después que tiene catorce años negociando, que nosotros quienes fuimos que escribimos la rectificación técnica para proteger a los productores de este país durante diez años en la OMC y que yo lo que digo que este Tratado con Estados Unidos fue una renegociación de la rectificación técnica, porque quién negociamos en la OMC, fue con Estados Unidos, donde protegimos los productos más sensibles. Ahora hemos renegociado con Estados Unidos una protección que se extiende de diez años a treinta años, o sea veinte años más, le hemos dado a los sectores más sensibles veinte años más de protección y que a cambio de cuotas muy pequeñas que le dimos al Gobierno de los Estados Unidos, por ejemplo el caso del arroz, ocho mil toneladas de arroz pulido, que es el consumo de este país de seis días, usted trae todo el arroz, la cuota del año entero y en seis días el pueblo dominicano se lo come. ¿Cómo va ha destruir eso la producción nacional de arroz? Como han querido vender unos falsos profetas, que ahora se han denominado defensores del sector agropecuario, pero en los hechos nunca lo han demostrado. Entonces no va a destruir la producción nacional ¿Por qué no la va a destruir? Porque desde el Gobierno de Leonel Fernández anterior, hasta el Gobierno de Hipólito Mejía, aquí entró arroz por encima de cincuenta mil toneladas libres de impuestos y los arroceros siguen produciendo y sobreviviendo, luchando con muchísimas dificultades, pero aquí entró cincuenta mil toneladas de arroz libre de impuestos y yo lo que le di fueron ocho mil de cuarenta mil que querían los americanos, quiere decir que no se va a destruir. Tampoco se va a destruir la producción de pollo, quinientas toneladas de pollo se la come este país en tres horas. Eso quiere decir que no hay que tener miedo, ahora si hay que prepararse, por eso la Junta Agro Empresarial Dominicana ha propuesto al Gobierno dominicano y al Congreso Nacional, así como a los partidos mayoritarios, al PRD, al Partido de la Liberación Dominicana, al Partido Reformista, a los demás partidos, a la Fuerza Nacional Progresista, un programa de apoyo a la transición. Algunos le llaman programa de compensación, perfecto, yo prefiero usar el término Programa de Apoyo a la Transición, de adecuación. Nosotros estamos pidiendo que durante los próximos quince o veinte años que van a estar protegidos los productos más sensibles, le demos un apoyo al arroz, estamos hablando de treinta mil productores de arroz, que le
demos un apoyo a cuarenta y tres mil ganaderos dominicanos, que le demos un apoyo a quinientos veinte productores de ajo, que le demos un apoyo a siete mil productores de cerdo, que le demos un apoyo a veintiocho mil productores de habichuelas, que le demos un apoyo a dieciocho mil productores de cebolla, que le demos un apoyo económico para prepararlos para cuando venga dentro de quince o veinte años el proceso de apertura, prepararlos desde ahora ¿Cómo? Tecnológicamente, mire aquí la cebolla, el promedio de la producción nacional son veinticinco a treinta quintales por tarea, pero yo tengo productores que consiguen cien quintales por tarea ¿Y cómo han conseguido eso? Con tecnología, entonces qué es lo que hay que hacer, hacer que todos los productores de cebolla tengan acceso a esa tecnología, puedan acceder a esa tecnología y podrán triplicar la productividad y se podrán conseguir, no veinticinco o treinta quintales, sino ochenta y noventa quintales, eso le va a mejorar su rentabilidad y van a ganar más cuartos, no es ningún pecado ganar dinero, hay que fajarse. Ahora el Gobierno con fondos del Estado debe apoyar a esa gente para que se preparen en esa transición tecnológicamente, si no pueden, si una vez inyectados esos recursos, no pueden mejorar la tecnología o no es rentable el cultivo, óyeme, yo no tengo porque casarme con un producto, me cambio con otro cultivo, exploro con ayuda del Gobierno y de las organizaciones del país,, qué otra alternativas tengo y cambio de cultivo y siembro un cultivo donde yo pueda ganar dinero, porque no le quiero pedir a ningún agricultor de este país que siga siendo pobre, no, yo quiero agricultores mejores en su calidad de vida, ellos y su familia, yo no puede obligarlos y decirles quédate ahí produciendo algo obligado, no, no. Si eso no deja cuartos cámbiate de cultivo y vamos a cambiar a cultivos más rentables. Tenemos un proyecto de Ley que se llama Pro-Agro, Programa de Apoyo al Productor, se lo hemos entregado a los partidos, al Congreso para que lo consideren, el Gobierno nos dice ¿De dónde va a salir el dinero? Le estamos diciendo de donde va a salir el dinero…

OJM.- Con tú permiso Osmar, ese tema que es sumamente importante, que es un proyecto de Ley el cual conocemos y que debe merecer el respaldo de los sectores de la vida nacional, sobre ese tema más la Reforma Fiscal vamos a hablar en el próximo segmento.

PAUSA

OJM.- Estamos conversando con Osmar Benítez, Vice- Presidente Ejecutivo de la Junta Agroempresarial Dominicana. Este último segmento lo queremos dedicar al tema de la Reforma Tributaria o Fiscal que el Poder Ejecutivo a remitido al Congreso Nacional, específicamente a la Cámara de Diputados, ya antes, en el segmento anterior, habíamos hablado de un proyecto de Ley que ha sido iniciativa de ustedes ante el Congreso, que establece la iniciativa Pro-Agro. Me gustaría saber cuál es la posición de la Junta Agroempresarial Dominicana sobre la Reforma Tributaria enviada por el Poder Ejecutivo al Congreso Nacional.

OB.- Si es muy importante concluir lo que decía antes en el otro segmento, de que en el proyecto de Ley que hemos sometido para apoyar la transición a los productores de los bienes más sensibles, se identifican las fuentes de financiamiento. El Gobierno nos dice ¿De dónde va a salir? Ahí está la información de cómo va a salir, inclusive le hemos hecho una distribución de veinte años, no por mes, que cantidad de recursos debe buscar el Gobierno. En cuanto la Reforma Fiscal, fíjate Orlando, nosotros el sector agropecuario tenemos una posición muy clara, muy definida con relación al Proyecto de Reforma Fiscal, nosotros respaldamos la iniciativa de que se haga una Reforma Fiscal integrada en la República Dominicana, pero queremos que esa Reforma Fiscal tome en consideración las características específicas y muy especiales del sector agropecuario, o sea el sector agropecuario no se puede medir con la vara de otros sectores de la economía, porque el sector agropecuario depende de una serie de variable de la naturaleza que no lo tienen otros sectores de la economía, para nosotros cuando llueve mucho es malo y cuando no llueve también es malo, cuando no es una plaga de mosquita negra, tenemos una paga de mosquita blanca. Nosotros estamos sujetos a una gran diversidad de riesgos que no tienen otros sectores y por lo tanto por esa razón en todas partes del mundo al sector agropecuario se le da un trato especial. Nosotros decíamos a los señores Legisladores, a los Diputados y Senadores que ven este programa, que por favor piensen que el sector agropecuario todos los días está con ellos, todos los días, cada vez que sientan en la mesa, en el plato está el sector agropecuario y no pueden olvidarse de eso. No se puede maltratar al sector agropecuario con la boca llena, no se puede. Entonces la posición del sector agropecuario es, nosotros respaldamos el Proyecto de Reforma Fiscal, pero tenemos una pequeña diferencia porque se han propuesto allí algunas cosas que nosotros entendemos que son contraproducentes, no son apropiadas ni adecuadas no son medidas adecuadas en este momento de apertura, se está proponiendo que se le ponga el impuesto de ITBIS a los insumos, equipos y maquinarias que utiliza el sector agropecuario y nosotros hemos dicho que es contraproducente penalizar la tecnología, un insumo lo único que ayuda es a mejorar la rentabilidad y la productividad, un equipo lo que ayuda es a mejorar la tecnología, la mecanización, las maquinarias, no pueden penalizar la tecnología. Se nos ha planteado que se nos va a reembolsar esto, perfecto, entonces el efecto es nuestro, lo celebramos. Ahora cómo se nos va a reembolsar, se nos ha dicho, se busca un mecanismo para que en dos meses…

OJM.-…Sobre todo que el Estado dominicano como que no es muy bueno…

OB.-…nosotros estábamos negociando la Reforma Tributaria con el Presidente Balaguer en 1993, que le explicamos y analizamos con el Presidente Balaguer y nos dijo estoy de acuerdo con ustedes, no le pongan ITBIS al sector agropecuario y el arancel que estaba en un 10% a los insumos, equipos y maquinarias dijo que lo pusiéramos a 3%, para después bajarlo a cero y logramos arancel cero. Inclusive cuando se planteaba que se iba a devolver ¿si se va a devolver para que lo cobran? Eso no tiene sentido, eso es aumentar la burocracia del Estado y crear problemas innecesarios. Si el Estado dominicano, si la administración Tributaria quiere transparentar quienes deben pagar Impuesto sobre la Renta, nosotros estamos dispuestos a pagarlo y hemos dicho que nosotros no apoyamos la evasión fiscal, nosotros estamos dispuestos a ayudar al Estado a que se establezcan sistemas de contabilidad en cada unas de las fincas y que el agricultor sepa cuanto se ganó y cuanto perdió, porque la mayoría de los agricultores de este país no llevan contabilidad, entonces cómo le van a cobrar. Si ese es el problema queremos ayudar al Gobierno en eso, ahora se me ponen el ITBIS al abono y yo compró un saco de abono que me cuesta mil pesos, eso va a generar un ITBIS de ciento sesenta pesos, la compañía que lo vende va a retener ciento sesenta pesos, pero a quién yo se lo cobro, porque si produzco arroz, eso viene exento no lo puedo cargar al consumidor, entonces si voy a cobrárselo al Gobierno, yo voy a venir por ejemplo de Dajabón a las oficinas de Impuestos Internos a que me reembolsen sesenta pesos, en pasaje se me va y en problemas y la gente no tiene tiempo para eso. ¿Qué hemos planteado? Que no se le cobre ITBIS a los insumos, equipos y maquinarias, hay otros productos terminados que también se ha planteado cobrarle ITBIS, como el café, el azúcar, el aceite y el cacao. Comienzo primero con el café y el cacao, primero parece que hay un error involuntario en la propuesta porque habla del cacao en grano y habla del café en grano, sin nosotros vemos la definición del ITBIS, Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios. El cacao en grano no está industrializado, ni lo está el café en grano, yo creo que es un error eso. Segundo, si nos vamos ya a ponerle el ITBIS al producto procesado, yo le quiero recordar a los técnicos que han hecho esa propuesta que en este país el pueblo dominicano, el pueblo llano, se desayuna con pan puyado, un pan de agua en una taza de café y lo puya, aquí hay gente que no sabe eso, muchos señoritos que no saben eso, porque no han vivido nunca lo que ha vivido el pueblo dominicano. Ese es el desayuno, un pan de agua de dos pesos, una tacita de café y con eso se va el niño al colegio o a la escuela. El chocolate es lo mismo, una taza de chocolate de agua o con leche es lo que se desayuna un niño en este país. Yo no puedo apoyar que se le ponga impuesto al desayuno de esos pobres, no puedo. En el caso del azúcar se ha dicho que ha habido un acuerdo y cuando hemos hablado con los azucareros, nos han dicho no, no hay ningún acuerdo, entonces no hay acuerdo. En el azúcar también la historia es igual ¿Por qué Orlando? Aquí hay gente que están en vehículos o en oficinas con aire acondicionado y en Yeeppetas o carros muy buenos, que no es malo tenerlos, que no saben que tú te metes al barrio de Maquiteria, o al barrio de Simonico y ahí la gente, las amas de casas, muchas madres solteras que tienen dos o tres niños, cuando no tienen que darle a los niños le preparan un agua de azúcar, azúcar prieta, compran una libra de azúcar y le dan un agua de azúcar con un pan o con una galletita y con eso el niño aguanta hasta el mediodía. Entonces el azúcar no es un postre, es un alimento de primera necesidad, e inclusive hemos dicho que en la propuesta ahora de la Reforma Arancelaria, Reforma Tributaria, Reforma Fiscal, deberíamos aprovechar con los Legisladores para que a los frijoles, a las habichuelas enlatadas y a los gandules enlatados, que son bienes exentos cuando están no procesados y a los jugos también, debería quitársele el ITBIS también, para que un ama de casa pueda comprar una lata de habichuelas sin pagar impuestos ¿Por qué tiene que pagara impuesto por comerse unas habichuelas? ¿Porque están en una lata? Bueno no, porque no lo paga cuando están en una funda. Entonces ahí debemos
aprovechar para también hacer eso, la posición es esa. Hay otro elemento, el pago del 1% de los activos, los activos de la agricultura son las fincas, entonces nosotros habíamos acordado en las conversaciones del diálogo y en el consenso en el CONEP de que no se iba a poner a los terrenos agrícolas, pero eso no aparece ahí. ¿Cómo le van a cobrar un impuesto a un conuco, a una finca de un agricultor como un anticipo de Impuesto Sobre la Renta? Y por último están los vehículos de motor, el costo de la matrícula ahora va a ser el 15% ad-valoren, pero oye, un tractor es un vehículo de motor, una cosechadora es un vehículo de motor. Entonces esto me imagino que debe modificarse, vamos a buscar una fórmula de apoyar el Gobierno para que pueda manejar el programa y los compromisos que tiene, pero lo que no sea un apoyo que se revierta, porque el apoyo que el Gobierno pueda dar al sector agropecuario se va a perder ahí, eso es lo que no queremos.

OJM.- Osmar, yo quería darte las gracias por tu comparecencia en este programa, pienso que tus afirmaciones contribuyen a sensibilizar y concienciar más a los amigos televidentes en torno a uno de los sectores más fundamentales de la economía dominicana y decirle que tenga la seguridad de que el liderazgo político de la R. D. está muy conciente de el papel que debe desempeñar en este momento, sobre todo en la defensa del sector agropecuario de nuestro país. Muchas gracias Osmar por corresponder a la invitación y a ustedes amigos televidentes, será hasta la próxima entrega de Líderes.

algunos comentarios

Actualmente existe 1 de ellos