Un envio del blog

Partidos políticos y ventanas rotas

Enviado en 20 marzo, 2006 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Los partidos políticos son a las democracias lo que las ventanas a las casas. Así como una casa sin ventanas es solo un almacén, una democracia no puede existir sin partidos políticos. Pero así como la solución para una casa con ventanas no está en construir más paredes, es necesario continuar y profundizar las reformas que modernicen y democraticen los partidos políticos. Las principales encuestas, especializadas como Latinobarómetro, han coincidido en advertir que si no se suman a favor de la transparencia y la participación ciudadana, la reputación de los partidos seguirá cayendo, y peor aún, la democracia terminará pagando los costos.

No hay ninguna democracia estable en el mundo sin partidos políticos. Pero no cualquier sistema de partidos es conducente a una democracia de mejor calidad. Cuando los partidos son transparentes, tienen reglas claras, promueven la rendición de cuentas y fomentan la participación ciudadana, sale fortalecida. Hacer lo contrario es perjudicar al sistema democrático.

Como Secretario General del PRD estoy consciente de ello. En el mes de julio del año pasado, escribí: ‚El hecho de que mi partido, el PRD, sea uno de los más antiguos, con más de 66 años de existencia es un elemento enriquecedor de esta reflexión, pues quienes hemos estudiado nuestra historia como partido somos muy conscientes de los cambios en la naturaleza y la función de esta organización a través de las vicisitudes por las que ha pasado. La actual dirección política es el mejor ejemplo de impulsar los cambios que adecuen al PRD a la realizada del Siglo 21. Estos cambios han sido marcados por la realidad de que los dominicanos quieren más democracia‚.

La democracia, entonces, no puede sobrevivir sin partidos políticos, y los partidos políticos están ligados indisolublemente al funcionamiento de la democracia. El PRD tiene hoy más que nunca el desafío de trazar el camino del respeto de la democracia interna, de establecer mecanismos de mayor participación ciudadana, y el fortalecimiento de nuestras relaciones con otras fuerzas aliadas. No hay que olvidar que, por vez primera, hemos formalizado una concertación con el PRSC, partido mayoritario con quien teníamos diferencias históricas, y con otras fuerzas políticas emergentes, en lo que hemos llamado la Gran Alianza Nacional. En estas tareas, estoy y estaré comprometido, conjuntamente con las nuevas generaciones que estamos comprometidas con una mejor República Dominicana.

El actual proceso histórico nos conduce a que los partidos debemos dejar de lado nuestras diferencias y emprender el Proyecto de Nación, una vez concluyan las elecciones de mayo de 2006, que indudablemente marcarán el destino del país en su avance por el sendero del desarrollo y la consolidación democrática. En este sentido, hay que abrazar los principios de democracia, recambio y diversidad para fortalecer al sistema de partidos políticos.

El autor es Secretario General del PRD.

respuesta