Un envio del blog

Entrevista a Fausto Rosario

Enviado en 09 julio, 2006 Para 5:07 pm Escrito por en Entrevistas

Orlando Jorge Mera entrevista esta semana a Fausto Rosario, director del periódico “Clave”, con quien conversa acerca de la importancia de los medios de comunicación en la Republica Dominicana. También cuenta con las intervenciones de los periodistas Juan Bolívar Díaz, Huchi Lora y Mercedes Castillo, quien es presidenta del Colegio Dominicano de Periodistas, los cuales aportan sus opiniones sobre esté importante tema.

LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)
Fausto Rosario (FR)
Juan Bolívar Díaz (JBD)
Huchi Lora (HL)
Mercedes Castillo (MC)

PARA TOMAR EN CUENTA:

- Atribuyen crisis en los Medios de Comunicación a quiebras Baninter, Bancrédito y Mercantil.
- Dicen periódicos dominicanos están estancados.
- Insisten predomina una autocensura y una concentración de los medios en pocas manos.
- “Creen nunca como ahora un Gobierno, empleó tantos periodistas.
- Señalan Partidos Políticos como cómplices de la autocensura.
- Sugiere Centro de Auditoria de medios de comunicación, como propuso director “Le Monde”
- Consideran como precaria labor que realiza el CDP por el periodismo y los periodistas

COMO LO DIJERON:
“Los medios de comunicación cuestionamos a todo el mundo, por lo tanto es justo que se nos cuestione a nosotros” (HL)

“Hay otro 50% de ciudadanos que están insatisfechos, que dicen que los medios de comunicación no dicen la verdad, y que en general los medios dicen la verdad que le interesa a los dueños de esos medios que se digan” (FR)

“Pero ahora estamos viviendo una situación diferente, donde predomina una autocensura y una concentración de los medios en pocas manos” (JBD)

“Yo creo que hay grandes transformaciones que vienen para el periodismo dominicano, y creo que la sociedad, las instituciones académicas, tienen que adaptarse a trabajar para esas transformaciones que vienen (FR)

LA INTRODUCCION:
Bienvenidos a Líderes. Desde la caída de la tiranía trujillista, el periodismo dominicano ha jugado un papel fundamental en la consolidación de nuestro sistema democrático. Desde el año 1961, transcurriendo los años de la revolución de abril, los gobiernos del Presidente Joaquín Balaguer, y lo gobiernos del PRD, y también en las administraciones del PLD, la prensa a jugado un papel esencial en la consolidación de los ideales de nuestra democracia. Pero al mismo tiempo ha tenido que enfrentar momentos sumamente difíciles, momentos de persecución por razones políticas, momentos de censura dictadas, en ocasiones, por el propio Estado, y en otras ocasiones por lo propios intereses privados que de alguna u otra forma tienen influencia en los diferentes medios de comunicación, la prensa nacional, compuesta en su gran mayoría por personas de buena voluntad, indudablemente que contribuye al sostenimiento de la democracia dominicana. Ahora que entramos en este siglo XXI, la prensa y los medios en sentido general tienen que continuar asumiendo muchas innovaciones, y hay que señalar que, las tecnologías de la información y la telecomunicación, de manera muy fundamental el Internet, ha contribuido a que los medios de comunicación puedan masificarse, en términos de que, al través del Internet pueden ofrecer sus diferentes informaciones, y permitir que una cantidad de dominicanos o internautas, no importa el lugar donde se encuentren, accedan a estos medios de comunicación que, de manera paulatina se actualizan en el mismo transcurso de un día. Pienso que otro tema que la prensa nacional debe de fortalecer son sus códigos de éticas y de conductas, para poder mantener la credibilidad necesaria ante los diferentes lectores, televidentes u oyentes. La República Dominicana tiene, de por si, muchos retos por delante, y obviamente que, el sostenimiento del estado de derecho, las libertades públicas y la democracia dominicana, dependen, en gran medida, de que tengamos una prensa independiente, una prensa plural y una prensa objetiva, que pueda decir la verdad de todos los acontecimientos que suceden en la República Dominicana y en el extranjero. En ese sentido, en nuestro programa de hoy vamos a tener esté tema, fundamental para la democracia dominicana, como lo es la prensa y sus relaciones con el poder, tanto del sector público como en el sector privado, y para ello vamos a contar con la muy grata presencia en el estudio del distinguido periodista Fausto Rosario Adames, director del semanario “Clave”, así como contaremos con las opiniones de los distinguidos periodistas Juan Bolívar Díaz, Huchi Lora y Mercedes Castillo, quien es presidenta del Colegio Dominicano de Periodistas. Les invito en el próximo segmento a compartir con nosotros estas interesantes entrevistas.

LA ENTREVISTA:
OJM.- Es muy grato recibir en nuestro programa el periodista Fausto Rosario Adames, director del periódico “Clave”. Fausto muchas gracias por corresponder con nuestra invitación.

FR.- Muchas gracias Orlando por la invitación para hablar del periodismo en la República Dominicana, un tema que considero de gran importancia.

OJM.- Justamente, para comenzar a hablar sobre el periodismo en la República Dominicana, me gustaría tener tu opinión sobre los primeros años del papel que jugó el periodismo a partir de la caída de la tiranía de Trujillo en el año 1961 ¿Cómo fue el papel de la prensa en la construcción de la democracia moderna?

FR.- Yo creo que ese es un tema que ha sido bien discutido y estudiado por los analistas de República Dominicana y en particular por los propios periodistas. El papel de la prensa fue fundamental en el nacimiento de la democracia de la República Dominicana. Recuerda que con la caída de la dictadura tuvimos un proceso electoral que dio como resultado el triunfo del Prof. Jun Bosch y del PRD, en las elecciones de diciembre de 1962. De manera que fue el surgimiento del proceso democrático en la República Dominicana. Casi inmediatamente surgen ¡o resurgen los periódicos! Comienza a salir nuevamente el periódico “Listín Diario”. Ehhhh… ya estaba circulando el periódico “El Caribe”, que sufrió una transformación. A partir del año 1965 con motivo del conflicto armado nace el periódico “Patria”, en 1966 surge el periódico “El Nacional”. Es decir que en el caso de la prensa escrita, ¡cómo se le llama!… es un proceso muy dinámico. Posteriormente surge “Ultima Hora”, surge el periódico “El Sol” en Santiago, surge La “Noticia” a principios de los años 70. Pero en donde se da realmente !la gran integración! al proceso democrático es en los medios electrónicos. Es decir, yo pienso que la radio juega un papel importantísimo en ese momento en la República Dominicana con el surgimiento de los primeros noticiarios radiofónicos del país, y la televisión que también es un poco más tímida, en el sentido de que es un medio un poco más pesado, hay menos canales de televisión, pero la radio es, desde mi punto de vista, quien juega el papel esencial en ese proceso, especialmente en la parte de denuncia, exigencia de respeto a los derechos humanos, y a la soberanía nacional, y la protección de la vida de personas perseguidas por razones políticas.

OJM.- En esos años Fausto, de inicio y construcción de la democracia moderna, ¿Podemos decir que existía libertad de prensa?

FR.- Yo creo que si, a pesar de todos los esfuerzos de los aparatos de poder, del Estado, de las propias Fuerzas Armadas, de la misma intervención Norteamérica, pese a ello, lo que permitió que la democracia dominicana fuese considerada una democracia limitada, pero democracia, y no una dictadura, fue el hecho de que, se mantuviera la libertad de expresión, y que los medios y los periodistas, porque hay que hablar también de individualidades, pese a todas limitaciones, a las amenazas, a la persecución, se mantuvieron los medios respetando, y buscando mantener viva la bandera de la libertad de expresión, ¡ese es el derecho fundamental! Incluso aquí los izquierdistas, los perredeistas, los presos políticos, todos se mantuvieron siempre atentos a que el elemento de protección era un periódico impreso, como fue El Nacional en muchos casos, o el mismo Listín Diario, o una emisora que proclamara que se respetara el derecho a la vida de determinadas personas, y así tuvimos…!incluso productores de televisión!… como Freddy Beras Goico, por ejemplo, que siempre estuvieron dispuestos a ofrecer apoyo para salvar a un perseguido político, para presentar un reclamo de un preso político, que era limitado en su libertad. Recuérdate que los presos políticos incluso sacaban un periódico que tenía repercusión en los medios de comunicación, se llamaba “Reenvió”, entonces todos esos yo creo que eran elementos signos de libertad, que aunque uno lo puede ver como medios limitados, o una emisora en algún pueblo, o una emisora en Santo Domingo, o “Radio Popular”, o “Radio Comercial”, o “Radio Mil”, que eran los grandes noticiarios, que realmente informaban de lo que estaba ocurriendo, yo creo que eran esfuerzo ¡fueron esfuerzos! muy valiosos que mantuvieron viva la democracia dominicana, sin esos medios no hubiésemos podido hablar de democracia en los doce años de Balaguer.

OJM.- Justamente cuando concluyen los doce años, los primeros doce años del Presidente Balaguer, 1966 a 1978, llega el PRD ¿Cómo pudiera evaluarse el comportamiento de la prensa en esos años que gobernó el PRD de 1978 a 1986?

FR.- Yo creo que fue un detonante, en el sentido de que hubo muchos signos de libertad y de avances de las libertades públicas en general. Vinieron todos los exiliados políticos, se abrieron las cárceles, comenzó un proceso de profesionalización de las Fuerzas Armadas, en el sentido de que eran fuerzas de choque, la Policía Nacional también comenzó a recibir los primeros signos de transformación, y en por lo menos, en el caso de los medios de comunicación hubo un reconocimiento de que era otro el escenario. Ahora, yo creo que acompañado por el surgimiento de las libertades públicas en general, que fue muy bien aprovechado por los medios de comunicación, que comenzaron incluso a cambiar todo el stop de maquinarias, la parte de la tecnología, la televisión se abrió, en el sentido de que surgieron nuevos canales de televisión, en la radio fue una explosión lo que hubo, porque, aunque al final de los 12 años de Balaguer se limitó la entrega o asignación de frecuencias…

OJM…hubo una famosa congelación…

FR.-…hubo una congelación, pero con el gobierno del PRD eso se abrió. Yo pienso… que se surgió… un elemento que no estaba tan presente, y que no era tan preocupante, pero que si nos ha venido acompañando y que ha sido pernicioso como parte, digamos, de las libertades con que la sociedad dominicana se expreso, que fue el elemento de la captación de los periodistas por instituciones gubernamentales, y de paso, también, en elemento de la corrupción y la limitación de la libertad de expresión por otras vías no tradicionales en ese momento, que eran vías de… “bueno aquí se puede decir todo, no hay ninguna limitación”, pero… una buena parte de los que están, de los que tiene presencia, tienen un enganche, tienen una limitación por una razón salarial o, por un elemento incluso adicional que vino posteriormente, que es el de la politización del periodismo en unas condiciones verdaderamente denigrantes.

OJM.- Si pudiéramos, en el inicio del siglo XXI, visualizar cuáles son las características fundamentales de la libertad de prensa o del ejercicio del periodismo en esté comienzo siglo XXI, ¿Cuáles serían esos elementos?

FR.- Yo creo que la evolución que hemos tenido, ¡claro! Todo lo que tenemos hoy es consecuencia de lo de ayer, y de lo que vimos antes de ayer. Es decir que hoy estamos en una etapa diferente. Hemos tenido un desarrollo de las tecnologías, en general, en los medios de comunicación. Yo pienso que ese es el punto más destacado, el elemento a tomar en cuenta. La televisión se ha modernizado extraordinariamente, incluso aquí en República Dominicana se está hablando de televisión digital. Hemos tenido el surgimiento de Internet como un nuevo medio que combina imagen, videos, fotografías, la parte escrita, el audio, es decir, que es un elemento sumamente importante. En el caso de los periódicos no se ha producido la modernización que debió haberse producido, ahí hay más estancamiento, y creo que la industria va un poco más lenta en ese sentido. Pero yo no destacaría tanto eso en el caso de los periódicos, sino, la gran crisis que se produjo en la prensa nacional como consecuencia del asalto que hubo en los años 90´s y principio de…de…del…2000, de los años…
!Del siglo XXI!…en el sentido de la cooptación por parte del sector financiero de medios de comunicación. Es decir, aquí se dio, en principio, lo que se denominó “La guerra de las papeletas”. Pero después, tener medios, para los grupos financieros era ya… como un escudo para defenderse y protegerse…

OJM.-…una parte estratégica…

FR.-…estratégica de los otros. Entonces ya no era la empresa periodística que era un servicio y al mismo tiempo era una empresa que buscaba rentabilidad económica, sino que comenzó a mirar hacia otro tipo de rentabilidad, en el ámbito político, en el ámbito social, y de protección, es decir “el medio como tal no es el negocio, sino es otra empresa”. , y eso, bueno, produjo una transformación que tuvo un detonante en el 2003 cuando se presenta la gran denuncia de la crisis del sector financiero, de 3 bancos; la quiebra primero Baninter, después Bancrédito y después el Banco Mercantil, y dos de esos bancos eran los principales dueños de medios de comunicación, entonces eso ha producido una crisis muy grande en los medios de comunicación. Yo creo que esa crisis ha sido fundamental para que en la televisión, por ejemplo, hayan fracasado barios proyectos de televisión, hayan fracasado numerosos proyectos de radio, y hoy estemos en una situación de crisis de lo principales periódicos impresos de República Dominicana.

OJM.- Sobre esos temas vamos a seguir abordando más adelante, pero con tu permiso, vamos a pasar ahora con Juan Bolívar Díaz, que fue uno de los fundadores del Colegio Dominicano de Periodistas, un periodista de mucho prestigio en el país, y vamos a preguntarle a Juan Bolívar Díaz, qué tanto ha avanzado la libertad de prensa en la República Dominicana, de manera muy particular, si pudiéramos decir que tenemos una prensa plural e independiente en nuestro país. Veamos.

VTR: JUAN BOLIVAR DIAZ

JBD.- Bueno, el periodismo dominicano ha sido durante estas últimas décadas un periodismo de combate por la democracia, y por la libertad, y un periodismo plural sin ninguna duda, pero yo creo que ha entrado en un período bastante critico, yo incluso he sostenido escritos y he sostenido en algunos seminarios, que ha mi juicio estamos viviendo el peor momento del periodismo dominicana después de la muerte de Trujillo. Porque si bien hubo períodos en los años 60´s que, en los doce años de Balaguer, en que había precariedad de libertad de expresión, incluso atentados, y hubo muertes de periodistas, represión, ¡y todo eso! Y además se reprimía el conjunto de las libertades y los derechos individuales, ese es un período en que, sin embargo, los medios de comunicación resistieron, el periodismo resistió, desde la tribuna de la radio particularmente, y desde algunos periódicos, y se puede decir que gracias a esa resistencia de los periodistas de los medios y de los propietarios de los medios, el país no cayó en una dictadura, porque por lo demás era casi una dictadura el régimen de los 12 años de Balaguer, sobre todo en esa primera mitad del 66 al 72, 74 hasta la muerte de Orlando Martínez en el año 1975, yo diría que a partir de ahí empezó a suavizarse un poco la situación. Pero ahora estamos viviendo una situación diferente, donde predomina una autocensura y una concentración de los medios en pocas manos, y al mismo tiempo la quiebras bancarias, pues, tuvieron mucha repercusión en los medios por la concentración de medios que hubo en manos de los bancos que quebraron, y eso ha repercutido en una inseguridad en el ejercicio de la profesión, en un desempleo grande, en un estrechamiento a la libertad de expresión, en autocensura, en presiones, en transacciones que se hacen entre propietarios y medios, y todo eso ha reducido el margen. Y por el otro lado, creo que nunca un gobierno, y eso también yo ya lo había hecho en público, nunca había existido un gobierno que empleara tantos periodistas, como lo que está ocurriendo en estos momentos, tanto en la reda… ¡periodistas activos! es decir, empleados de los medios de comunicación. Hay una proporción muy elevada que tiene sueldos en Instituciones del Estado y sigue ejerciendo el periodismo en los medios, como independiente ¡supuestamente como independiente! Y eso tiene una repercusión sobre la independencia del periodismo frente a los poderes públicos. A mi juicio eso esas dos situaciones, tanto la derivada de la quiebra de los bancos y de la autocensura impuesta desde la propiedad de los medios, como la derivada de la gran cantidad de periodistas que están empleados en el gobierno, siendo periodistas en ejercicio están poniendo en crisis el periodismo dominicano.

OJM.- Juan Bolívar Díaz ha descrito algunos aspectos importantes de la realidad de la prensa nacional hoy día, ¿tiene alguna opinión o comentario sobre lo dicho por Juan Bolívar?

FR.- Sí. Me interesa destacar la parte en que Juan Bolívar ha señalado como la existencia de la autocensura. Yo creo que eso es un elemento que viene desde hace muchos años, y que incluso es anterior a la quiebra de los bancos. Y recuerdo en el mes de septiembre del año 2002 la Fundación Pellerano y la Universidad Católica Santo Domingo entregaron el último Premio a la Excelencia al Periodista Dominicano Rafael Herrera, y me tocó a mi recibirlo, y recuerdo que cuando recibí el premio y el cheque que me entregaron me pidieron que dijera unas palabras, y yo hable en ese momento, septiembre del 2002, la quiebra de los bancos se produce en el 2003, ¡mayo del 2003! Cuando recibí el trofeo que me entregaron dije que el problema esencial que tenían los medios de comunicación en ese momento, y yo en ese momento estaba trabajando como uno de los periodistas de investigación de uno de los periódicos, ¡incluso de un periódico de un banco! dije que el problema más grande era el de la autocensura, y decía autocensura en el sentido de que la voluntad del medio es callar ciertos temas, y en general lo que estaba diciendo también en ese momento era que la voluntad de los medios en general era callar ciertos temas, y eso en definitiva afectaba la calidad de la democracia en República Dominicana, yo creo que ese problema se mantiene ahora con mayor gravedad que en septiembre del 2002. Yo no estoy hablando solamente del periodismo, sino de la responsabilidad del periodismo para que el sistema político en la República Dominicana pueda sobrevivir en condiciones dignas, y para que podamos decir a los cuatro vientos que tenemos un sistema político que está sólido, o que tiene fuerza en cada uno de los elementos que los sustentan. Los partidos políticos. Yo creo que hay complicidad de los partidos políticos con esa autocensura. El sector privado, con todos sus sub-sectores. Yo creo que hay complicidad del sector privado con esa autocensura de los medios de comunicación. La propiedad en general de los medios de comunicación, yo pienso que hay responsabilidad en los dueños de medios de comunicación con esa autocensura. A veces esa autocensura no viene por una decisión del ejecutivo del medio. ¡Porque a veces la autocensura no viene por la decisión del periodista que dice si escribo esto me vana a cancelar! ¡No! La autocensura viene impuesta normalmente por la decisión de los propietarios de lo medios que dicen; “en estos temas no nos vamos a meter porque son muy conflictivos”. ¡Y le quitamos el derecho a la sociedad de estar informada porque nosotros no nos queremos meter en problemas!…Entonces lo correcto es no tener medios.

OJM.- Fausto con tu permiso, que es un tema muy importante lo que tú estas tratando, vamos a seguir conversando sobre esto en el próximo segmento.

PAUSA

OJM.- Fausto, en el segmento anterior apuntabas sobre la práctica de la autocensura que impera en la mayoría de los medios de comunicación del país, y se me ocurre la siguiente pregunta: ¿Hasta que punto esta llamada autocensura afecta la objetividad del periodismo? ¿Existe o no periodismo objetivo en República Dominicana?

FR.- Mira, yo creo que el periodismo es objetivo en la medida en que ofrezca la mayor cantidad de versiones de un acontecimiento, y tener la disposición de ofrecer la mayo cantidad de versiones de un acontecimiento. A mi me parece que sí, ¡que existe! Pero tenemos, digamos, unos bolsones en donde se está haciendo muchísimo daño al ejercicio del periodismo responsable en el país, y tenemos lamentablemente una incidencia muy negativa por procesos judiciales que afectan a medios de comunicación y a sus propietarios. ¡Está muy limitada la libertad de expresión! ¡Está muy limitada la objetividad periodística! Están limitados los intereses de la ciudadanía que han sido subyugados para que se impongan otros intereses que no son los de la información de calidad, lo de la información completa, lo de la información con todas las vertientes posibles.

OJM.- Es decir que ciertamente la objetividad está en cuestión en la República Dominicana…

FR.-…en cuestión, lamentablemente…

OJM.-…cuestionada…

FR.-…nosotros a través de los medios en los que estamos, estamos haciendo un esfuerzo para hacer un tipo de periodismo diferente, y una de las cosas que hemos hecho es, lanzar un código de ética, y decir este es nuestro código, y estamos haciendo el periodismo de acuerdo a lo que nosotros entendemos es un código autoimpuesto, en el sentido de que… no es una cosa que nosotros nos hemos inventado, hemos copiado prácticamente el código de la Sociedad de los Periodistas de los Estados Unidos, con un esfuerzo y un interés, y ojalá que otros medios asumieran también ese compromiso, lo expusieran también ante el público y dijeran; “Mira aquí está, esto es lo que nosotros proponemos”.

OJM.- Fausto, con tu permiso vamos a recibir ahora al distinguido periodista Huchi Lora, a quien le hemos preguntado si el periodismo en general, a diferencia de como ocurría en el pasado, está bajo la lupa de todos los ciudadanos del país.

VTR: HUCHY LORA

HL.- Yo creo que el periodismo está bajo la lupa de los ciudadanos y debe estarlo. Los medios de comunicación cuestionamos a todo el mundo, por lo tanto es justo que se nos cuestione a nosotros. Ahora bien… yo creo que los medios de comunicación no son tablas de chocolate, que son todas iguales. Yo creo que la gente se da cuenta de las diferencias, ¡porque hay de todo! Entonces hay medios independientes, hay medios que no son independientes, hay medios que sirven al interés de la mayoría, al interés de la sociedad, pero hay medios que sirven a intereses de grupos particulares, a una persona. Hay hasta medios que constituyen herramientas de barras de la defensa. Entonces yo creo que no podemos decir que la gente confía o no confía…!yo creo que la gente confía en algunos medios y en otros no!

OJM.- ¿Fausto tiene algún comentario sobre lo dicho por Huchi Lora?

FR.- Huchi ha dicho una cosa muy cierta, estamos, y creo que la sociedad está frente al dilema de saber en quien va a creer, porque tiene oferta diaria y semanal de opciones de información. Hay personas que por tradición, desde hace muchos años porque lo heredaron de su padre o de su madre, siguen recibiendo determinados periódicos. Hay otros que son nuevos, que están ahí, que tiene una oferta, que se regalan también, como hay otros medios que son una oferta ¡pagada!… por ejemplo, y que usted cuando va y compra el periódico está tratando de comprar objetividad o está tratando de comprar credibilidad. Porque… ¿Qué es lo que debe de inspirar un periódico? ¡Confianza! ¡Credibilidad!… que lo que usted está diciendo es lo correcto porque la gente quiere estar enterada, el público, el ciudadano quiere estar enterado de lo que está ocurriendo, y para eso existen estos mecanismos de intermediación, por eso se llaman medios, porque están entre los acontecimientos y la sociedad que espera recibir de ellos la verdad. Yo estoy de acuerdo con Huchi. Hay todas las opciones. Lo único es que hay que orientar a la gente y decirle… ¡Mire, aquí hay muchas cosas! ¡Al escoger usted tiene que saber lo que va a creer! Porque medios hay que son hasta barras de defensa.

OJM.- A propósito de la credibilidad, o de la falta de credibilidad de los medios, algunas encuestas han señalado, precisamente, que ha ido decreciendo los niveles de credibilidad de los medios hacia los ciudadanos ¿Qué opinión tiene sobre esto?

FR.- ¡Sí! Yo creo que se ha ido registrando en los últimos años una disminución de la credibilidad de los medios. A nosotros cuando estábamos trabajando en el proyecto del semanario “Clave” nos tocó hacer un estudio de hábitos de lectura en República Dominicana, y en ese estudio de hábitos de lectura, obviamente que había preguntas para determinar el nivel de credibilidad de las personas en los medios de comunicación, y encontramos con que había un disminución muy grande. Apenas, ahora, hay yo diría aproximadamente un 50% de los ciudadanos que creen, que confían, en lo que reciben ¡en general! en los medios, a los medios en que están suscritos, a los que reciben en sus casas. Hay otro 50% de ciudadanos que están insatisfechos, que dicen que los medios de comunicación no dicen la verdad, y que en general los medios dicen la verdad que le interesa a los dueños de esos medios que se digan.

OJM.- Es decir que las tareas que hay que hacer por delante para volver a rescatar esa credibilidad es impresionante…

FR.-…es una tarea ardua, es una tarea ardua ciertamente. Yo creo que hace falta, y yo creo que es parte de la tarea de rescatar la credibilidad de los medios. Incluso recuerdo… los estudios sobre cultura política en República Dominicana reflejan un alto crecimiento, una alta credibilidad en los medios, pero eso se ha ido disminuyendo. Entonces… ¿Qué hace falta? Un centro de auditoria de medios de comunicación, como propuso el director del Periódico “Le Monde” que vino aquí a la Fundación Global, que observe, alguna organización de la sociedad civil, alguna institución, ¡Centro académico!… que haga una especie de observatorio de medios de comunicación, y que reporte y que dé las estadísticas, que analice la calidad de las informaciones, que ofrezca informes, eso no es perseguir a nadie, eso no es tampoco coartar la libertad de expresión, eso es analizar el comportamiento de los medios, como tratan los medios determinados fenómenos, por ejemplo, yo creo que eso seria importante, y seria una gran ayuda para la ciudadanía al momento de discernir sobre la calidad de los medios.

OJM.- Y para tener una referencia respecto de los niveles de certeza o de credibilidad que tiene los medios.

FR.- ¡Exactamente!

OJM.- Con Fausto Rosario Adames vamos a seguir conversando en el próximo segmento sobre estos temas de interés.

PAUSA

OJM.- Estamos conversando con Fausto Rosario Adames, director del periódico “Clave”. Fausto… has desarrollado un proyecto sumamente exitoso: “Clave Digital”. ¿Hasta que punto la revolución del Internet, en su momento, llegará a impactar el posicionamiento de los diarios que se distribuyen físicamente, de los demás diarios? Y está es una pregunta que no solamente tiene que ver con la República Dominicana, sino que en otras partes del mundo existen los diarios digitales.

FR.- Pero en el caso de República Dominicana que es el que nos interesa muy especialmente a todos nosotros, yo creo que lo está impactando desde hace 3 ó 4. La revolución del Internet es una revolución extraordinaria que ha cambiado los medios de comunicación. ¡claro!… en un país como el nuestro donde es muy escaso el acceso a Internet, todavía ese impacto no tiene grandes repercusiones o no tiene repercusiones importantes para las grandes masas de la sociedad dominicana. Pienso que poco a poco vamos avanzando, porque hay una cuestión que nosotros hemos vivido como experiencia particular. Hace dos años surgió “Clave Digital” como un proyecto periodístico. Antes Huchi Lora había hecho un esfuerzo de un periódico digital junto con Silvio Herásme Peña, y ellos no tuvieron el éxito que esperaban, nosotros si logramos mantener el producto, logramos impactar en la parte de información, y hemos mantenido un diario digital con información, que es, yo digo, el primero que ofrece las informaciones, y que la gente se entera a través de ese diario digital de los acontecimientos que ocurren durante el día y que la día siguiente es que van a ser reportados por los periódicos impresos. Entonces que tenemos: Hay una parte de la sociedad que se va informando rápidamente, y que además busca información de cualquier tema. ¡Que murió Kenet, el principal ejecutivo de Enron, en EEUU, un supuestamente impacto masivo, entonces inmediatamente la información circula por Internet, y está disponible, no hay que esperar a los periódicos de mañana. Entonces en el caso de República Dominicana yo pienso que los periódicos impresos diarios tiene un dilema, y el dilema que tiene es como hacerle frente a Internet. Tienen que manejar, desde mi punto de vista, y no es en plan de dar consejos, pero tienen que manejar una información evolucionada, y tienen que manejar otras perspectivas de la información, porque la información, total ha circulado. Entonces que ocurre; Internet está ahí, y hay unos medios de televisión y unos medios de radio que están continuamente reportando informaciones, opinando sobre ellos, y tienen una pantalla en la cabina de radio con Internet colocado, normalmente leyendo “Clave Digital”. Entonces, la opinión que se va conformando en la sociedad, yo pienso y lo veo así, es una opinión generalmente inducida por las informaciones que se van colocando en la Web. Qué ocurre con los periódicos dominicanos tradicionales, “Listín”, “Hoy”, “Diario Libre”, etc., que son periódicos que no actualizan su Sitio o lo actualizan muy lentamente. Entonces es un volumen muy grande de información y de opinión, que se va colocando en un periódico solamente, y es muy escasa la información que se va colocando en los periódicos tradicionales impresos, que tiene sitios en la web. Te puedo decir, en el caso de “Clave Digital”, ayer estaba viendo las estadísticas…

OJM.-

Comentarios cerrados.