Un envio del blog

El arte de la política

Enviado en 12 septiembre, 2006 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Gobernar una nación es una responsabilidad que solo quienes han tenido y tienen ese peso sobre sus hombros son capaces de transmitir lo que se siente al momento de tomar decisiones. Ejercer la Presidencia de la República, como resultado de la voluntad soberana del pueblo, es una oportunidad que han tenido un selecto conjunto de hombres y mujeres a lo largo de la historia.

Siempre resulta aleccionador leer las vivencias y las memorias de quienes han tenido que tomar decisiones que involucran el destino de los pueblos. En ese tenor, el ex presidente del Brasil, Fernando Henrique Cardoso, quien gobernó Brasil desde el año 1995 hasta el 2003, acaba de publicar sus memorias en una obra titulada ‚El arte de la política ‚ la historia que viví‚ (2006). Se trata de una obra de casi 700 páginas, que es una referencia para aquellos que se deleitan de la política.

El ex presidente explica el proceso de transformación económica y política que vivió Brasil en sus dos mandatos presidenciales. En adición a los detalles propios de la política brasileña, la obra, en el fondo, es una reflexión del ejercicio de la política, especialmente de las adversidades a las que están sometido quienes ejercen esta actividad.

También, es un reconocimiento a un nuevo estilo de gobierno, distinto al tradicional, más abierto y más cercano a los ciudadanos. Por eso, el autor enfatiza en la necesidad de que se reduzca la distancia real entre quien manda y quien obedece, para restablecer la confianza.

Haber contribuido con uno de los procesos de reformas institucionales más trascendentales del Brasil, le llevó al autor de la obra reconocer que ‚gobernar un país, elaborar proyectos, crear programas, implementar políticas, es un proceso colectivo‚. Es decir, la solución de los problemas que enfrentan los gobiernos no son de su exclusividad, pero, al mismo tiempo, el gobernante debe estar consciente de que tiene que procurar la colaboración de quienes no están en el tren gubernamental.

Para el autor de la obra, la política requiere perspectiva y pasión. No basta con mencionar los logros del progreso material, las exportaciones, las iniciativas que se realizan a través de la política social. Se hace necesario mucho más para renovar las esperanzas de la gente. Es importante tener la pasión por reconstruir, por abrir nuevos caminos, pero acompañada de la perspectiva realista de que el camino a ser recorrido sea el más beneficioso de los que podamos tomar.

Un dato que habla de la humildad del ex ‚ presidente, es que, a pesar de sus contradicciones políticas con el presidente Lula, lo menciona a éste (a Lula), entre los líderes que, con su ejemplo, han aportado en la construcción de la democracia brasileña. Los dominicanos esperan con ansias el día en que la clase política dominicana pueda imitar estos ejemplos para el fortalecimiento de nuestras instituciones. Las nuevas generaciones de políticos estamos comprometidos en que así sea, respetando nuestras diferencias.

El autor es Secretario General del PRD.

respuesta