Un envio del blog

¿Qué le pasa al gobierno con la delincuencia?

Enviado en 11 julio, 2006 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

¿Qué le pasa al gobierno con la delincuencia? ¿Por qué aparece y aparece en todas las encuestas entre las primeras preocupaciones de los dominicanos y hasta ahora no se ha producido una solución contundente y firme? Y la delincuencia, con lamentables e irreparables muertes, sigue tocando las puertas de los hogares dominicanos, sin que se produzca una decisión clara del gobierno, de manera particular, de las autoridades competentes.

Algunas voces oficiales argumentan que el auge de la delincuencia radica en los problemas enraizados en la sociedad. Es decir, la pobreza, la marginalidad, el formar parte de bandas, entre otros aspectos, sociológicos. Según esta forma de pensar, se crea un atenuante a favor de quien delinque que hace difícil que una sociedad‚ culpable‚ lo sancione. Es la imagen del buen ladrón.

Esa visión del problema obviamente lleva a un resultado claro: los que practican la delincuencia se dan cuenta de que en esta sociedad hoy es barato delinquir. No existe ninguna relación entre la magnitud del daño provocado por quien delinque, y el castigo que recibirá a cambio.

Es decir, se percibe que la sanción judicial a quienes realizan actividades delictivas, incluyendo el homicidio o asesinato, no merecen la sanción correspondiente, salvo casos muy excepcionales, en los que la opinión pública ha desempeñado el rol determinante, respetando el debido proceso de ley, la presunción de inocencia y los derechos de defensa del imputado.

Sin embargo, la cuestión es más profunda. Recientemente, asistí a una misa en la que el sacerdote oficiante reveló cómo un tío suyo había sido asesinado por policías, y clamaba por justicia. Vemos cómo, por citar un caso, la delincuencia está azotando la ciudad de Bonao. Y por otro lado, las armas que proliferan en manos de particulares están ocasionando muertes muy lamentables, como lo acontecido con Milton Pélaez o con la joven Vanessa en Santiago.

Recuerdo que hace unos años, leí un estudio de investigación sobre cuál era la real probabilidad de que un ladrón de autos fuera denunciado, detenido y sancionado con al menos un mes en la cárcel. La probabilidad conjunta de ser denunciado, aprehendido posteriormente por la policía y sancionado por el sistema judicial con al menos treinta días de cárcel era sólo de 4 por ciento. Me temo que ahora puede ser incluso inferior.

La respuesta del gobierno no ha sido la correcta. En unos casos, ha sido prepotente como la del Secretario de Interior y Policía a propósito de un robo ocurrido frente a su casa, recientemente. En otros casos, no ha habido coherencia. La delincuencia no se enfrenta solo con discursos o palabras. Se enfrenta con hechos.

¿Por qué le cuesta tanto al gobierno convocar a todos los sectores de la vida nacional, incluyendo los partidos políticos, a una discusión sincera sobre la seguridad ciudadana para asumir un compromiso entre todos? Seguiré con este tema en otras entregas.

El autor es Secretario General del PRD.

respuesta