Un envio del blog

¿Crecimiento económico?

Enviado en 31 enero, 2006 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Las cifras emitidas la semana pasada por el Banco Central de la Republica que arrojan como resultado que la economía dominicana tuvo un crecimiento del 9.3 por ciento me han motivado a escribir sobre política económica, crecimiento y desarrollo. Independiente de que el mecanismo utilizado por las autoridades monetarias ha sido reconocido por ellas misma como desfasado para obtener la tasa de crecimiento, lo cierto es que las cifras evidencian que el desarrollo debe procurar algo mas que el crecimiento económico. Tiene que tener el componente de política social.

En efecto, la política social desempeña un papel insustituible, pero también tiene limitaciones. Ella no puede asumir por si sola la responsabilidad de la equidad. Este es un objetivo que, junto con la transformación productiva, debe perseguirse simultáneamente con la política económica. Ambas se retroalimentan. El crecimiento económico genera puestos de trabajo y así permite que quienes los ocupan obtengan ingresos con los que podrán satisfacer autónomamente sus necesidades y contribuir al mismo tiempo a difundir nuevas oportunidades de consumo en la sociedad.

La política social, por su parte, además de sus funciones de compensación social y fomento de la cohesión, contribuye al desarrollo económico, sobre todo aumentando la dotación de capital humano de la población, que así estará en condiciones de utilizar tecnología más moderna y productiva.

Las cifras del Banco Central reflejan precisamente la visión contraria de que la política económica procura el crecimiento. En efecto, en el último año, hemos visto como, a pesar del llamado crecimiento económico, se ha perdido la competitividad en el poder adquisitivo de los dominicanos, muy especialmente los de las clases media y baja. El costo de la actual política económica ha sido muy alto. A los más de 20,000 desempleados de los parques de zonas francas y del sector turismo, se le añade la baja calidad de vida que padecen sectores vulnerables de la población, por lo que hay que llegar a la conclusión, de que la política de crecimiento económico no ha dado los resultados esperados. En otras palabras, no se percibe la equidad.

Como bien señalan algunos economistas, la mejor política social es una buena política económica. Este planteamiento fue muy común en la época de los ajustes estructurales y reaparece hoy cuando se ha frenado el crecimiento en la región latinoamericana. La idea de lo que subyace es que cuando país crece, especialmente si lo hace a tasas elevadas, va resolviendo sobre la marcha los problemas que se suscitan, incluso los sociales. Es el llamado efecto de chorreo o trickle down‚ que permitirá que, tarde o temprano, todos reciban una parte de los frutos del crecimiento. Se hace necesario, entonces, establecer políticas sociales para fortalecer el capital social de las clases media y baja.

El autor es Secretario General del PRD.

respuesta