Un envio del blog

Entrevista a Antonio Morales Mengual

Enviado en 18 junio, 2006 Para 5:04 pm Escrito por en Entrevistas

ORLANDO JORGE MERA  entrevista esta semana al  representante de la Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, en RD, el señor Antonio Morales Mengual, con quien conversa sobre los planes de la FAO en la lucha contra la pobreza y en la erradicación del hambre en el mundo.

LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)
Antonio Morales Mengual (AMM)
Organización de las Naciones Unidas (ONU)

PARA TOMAR EN CUENTA:

• Dice cifras del hambre en el mundo han mejorado en los últimos años

• Recuerda la FAO es un organismos de cooperación técnica no de cooperación financiera.

• Revela Bahoruco es la segunda provincia más pobre de la RD

• Entiende  población abandona las zonas rurales por necesidades sufridas

COMO SE LO DIJO:
“25 mil personas mueren de hambre en un día, 175 personas mueren de hambre cada semana y 9 millones de personas mueren de hambre al año” (OJM)

“No hay que olvidar que ahora somos 6500 millones de personas en el mundo, pero en el 2050 seremos 9000 millones de personas con los mismos recursos naturales,  y tenemos ese reto de producir más y mejor en menos superficie” (AMM)

“Mientras hay un crecimiento macroeconómico importante,  que está ahí, que son cifras reales, se observa que no hay un reparto equitativo de ese crecimiento, es decir, ese crecimiento queda en pocos sectores de la sociedad” (AMM)

INTRODUCCION:
Bienvenidos a Líderes. Uno de los más grandes desafíos que tiene la humanidad es como erradicar el hambre y la pobreza que agobia millones y millones de ciudadanos del mundo, esto,   si lo unimos al hecho de que los países desarrollados están destinando más de 900 millones de dólares al año para el presupuesto de defensa y para la fabricación de armas de todo tipo,   nos debe llevar a una reflexión… de que ha llegado el momento, de que estos países desarrollados tengan que cambiar sus prioridades parar llevar a favor de los países sub-desarrollados,   y los países en desarrollo,  políticas que vayan para la erradicación de hambre y la pobreza en el mundo. Hay algunas cifras que son altamente preocupantes, por ejemplo; 25 mil personas mueren de hambre en un día, 175 personas mueren de hambre cada semana y 9 millones de personas mueren de hambre al año, lo cual tiene que llamar poderosamente a una reflexión,  y esto lo unimos al hecho de que recientemente el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo han publicado un informe sobre la pobreza en RD, en el que señalan que de cada 100 dominicanos, 42  están bajo la extrema línea de la pobreza, por lo tanto se hace necesario que la clase política y todos los dominicanos hagamos conciencia respecto a la importancia de implementar, no solamente políticas, sino también de llevarlas a cabo a la realidad para que podamos erradicar la pobreza y el hambre en nuestro país. Naciones Unidas ha establecido en su informe de los objetivos de desarrollo del milenio, que para el 2015 las naciones deberán haber erradicado el hambre que hoy día agobia  gran parte de la humanidad, sin embargo,  tengo las reservas de que podamos llevar a cabo ese objetivo para el año 2015, por cuanto a unos 9 años de esa fecha todavía en nuestro país no se han implementado políticas que vayan en su epicentro a poder resolver un problema tan grande como es el hambre y la pobreza que tenemos en nuestro país a pesar de los esfuerzos que se han hecho en el curso de los últimos años, no hay un sector de la vida nacional que haya sido más diagnosticado que el sector de los programas que se desarrollan para combatir la pobreza, existen duplicidades, existen diversos organismos que desarrollan una misma política y que se hace necesario entonces poder tener como referencia esos informes que hacen los organismos internacionales para poder entonces implementar programas y políticas unificadores y coherentes que puedan erradicar la pobreza en RD. Por eso en nuestro programa de hoy tenemos como invitado al representante de la Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, en RD, el señor Antonio Morales Mengual con quien vamos a conversar en el próximo segmento sobre los planes de la FAO en la lucha contra la pobreza y en la erradicación del hambre en el mundo. Les invito en el próximo segmento a compartir con nosotros tan interesante entrevista.

LA ENTREVISTA:
OJM.-  Como había anunciado,  me complace tener en el programa de hoy la presencia del señor Antonio Morales Mengual,   quien es representante de la ONU para la Agricultura y la Alimentación mejor conocida como FAO. Señor Morales muchas gracias por corresponder con nuestra invitación.

AMM.- Muchas gracias a ti por invitarme.

OJM.- Gracias. Vamos a comenzar este primer bloque con algo que tiene que ver con las políticas que desarrolla la FAO para la erradicación del hambre en el mundo. Hay cifras sumamente alarmantes que tienen que ver con las muertes que ocurren por motivo del hambre que pasa la población mundial. Por ejemplo:  hay 25 mil personas que mueren de hambre en un día,  175 mil cada semana 9 millones de personar mueren de hambre al año. ¿Qué papel está jugando la FAO en lo que tiene que ver en la erradicación del hambre en el mundo?

AMM.- Bueno, las cifras del hambre en el mundo han mejorado en los últimos años, no quizás como se pretendía, o como se esperaba, y en eso la FAO ha tenido una contribución decisiva, esa mejora no se ha producido, lamentablemente de la misma manera, en los mismos continentes, ni en los mismos países. Hay países que han avanzado mucho más y hay países que han avanzado meno. La FAO dentro de su misión principal es precisamente ayudar a que el hambre sea erradicada del mundo, y en ese sentido todos nuestros programas,  todos nuestros proyectos van dirigidos a esa misión fundamental. Tenemos otras áreas de actuación también, como la FAO también se ocupa de silvicultura, de la pesca, del desarrollo global sostenible, pero básicamente nuestra visión, nuestra misión principal es la erradicación del hambre en el mundo.

OJM.-  En ese sentido señor Morales, la Cumbre de la ONU del 2000 que elaboró los objetivos de desarrollo del milenio,  establece que para el 2015 habrá de haberse erradicado el hambre en el mundo, nos parece sin embargo que quizás al momento, en el 2006, quizás la fecha plantee un reto sumamente significativo. En   ese sentido ¿Qué puede esperar la ciudadanía en términos del cumplimiento de los objetivos del desarrollo del milenio?

AMM.- Efectivamente en la Cumbre Mundial de la Alimentación de 1996 la FAO  puso como un objetivo principal el reducir el hambre a la mitad, es decir, bajar el porcentaje de población que padecía hambre en 1990,   a la mitad en el 2015, este objetivo fue ratificado e incluido en la Cumbre del Milenio, ¿y eso qué significa?, eso traducido, por ejemplo a República Dominicana, significa que si en el 1990 habían en República Dominicana un 27% de la población en estado de sub-nutrición, significa que para el 2015 tendremos que conseguir como mínimo un 13% de la población en estado de sub-nutrición, no es eso lo ideal, lo ideal sería   llegar a un 0%, pero es como una meta que entre todos, el Gobierno y toda la sociedad deberíamos de conseguir, trabajar en esa línea para conseguir esa reducción de ese porcentaje como mínimo a un 13%.

OJM.- En el caso específico de RD ¿Cuáles proyectos está desarrollando la FAO actualmente o cuáles proyectos le está dando apoyo precisamente para cumplir con ese objetivo?

AMM.- Tenemos un programa especial de seguridad alimentaría que está actuando en la Provincia de Bahoruco, concretamente los municipios de Neiba y de Galván, y yo diría que son comunidades de las más deprimidas del país, Bahoruco es la segunda provincia más pobre de la República Dominicana, no obstante nuestros esfuerzos muchas veces son limitados porque la FAO es un organismos de cooperación técnica no de cooperación financiera.

OJM.- Y en esos municipios ¿En qué consiste el programa básicamente?

AMM.-  Básicamente es en producción de alimentos, Neiba, Galván, la zona donde estamos nosotros actuando son zonas muy áridas y allí lo que se detectó fue que la principal necesidad era agua, necesitaban agua para el consumo humano, agua para riego, en eso nos hemos centrado. Hemos perforado 6 pozos, creo que con gran éxito,  y ahora estamos ya en la fase de conducción del agua y de puesta en riego por sistemas por goteo, y producción de unas 6 mil tareas aproximadamente, paralelamente hemos tenido otras actividades con grupos de mujeres, una fabrica de sazón que rehabilitamos con la comunidad, ahora vamos a implementar con el INVI un proyecto también de utilización de un opal como alimenticio y otros derivados, o sea que hacemos pequeños proyectos, pero el gran proyecto sería el de puesta en riego de esa superficie para producir alimentos.

OJM.-Recientemente se dio a conocer públicamente un informe del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo que apunta a señalar algo que resulta hasta paradójico, por un lado señala que el país ha tenido un crecimiento económico en los últimos 2 años, pero que sin embargo no se observa,  a pesar de ese crecimiento ha habido una reducción de la pobreza en la República Dominicana. Usted como experto en la materia, que conoce lo que tiene que ver con la cooperación que pudiera dar la FAO en la República Dominicana ¿Usted también observa  esa misma tendencia en el país?

AMM.- Bueno, efectivamente yo creo que esto es un tema muy general en casi todos los países de América Latina y el Caribe, es decir mientras hay un crecimiento macroeconómico importante,  que está ahí, que son cifras reales, se observa que no hay un reparto equitativo de ese crecimiento, es decir, ese crecimiento queda en pocos sectores de la sociedad, no hay programas sociales suficientes, en educación, en salud, en programas de seguridad alimentaría. Es decir,  yo creo que ese es el reto que tienen los gobiernos, los Estados, los políticos, en conseguir que ese crecimiento tenga cada vez un reparto más justo, socialmente justo, que llegue a los sectores más deprimidos, a las capas más vulnerables de la población, eso yo creo que es una realidad,   que todo el mundo sabe lo único que hace falta es materializarla y propiciar ese reparto equitativo.

OJM.- Usted cree que sería bueno darle un enfoque diferente al manejo de la distribución de los ingresos, qué exista mayor equidad, debería darse una visión, digamos, más moderna de la que hasta el momento se ha hecho.

AMM.-  Si yo entiendo que si, que es necesario, yo creo que todos somos consientes de que eso debe de ocurrir, y eso se tiene que traducir muchas veces también a la hora de confeccionar de que los Estados, los gobiernos confeccionen sus presupuestos. Es decir,  se tiene que ver que hay una transferencia más grande hacia los servicios sociales, y en esté caso también cabe destacar que el sector agropecuario siempre, por tradición, es uno de los sectores más olvidados, más abandonados. Agricultura,  yo creo que suele dar más a los países de lo que recibe, la gente rural yo creo que aporta más al desarrollo de un país, a la economía de un país de lo que recibe en compensación, eso la FAO lo ha dicho constantemente, lo sigue diciendo, pero hace falta que los gobiernos pasen a la acción, en definitiva la gente más pobre es la gente rural, en los países donde más desnutrición hay es en las zonas rurales, entonces yo creo que se requiere de una mayor atención, de un mayor gasto público en las zonas rurales.

OJM.-Es decir que esa nueva visión que debe existir debería centrarse fundamentalmente en las zonas más deprimidas y que obviamente requieren de que esa distribución de las riquezas les pueda llegar. Por cierto en ese mismo tenor ¿La FAO también da cooperación en materia del uso de tecnologías en el aspecto de la agricultura?

AMM.- Bueno la FAO es una institución que cumplió el año pasado 60 años, una institución que tiene más de 1500 técnicos, yo sé que tiene una capacidad técnica y unas vivencias acumuladas muy importantes, es decir nosotros si hacemos transferencias de tecnologías, si que trabajamos en todo lo que es mejorar las condiciones de vida del entorno rural, y para ello tenemos la capacidad suficiente para hacerlo, muchas veces el impedimento son los recursos, la FAO no tiene un presupuesto extremadamente elevado, más bien,  diría yo que pequeño para poder abarcar muchas veces las necesidades o los proyectos que nos demandan.

Nosotros necesitamos de organismos donantes, de los aportes de los propios países. Por supuesto, la FAO se nutre del presupuesto de sus países, que es limitado, entonces yo entiendo que toda la tecnología, todo el conocimiento lo tenemos, lo que nos falta es la parte económica para poder concretar nuestra sabiduría y poderla reflejar en actividades, que las hacemos, pero a un nivel modesto. Todos los proyectos de los que yo puedo hablar aquí en el programa son financiados por el Gobierno de la República Dominicana, el Gobierno de Italia, el Gobierno de España, o sea que siempre buscamos donantes y la parte que aporta la FAO es la parte de sus técnicos, su experiencia en la ejecución, en la evaluación, en el seguimiento de estos proyectos.

OJM.- Con el señor Morales representante de la FAO en República Dominicana  vamos a seguir conversando en el próximo segmento sobre otros temas de interés.

PAUSA

OJM.- En el segmento anterior usted dijo una realidad, la necesidad que los gobiernos centren su atención en la agricultura, y de manera muy fundamental en la población rural que vive de la agricultura y que tiene un amplio potencial, se observa, y usted que ya tiene un buen tiempo en la República Dominicana,  habrá observado que de las zonas más deprimidas, sobre todo del Sur, de la frontera, se produce una migración masiva hacia las zonas urbanas en el país, ¿Qué usted opina sobre qué incentivos hacer para que estas poblaciones puedan continuar aportando desde su respectivas comunidades pero al mismo tiempo puedan entrar a formar parte del mundo de oportunidades que ofrece este siglo XXI?

AMM.-Yo creo que nadie sale de su entorno, de su localidad, de su pueblo, por gusto, la gente sale por necesidad, porque quieren tener una vida más digna, más sana para ellos y para sus hijos. Es lógico que la gente emigre de las zonas rurales, es lógico si las zonas rurales no tienen una infraestructura adecuada, es lógico si nosotros no llevamos desarrollo a esas zonas rurales. Es decir, un padre, un agricultor, un campesino, siempre quiere que su hijo mejore, que no lleve la vida que lleva él, pero si nosotros conseguimos que en su entorno haya un sistema educativo adecuado, unas escuelas adecuadas, que hayan centros de salud adecuados, que haya transporte, es decir infraestructura vial suficiente, ¿Quién va a querer salir de de la zona donde nació, donde se ha criado?  Yo creo que nadie, la gente emigra de las ciudades por necesidad y también muchas veces engañados buscando algo que luego no encuentran porque luego a la mayoría de estos campesinos van a engrosar los cinturones de miseria de las grandes ciudades,  y entran otra vez en el circulo de desencanto. Yo creo que la solución a eso es propiciar ese desarrollo rural integral, sostenible, que propicie a todos los habitantes rurales un entorno donde puedan llevar una vida digna, si eso es así la gente no va a querer salir de sus comunidades.

OJM.- A propósito de agricultura, en adición a lo que usted mencionó en el segmento anterior, ¿Tiene algunos otros programa que puedan mejorar el nivel competitivo de algunos productos aquí en el país?

AMM.-Nosotros trabajamos, sobre todo estrechamente con la Secretaría de Estado de Agricultura, aunque también tenemos algunos proyectos de cooperación con la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, pero nuestra parte fuerte es la Secretaría de Estado de Agricultura, en ese sentido hace pocos días aprobamos un proyecto de reforzamiento de la competitividad agroalimentaria del sector agropecuario de la República Dominicana, yo creo que es un proyecto que culmina con un serie de asistencias técnicas que la FAO ya ha venido dando a está administración en temas de la competitividad agropecuaria.

OJM.- ¿Esto qué significa en términos reales?

AMM.- Eso significa que la FAO va a disponer durante dos años de unos fondos, del propio presupuesto de la FAO,  en este caso no recuerdo la cifra pero pueden ser sobre los 300 mil dólares para poder ir contratando y trayendo a los mejores expertos de la FAO o fuera de la FAO para que asesoren al país en ese camino que está realizando, en esos pasos que se están dando ya para reformar el sector agropecuario sobre todo de cara a la entrada del país al RD-CAFTA en el próximo mes de julio, luego,  yo creo que nosotros,  como organismo multilateral lo que hacemos es traer expertos y otras experiencias de otros países, hacer revisiones de las legislaciones, ayudar a través de seminarios, a través de propuestas, al gobierno en que los pasos que se estén dando se estén dando bien y que se diera un resultado exitoso de la inserción de la República Dominicana en este Tratado de Libre Comercio.

OJM.- Esas consultas y cooperaciones que ustedes van a dar en ese nivel para que las empresas o los productores puedan ser más competitivos, entonces también involucra a los agricultores, a todos los niveles de la escala de producción o a un nivel específico.

AMM.- A todos los niveles, yo creo que este trabajo también, ósea el resultado ha sido un proyecto aprobado, concretado, pero esto ha sido un trabajo previo que se ha hecho coordinado con el PATCA, Programa de Apoyo a la Transición Competitiva Alimentaría, que es financiado por el BID, hay muchos organismos multilaterales que están trabajando y apoyando al país en los mismos temas, lo que tratamos es de sumar esfuerzos, de coordinar, no de duplicar, ósea que es un proyecto que definitivamente completara a lo que ya está haciendo el Gobierno u otros organismos multilaterales y que en definitiva abarca a toda la cadena agroalimentaria, desde el productor hasta el consumidor.

OJM.- Es decir que podríamos decir que en los próximos años se irá produciendo una transformación en el sector agropecuario del país.

AMM.- Entendemos que si, así tiene que ser, yo siempre comento que se están haciendo grandes cosas ahora en este país en el sector agropecuario, pero, yo pienso que ha habido una ausencia años atrás, o sea el sector agropecuario ha estado muy abandonado tradicionalmente, entonces ahora se está haciendo un gran esfuerzo. Se está priorizando dentro de lo que cabe este sector, pero el tiempo va a decir también, porque no es todo el querer hacer las cosas también la gente tiene que poner de su parte, los pequeños agricultores, los medianos, esto va a suponer también una reestructuración de la producción, del sector agropecuario, algo de que la Secretaria de Estado de Agricultura es consiente y que ya ha comenzado a trabajar en este tema, pero por supuesto que son proyectos que incluyen a toda la cadena agroalimentaria.

OJM.- En ese programa de cooperación también está involucrada la asesoría con respecto al TLC para que los agricultores dominicanos conozcan las transformaciones, porque indudablemente que el sector agropecuario también habrá tenido que hacer sus propias transformaciones, para ser más transparente, los niveles de calidad de los productos que puedan entrar al mercado norteamericano, que creo que ese ha sido uno de los puntos más débiles, nuestras normas de calidad sobre todo en el área de las carnes que deben de tener mayores niveles de calidad para un público o una clientela exigente. ¿También involucra esa parte?

AMM.- Sí. nosotros en diciembre del 2005 realizamos un taller en Boca Chica sobre Retos y Oportunidades del TLC, RD-CAFTA un seminario compartido con el IICA y en el que vinieron técnicos internacionales a contar las experiencias de otros países, es decir que esto es algo que sigue acciones que ya hemos emprendido, no es algo así en solitario y que seguiremos prestando nuestra asistencia técnica en estas áreas.

OJM.- Es decir que en campo dominicano podemos decir que con todos estos niveles de cooperación que se están teniendo en el ámbito internacional, el campesino, el agricultor, el productor, puede estar esperanzando de que a medida que pase el tiempo podrá ir avanzando desde el punto de vista tecnológico, desde el punto de vista de las oportunidades que representa un mundo como es este del libre comercio.

AMM.-  Yo entiendo que si, si no sésamos con nuestros esfuerzos, si no hay interrupciones, entiendo que si, va haber un sector del campesinado que van a tener que readaptarse, algunos no podrán seguir con sus actividades, en las zonas rurales no sólo la actividad agropecuaria, es decir hay otras muchas actividades que pueden tener un día a día, podemos hablar de artesanías, podemos hablar de ecoturismo rural, podemos hablar de muchas otras actividades que no son precisamente la producción de alimentos, y que hay que apoyar y que hay que fomentar también en las zonas rurales, o sea nosotros… ahora hay un proyecto regional financiado por el BID que se está llevando desde la oficina nuestra en Santiago de Chile y que involucra a República Dominicana, y precisamente lo que va a tratar este proyecto es sobre esas pequeñas familias rurales, es decir como van a quedar cuando se incorpore el TLC, que medidas compensatorias hay que darles, es decir hay otras actividades en el ámbito regional que la FAO apoya, y que involucran a la República Dominicana,  y que son complementarias a los proyectos nacionales propios que tenemos en el país.

OJM.- Es un programa muy interesante, porque obviamente va a permitir la readaptación de muchos ante un nuevo esquema a partir de la entrada en vigencia del TLC. Con el señor Morales vamos a seguir conversando en el próximo segmento.

PAUSA

OJM.- Es de público conocimiento el trabajo que realiza la FAO en el ámbito internacional y también en el ámbito local, una organización que tiene muchos años al servicio de diversos países y al servicio de diversas causas. Uno de los puntos que más nos llama la atención al igual que ha muchas personas es como se han ido reduciendo las especies vegetales en el mundo, de unas 7000 especies vegetales que hemos tenido en el transcurso   de miles de años ya el comercio internacional apenas está comercializando unas 120 especies,  y esto puede ocasionar que si suceden catástrofes o si suceden algún tipo de desastres, pues, se reducen las posibilidades de que los seres humanos podamos seguir consumiendo especies vegetales. Sabemos que recientemente, hace 2 años se suscribió y se ratificó un tratado sobre recursos fitogenéticos que precisamente procura prevenir este tipo de situaciones. La República Dominicana lo suscribió pero aun no lo ha ratificado, sin embargo ya el tratado entró en vigencia porque lo ratificó la cantidad de países necesarios. ¿Cómo le preocupa a la FAO está cuestión del acceso a mayores especies vegetales para combatir el hambre?

AMM.- Precisamente esta semana pasada ha habido una reunión en Madrid, España, la primera reunión del órgano que va a administrar este tratado internacional, efectivamente es alarmante como han ido disminuyendo las especies vegetales y animales que se utilizan para la alimentación humana, en el ámbito del reino animal creo que están en peligro de extinción más de 1000 especies animales, gracias al pequeño agricultor, los pequeños agricultores son los que normalmente han ido conservando esas especies, esas rica variabilidad genética que hay tanto en el mundo animal como vegetal. En el mundo vegetal es alarmante, usted ha hablado de cien  y pico de especies que se cultivan, pero si nos fijamos en la alimentación de los humanos, más del 50% de nuestra calorías viene sólo de 5; el trigo, el maíz, la papa, y no se cuales más, alguna más, entonces que pasa, hay que conservar esas especies animales y vegetales porque ahí es donde están los genes que adquieren resistencias a determinadas plagas, enfermedades, ahí está el material genético que los investigadores pueden y utilizan cuando hay algún tipo de problemas, cuanto menos es el número de especies que se utilizan mayores son los riesgos, cualquier nueva plaga puede diezmar, puede acabar con las producciones de las especies que cultivamos en estos últimos años, entonces yo creo que este trabajo lo que trata es de sensibilizar a los Gobiernos, a los políticos, a los Estados, de que esa riqueza que tenemos de variabilidad en nuestros pueblos hay que mantenerla, hay que conservarla y hay que dar más participación a los agricultores en los beneficios que se generen de utilizar esa riqueza genética.

OJM.- Si le agregamos a todo eso la cuestión de que los precios de la energía, los combustibles, se han disparado, el precio del petróleo, que también tiene una gran influencia en todo lo que tiene que ver con este tema agrícola. ¿Cómo ve la FAO los riesgos que tenemos a la vista?, tenemos por un lado enfermedades, plagas, catástrofes, tenemos los altos precios de los carburantes, qué opinión tiene la FAO, hay algunos que opinan que hay determinados productos, entre ellos mismos la FAO, que tendrán precios más elevados que los que tiene en el mercado internacional producto de todas estas cuestiones, se podría producir un desequilibrio en los mercados internacionales. ¿Qué opinión tiene la FAO sobre eso y que deberíamos hacer los gobiernos para protegernos de estas situaciones?

AMM.- Bueno, las situaciones muchas veces no son las optimas, hay catástrofes climatológicas, hay guerras en los países, hay muchas situaciones que hacen que nuestros productos sean cada día más caros, pero también hay que confiar en que la tecnología cada día es mejor, es decir que si hace 20 años para alimentar a una persona durante un año se requerían dos hectáreas, pues dos hectáreas ahora a lo mejor alimentan a seis personas, pero yo creo que eso también es un valor añadido que tenemos, está también la biotecnología que también es un elemento muy importante que hay que tener en cuenta para compensar todas estas deficiencias, yo creo que tenemos otras opciones para ser cada día más competitivos, para que nuestros campos rindan más, pero para eso hace falta capacitación, extensión, investigación y en definitiva inversión en las zonas rurales.

OJM.- Usted cree que todos estos temas de los que hemos hablado están debidamente diagnosticado en nuestro y en nuestros países, se han hecho estudios desde la A hasta la Z de todas las cuestiones que nos afectan a nosotros y de los retos y desafíos que tenemos por delante, a su juicio ¿Tiene la comunidad internacional la voluntad política para poder implementar a su vez estas políticas que vayan para la erradicación del hambre y la pobreza en el cumplimiento de los objetivos del milenio?

AMM.- Sí. Yo creo que está todo muy investigado y todo es muy sabido. Yo creo que lo único que le hace falta a lo que usted ha dicho es decisión, decisión política, esfuerzo, muchas veces toda la responsabilidad se la damos a un gobierno, no es así, yo creo que todos los sectores de la sociedad deben de responsabilizarse, desde el pequeño productor hasta el consumidor, pasando por la clase intelectual, los investigadores, yo creo que es una responsabilidad de todos, en definitiva el derecho a la alimentación es el primer y más básico derecho de todo ser humano, porque si estamos bien alimentados podemos tener acceso a la educación, a la salud y a todo lo demás. De hecho hay suficiente potencial, suficientes conocimientos técnicos para producir suficientes alimentos que toda la humanidad requiere en estos momentos. No hay que olvidar que ahora somos 6500 millones de personas en el mundo, pero en el 2050 seremos 9000 millones de personas con los mismos recursos naturales,  y tenemos ese reto de producir más y mejor en menos superficie.

OJM.- Quizás una novedad que pudiera implementarse para ello es que los países desarrollados que tienen altos presupuestos para asuntos de guerra que lo dedican para la fabrica de armamentos pudieran destinarlo a que otros países menos desarrollados, que tiene grandes hambrunas puedan también palear esa situación.  Si dedicáramos un por ciento de lo que se dedica al presupuesto del armamento, dedicarlo a combatir y erradicar,  también pudiéramos dar un paso importante. ¿Qué opinión tiene sobre esto?

AMM.- Efectivamente eso sería básico y fundamental, la ayuda oficial al desarrollo que lamentablemente está muy estancada y yo diría que,  incluso,    para el sector agropecuario no ha sido un sector prioritario para los organismos donantes. Yo creo que eso es una falta de óptica y tiene que revertirse, es decir que tiene que hacer más ayuda internacional para el campo, para la agricultura.

OJM.- Señor Morales,  tengo entendido que para fin de mes ustedes están organizando una actividad en República Dominicana sobre todo con lo que tiene que ver con medio ambiente, pues le permitiría que usara este medio para informar en que consiste está actividad.

AMM.- Bueno, en realidad tenemos dos. Este próximo lunes inauguramos en el Hotel Santo Domingo un taller regional para muestreo, mediciones, análisis en laboratorios de alimentos, esto lo estamos coordinando con el Laboratorio Nacional Doctor Defilló,  y la siguiente semana, el día 26  inicia en el país una reunión importante, que es la reunión de la COFLAC que es la Comisión Florestal para América Latina y el Caribe, está reunión nos va a mantener por una semana tratando sobre los temas forestales del Caribe y de América Latina.

OJM.-Pues le deseamos el mejor de los éxitos en esas actividades y nosotros esperamos que los amigos televidentes hayan podido aquilatar el papel que desarrolla la FAO en el combate contra la pobreza y en la erradicación del hambre en el mundo. Es una entidad que tiene muchos años al servicio de la humanidad y esperamos que en el transcurso del tiempo pueda ir materializando las políticas y recomendaciones que le hacen a los gobiernos. Señor Morales muchas gracias por haber correspondido con nuestra invitación y ojalá que en un futuro cercano podamos pasar balance al cumplimiento de los objetivos del milenio,  y que esperamos que los países desarrollados puedan entender que en sus manos está también el destino de miles y millones de habitantes en el mundo que esperan de una mano amiga.

AMM.- Muchas gracias a todos ustedes.

OJM.- Muchas gracias, y a ustedes amigos televidentes será hasta la próxima entrega de Líderes.

Comentarios cerrados.