Un envio del blog

Entrevista a Candidatos Elecciones en Haití

Enviado en 02 octubre, 2005 Para 3:07 pm Escrito por en Entrevistas

Orlando Jorge Mera, conductor del programa de televisión LIDERES Se trasladó esta semana al vecino país Haití, y allí conversó con candidatos a la presidencia de esa nación, entre ellos: Guy Phillippe, Candidato Presidencial del Frente Nacional de la Reconstrucción, Serges Gilles, Candidato a la Presidencia de los Partidos de Fusión Social Demócrata, Evans Paúl, Candidato Presidencial por Alianza Democrática y Damián Onsés-Cardona, Vocero de la MINUSTAH. A continuación el contenido de las entrevistas.

Guy Phillippe:

OJM.- Guy Phillippe, usted formó parte del proceso que derrocó al Gobierno del Presidente Jean Beltrán Arístides y ahora lo vemos que es candidato a las elecciones presidenciales en el mes de noviembre. Usted que formó parte del proceso de derrocamiento del Gobierno de Arístides ¿Cómo se siente ahora viendo que Haití está en este proceso de elecciones de noviembre?

GP.- Estoy muy contento y algo que por fin mí país tiene esta oportunidad de llegar a la democracia real. Usted sabe, cuando hablan de Arístides o se habla del Gobierno del señor Arístides. Arístides no fue un Presidente electo, fueron especiales las circunstancias en las cuales, él vino a ser Presidente en el 2000. No hubo elección, sino un candidato único y la comunidad internacional, el pueblo haitiano rechazaban esas elecciones, pero el señor Arístides siguió con su vicio de mantener el poder a todo costo, siguió en el poder, usted ha visto como estaba el país con un embargo comercial, no había nada, todo el mundo no sabía que hacer, hasta que los estudiantes, los comerciantes, todo el mundo empezó a marchar en las calles y a reclamar que Arístides se vaya y no quiso, en vez de eso empezó a matar estudiantes, empezó a matar comerciantes a periodistas. En este momento, nosotros que tenemos una formación militar no teníamos otra elección que venir a ayudar a nuestro pueblo, es lo que hicimos.

OJM.- ¿Entonces usted se siente partícipe de este proceso y va a respetar los resultados que emanen de las elecciones de noviembre?

GP.- Claro. Nosotros estamos aquí por eso mismo, si queríamos podíamos tomar el poder el primero de marzo del 2004, teníamos bastante fuerza, teníamos toda una población que estaba con nosotros, si queríamos podíamos tomar el poder con la armas. Pero hemos leído mucho y vimos que tomar el poder así, con las armas no ayudaba el país, por eso nosotros seguimos las vías de la democracia, las vías de las elecciones.

OJM.- Usted que tiene formación militar, uno de los problemas fundamentales de Haití es el de la seguridad ciudadana ¿Cómo usted, en un Gobierno suyo, plantea reformar lo que son las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional de Haití?

GP.- Nosotros somos uno de los únicos partidos que dice… nosotros en el poder la primera decisión mía, si yo llego a ser Presidente, es reformar las Fuerzas Armadas de Haití, vamos a retornar con el Ejercito haitiano, para que tengamos esa estabilidad política que nos hace falta, para que tengamos bastante seguridad para que vengan turistas, para que vengan inversiones extranjeras y vamos a poner unas Fuerzas Armadas bien formadas y modernas al servicio de la Nación, no como teníamos, no estamos defendiendo a individuos, sino a una institución y también reforzando la Policía Nacional.

OJM.- ¿Cómo usted vislumbra en un Gobierno suyo las relaciones entre República Dominicana y Haití?

GP.- Yo he vivido más de tres años en la República Dominicana y la gente en República Dominicana me ayudo mucho. Por ejemplo yo agradezco al señor Presidente Hipólito Mejía, que gracias a él no me echaron de la R. D., para que me matara Arístides. Un agradecimiento especial a él y a todos los del Ejército que también siempre nos han tratado bien, pero usted sabe que ahora hay una fricción entre haitianos y dominicanos. No es pública, pero produce inseguridad, aquí en R. D. han matado como tres haitianos. No pienso que esto debe seguir, siempre los políticos haitianos o dominicanos han tratado de separar a esos dos pueblos, no pienso que puedan, no pienso que puedan. En un gobierno mío vamos a ver como nos podemos acercar más.

OJM.- Existe una fuerte migración de haitianos en R. D., no hay controles efectivos en la frontera. ¿Qué usted plantearía, de ser Presidente en Haití, para establecer controles fronterizos entre Haití y R. D.?

GP.- Como se hace en todo país, sólo en Haití no tenemos una policía de la frontera o tenemos el Ejército o no tenemos las Fuerzas Armadas, por eso mismo que en nuestro partido pensamos que tenemos que controlar esta frontera. Yo sé que es mucho para R. D. tener uno, dos, tres, millones de haitianos allá, no se cuanto, pero si no tenemos esta fuerza para que controle, para que vigile en la frontera siempre, eso va a suceder, es una de las razones que pensamos que un Ejército es necesario en Haití, para controlar esta migración. También sabemos que para controlar eso… los haitianos van a R. D. a buscar trabajo y aquí, si podemos ofrecerles esa oportunidad, no pienso que van a dejar a sus familiares y su hogar para ir a la R. D. Por eso nosotros favorecemos un desarrollo andrógeno, decimos que vamos a hacer que Haití produzca aquí lo que puede producir y en vez de importarlo todo del extranjero, vamos a brindar mucho énfasis a la producción nacional y pensamos con eso que menos haitianos irán a la R. D.

OJM.- Actualmente hay una misión de Naciones Unidas en Haití y recientemente la sesión que acaba de celebrar la Asamblea General de la Naciones Unidas, estableció la creación de una comisión sobre la paz y parece que Haití está entre los candidatos para ser de los primeros países que formen parte de una comisión de la paz de Naciones Unidas en Haití, para trabajar por la institucionalidad, para trabajar por la creación de diversos marcos legales que permitan el desarrollo institucional de Haití. ¿Usted cree que pasadas las elecciones y electo un Presidente en Haití… qué papel usted cree deberá jugar las Naciones Unidas?

GP.- Pienso que Naciones Unidas tiene que ayudarnos, pero no con esta ayuda cuantitativa que siempre nos dan, esta ayuda que no sirve, necesitamos una ayuda caritativa, una ayuda que hará que en diez, quince o veinte años dependamos menos de la comunidad internacional y pensamos que la ONU nos puede ayudar mucho y eso necesitaremos, que nos den esta ayuda caritativa.

OJM.- Señor Philippe esta entrevista no puede concluir sin antes preguntarle su situación jurídica en torno a su persona en la Republica Dominicana, yo tengo entendido que desde el 2001 fue colocado un impedimento de entrada a la Republica Dominicana que fue solicitado por el entonces presidente Jean Bertrán Arístides. Que nos puede decir en torno a esto?

GP.- Si así es a finales del 2001 me pusieron un impedimento de entrada después de un supuesto intento de golpe en Haití, pero yo viví en Republica Dominicana desde el 2001 hasta el 2004.
OJM.- Usted quisiera por este medio hacerle un llamado a las autoridades dominicanas entorno a esta situación.

GP.- Si claro yo quiero hacerle un llamado a las autoridades dominicanas y al señor Presidente Leonel Fernández para que me levante ese impedimento, porque nos hace falta entrar a Republica Dominicana hay mas de un Millón de haitianos que viven allá y vamos hacer elecciones hay otros candidatos que pueden ir allá y volver esa es una ventaja para ellos y me gustaría que me levantaran este impedimento para poder entrar y hablar con los haitianos que viven allá y con amigos dominicanos también.

OJM.- Quisiera antes de concluir, que nos enviara un mensaje para los dominicanos, aquellos dominicanos que lo vimos a usted ser un protagonista del derrocamiento de Arístides. Que les envíe un mensaje a los dominicanos con la potencialidad de ser Presidente en Haití.

GP.- Mi mensaje sería para el pueblo haitiano y dominicano, para todos los pueblos de América Latina, es que nosotros los del tercer mundo, jóvenes o adultos, tenemos que tener confianza en nosotros mismos, porque nunca la ayuda humanitaria o la ayuda internacional ha cambiado la situación de un país en realidad, sólo los haitianos pueden cambiar Haití, sólo los dominicanos pueden cambian R. D. y el mensaje es; tenemos que trabajar juntos, pertenecemos a la misma isla y en diez o quince años vamos a ser el mercado más grande del Caribe y entonces podemos ser una fuerza, porque R. D. y Haití vamos a tener casi veinte millones en diez años, con eso podemos ser una fuerza, tenemos que meternos juntos y ser esta fuerza económica en el Caribe.
OJM.- Muchas gracias señor Phillippe y le deseamos éxitos en el torneo electoral de noviembre y ojalá que la clase política haitiana y dominicana puedan afianzar mas la relaciones de nuestros países.
Serge Guilles: La seguridad ciudadana es un desafío en Haití

OJM.- Señor Serges Gilles usted que ha visto el proceso democrático de Haití por tantos años ¿Cómo usted juzga actualmente este proceso que va a culminar con las elecciones del mes de noviembre? ¿Finalmente estamos en camino de fortalecer la democracia en Haití?

SG.- Sinceramente yo pienso que el proceso actual es el resultado de una serie de luchas, de luchas sobre el plano político y hace mucho que empezamos con la transición y ahora yo pienso que sobre el plano nacional, sobre el plano internacional, hay una voluntad para que terminemos con esta transición y en este contexto hay tres entidades de las cuales depende este proceso. Es la actuación del Consejo Electoral, la actuación de la Comunidad Internacional y la actuación de los partidos políticos que quieren de verdad la democracia y el establecimiento de un estado de derecho y yo pienso que las elecciones van a tener lugar, las elecciones tienen que tener lugar, porque el establecimiento de este estado de derecho pasa por la organización de elecciones verdaderas, de elecciones sinceras y con transparencias, y para mí estamos en una cruz de caminos, y el buen camino se encuentra frente a nosotros, y este camino nos conduce hacia la organización de elecciones honestas, tenemos que hacerlo. Pero no les voy a decir que todo está listo, no voy a hablar mentiras, a mí no me gusta hablar mentiras, la lucha continúa, la lucha sigue hasta el siete de enero.

OJM.- Señor Gilles, usted que ha seguido y vivido la política haitiana en los últimos años ¿Cómo usted valora este proceso democrático que va culminar con las elecciones del mes de noviembre en una transición que ha sido sumamente larga para los haitianos?

SG.- Es verdad que esta transición empieza desde el 86, desde la caída de Duvalier, es verdad y habían muchas variaciones en esta transición y la verdad que es muy larga, pero la cultura actual electoral es el resultado de más de veinte años de lucha en esta transición, que empieza en el 86 y yo pienso que tengo la esperanza muy fuerte de que las elecciones van a tener lugar y que al principio del año 2006 vamos a tener autoridades legítimas a nivel del Ejecutivo y a nivel del Legislativo, y también a nivel de la autoridades locales. Fue un camino muy duro, que depende para llegar al final, yo pienso que hay tres factores que tenemos que tener en cuenta. El primer factor que yo considero como una entidad, es la capacidad del consejo electoral de mantener la dirección del proceso bien. La segunda entidad es la comunidad internacional, porque el problema haitiana, el proceso haitiano se ha internacionalizado, entonces tenemos que tener en cuenta la comunidad internacional, incluso la R. D., que es el país vecino más próximo y también tenemos que tener en cuenta de este Gobierno, porque es el que tiene la realidad política de este país, y algunos están de acuerdo, algunos no están de acuerdo. Pero el problema no se ubica a este nivel, estar de acuerdo o no estar de acuerdo. El problema es él, que tiene la realidad de la política haitiana y yo pienso que este Gobierno tiene que tener cuidado para que el proceso se termine bien, porque en última instancia es él que va a tener la responsabilidad, si las cosas pasan bien o si se pasan mal. También había olvidado de hablar de otra entidad que se llaman los partidos políticos. Tú puedes tener el mejor consejo electoral del mundo, la mejor disposición, la mejor disposición de parte de la comunidad internacional, el mejor comportamiento del Gobierno, pero si los partidos políticos no participan entonces el proceso lo puede abolir, razón por la cual es una buena cosa que casi todos los partidos políticos que quieren el establecimiento de un estado de derecho en este país están en el proceso, es una buena cosa y yo pienso que el proceso va a terminarse.

OJM.- Usted es el candidato del Partido de la Fusión de lo Social Demócratas de Haití. ¿Qué hace que su propuesta se diferente de la de los demás candidatos a la Presidencia de la República que terciarán en las elecciones de noviembre, en cuanto al enfoque de los diferentes problemas acuciantes que hoy tiene Haití?

SG.- Hay tres tipos de problemas en este país y nosotros, el Parido de la Fusión de los Socialdemócratas de Haití tenemos diez prioridades en el problema nuestro. Yo no voy a hablar de los diez, yo puedo hablar de cuatro o de cinco. Para mí, hay tres tipos de problemas que se plantean en el país. El primer tipo que para mí es un desafío y para todo el mundo. Todo el mundo tiene que… sea de derecha, de izquierda, del centro, ellos tienen que tener una solución para esos desafíos. Por ejemplo; los problemas ambientales. Tú puedes tener cualquier problema y si el ambiente es negativo tú no vas a poder resolver los problemas, y también el problema del movimiento de los haitianos hacia la R. D., hacia N. Y., hacia Miami, hacia Francia, es un problema que tenemos que resolver, porque ahora tenemos más de un millón de haitianos fuera del país, y esa gente tiene sus problemas, esa gente tiene también sus reivindicaciones y cualquier gobierno tiene que tener en cuenta este problema. Entonces hay ciertos problemas específicos, la Seguridad Social. Para los candidatos de derecha, yo lo digo sencillamente, la derecha se encuentra en todas partes del mundo, derecha, centro e izquierda y yo pienso que los candidatos de derecha, no es un problema para ellos la Seguridad Social, para nosotros es una prioridad en todo el sentido…

OJM.- ¿Y sobre la seguridad ciudadana en Haití? ¿Cómo usted enfoca ese problema desde su propia visión como Social Demócrata?

SG.- La seguridad ciudadana, hace parte de lo que yo llamo el desafío. Todo el mundo tiene que aportar una solución a este problema. Podemos hacer todos los cálculos, tenemos que tomar las disposiciones para crear un ambiente para facilitar, para llevar a la gente a invertir, a crear empleo, entonces eso pasa por la seguridad de los ciudadanos, eso pasa por la estabilidad del país. Entonces que el Gobierno sea de derecha, de izquierda o del centro, hay que llevar una solución a esos dos problemas: la seguridad de los ciudadanos y la estabilidad del país. Pero hay una diferencia entre la derecha, la izquierda y el centro, para nosotros la Constitución ha dado dos instituciones para asegurar la seguridad del ciudadano, la Policía Nacional y el Ejército. Arístides había acabado con el Ejército sin tener en cuenta la Constitución, nosotros tenemos que respetar la Constitución, razón por la cual decimos que si tomamos el poder vamos a facilitar el funcionamiento de una policía profesional, no una policía servil, una policía del país para asegurar, como tú acabaste de decir, la seguridad de todos los ciudadanos que sean de derecha, de izquierda, a partir del momento que es un haitiano, según la Constitución, tiene derecho a la seguridad.

OJM.- ¿Y el Ejército?

SG.- ¿El Ejército? Nosotros estamos de acuerdo para crear un Ejército según la Constitución. Un Ejército para acompañar la democracia, he visto el ejemplo y fui convencido sobre todo después de mí encuentro con el Presidente de Chile, y me decía a mí: “Nosotros hemos convertido el Ejército chileno, que fue un Ejército reaccionario, un Ejército dictatorial, pero hemos transformado este Ejército para acompañar a la democracia, he hizo una mención de los principales responsables de éxitos, todos, fueron casi catorce, tenían el mismo lenguaje: Nosotros estamos acá en Chile para acompañar a la democracia”

OJM.- Señor Serges Gilles, usted que por muchos años tiene muy buenas relaciones con muchos dominicanos y dominicanas ¿Cómo le preocupa a usted las relaciones dominico-haitiana, y cómo usted en un Gobierno suyo, le daría la importancia que tiene las relaciones entre dos Naciones que ocupan el mismo territorio?

SG.- Esta expresión que yo voy a expresar es una opinión que yo tengo desde que estaba en Francia, que empecé a encontrar a los dominicanos, para mí la solución de los problemas que plantean en la R. D., se encuentra en Haití. Eso puede parecer un poco extraño, eso depende de una buena descentralización, tenemos que fidelizar el haitiano con su tierra…

OJM.-… producir una mayor lealtad del haitiano con su tierra.

SG.- Eso es. Eso podemos conseguirlo al hacer una buena descentralización, una buena desconcentración y responsabilizar cada haitiano en su comuna, es razón por la cual mi Gobierno va a ser un Gobierno de descentralización y a partir del momento un sistema de matrimonio entre todas las comunas, que lo quieren fuera del país en la comunidad internacional, sobre todo en los países donde se encuentran Gobiernos Socialistas. Vamos a establecer este sistema, hay dos maneras, dos ángulos para tratar el problema, en el plano nacional, la descentralización y responsabilizar al haitiano en su comuna y también crear empleos, los servicios, el problema del agua, el problema de la industria, eso no es normal que todas las industrias se encuentran en Puerto Príncipe, eso no es aceptable, tenemos que diseminar los empleos a través del país. Pero para terminar con este punto; para que la gente regresen a su comuna, regresen a su país, los servicios tienen que existir, razón por la cual en este sentido me ubicó en la izquierda, los servicios, el agua, la energía. Mira el problema que tenemos ahora con la electricidad, después de dos años tenemos que resolver este problema. Entonces en último lugar tenemos que crear las condiciones para la derogación de este país, tenemos la voluntad y la condición, y tenemos aliados también sobre el plano internacional para hacerlo, y el pueblo haitiano lo sabe.

OJM.- Señor Serges Gilles yo quiero darle las gracias por su amabilidad al darnos esta entrevista y quisiéramos pedirle si le quisiera enviar un mensaje al pueblo dominicano, a propósito de ser usted candidato a la Presidencia en la elecciones de noviembre del 2005.

SG.- Yo digo a los haitianos que están en la República Dominicana que estamos trabajando duro para preparar el terreno para que ellos puedan regresar a su país a trabajar.

Evans Paul: Quiero que el futuro gobierno sea de unidad nacional.

OJM.- Señor Paúl, me gustaría saber cómo usted valora el proceso democrático que está viviendo Haití, después de una larga transición hacia una democracia estable y que finalmente va a celebrar elecciones en el mes de noviembre del 2005.

EP.- Siempre hemos luchado para la democracia, yo personalmente desde veinticinco años, yo creo mucho en la democracia, la lucha es muy difícil, la situación es una situación de crisis, pero tengo fe y a partir de esas elecciones yo creo que vendrá la democracia en el país.

OJM.- En este proceso Haití se está jugando su destino, su presente, su futuro. ¿Usted estás dispuesto a aceptar los resultados que emanen de una votación transparente y que salga electo el mejor que elijan los ciudadanos de Haití?

EP.- Estoy de acuerdo con usted y estoy listo para aceptar resultados de elecciones, no claramente perfectas, porque no se puede en este momento, pero elecciones aceptables. Estoy de acuerdo con usted y más, yo quiero que el futuro Gobierno, sea un Gobierno de unidad nacional para garantizar un porvenir de estabilidad a este país.

OJM.- Hablemos de ese Gobierno de unidad nacional ¿Cuáles son los ejes sobre los cuales se fundamentaría ese Gobierno de unidad nacional?

EP.- Lo que más importa para formar parte de este Gobierno de unidad nacional, es garantizar gente que garantice la democracia y el progreso del desarrollo de este país. Eso significa particularmente, la consolidación institucional de este país, la mayoría de las condiciones de vida del pueblo y también facilitar que empresarios extranjeros vengan a este país para crear empleos. Estos son los elementos principales de nuestro programa.

OJM.- Un tema fundamental en las relaciones dominico-haitianas, es la cuestión de la fuerte migración de haitianos a R. D. ¿De usted ser Presidente de Haití qué elementos usted pondría en acción para asegurar una frontera entre Haití y R. D.?

EP.- Lo que más importa es decir a los haitianos que la esperanza existe aquí en Haití, no en R D. y para eso hay que crear empleo aquí mismo en Haití. También hay que hacer muchas actividades financieras, comerciales en la frontera misma para que la gente se quede aquí en Haití, y por eso necesitamos la existencia de buenas relaciones entre los dos Gobiernos, el de Haití y el de R. D. Los empresarios dominicanos van a ser útiles en este tipo de actividad y también con el Gobierno dominicano vamos a promover la isla entera, para que vengan a Haití primeramente, otros empresarios para crear empresas y empleos para facilitar, y parar la migración masiva de haitianos hacia la R. D., y además vamos a poner seguridad en la frontera para parar la migración.

OJM.- A propósito de seguridad ciudadana, ¿Qué usted plantea para fortalecer la seguridad de los haitianos en Haití y de manera particular si hubiera algún plan para crear o fortalecer las Fuerzas Armadas, el Ejército y la Policía.

EP.- Como lo dice la Constitución Haitiana, las Fuerzas Armadas, yo voy a restablecerlas, pero unas Fuerzas Armadas modernas, profesionales, no unas Fuerzas Armadas para golpes de Estado, también vamos a pensar en una mejor organización de la Policía, pero la seguridad no significa solamente la presencia de las Fuerzas Armadas y de la Policía, lo que más me importa es la lucha contra la miseria, la pobreza del 80% de los haitianos. Por ejemplo la delincuencia juvenil es una fuente de lo que vivimos aquí ahora, hay que ayudar a los jóvenes particularmente, para parar eso en el futuro, miseria y pobreza también son muy importantes y eso provoca esa inestabilidad. Yo siempre habló de justicia social, creación de empleos y también la mayoría de los empleos que existen, porque una persona tiene que vivir de su empleo, el acceso al crédito para la mayoría de los haitianos, eso va a permitir la creación de empresas familiares, y eso va a ayudar también mucho la economía haitiana.

OJM.- Y la comunidad internacional, Naciones Unidas, Estados Unidos, Canadá, Francia, la Unión Europea. ¿Qué papel debe jugar la comunidad internacional, post realizadas las elecciones democráticas en Haití?

EP.- Yo espero mucho que la comunidad internacional apoyara la democracia que partirán de las elecciones que vienen. Primeramente a partir de lo que vamos a hacer, vamos a crear la conciencia y eso permitirá y facilitará las relaciones entre la comunidad internacional y nuestro Gobierno, y en cuanto a mí la R. D. es número uno cuando yo hablo de comunidad internacional, porque su país tiene un papel muy importante aquí y también el CARICOM en el Caribe.

OJM.- Unas palabras finales, usted como candidato presidencial en las elecciones de noviembre, para los miles de haitianos que viven en R. D. y para los mismos dominicanos que esperan que a partir de este proceso ambas naciones puedan tener relaciones fructíferas en todos los niveles.

EP.- Primero yo quisiera hablar con los dominicanos que han permitido a muchos haitianos vivir en este país que se llama R. D. A los haitianos diré que sean los mejores embajadores de Haití, que tengan un comportamiento de dignadad y a partir de febrero 7, cuando sea Presidente, ellos podrán venir, porque voy a crear oportunidades, facilidades, para que ellos puedan pensar en regresar a este país, Haití.

Damian Onsés Cardona: Elecciones de Haití costaran US$50 millones.

OJM.-¿En qué ha consistido la misión de Naciones Unidas en esta última etapa de la transición política en Haití?

Damián Onsés Cordona (DOS).- La Misión vino como iniciativa del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, para estabilizar el país, y es el principal mandato, está en nuestro propio nombre, es el acrónimo de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización en Haití. Un país que había sufrido una crisis importantísima, un país que estaba, según algunos, al borde de una guerra civil. Vio como la comunidad internacional se volcaba en Haití y no iba a dejar que esto acabara en un baño de sangre. Desde hace un año y cuatro meses la Misión está constituida aquí en Haití, una Misión con un componente esencialmente latinoamericano, lo cual es bastante original, yo creo que es un precedente importante, Brasil yo cero que es el que más tropas aporta y ha estado al mando de la tropa militar, hay un general brasileño, pero tenemos contingentes militares de Argentina, de Chile, de Ecuador, de Perú, de Guatemala y la cabeza de la Misión también un latinoamericano; el Embajador Juan Abel Valdez, un diplomático prestigioso Chileno, ex Canciller de su país, que creo que esta dando un enfoque novedoso, un enfoque de la construcción de la paz desde un enfoque marcadamente regional, y que es un poco la característica principal de esta Misión.

OJM.- En noviembre serán las elecciones Presidenciales ¿Qué papel está jugando la comunidad internacional para que estas elecciones sean transparentes y sean el resultado de la expresión soberana del pueblo haitiano?

DOS.-La comunidad internacional está poniendo toda la carne en el asador, como decimos algunos. Desde el punto de vista económico son unas elecciones que van a costar casi cincuenta millones de dólares, y todos los medios económicos se están poniendo al abasto para que estas elecciones, técnicamente, logísticamente, se puedan realizar. Pero mucho más importante que el dinero es la voluntad política del Gobierno de transición de los haitianos, de todos los partidos políticos, en llevar a cabo unas elecciones realmente transparentes, realmente democráticas y cuyos resultados sean aceptados por todos. Yo creo que en esto hay que señalar algo muy importante: hace escasamente tres meses, se firmó un pacto de ética electoral entre los partidos políticos, y creo que se está avanzado en la buena lid. La comunidad internacional a través de MINUSTAH da todo su apoyo, facilita todo tipo de cosas para que el proceso electoral funcione, no solamente lo que decía al principio, la logística, la capacidad de organizarse, sino también facilita. El Embajador Valdez tiene reuniones permanentes con transparentes distintos grupos políticos. Porque lo importante es que las elecciones sean… que sean justas, que sean democráticas, pero que el Gobierno que salga de las mismas sea un Gobierno sólido y capaz de gobernar el país después.

OJM.- ¿Cómo está trabajando la Misión de Naciones Unidas?

DOS.- No siempre es fácil. Piense usted que un estado dispone de seis mil soldados, mil cuatrocientos policías internacionales y la policía haitiana no llega a cuatro mil efectivos, y además, en algunos casos con muchos problemas, mal equipados, etc. Estamos hablando de 10 a 11 mil personas que conforman todas las Fuerzas Armadas que existen en el país. Es evidente que es una cifra por debajo de cualquier país de la zona, como el suyo puede tener para controlar un país. Pese a eso se ha trabajado mucho. Se ha trabajado bien. Es verdad que en alguna zona del área metropolitana de Puerto Príncipe sigue teniendo algunos problemas, sin duda. Pero también es verdad que el 98% del territorio del país, desde Fort Liberte, hasta Puerto de Paz, ¡el país entero! con tropas en todas estas capitales de provincias el país está en calma, está en paz. La verdad es que un viaje aconsejable a cualquier persona que viene es desplazarse a Cabo Haitiano, a los Cayos a Bonaif, para ver un país con un nivel de calma, con un nivel de sosiego, yo creo que eso es remarcable. El mismo que si Dios quiere será dentro de poco tiempo en la Capital, en Puerto Príncipe, que lo es también, porque si usted ha viajado en estos días por la ciudad ha visto como la vuelta al colegio se hizo la semana pasada. Los Colegios están abiertos, las iglesias los domingos están llenas, uno sale por las noches a cenar a restaurantes, hay una normalidad. Pero es verdad que todavía, en particular en este barrio siempre difícil y de una pobreza extrema, de Citi Soleil en particular, siga habiendo un control demasiado importante por parte de algunos gangsters que no quieren integrarse en lo normal del resto del país.

OJM.- Otra pregunta que tiene que ver con el actual proceso eleccionario ¿Usted cree que en este proceso se ha visto la madurez de la clase política? ¿Que Haití ha venido recuperando poco a poco ese deseo por celebrar un proceso transparente?

DOS.- Se han visto algunas fusiones de partidos políticos recientemente que yo creo que son importante y es posible que en los próximos meses veamos… semanas, veamos como un número tan alto de candidatos presidenciales, como 54, que son los que se han presentado, probablemente queden reducidos a menos y que sean realmente candidatos con potencialidad, con capacidad para ganar unas elecciones. Yo creo en nombre de MINUSTAH, toda la dirección de MINUSTAH confía en la alta responsabilidad de los líderes políticos haitianos para llegar a las elecciones con propuestas concretas, generosas, para transformar muchas cosas en Haití y que esas elecciones sean en beneficio de todos, un éxito.

OJM.- Esta claro que Haití en este proceso se está jugando su destino. Si le preguntáramos cómo usted visualizaría a Haití en los próximos diez años ¿Qué usted nos diría?

DOS.- Yo que quiero este país, viví aquí unos años antes de haber venido esta vez a trabajar como vocero de la Misión, me gustaría ver un país en paz, creo que es la primera condición, un país con esperanza, con ilusión, con confianza en ellos mismos, creo que eso es fundamental, nadie puede salir adelante si no tiene autoestima, si no cree realmente en lo suyo, creo que es un país que ha sufrido un desgaste, una degradación muy importante y que hace falta mucha ayuda. El Secretario General de Naciones Unidas Kofi Annan, su representante especial para Haití, Embajador Juan Gabriel Valdez, lo han dicho en muchas ocasiones, que se trata de un compromiso para largo plazo, porque Haití no va a poder salir de este hoyo en el que se encuentra si no es con una ayuda en el tiempo permanente. Pero yo estoy convencido, la gente no merece vivir en semejante situación de pobreza, de injusticia, no lo puede merecer nadie eso. Haití no puede seguir yendo a peor, Haití sólo puede ir a mejor y es lo que esperamos todos.

algunos comentarios

Actualmente existe 1 de ellos