Un envio del blog

Somos la diferencia

Enviado en 14 agosto, 2006 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Mañana, 16 de agosto, se conmemoran dos años del gobierno del presidente Leonel Fernández. La ocasión ha sido aprovechada por las autoridades para celebrar no solo estos dos años, sino los diez años del ascenso al poder del presidente Fernández en su primer mandato, esto es, el 16 de agosto de 1996.

A tal efecto, el gobierno está celebrando una Feria para exhibir la visión del gobernante en lo que, a su juicio, es el camino del progreso y de la modernidad. La celebración de tan semejante evento es un hecho que revela una práctica que recuerda viejos tiempos que se pensaban superados en la democracia dominicana.

Me uno a los sectores sensatos del país que reclaman una explicación sobre esta Feria, y sobre los montos invertidos en la misma, y de manera particular, los recursos destinados del presupuesto general de la nación en esta actividad. El presidente Fernández que siempre reclama transparencia en la administración pública debe ser el primer interesado en que se ofrezca esta información.

¿Qué habría pasado si al gobierno anterior se le hubiera ocurrido la idea de celebrar una feria de esa naturaleza? De entrada, estoy seguro que, en un gobierno del PRD, no se celebraría una actividad como esa, puesto que, al margen de quienes han ocupado la Presidencia de la República, el PRD es un partido que no favorece el culto de la personalidad, salvo dispensar el respeto a quienes han ocupado la más alta investidura de la nación.

Este acontecimiento, unido a los escándalos de los últimos días que reflejan una carencia de transparencia en el gobierno, ensombrece el segundo aniversario del presidente Fernández. Y es que el actual gobierno, que tiene múltiples desafíos, no ha podido exhibir logros significativos en esta mitad del período constitucional. El crecimiento económico que informa el Banco Central no se corresponde con la realidad que vive cada dominicano, pues la vida está más cara y no existe circulante. El gobierno se ha concentrado en obras no prioritarias, descuidando la calidad en la educación, el desempleo, la crisis del sector energético, y la delincuencia se hace cada día más presente e infunde mayor temor a los ciudadanos. No se percibe el norte claro de las autoridades en los diferentes ámbitos del quehacer nacional.

A partir del 16 de agosto, el presidente Fernández tendrá mayoría en el Congreso Nacional. La actitud asumida por el PRD, ante esa coyuntura, es la de hacer oposición útil a la sociedad. Con lo que no estemos de acuerdo, respecto de las políticas de gobierno, no tendrá nuestro apoyo. Sobre esa base, construiremos las ofertas y las propuestas de políticas públicas que nos diferencien del partido de gobierno. Claro que estamos siempre dispuestos al diálogo, pero con respeto a nuestras diferencias.

Así, aprovecharemos la formidable oportunidad histórica para dar un gran salto en la lucha contra la pobreza, la creación de mejores oportunidades y bienestar para todos los dominicanos.

El autor es Secretario General del PRD.

respuesta