Un envio del blog

Rumbos de América Latina

Enviado en 06 diciembre, 2005 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Las insatisfacciones de la democracia están creando un nuevo marco para la izquierda en América Latina. Actualmente, los gobiernos que pertenecen a la izquierda o centroizquierda son Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, y las elecciones que vienen apuntan a que habrá resultados similares en México y Bolivia. Otros países, actualmente gobernados por la derecha o el centro derecha, potencialmente podrían variar hacia otras opciones de izquierda o centro izquierda.

Al conmemorar los 20 años de Mercosur, el presidente Lula evocó el giro hacia la izquierda que significarían los casos antes mencionados. Si a esto le agregamos las profundas diferencias que surgieron en la Cumbre de las América en Mar de Plata , producto de las complejidades del Acuerdo de Libre Comercio de las Américas, el panorama se torna más complicado.

Ya el Consenso de Washington forma parte de la historia reciente, con libre mercado, desregulación y libertad comercial. La tendencia puede ser a formas de populismo, vinculados a nacionalismo, militarismo o indigenismo. Una forma más racional puede llevar a una conjunción de ortodoxia macroeconómica con reformas sociales, como sucede en Brasil. Y claro, el modelo excepcional chileno, con la coalición socialista-demócrata cristiana, que actualmente oferta una propuesta de centroizquierda, se mantiene como un parámetro a seguir.

La presencia de la izquierda en América Latina ha provocado el surgimiento de una nueva discusión en torno a si, con esta presencia ideológica, será capaz el continente latinoamericano de superar las grandes desigualdades que separan a los latinoamericanos. Por ser de interés, reproduzco la opinión de Daniel Zavatto, Director del Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA), emitida en el programa Líderes (27 de noviembre): Creo que vamos a tener a una América Latina dividida, un Centro Izquierda pivotando en algunos países, y por otro un Centro Derecha‚ Lo que estamos viendo es que vamos a tener una América Latina muy dividida con una situación muy compleja para poder articular un gran consenso que es lo que necesitamos, y para poder insertar estratégicamente la región dentro del proceso de globalización donde lo estamos haciendo muy mal, y dentro del nuevo escenario internacional pos septiembre once donde también lo estamos haciendo muy mal. ¿Por qué? Porque tenemos una América Latina que en términos de corriente ideológicas no está avanzando en la misma dirección, y porque tenemos muchas elecciones y eso le dará mucha inestabilidad.‚

Los finales del 2005 y el 2006 serán cruciales para el destino de América Latina durante gran parte de este siglo. Los millones de latinoamericanos que viven por debajo de la línea de extrema pobreza tienen cifradas sus esperanzas en que el sistema político promueva más democracia dirigida al desarrollo integral de cada ciudadano. Ese es el reto de la clase política. Asumámoslo.

El autor es Secretario General del PRD.

respuesta