Un envio del blog

Entrevista a Pavel Isa Contreras

Enviado en 17 septiembre, 2006 Para 5:21 pm Escrito por en Entrevistas

Orlando Jorge Mera entrevista esta a Pavel Isa Contreras, quien es Director del Centro de Investigación Económica para el Caribe, con quien habla sobre los objetivos del milenio, sobre el TLC entre EEUU y República Dominicana, el problema que existe actualmente en el campo de las Zonas Francas, en la educación, en la salud, y de igual manera su opinión de cómo el Gobierno puede enfrentar el déficit cuasi fiscal que tiene el Banco Central de la República Dominicana.

LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)
Pavel Isa (PI)COMO LO DIJO:
“…estamos enfrentando momentos muy delicados en la economía dominicana, se nos están acabando las Zonas Francas”

“…entonces como tu le vas a decir a la gente; “vamos a pagar más impuestos”, cuando tienes proyectos en ejecución que la gente percibe como cuestionables o cuando la gente percibe que hay mucha corrupción”

“…igualmente la migración fue uno de los polos, digamos, más importante de inserción económica nacional al resto del mundo, exportamos, literalmente dominicanos y dominicanas, y a cambio hemos recibido un flujo fuerte de remesas”

“Yo creo que uno de los grandes problemas que tiene la República Dominicana en materia de seguridad es el tema de la seguridad jurídica, como ha sido señalado por algunos embajadores de manera fuerte”

“la República Dominicana ha logrado un hecho importante en la educación, y es ampliar la cobertura, nadie lo duda, pero ha sido a costa de un deterioro significativo en la calidad, 3, 4 años de educación te equivale a uno”

“…que hay que modificar la ley de compras gubernamentales, no es una modificación sustancial, que cambia la ley dominicana significativamente pero la ajusta al DR- CAFTA, entonces eso va a tomar un tiempo”

“…el Gobierno dominicano a través del Banco Central está altísimamente endeudado con el público, con los tenedores de depósitos”

INTRODUCCION:
Bienvenidos a Líderes. La República Dominicana pertenece a la Organización de las Naciones Unidas, que desde el año 2000 ha establecido muy claramente los objetivos que tenemos que cumplir para el desarrollo, al cumplirse el año 2015, que son los llamados objetivos del milenio. Dentro de estos objetivos está que nuestro país tiene que cumplir una determinada meta en materia de educación, reduciendo el analfabetismo, permitiendo acceso a los niños y niñas a niveles de educación básica, así como también el plano de la salud, y de igual manera en la lucha contra la pobreza. Recientemente el Gobierno dominicano informó que para poder cumplir con estos objetivos del milenio necesita 29 mil millones de peso, es decir, para poder cumplir con los objetivos de la ONU el país tiene que buscar 29 mil millones de pesos, con los cuales se podrá cubrir las metas que las determinadas Secretarias de Estado tienen que trazar para poder lograr este compromiso ante la ONU. De ahí es que en el programa de hoy vamos a analizar la situación actual de la economía del país, para poder cumplir con nuestras metas, porque debemos hacernos muchas preguntas, ¿Cuáles son nuestras prioridades como nación?, podemos nosotros cumplir con estos objetivos del milenio, cuando por ejemplo tenemos un déficit cuasi fiscal en el Banco Central de más de 5 mil millones de dólares, es decir, como Nación, como país, tenemos que responder muchas preguntas, y definir cuales son nuestras prioridades, para ello vamos a tener como invitado a Pavel Isa Contreras, quien es Director del Centro de Investigación Económica para el Caribe, con quien vamos a hablar, precisamente, sobre estos objetivos del milenio, sobre el TLC entre EEUU y República Dominicana, el problema que existe actualmente en el campo de las Zonas Francas, en la educación, en la salud, y de igual manera su opinión de cómo el Gobierno puede enfrentar el déficit cuasi fiscal que tiene el Banco Central de la República Dominicana y que repercute en cada uno de nosotros los dominicanos. Les invito, por lo tanto, en el próximo segmento a compartir con nosotros está interesante entrevista.

LA ENTREVISTA:
OJM.- Le doy la bienvenida en nuestro programa de hoy a Pavel Isa Contreras, quien es Director del Centro de Investigación Económica para el Caribe. Pavel muchas gracias por una vez más corresponder con nuestra invitación. Con Pavel vamos a hablar sobre diversos temas de interés para el país, desde el punto de vista de la economía, pero antes quisiéramos abordar un tema que tiene que ver con el cumplimiento de los objetivos del milenio. Recientemente se hizo un estudio sobre lo que le va a costar a la República Dominicana poder cumplir con los objetivos del milenio, que como se sabe es un mandato de la ONU, que para el 2015 el país debe cumplir con determinadas metas, en el campo de la salud, la educación, erradicación de la pobreza, entre otros, ese estudio que hizo el Gobierno dominicano arroja la información de que alrededor de 29,500 millones de pesos será necesario para que el Gobierno pueda hacerle frente a estos objetivos del milenio. Pavel me gustaría saber, conociendo ya este estudio, ¿Crees que el país está en condiciones de poder lograr este objetivo?

PI.- Primero, con respecto a la estimación, yo estuve cercano a este proceso de estimación, y quiero señalar que es como una primera aproximación, una aproximación que ya, lo que hemos estado discutiendo estos temas sabemos que tiene números bastante elevados, que probablemente una evaluación más detallada de esos números los podrían bajar, básicamente lo que se hizo fue, añadir linealmente las demandas de las diferentes Secretarías de Estado e Instancias Gubernamentales que tienen que ver con políticas para poder cumplir los objetivos del desarrollo del milenio, se sumaron y dieron un resultado como esta, probablemente tengamos que hacer un estudio mucho más sofisticado, y más preciso, y probablemente vamos a tener unas cifras mucho más bajas, pero definitivamente que cualquier cifra a la que lleguemos, hablemos de 15 mil millones de pesos, será una cifra significativa, muy alta, no estamos hablando de un presupuesto de 15 mil millones de pesos en un año, si no en un período de tiempo relativamente largo, pero sería un monto demasiado elevado, no importa que no necesariamente hallamos avanzando, que no necesariamente vayamos a un ritmo de cumplimiento efectivo de las metas, pero si se va avanzando gradualmente, y se le va dando prioridad al cumplimiento de las metas, eso te genera una sinergia, te genera un ambiente distinto, y vamos caminando, y el país, probablemente no va caminando adecuadamente, obviamente una de las principales restricciones es financiera, y con la reforma fiscal que se hizo, que no pude recompensar plenamente de ingresos fiscales asociadas al DR-CAFTA, con está cantidad de recursos no es posible.

OJM.- Una pregunta Pavel, está partida, digamos está estimación, que podrá variar, pero más o menos nos da una referencia de 29 mil millones de pesos, se establecerá en el Presupuesto de la Nación partidas para el cumplimiento de los objetivos del milenio, o cada Secretaría deberá destinar una parte para ese cumplimiento.

PI.- Probablemente habrá programas específicos dentro de determinadas Secretarias, que tienen como objetivo fundamental el objetivo de esa meta, o que lo tenían incluso antes del establecimiento de los objetivos del milenio, probablemente no estamos hablando de partidas específicas para los objetivos a nivel general, si no dentro de los programas.

OJM.- Recientemente el Director General del FMI, Rodrigo Rato, habló muy claramente de su perspectiva de lo que está pasando en la economía mundial, y ciertamente aludió a lo que otros han dicho, en el sentido de que si bien es verdad que ha habido algún crecimiento en algunas economías, pero todavía no hay una distribución de las riquezas que permitan que los más pobres del mundo puedan recibir esa distribución. ¿Cómo tu valoras esa afirmación de Rodrigo Rato? y desde el punto de vista de la República Dominicana ¿Cómo marchan estos planes de lucha contra la pobreza?

PI.- Yo pienso que hay dos temas aquí, un primer tema es el tema del modelo económico, y otro es el tema de la política social, estas dos cosas no están divorciadas y tradicionalmente en la República Dominicana, y en muchas partes del mundo han estado divorciadas, políticas económicas por una parte, y política social por otra, de tal forma es que con mucha frecuencia la política social lo que ha servido es para lavar los platos sucios en la política económica, los platos sucios en el sentido de la política que no funciona para crecer, o la política económica cuyo resultado son crecimientos pero sin distribución como ha señalado, entonces quien distribuye es, o trata de distribuir o palear los defectos de un crecimiento con poca calidad para generar bienestar, entonces la política social suple, yo creo que esto tiene que desaparecer, la política social y la política economía son dos caras de una misma moneda, en el caso de la política economía, yo pienso que hemos apostado a modelos de crecimiento económico sin distribución, hemos apostado a un crecimiento muy concentrado, y no estoy hablando de los años 90 durante la era neoliberal, incluso desde antes, durante la sustitución de importaciones lo que dimos fue un modelo de crecimiento, muy concentrado en las zonas urbanas, concentrado en un grupo de clase media, se creo y se fortaleció una clase media en esos años y la generación de empleos fue relativamente baja, relativamente baja y además con bajos salarios, precisamente en procura del crecimiento del sector industrial, se entendían que los salarios eran un costo para la industria antes que una fuente de demanda, entonces la lógica era mantener salarios deprimidos para que creciera el sector industrial, entonces eso no logró el objetivo, mientras tanto el campo se mantenía bastante reprimido y deprimido, porque también la idea era que los bajos precios de los productos agrícolas ayudaran a mantener bajos los salarios, y eso permitiera el crecimiento de la industria. En los 90 durante la era de la economía de servicios, y durante el ajuste también hemos visto un crecimiento no muy distinto, es decir, un excesivo énfasis en el tema de zonas francas, con problemas adicionales a los viejos, muy concentrados, de bajos salarios, igualmente el turismo, un turismo de bajos salarios, de uso intensivo de recursos naturales, entonces hay tema de modelo de desarrollo económico que no es un modelo de crecimiento compartido, y por otro lado una política social altísimamente inefectiva, muy dispersa, muy ineficiente, un gasto público muy ineficiente, también marcado por e clientelismo y la corrupción, un excesivo énfasis en el existencialismo que procura apalear el problema, el problema no está en la sábana, el problema está en el fondo, en las capacidades de la gente, y la política social no está haciendo un trabajo en fortalecer la capacidad de la gente, en llevar salud y educación, lo que se llevan son alimentos, programas que se dicen que van dirigidos a los más necesitados pero no van dirigidos a los más pobres. En fin necesitamos una unión de estas dos cosas, un modelo de crecimiento y de desarrollo que derrame sus beneficios, y una política social que apuntale ese crecimiento económico a través de ese fortalecimiento de las capacidades de la gente para ser más productivos.

OJM.- Pero resulta que justamente, por lo que tú señalas, lo que vemos en la realidad es que la política social, que ha servido tradicionalmente, no estamos refiriéndonos específicamente a este Gobierno, pero tradicionalmente ha sido para favorecer a determinados segmentos de la vida nacional, sobre todo en los lugares donde más pobreza existe, pero sin embargo no se llevan soluciones a largo plazo. Tú crees que este distanciamiento que existe entre la política económica y la política social, ahora que estamos hablando de una época de reformas constitucionales, que estamos hablando de pactos políticos para determinados temas. ¿Habrá llegado un momento también para hacer un pacto político sobre las políticas económicas que requiere el país?

PI.- Eso no lo teníamos, y hace mucho que debimos de haberlo tenido, estamos enfrentando momentos muy delicados en la economía dominicana, se nos están acabando las Zonas Francas, y aunque hay movimientos, hemos visto un seminario para pensar y discutir el tema del relanzamiento de las Zonas Francas, pero ya tenemos Zonas Francas en problemas, problemas que se venían desde el 99 desde el 98, porque las exportaciones, la cuota del mercado de República Dominicana en el mercado de EEUU estaba decreciendo, tenemos un turismo que está dando señales de que no es sostenible seguir creciendo de esa manera, por la forma depredadora con que funciona, un uso intensivo de los recursos naturales sin que haya una conciencia sobre la necesidad de que esos recursos naturales son la base de ese desarrollo turístico, igualmente la migración fue uno de los polos, digamos, más importante de inserción económica nacional al resto del mundo, exportamos, literalmente dominicanos y dominicanas, y a cambio hemos recibido un flujo fuerte de remesas, bueno tenemos problema en las Zonas Francas fundamentalmente por la competencia China en textiles, y el cambio en las reglas mundiales del comercio que nos desfavorece, en el turismo, tenemos los ya mencionados problemas de sostenibilidad, y en remesas, no vamos a seguir exportando dominicanos, tenemos que parar en algún momento, de hecho ya ese flujo de dominicanos está reduciéndose, y los vínculos entre la comunidad nacional viviendo aquí y los pariente viviendo en el extranjero se van haciendo cada vez más débiles, pero en algún momento los dominicanos y dominicanas que viven en EEUU se van a sentir cada vez menos dominicanos y dominicanas a medida de que vayan apareciendo nuevas generaciones. La economía dominicana está en un gran dilema, ¿Cuáles son los nuevos ejes de inserción en la economía internacional? Es fundamental repensar eso, y para eso necesitamos que cualquier plan, cualquier programa a largo plazo de desarrollo cuente con un fuerte consenso político y social, nos podemos debatir en los detalles, lo decimos, queremos aportar a este tipo de industrias, queremos aportar a este tipo de sectores, queremos reinsertarnos en la economía mundial, de está forma ya no más como lo hacíamos antes basados en cuotas preferenciales de EEUU basados de azúcar o de textiles, y para eso necesitamos que este fundamentado solidamente e insertando la política social dentro de ese modelo.

OJM.- Tomando como ejemplo casos como España, el impulso económico que ha tenido España producto de los pactos de la Moncloa del año 1978, si nos vamos a Venezuela antes de Chávez hubo pactos políticos dentro de los actores de ese momento, el caso chileno también, de manera que ciertamente en lo que tu señalas, ante al agotamiento del sistema, el modelo de desarrollo actual se hace necesario que la clase política actúe, y tenga voluntad para buscar acuerdos en está materia. Sobre las Zonas Francas y otros temas más vamos a seguir conversando en el próximo segmento con Pavel Isa Contreras.

PAUSA

OJM.- En el segmento anterior estuvimos abordando las realidades que está viviendo el modelo económico del país, un modelo que requiere urgentemente de creatividad y de innovación para tener un modelo que no solamente propenda al crecimiento, si no también al desarrollo humano-integral de cada uno de los dominicanos. Precisamente Pavel, ya estamos a la espera de la entrada en vigencia del TLC entre EEUU, República Dominicana y Centro América, recientemente el Banco Mundial hizo un estudio sobre los negocios en América Latina, y los obstáculos que presentan los países para poder desarrollar negocios de inversionistas extranjeros en el país, República Dominicana estuvo en una posición que no es la mejor dentro de los demás países de América Latina quedó en el segundo lugar de los países con mayores problemas para los inversionistas extranjeros, a tu juicio que cambios estructurales deberían hacerse para que los negocios de los inversionistas pudieran tener mayor facilidad, hemos visto y es bueno señalarlo, que el Centro de Inversión y Exportación, ya tiene una ventanilla única que facilita que los negocios se puedan hacer con mayor rapidez, pero también hay otra áreas que todavía están carentes de ese tipo de cosas.

PI.- Yo creo que uno de los grandes problemas que tiene la República Dominicana en materia de seguridad es el tema de la seguridad jurídica, como ha sido señalado por algunos embajadores de manera fuerte, pero no deja de ser una realidad, creo que la República Dominicana está sintiendo una profunda insatisfacción con las reformas judiciales que ha vivido el país, y todavía se percibe al sistema judicial como uno muy débil, no significa que es el sistema judicial de hace 15 años, yo pienso que hoy el sistema judicial es un poder en si mismo, antes era un instrumento del Poder Ejecutivo, hoy tanto el poder Legislativo como el Poder Judicial son poderes en si mismos y de alguna manera pueden negociar, el problema que es un sistema de justicia muy poroso a los intereses económicos, muy poroso a los intereses políticos, y eso se traduce en lo que hemos visto, impunidad, impunidad en muchos sentidos, entonces yo creo que ese es uno de los principales retos para atacar uno de los problemas que diagnostica el Banco Mundial en “Negocios 2007” y de… digamos de una manera los juicios que han emitido algunos embajadores.

OJM.- Es decir que hay que fortalecer el Poder Judicial.

PI.- Hacerlo más independiente, logra que haya un compromiso político, a través del cual se entienda que el sector judicial debe constituirse en un arbitro de interés de múltiples, no sólo de intereses corporativos, hasta ahora se ha convertido en un arbitro de intereses corporativos entre las empresas que van al sistema judicial cuando no pueden resolver sus problemas por la vía del entendimiento mutuo, pero la acción del Estado contra la corrupción, empantana, cae justamente, también por la debilidad del propio Ministerio Público, que ha sido discutida, pero en mucho por acuerdos políticos, entonces tienen que desterrar el tema de la impunidad, tener una percepción de que la impunidad se va a ir gradualmente acabando. Ya hay otros temas más económicos que me corresponden, digamos a mi ámbito profesional, el tema de energía, el nunca acabar del tema energético. Sabemos que tenemos tres grandes problemas en el sector energético. Uno, un parque energético muy costoso, producto de la improvisación, producto de que cuando, recuerdo en los 80 en la administración de Marcelo Jorge se planteaba la necesidad de elevar, yo estaba un muchacho pero lo recuerdo, se planteaba la insistencia de mejorar el parque energético, de elevar su capacidad de producción, pero estábamos en una época de ajustes, el Estado tenía el monopolio y no tenía los recursos para invertir en plantas, cuando llegó el Gobierno de Balaguer lo que se hizo fue a la carrera traer plantas con contratos con el Estado, pero esas plantas para instalarlas rápidamente, un efecto negativo era que eran plantas de muy alto consumo, de alto costo, entonces esto es una base energética tremendamente costosa, hay que cambiar esa base energética hacia plantas de mucho menor costo, se hablan de las plantas de carbón, independientemente de si esto es una solución adecuada, o si la forma en que se contrataron estas plantas fue la mejor, creo que hay una idea clara de que hay que diversificar el parque energético con plantas de menor costo. El segundo tema es el tema de los contratos, los contratos, que precisamente con un Estado caótico y corrupto las empresas, si hay un riesgo y hay corrupción, el resultado de corrupción de más riesgo es sobreprecio en los contratos. El tercer problema es el que todos conocemos, el de la imposibilidad de cobrar, las empresas, hay muchos concentrados, no en los barrios pobres, si no en clientes comerciales fundamentalmente, y de servicios, ahí parece ser que existe el problema.

OJM.- No se si viste recientemente un comunicado de la Corporación Dominicana de Empresas Estatales, en la que decía que en los últimos 6 meses ha habido un exceso de generación de electricidad, sin embargo le preguntamos a los dominicanos si recibe energía eléctrica y no se recibe.

PI.- Parece que hubo una dinámica política ahí, que creo que, incluso un alto funcionario reconoció, que hasta mayo se produjo mucha energía, después de mayo, entonces tiene que ver un poco con el siclo político y esas cifras incorporan desde enero a mayo.

OJM.- Es decir que se jugó a la política con eso.

PI.- Parece ser que ese fue el caso. Entonces el tema energético es fundamental para, si quiere reducir el costo para hacer negocios tiene que reducir el costo de hacer energía, desafortunadamente este es un tema muy difícil, estamos entrampados, el Estado está entrampado, para sostener el sistema eléctrico por que las empresas no cobren porque el sistema es muy costoso, tiene que subsidiar, pero ese subsidio va a quienes consumimos más energía que somos los sectores medios y altos, y las empresas, no va a los sectores pobres en una situación donde es urgente distribuir los recursos hacia los más pobres, es un subsidio que va a los más ricos para mantener al país, medio prendido. El otro tema es el tema del crédito, el funcionamiento del mercado financiero, altas tasas de interés reales, un mercado financiero con más funciones en este momento, creo que no gracias al consenso nacional si no gracias a las presiones externas, creo que no ha habido avance en el sistema bancario pero todavía queda mucho camino por recorrer, y todavía el sistema bancario es un sistema bancario que excluye a una parte importantísima de la población, a una parte importantísima de los negocios, especialmente a través de altas tazas de intereses.

OJM.- Y con regulaciones bancarias que son muy buenas, pero al mismo tiempo impiden que los dominicanos que desean obtener financiamiento no puedan calificar, y la banca tiene demasiado dinero actualmente, líquido, que no puede darlo en préstamos porque no se cumplen con esos requisitos.

PI.- Como conciliar el tema de hacer las normas bancarias más estrictas para que no pase lo que nos ha venido pasando desde finales de los 80, hasta el último caso son los 3 bancos quebrados, fraudulentamente quebrados y como conciliar eso, con llevar acceso dar acceso de crédito a los pequeños negocios, eso es un tema grueso, pero otro tema grueso es el tema educativo, con una población que está saliendo de las escuelas después de 4 años, en el quinto, en el sexto curso, con una población que no llega a la secundaria, sólo el 40% aproximadamente de la población llega a algún curso de la secundaria, así no puede ser competitivo, así no puede extender una economía sana, tiene que cambiar ese rumbo, tiene que lograr que los niños, las chicas y las chicas continúen en la escuela, por lo menos avancen significativamente a nivel secundario, y además reforzar el tema de la calidad, es decir, la República Dominicana ha logrado un hecho importante en la educación, y es ampliar la cobertura, nadie lo duda, pero ha sido a costa de un deterioro significativo en la calidad, 3, 4 años de educación te equivale a uno.

OJM.- Y un estado que incumple con la ley de educación, que invierte menos del 4% del producto interno bruto.

PI.- En un escenario fiscal tan restringido, y eso, para tú darle vuelta a está situación, uno de los componentes fundamentales es tener una reformas fiscal integral que eleve la disponibilidad de recursos del Estado, pero que a la vez reestructure, y esto es una posición distinta a la que han acusado al empresariado, en ese sentido si pienso de manera distinta a lo que piensa, incluso no sólo empresarios si no dominicanos de la calle, de que el Estado no debe aumentar los recursos, si no lo que debe es reducir el gasto, yo pienso que debe reestructurar el gasto, mejorar a calidad del gasto, reducir la corrupción, pero también tiene que aumentar el volumen de recursos para poder financiar cosas como educación, el punto es quien paga eso, y en la República Dominicana tenemos grandes vacíos en eso, tenemos sectores económicos totalmente desgravados, y esto no puede seguir.

OJM.- En el segmento anterior hacías referencia al esquema actual de Zonas Francas, hemos visto que en lo que va el actual Gobierno se han producido más de 40 mil despidos en los parques de Zona Franca producto de la situación, que no resiste los costos de las Zonas Francas ante la actual taza de cambio del dólar con el peso. El Presidente Fernández ha hablado de que es sistema de Zonas Francas ha agotado, y justamente se hizo un seminario tratando de buscar formulas de innovación para que las Zonas Francas puedan ser más competitivas, en el segmento anterior abordaste el tema, pero ¿Qué hacer ante está taza de desempleo tan grande que tienen las Zonas Francas?

PI.- Lo primero es que no hacer, no seguir insistiendo en lo mismo, no seguir insistiendo en el acceso al mercado de EEUU, el problema de las Zonas Francas no fue el acceso al mercado de EEUU, por lo tanto la idea de que el CAFTA nos iba ayudar a resolver eso, no me parece que es lo fundamental, tampoco podemos seguir compitiendo en un segmento de producción en el cual hay competidores de orden mundial, que tiene todas las ventajas que podemos tener nosotros más muchas otras, y me estoy refiriendo a China y otros países de Asia, no insistamos en seguir tratando de fortalecer el sector textil, hay empresas textileras que van a poder competir con efectividad, aquellas que hagan paquetes completos, que es sencillamente el estar cociendo y empiezan a vender un producto más completo, que empiecen a diseñar, que empiecen a producir telas o quizás parte de los procesos de terminación de las telas, esas empresas van a poder competir, el resto de las empresas no va a poder competir, no insistamos en competir con China en ensamblaje de textiles, es una batalla perdida, concentrémonos en otras áreas, en otros sectores del mercado. El otro tema es ciertamente el de alta taza de cambio, pero eso tiene otras implicaciones que hay que manejar con cuidado. Yo soy de los que piensa que la taza de cambio nunca debió de haber llegado hasta donde llegó en términos de reducción, pero entiendo también las consecuencias que puede tener un proceso devaluatorio, aunque la taza de cambio es un elemento negativo en el desempeño del sector exportador, está sobre evaluada, la política para relanzar las exportaciones de Zonas Francas no deben ser las políticas devaluatorias, tienen que ser políticas de tipo estructural, volvemos a lo mismo, educación, y son cosas que no van a dar resultado en el corto plazo, educación, salud, una fuerza de trabajo calificada, una fuerza de trabajo entrenada, energía eléctrica, y otro elemento, no seguir repitiendo lo mismo que hemos hecho antes, ¿Qué hemos hecho antes? Extensión de impuestos, no continuemos con este país, dos países tenemos, un país de Zona Franca y el resto del país, tenemos que unificar los esquemas de incentivos en un solo esquema, y buscar aquellos segmentos del mercado en los cuales la política pública puede hacer una diferencia.

OJM.- Lo que estas planteando es que en las Zonas Francas se produzca una revisión total, pero con una visión nacional de la calidad en la que vive el país, y no exclusivamente como un subsector dentro de lo que tiene que ver con la economía del país. Con Pavel Isa Contreras vamos a seguir conversando en el próximo segmento.

PAUSA

OJM.- Estamos conversando con Pavel Isa Contreras, Director del Centro de Investigación Económica para el Caribe, (CIECA). Pavel el TLC entre EEUU, República Dominicana y Centro América es una realidad, se suscribió en el año 2004, se envió al Congreso Nacional, fue ratificado, y ha habido dos posposiciones de la entrada en vigencia del TLC. El Gobierno a enviado una comisión para tratar de decidir los puntos de la implementación, se habla de que se está preparando un proyecto de ley para implementar aquellos aspectos que necesitan modificación legislativa del TLC antes mencionado. En tu opinión estamos ya muy cerca de entrar en el TLC.

PI.- Si, yo pienso que es una cosa bastante clara, es inminente, pienso que de los nuevo meses de retraso de la implementación, cuando se suponía que debía de entrar en enero, ningún país de Centro América lo logró, el primero que lo logró fue el Salvador, lo hizo en marzo, pero de esos 8 meses y medio, 6 meses fue una decisión política que se tomó para cuadrar las cuentas fiscales, no pudimos mediante la reforma fiscal compensar todos los recursos fiscales que se van a perder por el TLC, básicamente por la comisión cambiaria y las perdidas arancelarias, entonces lo que hacemos, básicamente, es dilatarlo 6 meses.

OJM.- Esa fue la de enero.

PI.- Esa fue la de enero, eso fue una decisión fiscal ante el resultado, precario para el Gobierno, en términos de recursos de la reformas fiscal, fue dilatarlo 6 meses, fue la principal causa, aunque no la única, aunque hubiese habido la decisión de perder esos recursos fiscales, había un tema de negociación, de implementación, y yo creo que ese ha sido el principal factor de retraso entre junio y el día de hoy. Hay mucho trabajo, realmente creo que en la medida de nosotros subestimamos el nivel de transformación y de cambio del aparato legislativo, quiero decir, del andamiaje, subestimamos la cantidad de cambios que había que hacerle al andamiaje legal dominicano para que fuese compatible con el DR-CAFTA, pero también lo subestimaron los propios EEUU, creo que lo que tenemos es un desbordamiento de los equipos en hacer el trabajos, EEUU estás negociando con los países andinos, está negociando con la OMC, está a punto de iniciar negociaciones con dos países en Asia, si tiene muchos frentes abiertos, en una oficina de negociación comercial de EEUU, a pesar de que es un poder mundial es una oficina relativamente, entonces ellos están desbordando.

OJM.- Entonces el mismo equipo negociador que negocia con República Dominicana es el mismo que negocia con Ecuador, que negocia con Colombia, que negocia con la OMC, entonces tiene que establecer en su cronograma, agendar cuando le corresponde a República Dominicana.

PI.- Y además tiene que traducir todos los documentos, realmente es un proceso muy complicado, yo he sido testigo de ese proceso, realmente es un proceso muy detallado, desde visión de artículo por artículo de cada una de las leyes para ver si son compatibles o no con el acuerdo, EEUU quiere asegurarse de que las leyes dominicanas son compatibles con el acuerdo y sirven de instrumento efectivo de aplicación del acuerdo, entonces yo creo que la oficina representante comercial de EEUU está desbordada, subestimamos el trabajo, y también el equipo negociador dominicano, muy pequeño, muy precario, “haciendo de tripa corazón” también está desbordado, lo que quiero decir con esto es que yo no creo que sean temas políticos o de falta de decisión fundamental en los temas más álgidos como propiedad intelectual, o la ley 173, lo que han retrasado este acuerdo, si no ha sido que hay que sentarse a trabajar mucho, y los equipos son muy modestos, con precarios recursos.

OJM.- Tú crees que…

PI.-…y esto, perdóname, no lo digo con entusiasmo, no hablo de que ya se va a implementar el acuerdo con entusiasmo, siempre he sido un crítico del acuerdo, sólo estoy evaluando objetivamente lo que ha pasado, y lo que ha pasado no es que el Gobierno ha querido retrasarlo para beneficio propio, yo creo que es una decisión muy firme de no implementar el acuerdo, hay una decisión de la elite dominicana, más allá del partido de Gobierno, hubo una decisión ya hace un tiempo, y es un asunto de trabajo, de nuevo, no lo digo con entusiasmo, digo que esa es la realidad, ya hubo una elite que tomó una decisión y el Gobierno, en mi lectura, no está procurando dilatar el acuerdo si no que hace falta más trabajo, queda poco, la noticia que tengo es que queda bastante poco por afinar, ya la ley de implementación esta prácticamente lista, que modifica las leyes de propiedad intelectual, también hay una disposiciones en aduanas que modifican las disposiciones actuales, y lo que va a quedar después de la implementación me parece que es el tema de las compras gubernamentales, que hay que modificar la ley de compras gubernamentales, no es una modificación sustancial, que cambia la ley dominicana significativamente pero la ajusta al DR- CAFTA, entonces eso va a tomar un tiempo.

OJM.- Otro tema que quería abordar contigo en tu posición de economista, tiene que ver con el problema del déficit cuasifiscal que ha generado el Banco Central de la República Dominicana, estamos hablando de que en la actualidad supera los 5 mil millones de dólares, producto de los certificados que se generaron a raíz de la quiebra fraudulenta de los 3 bancos y que fue la política que se utilizó para poder salvar a los ahorrantes, se ha hablado de todo sobre este tema y se han hecho múltiples sugerencias, de que se emitan bonos del Estado, de que se convierta en deuda pública. En fin, hay toda una serie de opiniones encontradas sobre este tema, independientemente de lo que ha dicho el propio FMI que en su última nota de prensa habla de que el Banco Central tiene que recapitalizarse para poder ir reduciendo el déficit cuasifiscal. ¿Qué opinas sobre esto?

PI.- Mira lo primero es que “al palo dao ni papa Dios lo quita”, el golpe ya está dado, hubo un mega fraude bancario, hubo una intervención del Banco Central salvando a todos los ahorrantes, hubo un salvamento parcial de otros dos bancos, eso implicó tirar a la calle una cantidad de dinero impresionante, la forma en que el Banco Central resolvió el problema del exceso de liquidez de la economía fue emitiendo los certificados de depósitos, para reabsorber esa cantidad de dinero y que la inflación no se saliera fuera de control. Entonces lo que está pasando ahora es que el banco tiene una enorme deuda con el público, la ley dice claramente que las deudas del Banco Central son deudas del Estado, del Gobierno, el Gobierno tomo la decisión y le ordenó al Banco Central hacer este tipo de operaciones, “ya el palo está dado”, el Gobierno dominicano a través del Banco Central está altísimamente endeudado con el público, con los tenedores de depósitos, de certificados del Banco Central, la forma que se le busque, técnica, si con emisión de bonos, con otros instrumentos, esos son digamos detalles, que pueden ser importantes, pero lo más importante es que cualquier solución pasa por generar un enorme ahorro público que termine obligándonos a los contribuyentes y las contribuyentes a tapar ese hoyo.

OJM.- Una pregunta Pavel, no pudiera preverse en el presupuesto del 2007 algunas partidas, o algunos excedentes, o que también el mismo Gobierno entienda que tiene que ser austero, tener menos gastos en publicidad, y que se fueran a destinar esos fondos para ir cubriendo ese bache.

PI.- El Gobierno lo hizo en un monto muy modesto, lo está haciendo con presupuesto del 2006, pero obviamente es un monto absolutamente insuficiente, todos vamos a terminar pagando a través de nuestros impuestos ese hoyo, y la forma de hacerlo es generando ahorros, ahora ese ahorro lo puedes generar aumentando los ingresos a través de una reforma tributaria que agresivamente recaude recursos, o comprimiendo gastos como tu lo estás planteando, reduciendo los gastos de publicidad, reduciendo un montón de gastos.

OJM.- En el primer semestre del año el Gobierno aumentó un 25% sus gastos corrientes, pudiera frenarse, cero nombramiento, congelar la nomina y…

PI.-…lo que pasa es, todos conocemos que hay una dinámica política que condiciona todo esto, de que como en este país la política funciona de manera clientelar, si el Gobierno no tiene toda esa nómina, no tiene todos esos recursos para poder gastar, en la lógica política dominicana, que hay que romper, que tenemos que salir de una vez por todas de ellas, si no lo hacen, digamos, no compite, esa es la mentalidad que a imperado en los últimos 25 años. Entonces se tiene que generar un ahorro público muy fuerte aumentando ingresos y/o reduciendo gastos, pero tiene los objetivos del milenio pendiente. Tiene que haber un consenso político muy claro y muy fuerte de que este es el tipo de reformas que queremos, tenemos que aumentar los ingresos del estado, tenemos que mejorar significativamente la calidad del gasto, tenemos que reducir la corrupción, tenemos que reducir la duplicidad, porque hay mucha deficiencia, no sólo corrupción, hay muchísima deficiencia en el Estado, “cortar la grasa” como dicen los americanos, y poder generar ahorros que tienen que destinarse a pagar la deuda del Banco Central ciertamente en un período largo de tiempo, poco a poco, que vaya bajando, 2000, 3000, 4000, 5000 millones al año, estamos hablando de montos gruesos, pero en el presupuesto del Estado no es una cosa, tampoco, inmanejable, y recursos para cumplir con los objetivos de desarrollo del milenio, o sea que estamos hablando de casi dos objetivos encontrados, pagar una deuda producto de un mega fraude y pagar una deuda social históricamente acumulado. Entonces eso de la emisión de los bonos, esos son formas específicas, lo fundamental es que tiene que generar ahorros públicos y ese será un costo que tendremos que pagar por mucho tiempo.

OJM.- Eso te iba a decir, que lo lamentable es que cual fuera la solución cada dominicano va a tener que pagar el costo de ese salvamento.

PI.- Claro algunos dirían, que no haber salvado hubiese implicado, ese es otro debate de que si no hubiese implicado, yo no estoy convencido plenamente, pero lo que plantean es que lo otro hubiese sido destruir el sistema bancario dominicano, yo no estoy seguro, no estoy convencido, pero bueno “ya tenemos el palo dao”, y entonces el debate, no, hay un debate judicial, eso es otra cosa, el debate digamos político…

OJM.-…ese debate judicial tiene que concluir con las sanciones correspondientes…

PI.-…ahora absolutamente por el tema de la impunidad, tenemos que romper con este siclo de corrupción e impunidad permanente, pero el debate político y económico es ¿Cómo solucionar el déficit cuasifiscal del Banco Central? Y la forma es generando ahorros públicos, no hay escapatoria, puedes emitir un bono, pero el bono tienes que pagarlo, y la única forma es a través de los impuestos.

OJM.- Se impone la austeridad.

PI.- La austeridad y un consenso fuerte que nos permite hacer una reformas fiscal que aumente significativamente los ingresos, lo que pasa es que no se puede hacer eso si no tiene legitimidad, y la legitimidad la tiene que dar una mejora del gasto, entonces como tu le vas a decir a la gente; “vamos a pagar más impuestos”, cuando tienes proyectos en ejecución que la gente percibe como cuestionables o cuando la gente percibe que hay mucha corrupción, tiene que ganar legitimidad por el lado del gasto, es decir que se está gastando bien y demostrar que se está gastando bien, para que entonces haya una conciencia nacional más sensibles a las necesidades, porque con un 15% del PIB, 17%, este país no va para ninguna parte, 17% como ingresos impositivos, la presión tributaria 17%, que es un monto de recursos que recauda el Estado respecto al tamaño de la economía, con esa cantidad de recursos no hay Estado que permita que juegue su rol en conducir a una economía por la senda del desarrollo.

OJM.- Pavel, yo quiero darte las gracias por haber compartido con nosotros, nos has dado un diagnóstico acabado de la situación económica del país, de manera que los amigos televidente podamos entender en que lugar del momento está ubicada la situación económica de nuestra nación, y esperamos que un futuro cercano podamos tener la oportunidad de volver a compartir, y ver como estamos como país desde el punto de vista de la política económica y de la política social, así es que muchas gracias Pavel por haber estado con nosotros. Y a ustedes amigos televidentes será hasta la próxima entrega de Líderes.

Comentarios cerrados.