Un envio del blog

Brecha digital

Enviado en 09 abril, 2006 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Masificar la idea de que las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son necesarias para impulsar el desarrollo es un esfuerzo que, más allá de las estadísticas, República Dominicana no debe dejar de lado. Menos hoy, en una economía globalizada en la que la tecnología juega un rol preponderante.

Desde el 1998, el pais viene haciendo esfuerzos notables para la inserción de la economía en la era digital. En este aspecto, ha habido una comprensión, a veces tácita, y otras veces, expresa, de la clase politica nacional en apoyar políticas públicas para el desarrollo de la estrategia nacional de conectividad. El propósito ha sido y es reducir la brecha digital que separa a la mayoría de desconectados de las oportunidades y bondades que ofrecen las tecnologías de la información.

Curiosamente, ha pasado desapercibido en el país el Informe Mundial sobre Tecnologías de la Información 2005-2006, elaborado por el Foro Economico Mundial de Davos (WEF, en sus siglas en inglés), que contiene informaciones actualizadas sobre el desarrollo y avance de 115 naciones en el ranking ‚Aptitud para la Conectividad‚. Estados Unidos, Singapur, Dinamarca, Islandia, Finlandia, Canada, Taiwan, Suecia y Suiza ocupan los primeros diez lugares, lo que revela el dominio norteamericano, de los países nordicos y asiáticos en esta materia.

En el caso de America Latina, los principales países son Chile (29), Brasil (52) y México (55), El Salvador (59), Colombia (62), Panamá (66) y Costa Rica (69). República Dominicana esta ubicada en el lugar 89. Para el 2003, el país ocupaba el lugar 57.

Estos resultados son relevantes, pues examinan la situación de cada economía en tres dimensiones. Uno son los contextos macroeconómico, regulatorio y de infraestructura para las TIC. Otro, la disposición de los individuos, empresas y gobiernos para aprovecharlas. Y el último, el uso efectivo en todos los ámbitos.

La capacidad de incorporar las TIC representa un desafío, ya que lo deseable es que su uso no quede circunscrito a los sectores de mayor poder adquisitivo. Además, los expertos indican que para que el país pueda seguir incrementando en este ámbito también debe invertir fuerte en educación. Las autoridades, entonces, tendrían que concientizarse cada vez más de los beneficios asociados a la inversión en TIC para mejorar los niveles de calidad de la enseñanza. La reducción de la brecha digital requiere algo más que computadoras, laboratorios de informática y centros tecnológicos. El esfuerzo tiene que ir unido con la educación, de manera que los ciudadanos puedan asimilar el uso eficiente de esta herramienta en el quehacer diario de sus actividades.

El Consejo Nacional de Competitividad, unido con las autoridades competentes, haría una contribución importante si el sector de los pequeños y medianos empresarios incorporara permanentemente las TIC en sus sistemas de gestión. Favorecer iniciativas que ayuden a llenar este vacío sería bienvenido.

El autor es Secretario General del PRD.

respuesta