Un envio del blog

Espejismos

Enviado en 18 julio, 2006 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Tendencias opuestas. La coyuntura es percibida por el gobierno como una etapa de crecimiento económico caracterizada por la recuperación de la confianza por los sectores claves de la economía nacional y por la inserción del país en la nueva economía de las tecnologías de la información y la comunicación. Se señala como factor esencial de la estabilidad macroeconómica el hecho de que la tasa de cambio del peso por dólar pasó de RD$41 a RD$33.

La realidad, en cambio, nos golpea. El crecimiento económico que reporta el Banco Central ha tenido un alto costo para todos los dominicanos. La pérdida de oportunidades en las zonas francas y el turismo es un claro ejemplo de esto. Por ejemplo, más de 30,000 empleos directos se perdieron en el 2005 las zonas francas. Por su parte, los hoteles despidieron más de 10,000 trabajadores, y hubo algunos hoteles que cerraron sus puertas.

Así también los beneficiarios de las remesas han visto caer su capacidad de compra en más de 20%, debido a que la baja en la tasa de cambio se unió a un aumento de precios de casi 10% durante el 2005 y en lo que va del 2006.

En cuanto al gobierno mismo, el gasto corriente se incrementó en un 23% durante el primer trimestre de este año, mientras que la inversión en publicidad oficial promedia 50 millones mensuales.

¿Qué pasaría si el actual panorama hubiera ocurrido en el gobierno del PRD? ¿Cuál fue la actitud que asumió el PLD ante la crisis económica que vivió el país en el período anterior? ¿Colaboró el PLD con la gobernabilidad del país? Las respuestas a estas preguntas contribuirán a entender la actitud que ha asumido el PRD en la presente coyuntura.

La posición del PRD ha sido muy clara. Todos los asuntos de Estado, que comprometen la Nación, como el DR-CAFTA y su implementación, los acuerdos con el FMI y con los organismos multinacionales, así como los temas nacionales vinculados a la firma y ejecución del Proyecto de Nación, cuentan con nuestro respaldo.

Ahora bien, hay políticas de gobierno con las cuales no estamos de acuerdo. El gobierno no tiene sus prioridades claras. Prefiere priorizar la brecha digital, cuando existe una profunda brecha social. En compras gubernamentales y contrataciones de obras no ha existido transparencia. No ha habido, hasta ahora, por citar un solo caso, una respuesta contundente contra la delincuencia.

La imagen que nos devuelve el espejo refleja una situación diferente a la planteada por el gobierno. Necesitamos estrategias de largo plazo, fruto de una amplia concertación política. Es el momento de la clase política nacional. Hay que sentar las bases para modernizar el país. Hay que conseguir que se alcancen los resultados esperados. Por eso, la evaluación de las políticas es imprescindible. Esta es y será una impronta de nuestra forma de hacer oposición: analizar, actuar, evaluar y avanzar.

El autor es Secretario General del PRD.

respuesta