Un envio del blog

Entrevista a Monseñor Benito Ángeles

Enviado en 16 abril, 2006 Para 4:52 pm Escrito por en Entrevistas

Orlando Jorge Mera entrevista esta semana a Monseñor Benito Ángeles, Secretario General de la Conferencia del Episcopado Dominicano, con el cual conversa acerca de lo que significa la pasión, la muerte y la resurrección de Jesús, así como también sobre el compartimiento y la conducta que deben exhibir políticos y partidos políticos en las elecciones del 16 de mayo del 2006.

LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)
Monseñor Benito Ángeles (MBA)

COMO LO DIJO:
“yo no creo mucho y te lo digo francamente en el político que ataca a otro, yo no creo en eso, porque usted no tiene que ganar adeptos atacando otros”

“advertir a la juventud que no se dejen amarrar por las mañas que muchos viejos también les han vendido”

“Advertir a la juventud para que no se dejen enredar de las malas mañas de lo viejos y de las malas mañas de los egoístas que sólo buscan su propio placer, ¡su propio ser!, su propio tener”

“El país necesita hombres y mujeres nobles, leales, responsables, capaces, y cuando hablo de capacidad hablo de capacidad de trabajo, capacidad de pensamiento, capacidad de producir nuevas ideas para contribuir con la necesaria transformación del país”

“Por el aborto se está matando más gente de lo que se mataron en la segunda y en todas las guerras mundiales que ha habido”

“Hay que poner a los líderes políticos a confrontarse en el orden de las ideas, del pensamiento, de los programas, de lo proyectos y también a confrontarse en el orden de cuales son las expectativas de sus electores para ver si ese político responde a expectativas”

“Todos los líderes políticos nacionales se reúnen y se dan abrazos, y toman juntos su café, porque yo también he tenido reuniones con todos y todos se reúnen a tomar un café”

“Queremos creer en el surgimiento de una nueva generación de jóvenes políticos que auténticamente sustenten su que hacer en el orden de los valores de la ética y de la moral”

INTRODUCCION:
Bienvenidos a Líderes. Hoy domingo la Iglesia Católica celebra la resurrección de nuestro señor Jesucristo, fecha especial que significa el comienzo de una nueva vida, razón por la cual nuestro programa de hoy lo vamos a dedicar a tener una conversación sumamente interesante con Monseñor Benito Ángeles, Secretario General de la Conferencia del Episcopado Dominicano, con Monseñor Ángeles vamos a hablar sobre lo que significa la pasión, la muerte y la resurrección de Jesús, así como también algunas lecciones que debemos asimilar nosotros los cristianos entorno a lo que ha significado y significó todo este proceso en términos de las relaciones humanas, de cómo en la vida diaria tenemos que enfrentar innumerables desafíos y retos para poder alcanzar nuestros propios objetivos y poder superar los diferentes obstáculos que se nos presentan cada día. La vida cristiana el deseo de poder vivir a través de un código de conducta de un comportamiento moral apegado a los valores cristianos representa indudablemente uno de los desafíos que tiene la sociedad en este siglo XXI, el auge de la delincuencia, la violencia, la falta de educación, la crisis en la familia, representan también algunos aspectos que requieren una mayor atención por parte, no sólo de los padres de familia sino de toda la sociedad, y pienso que las reflexiones que vamos a compartir con Monseñor Ángeles van a contribuir para que cada televidente pueda hoy día reflexionar hoy día sobre lo que es la familia, la sociedad, la crisis que estamos viviendo desde el punto de vista moral y también obviamente de la crisis económica, social y política que vive la humanidad, pues, hoy nos tiene que servir para reflexionar entorno a los pasos que tenemos que dar a partir de mañana. También con Monseñor Ángeles vamos a hablar sobre las elecciones del 16 de mayo del 2006, el compartimiento, la conducta que deben exhibir los partidos políticos y las candidatas los candidatos, así como también la necesidad de dialogar, de debatir las diversas propuestas, para que los televidentes, y sobre todo los votantes, puedan ejercer un voto responsable. Les invitamos en el próximo segmento a compartir con nosotros la entrevista que le haremos a Monseñor Benito Ángeles, Secretario General de la Conferencia del Episcopado Dominicano.

LA ENTREVISTA:
OJM.- Me complace tener en nuestro programa la presencia de Monseñor Benito Ángeles, Secretario General de la Conferencia del Episcopado Dominicano, Monseñor Ángeles muchas gracias por corresponder con nuestra invitación.

MBA.- Muchas gracias Orlando, con mucho gusto he accedido a está invitación tuya a este programa, valorando precisamente las oportunidades que he tenido de ver todo lo que es el principio de objetividad con que se maneja, y también los aportes que salen a nivel de reflexión de las diferentes personas que tu traes aquí. Por eso yo te agradezco el privilegio de compartir contigo y con todos los amigos televidentes que gozan y disfrutan de este tu programa.

OJM.- Precisamente este programa se transmite el domingo de resurrección. Es mucho lo que se ha escrito sobre la pasión, muerte y resurrección de Jesús, y yo quisiera aprovechar este primer segmento de nuestro programa para que hablemos un poco de lo que significa este día para la Iglesia ¿Qué significado debemos nosotros los católicos asimilar respecto a este día de hoy?

MBA.- Hoy es un día grandioso, nosotros lo definimos como el día central, el día principal de la vida cristiana, fíjate que el cristianismo, como también la vida del ser humano, es un camino, un camino que estamos invitados a recorrer con una conciencia de los pasos que damos cada día, y precisamente el domingo de resurrección es el día culmine de 40 días de preparación desde el miércoles de ceniza hasta el domingo de resurrección. El miércoles de ceniza nos abre las puertas con un sentido penitenciario, ¡Ojo hombre y mujer! “Recuerda que eres polvo y al polvo tienes que volver”, es como un invitar al reconocimiento de nuestra realidad en nuestra condición de seres contingentes, no nos podemos olvidar que los seres humanos no somos absolutos, que el único absoluto es Dios, y Dios en su infinito amor a creado de manera genuina, no sólo todo el mundo que nos rodea sino el ser humano, hagamos al hombre y la mujer a imagen y semejanza de Dios, esa imagen y semejanza de Dios nos permite a nosotros tener una serie de atributos que no lo tienen ni los animales, ni las cosas ¿Cuáles atributos nosotros podemos observar y experimentar en nosotros? La inteligencia, la voluntad, la capacidad de amar, la capacidad de ser libres, ese conjunto de atributos nos hace semejantes a Dios, por eso cuando hablamos de la dignidad de la persona humana, no hablamos de la dignidad de la persona humana sólo por el hecho de ser hombre o mujer, sino porque somos imagen de Dios, porque somos hijos de Dios, porque participamos de la divinidad de Dios, con Jesucristo decía San Agustín… perdonen mi garganta porque vengo de muchas días santos y de muchas predicas… decía San Agustín en el siglo VI; “Con la venida de Cristo al mundo la humanidad se divinizó y la divinidad de Dios se humanizó en Jesucristo.” Lo que quiere decir que aquel acto que se produjo el día de la creación del hombre y la mujer viene a repetirse, pero, a confirmarse con la presencia de Jesucristo en el mundo, entonces el caminar de toda la cuaresma es un caminar humano y un caminar cristiano, de reconocimiento de nuestra realidad humana y de nuestra realidad divina, de nuestra realidad de pecadores, pero de nuestra realidad de que hemos sido redimidos, hemos sido salvados, hemos sido liberados del pecado. El domingo de resurrección es, podríamos decirle así: el perfume síntesis donde nosotros recogemos los sagrados misterios de la salvación que vienen dados desde el Antiguo Testamento en la venida de Jesús con el Mesías anunciado por el profeta Isaías, la llegada de Jesús encarnado en María, el camino de Jesús entre milagros y también en el momento preciso de la pasión, de la crucifixión, de la muerte, de la puesta en el sepulcro, donde prácticamente! ya todo el mundo creía que el Dios liberador y salvador era un fracasado, pero no, llega la salvación, perdón, ¡Llega la resurrección! Y en está resurrección que hoy celebramos este domingo nosotros decimos ¡Aleluya Cristo resucitó la madruga del domingo!, Cristo venció a la muerte por la resurrección, venció el pecado por la resurrección, venció el mal por la resurrección, venció todo aquello que oprimía y aplastaba al hombre precisamente porque si cristo no hubiera resucitado vana seria nuestra fe. Como puedes ver el domingo de resurrección es el fundamento de la fe cristiana y al mismo tiempo el espejo en que nos debemos mirar para darnos cuenta de que la vida no sólo está compuesta de crisis, conflictos y dificultades, sino que tenemos la esperanza de que va a llegar un tiempo glorioso, donde vamos a vivir la plenitud de la felicidad a partir de la resurrección de Jesús.

OJM.- Monseñor muy interesante, esas reflexiones que usted nos hace, a lo que significa la resurrección para la Iglesia. Antes de su muerte Jesús es conducido por todo un proceso que se conoce como: “La Pasión de Jesús”, un proceso en el que él es victima de humillaciones, castigos y toda una serie de desconsideraciones que obviamente reflejan lo que era el sentir de la condición humana de todo aquello que le rodea, traiciones también, ¿qué lecciones podemos aprender, ya para aplicarlas a nuestras propias condiciones humanas entorno a ese proceso de la pasión de cristo?

MBA.- Magnifica pregunta Orlando, tu me colocas de frente a una reflexión donde el espejo es la vida de Jesús, donde el espejo de la vida de Jesús es el rostro que nosotros vamos a mirar para darnos cuenta de que auténticamente nosotros estamos frente a un conjunto de personajes en el proceso de la vida, pasión, crucifixión y muerte de Jesucristo. En la vida de Jesús nosotros encontramos a un José y a una María, que son padres modelos, que asumen la voluntad de Dios en el caminar de la vida de Jesús, aunque ellos racionalmente no comprendían lo que estaba pasando, sin embargo creyeron, como pasa en la vida hay muchas cosas que no entendemos, en la vida de los misterios de la fe hay muchas cosas que las creemos porque el señor nos las enseña pero no las entendemos racionalmente todas. En el caminar de la vida de Jesús nosotros vamos a encontrar un crecimiento de Jesús en relación con los fariseos, con los samaritanos, con los publicanos, con los pecadores, y también vamos a encontrar a un Jesús muy humano compartiendo con la familia, por ejemplo cuando fue invitado todavía muy joven a la boda de Canaan ¿Qué actitud toma Jesús? La de la obediencia, porque en ese tiempo todavía era muy joven, y la madre le pide algo y Jesús le dice; “Pero mujer todavía no a llegado mi hora”, sin embargo hace lo que le pide la madre, ahí tenemos un gesto de obediencia de un hijo frente a los padres, y esa actitud de obediencia de Jesús valió como un ejemplo maravillo para salir de una situación embarazosa aquella pareja de matrimonio que estaban celebrando gozosos su boda y que resulta que se le acaba el vino, que era lo peor que el podía pasar a un judío, en una celebración, ¡Qué se la acabara el vino! en un lugar de viñedos, de producción y donde se supone que el vino era, diríamos, el punto central de la fiesta, y la actitud de Jesús; “Llenen las jarras y llévenlas al Maestre sala.” Jesús en el silencio siempre vive haciendo milagros de amor, así sucede con la vida de las personas humildes y serviciales, no tienen que estar buscando cámara ni presentaciones, sencillamente el servicio se hace por amor, con amor y para amar, y nos muestran, las bodas de Canaan, la gran expresión de los participantes ya un poco tomados ¿Por qué dejan para el final el mejor vino? Esto pasa con la vida humana también, muchas de las mejores cosas se quedan para el final, porque en el caminar de la adolescencia, la juventud y en el primer tiempo del adulto hay muchas cosas que no las hemos madurado, y por eso creemos que nos vamos a llevar el mundo por delante, yo me atrevo a decir Orlando que la vida se parece a un embudo, el embudo comienza ancho y termina estrecho, entonces eso sucede con la vida, muchas personas ven la vida como un embudo que lo tienen todo disponible y por eso viene el creer que todo es posible, no es cierto, tienen que llegar el momento que usted tiene que recogerse un tiempo.

OJM.- Señor Ángeles vamos a seguir conversando de manera muy particular sobre esas lecciones que nos enseñó Jesús, a propósito de las humillaciones a las que fue víctima en el próximo segmento.

PAUSA

OJM.- Indudablemente que la Iglesia Católica se fundamenta en la gran fiesta que se está celebrando el domingo de
resurrección, y apropósito de lo que conversábamos en el segmento anterior Monseñor Ángeles, todo ese proceso de la pasión de Jesús, las traiciones a las que fue víctima, las humillaciones, las desconsideraciones, indudablemente que en el propio quehacer diario de nuestras propios vidas la debilidad de los seres humanos están presentes en cada una de nuestras actuaciones, ¿qué lecciones pudiéramos aprender, de lo mismo que fue victima Jesús, de las propias inequidades de los seres humanos de esa época?

MBA.- Sin duda alguna la persona de Jesús en el mundo se convierte para nosotros en una presencia paradigmática del mismo Dios en medio de nosotros, por eso Jesús no pasa desapercibido, la historia hace que se considere en dos partes; Antes de Cristo y Después de Cristo, por lo tanto la imagen de Jesús en su que hacer diario es una imagen para impactar nuestra vida personal, nuestra vida familiar, nuestra vida social, nuestra vida política, nuestra vida económica, Jesús tiene una palabra para cada accionar de cada ser humano, y por eso el tiempo de su pasión es también la muestra, de todo lo que tuvo que pasar él para podernos reivindicar a nosotros de nuestros pecados, de nuestras maldades, de nuestros egoísmos de nuestras debilidades y flaquezas, de frente a la verdad ¡Cuántas mentiras! De frente a la libertad ¡Cuántas esclavitudes! De frente a la luz con la que deberíamos vivir ¡Cuántas tinieblas! De frente a la armonía social en la que deberíamos vivir ¡Cuánta violencia! De frente a las divisiones ¡Cuántas expresiones de unidad! nos propone Jesús en su propia vida en su propio evangelio, la palabra de la concordia: “Amaos unos a otros como yo les he amado”, “Perdonen no sólo 7 veces sino 70 veces 7”, “Cuan rencorosos tantas veces somos nosotros para ofrecer un perdón a un hermano” y sin embargo Cristo viene y lo único que dice en el momento de la cruz es: “Perdónenlos porque no saben lo que hace” y Cristo nos va dando con su caminar la actitud paciente, hay que saber ser paciente en el dolor, en el sufrimiento, en los conflictos, en las crisis, en las dificultades, pero claro ser paciente no significa no ser pro-activó, el paciente es aquel que reconoce que la vida merece una reflexión, una meditación, una contemplación, una organización de las ideas y del pensamiento, una gran capacidad de tener una planificación estratégica frente al mal, y no precisamente lo contrario. Fíjate que si hay algo en el mundo de hoy que nosotros tenemos que acusar de no imitar a Cristo, es precisamente que muchos lo quieren echar a un lado porque Cristo les cuestiona su vida, les cuestiona su moral, les cuestiona su ética, les cuestiona su comportamiento, porque muchas veces nosotros tenemos que actuar en desbandada, con un libertinaje que se expresa en tantas formas, desde el libertinaje sexual, el libertinaje político, el libertinaje económico, el libertinaje familiar, y ¡no! la libertad es un don que Dios mismo en la persona de Jesús nos ha dado, pero para que nosotros la empleemos en el plano de lo correcto, por eso el poder político y religioso en el tiempo de Jesús no pudo aguantar la doctrina enseñada por Cristo ¡Había que matarlo! ¡Es un Blasfemo!! porque está contradiciendo nuestras leyes, y Cristo les viene a decir “Si las leyes son importantes” pero lo más importante no son las leyes, lo más importante es el amor, lo más importante es la persona, lo más importante es la vida espiritual de cada ser humano, no se olviden de que la ley y el orden se impone para que la racionalidad se organice, pero lo más importante no es una ley, no es que “El burro se calló el sábado y no se puede sacar” lo más importante es que el servicio del amor debe estar presente todos lo días.

OJM.- Apropósito de eso que usted señala Monseñor Ángeles sobre la realidad que está viviendo el mundo de hoy, una gran parte del mundo, en cuanto a una serie de situaciones que se están aconteciendo que contravienen lo que es la vida cristiana, la conducta ética, el comportamiento adecuado a las normas de la sociedad, me trae a está pregunta, usted ha visto como en nuestro país ha habido un incremento de la delincuencia, un incremento de los niveles de inseguridad que está viviendo la sociedad, incluso la prensa reportó inclusive de un asalto a una Iglesia de Jarabacoa, es decir que hasta los lugares santos, los lugares religiosos están siendo también victimas de está ola de delincuencia. Desde el punto de vista de la Iglesia, lo que es la formación de los jóvenes, lo que es la capacitación de los feligreses para evitar precisamente que puedan caer en esa ola de delincuencia obviamente se pueden combatir también a través de jornadas de formación, de jornadas de capacitación, de educación, ¿Qué opinión tiene la Iglesia sobre esa realidad y sobre la necesidad de capacitar más a los jóvenes de nuestro país?

MBA.- Yo creo Orlando que estas tocando una pregunta muy sensible en este momento a lo que es la realidad de todos los dominicanos y más allá, porque estamos viviendo una triste realidad de la globalización del terrorismo, y la globalización de la violencia, y la globalización de la desintegración de la familia, pero que eso también va unido a la globalización del pensamiento sobre todo de grupos poderosos en el ámbito de la economía y el poder político, que están queriendo unificar las legislaciones de todos los países con principios antí-éticos y completamente inmorales, yo creo que hay que hacer una reflexión profunda porque ciertamente la Iglesia propone un evangelio de paz, y un evangelio de paz donde todos los días estamos clamando ante Dios; “mi paz, les dejo mi paz, les doy mi paz”, “No tengas en cuenta nuestros pecado sino la fe de tu Iglesia y conforme a tu palabra concédenos la paz y la unidad que todos necesitamos” y yo creo que la Iglesia en ese sentido lucha, por llevar una misión evangelizadora, una misión educativa, una misión consensuadora, una misión liberadora, pero sobre todo de lo que tenemos que liberarnos es del pecado y el pecado está en el corazón del hombre y de la mujer, el desorden está en el corazón del hombre y de la mujer, si tenemos que buscar una causa de violencia fuerte, yo creo que está en el problema de la desintegración familiar, es cuando tenemos un gran porcentaje de hijos que no saben decir papá, no porque no lo saben, sino porque no pueden decir papa, porque los papas sólo pudieron tener una acto irresponsable con una mujer y nunca jamás saben de sus hijos, y esos hijos quedan en la calle sin el cuidado de sus padres, no hay un tiempo como estos en el que hayan más madres solteras de la historia del país y creo que un poco más allá, esos hijos que no tienen la atención en el hogar, que ha de ser una atención de calor de amor, de calor de educación, de calor de vestido, de calor de cariño, y todas estas causantes, pues, naturalmente nos están reflejando el mismo desorden interior que tenemos nosotros los mismos seres humanos. Por eso la convicción desde la fe, es la transformación de una sociedad comienza cuando se transforma cada hombre y cada mujer desde lo más profundo del interior de su corazón, los griegos decían: “El hombre nunca jamás podrá ser feliz sino alcanza la metanoia”, la metanoia es una palabra griega que significa la transformación integral, la transformación orgánica, la transformación en lo profundo del ser del hombre, ya lo decía Exapori en ese famoso librito pequeño-grande, en “El Principito”, yo lo llamo pequeño-grande porque yo creo que Exapori recogió en pocas palabras una grandeza de mensajes, ¡Lo esencial es invisible a los ojos porque lo esencial está en el! corazón del hombre! ¡La maldad sale del corazón! ¡Las malas intensiones salen del corazón! Y las acciones violentas y completamente orientadas a lo que es el irrespeto al ser humano también sale del corazón.

OJM.- Es decir que lo que tiene que ver Monseñor con la formación de los jóvenes…

MBA.-… y la parte educativa que nunca la toque…

OJM.-…el trabajo que hace la pastoral juvenil ¿Qué nos tiene que decir sobre eso?

MBA.- Yo creo que ahí están nuestras esperanzas, no todo está perdido, nosotros, podrán ustedes observar en toda la Semana Santa en cada Iglesia tenemos una enorme masa de jóvenes, me gusto muchísimo el Domingo de Ramos pasado donde participé de la novena jornada de la juventud de la Diócesis de San Pedro de Macorís, ahí habían unos 2500 o 3000 jóvenes, en San Pedro de Macorís, en el bajo techo de la Universidad Central del Este, organizada por el Obispado y la Pastoral Juvenil de la Diócesis de San pedro de Macorís, cosa que aprovecho para felicitar, porque tenemos que animar estas iniciativas, pero esto se está celebrando como lo anunció ya el señor Cardenal junto a la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Santo Domingo, y así todos los pastoralitas de las 11 diócesis de RD, la Iglesia está haciendo un esfuerzo con la Pastoral Juvenil, con los movimientos juveniles, que hay muchos también, los movimientos carismáticos tienen movimientos juveniles, los neocatecúmenos tienen movimientos juveniles, el movimiento escoge Onda Juvenil Católica. Hay una cantidad de movimientos juveniles alrededor de diferentes espiritualidades y carismas dentro de la misma Iglesia, y todo lo que están buscando es tratar de educar, orientar, iluminar, acompañar, y advertir a la juventud que no se dejen amarrar por las mañas que muchos viejos también les han vendido, da pena decir esto, pero también hay que decir que los adultos son los responsables de las drogas, los adultos son los responsables de las discotecas mal sanas, los adultos son los responsables de los negocios que se hacen sucios, para que la juventud caiga en el vicio, y todo eso tenemos que advertir a la juventud para que no se dejen enredar de las malas mañas de lo viejos y de las malas mañas de los egoístas que solo buscan su propio placer, ¡su propio ser!, su propio tener. Es que el hombre y la mujer ha perdido el valor del orden del ser, como decía un sacerdote alemán que fue victima de las opresiones de Hitler en la Segunda Guerra Mundial, el Padre José Keiter y decía: ¡El hombre pude ser el santo que quiera o el demonio que desee! Porque el hombre tienen una libertad para escoger el bien o el mal, pero también el decía: “Hasta que el hombre y la mujer no descubra el valar del orden del ser en todas las riquezas que tenemos para ser feliz, para vivir una vida armónica de unidad e intercambio, de comunicación sincera que produzca una sociedad nueva, el hombre va a vivir sólo inspirado por el orden del tener” y todas estas cosas desgraciadamente en el que hacer económico, en el que hacer político, en el que hacer social si lo que vale es lo material pues estamos perdiendo nosotros los valores fundamentales del ser humano.

OJM.- Monseñor Ángeles con usted vamos a seguir conversando en el próximo segmento a propósito de lo que vendrá después de esta Semana Santa.

PAUSA

OJM.- Estamos conversando con Monseñor Benito Ángeles Secretario General de la Conferencia General del Episcopado. Monseñor Ángeles hay un tema que no podemos obviar, ya a partir de mañana comienza la rutina y estamos a casi un mes de las elecciones del 16 de mayo, hemos visto que en los últimos días hubo algunos actos de violencia política en algunos municipios del país, la cual reprochamos totalmente, pero me gustaría saber la opinión que tiene usted como Secretario General de la Conferencia del Episcopado a propósito de lo que debe ser la conducta exhibir de los partidos políticos, de los candidatos y las candidatas en esta recta final que nos conducirá a las elecciones de mayo del 2006.

MBA.- Bien, vamos a nadar en aguas turbulentas con está pregunta en el sentido de que auténticamente Orlando yo creo que ahora en este tiempo de Cuaresma, la Semana Santa y este Domingo de Resurrección, y la invitación que yo hice en los diferentes programas a los políticos fue la siguiente: tomen la Semana Santa para hacer un alto en el camino, meditar, reflexionar y algunos les he pedido que estudien un poco más, para que tengan un discurso valido de contenidos, a mi me preocupan mucho, muchos discursos que estoy escuchando sin ningún contenido, y cuando no hay contenido falta dicción, y cuando falta dicción, pues, naturalmente ahí queda clara hay una búsqueda de alguna manera irracional del poder en algunos momentos, entonces en ese sentido yo creo que el comienzo de una nueva etapa o de está recta final hacia las elecciones merece que hagamos lo que a mi se me ocurre como la siguiente reflexión; en primer el país necesita hombres y mujeres nobles, leales, responsables, capaces, y cuando hablo de capacidad hablo de capacidad de trabajo, capacidad de pensamiento, capacidad de producir nuevas ideas para contribuir con la necesaria transformación del país comenzando por los Municipios, los Ayuntamientos, las Provincias, y por supuesto la Nación con todo el poder Legislativo en el orden de la cama de Diputados y Senadores, necesitamos Diputados y Senadores capaces intelectualmente, capaces de producir nuevas legislaciones que estén de acuerdo con el respeto a la dignidad humana, por eso les adelanto a los legisladores que van a ser elegidos, usted nunca podrá aprobar una ley del aborto, porque el aborto es un crimen, por poner un ejemplo, y sin embargo algunos legisladores de los actuales se han dado a las tareas de querer legalizar el aborto, el aborto es un crimen, y por el aborto se esta matando mas gente de lo que se mataron en la segunda y en todas las guerras mundiales que han habido, entonces este tiempo debe ser un tiempo de racionalidad, de que cada político recoja 3 a 5 valores, valores éticos y morales, valores humanos y políticos, valores sociales y culturales, y los recoja en su mente, y los recoja en su programa, y trate de convencer a los votantes de que él es el mejor, pero que lo haga con sentido de racionalidad, convenciendo, yo no creo mucho y te lo digo francamente en el político que ataca a otro, yo no creo en eso, porque usted no tiene que ganar adeptos atacando otros, gane adeptos convenciendo del valor que usted tienen en si mismo, en segundo lugar yo creo que el que surjan violencia en el medio del que hacer político es una gran expresión de que todavía nosotros no hemos logrado lo que significa vivir en medio de una civilización del amor, que la Iglesia se ha dedicado a proclamar tanto, señores el salvajismo hay que dejarlo para los que no tienen capacidad de producir una nueva idea y un nuevo pensamiento, pero yo no entiendo que cada candidato político si se está candidatiando en cualquier lugar del país lo está haciendo porque tiene un deseo de servir, yo quiero entender eso no quiero entender otra cosa, un deseo de servir, un deseo de construir una patria nueva, una sociedad mejor, una mayor armonía, una integración social, política, económica y hasta religiosa si se puede llamar, una apertura al mundo que tenemos por delante, a este mundo mundializado porque ya ni siquiera es globalizado, es un mundo ya mundializado, estamos tu y yo hablando aquí y por cuantas partes del mundo están ya otros participando de las ideas que tu y yo estamos compartiendo…

OJM.-…este programa se está viendo ahora en los Estados Unidos…

MBA.-…ya tu ves, ósea el mundo ya está mundializado, estamos todos hiper comunicados y todos humanos, y debemos respetar a cada ser humano en las ideas que tiene, entonces esa es la última parte, respeto por las ideas.

OJM.- ¿Usted favorece que en está recta final existan debates en las que se dieran las diferentes propuestas?

MBA.-…ojalá se dieran esas situaciones…

OJM.-…hemos visto unas declaraciones del Presidente de la Conferencia del Episcopado, Monseñor de la Rosa Icarpio, en el sentido de que se propugne por ese tipo de debates ¿Usted los favorece?

MBA.-Hasta si tengo que estar voy, porque mira lo que pasa con este, hay que poner a los líderes políticos a confrontarse en el orden de las ideas, del pensamiento, de los programas, de lo proyectos y también a confrontarse en el orden de cuales son las expectativas de sus electores para ver si ese político responde a expectativas, de modo que favorecería y lo sugeriría de que auténticamente todos los canales de televisión del país, y a nivel nacional e internacional se produzcan estos diálogos, talvez el debate pueda interpretarse como lucha, pero diálogos entre los políticos, y les voy a dar un mensaje a los electores, que no quiero que se me quede Orlado ya que tengo esta oportunidad, fíjense señores todos los líderes políticos nacionales se reúnen y se dan abrazos, y toman juntos su café, porque yo también he tenido reuniones con todos y todos se reúnen a tomar un café, no peleen entre ustedes, ¡No peleen! que eso no es necesario, que no llegue a la euforia, a hacerle perder el control por una discusión política, ni tampoco se creen divisiones en las comunidades por razones políticas ¡No!, nosotros somos seres humanos, somos hermanos, somos dominicanos en gran parte cristianos, tenemos valores grandísimos, sentido de la lealtad, la responsabilidad, la acogida, la hospitalidad, somos seres humanos maravillosos no nos desbaratemos por razón de una euforia de un momento, lo que queremos es que al momento de las elecciones usted tenga una conciencia clara de cual es la persona que responde a las expectativas que usted tienen para gobernar su Municipio, para gobernar las Cámaras y paras gobernar los diferentes estamentos para los cuales los candidatos se postulan, por eso Orlando yo creo que el dialogo entre los mismos políticos a nivel público sería un gran ejemplo para dárselo a los electores que no tenemos porque estar en un ambiente de cómo si estuviéramos en guerra, no es una guerra las elecciones, es un proceso de concientización política y que debe ser también un proceso de educación política, para que el pueblo sepa que el hombre es un ser. Todos tenemos un lado político y en ese sentido no tienen que ser partidarista, pero si usted simpatizas por uno de ellos deje el otro simpatizar por el otro, no olvidemos que primero somos humanos y en segundo somos hermanos.

OJM.- Señor Ángeles, finalmente, la democracia dominicana ha sido puesta a prueba en los últimos años hemos celebrado elecciones, se ha respetado la expresión del pueblo dominicano, claro en años anteriores, en muchos años anteriores en los años 90, principio de los 90 hubo sus altas y sus bajas, pero desde el año 1996 podemos decir que las elecciones se han celebrado y se ha respetado la expresión soberana del pueblo dominicano, me gustaría escuchar una reflexión final entorno al presente y al futuro de la democracia dominicana.

MBA.- Bueno, como pasa con todo proceso humano, social, político o económico… ciertamente nosotros hemos tenido que vivir momentos de grandes expectativas frente a la democracia y momentos también muy fuertemente traumáticos, y por supuesto que el ser humano también aprende, como solemos decir: ¡Dándose golpes en la cabeza! y los dominicanos hemos aprendido mucho, yo creo que hemos recorrido un largo camino positivo hacia la democracia, y creo que tenemos que seguir alimentando el crecimiento de esos procesos, para eso hace falta una voluntad política fuerte de parte de los líderes políticos, yo voy a comenzar por lo mismo que decíamos antes ¡El respeto! entre los mismo políticos, pero que eso respeto comience por las cabezas, yo tengo que decir que me desagrada mucho cuando yo oigo un líder político nacional hablando con expresiones que no se compadecen con un profesional de alto nivel, sencillamente por una pasión política, que sabe usted que va a pasar y que mañana ya no va a existir, lo mejor en lo que hacer político dentro de la competitividad para alcanzar un grado de poder para servir, yo creo que es la cordura, yo creo que es la inteligencia preclara, y creo al mismo tiempo que es la visión específica de que si mañana me toca gobernar a un pueblo, si mañana le toca al otro él me gobernará a mi como pueblo. El quehacer político tiene sus diferencias, tiene… bueno, llego a un punto en que me preocupa mucho porque de hecho cada partido debe tener un sustento filosófico y en muchas ocasiones los partidos no muestran tanto el sustento filosófico como el afán de poder, quiero que eso quede como una pequeña reflexión para todo, porque creo que hay que revisar ese poquito. El fundamento filosófico de un partido nunca jamás debe ser negociable cada partido debe darle sustento a su filosofía, a sus principios y a sus valores, y veo que ese es un punto de debilitamiento de la democracia en este momento.

OJM.- Es importante informarle Monseñor Ángeles que los partidos políticos, por lo menos puedo hablar de los mayoritarios, han estado en los últimos años en un proceso de la creación de institutos de formación política, precisamente para cimentar las bases de lo que debe ser la educación y la formación ideológica, que como usted ha señalado en los últimos años se ha ido perdiendo, pero que indudablemente hay un compromiso de dotar a que esos dirigentes, esos militantes, puedan tener la parte de la formación ideológica tan importante en estos momentos, de manera que puedan tener un comportamiento ético y no apegado a lo que ha sido el clientelismo tradicional que tanto daño le ha hecho a la clase política dominicana.

MBA.- Yo quiero hacer una brevísima reflexión a eso que acabas de decir Orlando en el sentido de que con el perdón de los viejos robles de política de RD, tenemos que decir con sinceridad lo que visionamos del futuro, queremos creer en el surgimiento de una nueva generación de jóvenes políticos que auténticamente sustenten su quehacer en el orden de los valores de la ética y de la moral.

OJM.- Así es, y en eso estamos comprometidos Monseñor Ángeles, así es que quiero agradecerle la oportunidad que nos ha brindado en este día de compartir algunas reflexiones a propósito del domingo de resurrección, de lo que ha significado las enseñanzas de Jesús para toda la clase humana, y de manera muy particular para los dominicanos en este día tan especial como es el domingo de resurrección.

MBA.- Por ello ahora toca el decir felices pascuas de resurrección a todos, todas y cada uno de ustedes que comparten con nosotros este momento ¡Felices pascuas de resurrección! Orlando, a tu familia y todos los que forman parte de tu vida y de tu corazón, así como también para cada uno de ustedes amigos televidentes lleven un saludo de amor, denle un abrazo de paz a las personas en el día de hoy y díganle: “Mi amor por ti esta presente ¡Felices pascuas!”

OJM.- Muchas gracias y amigos televidente hasta la próxima entrega de Líderes.

Comentarios cerrados.