Un envio del blog

La universalización de la política

Enviado en 26 febrero, 2006 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

La política es, esencialmente, tener capacidad para resolver todo aquello que los ciudadanos creen que debe ser resuelto por sus representantes, dentro de los códigos de conducta ética debidamente aceptados por la sociedad.

Lo que resulta interesante es entender que la política trasciende las localidades y las fronteras entre provincias, y nos obliga a que exista una colaboración permanente para que cada gobierno municipal responda a las responsabilidades que les son propias, sin duplicidades que generen más gastos e ineficiencias a la hora de prestar un servicio de calidad al ciudadano. La descentralización será el principal desafío en los próximos años.

Hasta hace poco tiempo nos hubiera resultado muy difícil imaginar que las autoridades de una ciudad se pusieran en contacto con las de otra ciudad, en otro país, y coordinar iniciativas o poner en marcha proyectos conjuntos. Como también hubiera resultado difícil pensar que determinadas decisiones adoptadas por un organismo internacional iban a tener una aplicación directa en la esfera local y que, incluso, dichas decisiones se hubieran acordado por distintos actores implicados en las mismas.

Tomemos solo el caso, por citar un ejemplo, de la lucha contra el narcotráfico, y la necesidad de coordinar actividades con otras naciones. ¿Alguien se imagina cómo se podría combatir el narcotráfico si no es poniendo en común toda la información disponible? ¿O cómo se combate eficazmente la criminalidad si no es perfeccionado los mecanismos de persecución de delitos y control de fronteras? Y así podríamos continuar poniendo múltiples ejemplos con las diferentes áreas de gobierno, que siempre encontraríamos niveles de decisión supranacionales que condicionarían nuestra labor política, en cualquier ámbito en el que pensemos, como sería el caso de los acuerdos de libre comercio, o los acuerdos con el FMI.

Quizás el ejemplo más perfeccionado de lo que yo llamaría la universalización de la política es la Unión Europea, en el sentido de que las iniciativas políticas traspasan las fronteras, se adoptan a nivel internacional y tienen incidencia directa en la vida cotidiana de la gente. ¿Es tan raro, pues, pensar en lo local y lo internacional al mismo tiempo?

Naciones Unidas podría ser el ejemplo más claro, aunque no el más perfecto, de universalización de la política, pues en ella podemos discutir asuntos que afectan a la comunidad internacional en su conjunto y cualquiera que sea la materia objeto de debate; lucha contra la pobreza; control de la carrera de armamentos; procesos de autodeterminación de los pueblos o el combate al terrorismo internacional. Pero, lo cierto es que , aunque hemos avanzado mucho, todavía es necesario reforzar los mecanismos de adopción y participación en las mismas para que sean aceptadas por todos.

Sobre este tema, seguiremos en próximas entregas.

El autor es Secretario General del PRD.

respuesta