Un envio del blog

Entrevista a Don Radhamés Gómez Pepín

Enviado en 29 octubre, 2006 Para 5:52 pm Escrito por en Entrevistas

Orlando Jorge Mera entrevista se trasladó esta semana al despacho del director del periódico El Nacional, Don Radhamés Gómez Pepín, para conversar en torno al significado de los 40 años del periódico El Nacional, y del periodismo en sentido general.

LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)
Radhamés Gómez Pepín (RGP)
Francisco Álvarez Castellanos (FAC)

COMO LO DIJO:
“Ya es tiempo de que yo vaya pensando si la República Dominicana que yo voy a dejar, está igual, peor, o mejor que la que encontré”

“Hay que decir algo más, no escribo yo los editoriales, a veces escribo yo los editoriales, hay dos personas, dos editorialistas”

“Entonces Pulsaciones soy yo, y responsable yo, pero imagínate por una editorial yo soy responsable ante la ley, si hay sometimiento el que va preso soy yo, ahora la indemnización la paga la empresa”

“…lamentablemente, ahora la publicidad es publicidad, y es verdad que el Gobierno gasta muchísimo dinero en publicidad”

“Nosotros en El Nacional estamos satisfechos de la confianza que nos tienen los lectores, salimos en los 12 años, que había mucha sangre, si otros se la bebían, nosotros no, nosotros la reflejábamos a toda la sociedad”

“…el crédito de los medios en todo el mundo ha bajado”

“…la autocensura es peligrosa porque quiere convertir a uno en juez y parte”

“…primero a mi me gustaría que la clase política sea decente, que sepa dialogar”

INTRODUCCIÓN:
Bienvenidos a Líderes. Desde que fue fundado el 11 de septiembre de 1966, El Nacional se ha convertido en un diario que ha contribuido al fortalecimiento de nuestras instituciones democráticas, y hemos venido hoy aquí, al despacho del director del periódico El Nacional, Don Radhamés Gómez Pepín, para conversar en torno al significado de estos 40 años del periódico El Nacional. También conocer de sus experiencias, y escuchar sus comentarios en torno a lo que es el periodismo hoy día en una República Dominicana, un país que cada día reclama de mayor fortalecimiento y consolidación de nuestra democracia. Les invitamos entonces para que en el próximo segmento compartan con nosotros esta la entrevista con Don Radhamés Gómez Pepín, director del periódico El Nacional.

LA ENTREVISTA:
OJM.- Le doy la bienvenida en nuestro programa de hoy a Don Radhamés Gómez Pepín, director del periódico El Nacional, quien muy amablemente nos recibe en su despacho. Don Radhamés muchas gracias por acceder a nuestra invitación.

RGP.- Está casa es de ustedes también.

OJM.- Don Radhamés, el periódico El Nacional acaba de cumplir 40 años, fundado el 11 de septiembre de 1966, cuéntenos un poco de la historia, de los inicios del periódico El Nacional.

RGP.- Yo estuve en los inicios, en la fundación, fue el domingo 11 de septiembre del 66, era la realización de un sueño de un grupo de periodistas que encabezó el Dr. Rafael Molina Morillo, y le seguimos Freddy Gastón Arce, Francisco Álvarez Castellanos y yo, y un grupo de periodistas nuevos, pero con brillo…!tu entiendes! Para entonces aquello parecía un sueño, aquél domingo…y la distribución, después de la reunión, el problema era hacerlo todos los días, pero lo fuimos haciendo con dedicación, ahí fue una labor de todo los empleados, no solamente los periodistas, empleados del taller, y a veces yo dudaba de la permanencia del periódico, y lo comentaba con los muchachos. Sin embargo, al ver el impacto que produjo el periódico en la opinión pública, y la línea que íbamos trazando, yo dije; “esto va pa` largo”. Realmente ha sido así… y nada; en los 40 años nos encontramos quizás mejor ubicados que nunca, con un crédito amplísimo, yo creo que eso es indiscutible, el periódico El Nacional es un periódico de mucho crédito, de buen crédito, y esperamos mantenerlo así.

OJM.- Usted acepta ser director del periódico El Nacional en el año 1988, ¿Qué ha significado mantener esa línea editorial de independencia y fortalecimiento de lo que son las instituciones democráticas de este país? ¿Cómo usted se siente hoy viendo los años que tiene como director del periódico desde el año 1988, en el mantenimiento de esa línea de independencia y de denuncia de los problemas del país?

RGP.- 16 años. Déjame decirte esto; muchos años atrás yo soñaba, y lo comentaba con mis amigos, con mis familiares, mis padres; “yo quiero algún día dirigir un periódico con recursos, dirigir un par de periódicos, varios noticieros de radio. Pero precariamente, cuando yo me vi en El Nacional con los recursos necesarios, óyeme, fue el sueño de mi vida, y llamé a mi padre, a mi madre, y le dije; “mamá, usted está hablando con el director de El Nacional, ahora usted sabrá lo que será un periódico”, y claro he contado con la colaboración de un grupo de periodistas formidables, solamente lo equiparo con un equipo que trabajó conmigo en “EL SOL”, que eran nueve muchachas y dos muchachos, excelentes periodistas, ese equipo formidable lo comparo yo con el que está ahora en El Nacional, que son periodistas las 24 horas del día, y por eso la aceptación del periódico.

OJM.- ¿Y en lo que respecta al mantenimiento de esa línea editorial, que lo caracteriza como un periódico que hace denuncias, que plantea sus posiciones, siempre fortaleciendo la democracia dominicana?

RGP.- Felizmente para El Nacional, hoy en día, el propietario, Pepín Corripio, es una persona que sabe como tratar periodistas sin ser periodistas. Pepín no se inmiscuye en los asuntos del periódico. Repito, no es que Pepín esté pegado a la pared como se dice, no es así, porque hay que oír a Pepín en ciertas cosas que él sabe, ahora… él respeta la opinión de los periodistas, y no impone. Nunca ha salido de ese caballero: “vamos a caerle encima a fulano, vamos a defender a fulano”, ¡no señor! Él dice: “Tengan cuidado con eso! ¡Tengan cuidado con lo otro! ¡Creo que deben de meterse en esto! Siempre lo hace con el cuidado de no herir la susceptibilidad de los periodistas, que a veces parecen niñas de 15 años, parecemos, somos muy susceptibles, por todo nos ofendemos, y cosas así, pero lo ha mantenido así.

OJM.- Don Radhamés, El Nacional siempre ha tenido buenos columnistas, y buenos artículos de análisis, un periódico que tuvo a un Orlando Martínez, en los primeros 12 años del Gobierno del Presidente Balaguer, y siempre vemos que sus columnistas son variados, de diferentes criterios políticos, ¿Qué nos puede decir sobre los columnistas de El Nacional?

RGP.- Lo que ocurre es que ese lema, “La voz de todos”, no es una cuestión de grupos de palabras, una continuación de otra, eso se lleva a cabo, se lleva a efecto en El Nacional, se cumple en El Nacional… ¿me entiendes? Ahí tenemos…yo creo… todas las ideologías imaginables, a veces una encima de otra, o a veces una en frente de otra, y eso, yo creo, que así debe de ser un periódico, o un medio de difusión, un medio de información, de opinión, así debe de ser. Imagínate si nosotros hacemos una sola línea, eso sería un folletín, nosotros tenemos hasta a un sacerdote, pero también tenemos comunistas…

OJM.- …y el periódico dominical, la edición dominical tiene una amplia variedad.

RGP.- Tu sabes qué tenemos también un grupo de muchachos jóvenes, que escriben, valiosos también, entre los cuales hay un hijo mío, con el que yo políticamente estoy en desacuerdo casi en todo, pero bueno eso es lo que él piensa y yo respeto eso.

OJM.- Don Radhamés, comparando el periodismo, el ejercicio del periodismo de ahora, del 2006, con el de hace 40 años, el de 1966, ¿Qué tanto ha cambiado el ejercicio del periodismo?

RGP.- Bueno, a medida que la educación se deteriora en la República Dominicana, eso se refleja en todas las actividades, incluyendo el periodismo. Ahora hay muchas improvisaciones. Antes, Rafael Herrera, más como chiste que como realidad, decía que aquí el que no daba para policía ni para bombero se enganchaba a periodista; yo creo que hoy eso es así, por el producto de la situación social, y hay muchas improvisaciones, y gente que solamente tiene que buscar dinero para colocarse en un espacio por un medio de comunicación, a insultar, a decir barbaridades… ¡La libertad de prensa! Hay que permitir eso por la libertad de prensa, que no está debidamente interpretada en esos casos, pero eso es lo que ocurre. Fíjate, en sentido general, hace 40 años, yo he pensado y sostengo, ya hace tiempo en que yo vaya pensando si la República Dominicana que yo voy a dejar, está igual, peor, o mejor que la que encontré, y yo me fumé la dictadura de Trujillo enterita, entiendes, yo tengo esa incógnita, vamos a ver si está mejor, igual o peor, yo no creo que esté mejor.

OJM.- Ciertamente el país ha cambiado desde hace 40 años, y se percibe un deterioro en lo que es el sistema educativo nacional, que impacta, obviamente, en todas la actividades del que hacer humano. Con don Radhamés Gómez Pepín vamos a seguir conversando en el próximo segmento.

PAUSA

VTR/ FRANCISCO ALVAREZ CASTELLANO (FAC)

FAC.- El periódico El Nacional era el único diario vespertino, y los co-fundadores, porque lo fundó Rafael Molina Morillo, junto con Radhamés Gómez Pepín, Juan José Ayuso, yo, y el director que era Freddy Gastón Arce, pero el periodismo ha dado una vuelta muy grande, ¿Por qué razón? Porque las escuelas de periodismo, había una antes, pero una antes, donde los profesores eran Don Cundo Amiama, eran Ramón Lugo, eran Rafael Herrera, y así por el estilo, eran profesores, directores de periódicos, había una escuela de periodismo de la que yo me siento orgulloso, porque soy hijo de esa escuela, ¿Qué pasa?, ahora hay no se cuántas escuelas de periodismo, y como que no están enseñando en verdad lo que es el periodismo en sí, enseñando el capital, para que este país tuviera la prensa que tienen hoy, porque ya había otra voz, una voz no disidente, una voz imparcial, que como lo es ahora, no ha perdido su modo de ser.

OJM.- Continuamos conversando con Radhamés Gómez Pepín, director del periódico El Nacional. Don Radhamés, una pregunta que se me ocurre ¿Qué es más difícil para usted, escribir Pulsaciones o escribir el editorial de El Nacional?

RGP.- Bueno, déjame decirte esto, las dos cosas son difíciles, pero el editorial es más difícil, puesto que el editorial es la opinión de la empresa, Pulsación es la opinión mía, me entiendes. Hay que decir algo más, no escribo yo los editoriales, a veces escribo yo los editoriales, hay dos personas, dos editorialistas, y eso de que la opinión del periódico la di yo en el 63 en una visita con un grupo de dominicanos al New York Times, entrando nos dijeron eso que yo te estoy diciendo, sepan que los editoriales de nosotros es la opinión de la empresa, no es la opinión de más nadie, de los dueños de la empresa, así fue que dijeron, no es la opinión de alguien, y yo comparto eso. Entonces Pulsaciones soy yo, y responsable yo, pero imagínate por una editorial yo soy responsable ante la ley, si hay sometimiento el que va preso soy yo, ahora la indemnización la paga la empresa.

OJM.- Don Radhamés, a su juicio, la prensa dominicana, radial, televisiva, escrita, de hoy día, en sentido general ¿Se puede decir que es un guardián de los intereses de los ciudadanos?

RGP.- En gran parte sí. A pesar que hay un sector que defiende intereses de otra índole, no de los ciudadanos. Lo que les interesa a los dueños es un sector de la prensa bien conocido, que está en eso. Cuando hablo de prensa es en sentido general, que no es periódico, sino periódicos, emisoras y televisoras. Yo diría que hay un sector que le importa poco el interés de los ciudadanos, le interesa exclusivamente el interés de los dueños, lamentablemente es así, y eso se palpa.

OJM.- En el análisis que se hace sobre los medios de comunicación actualmente, siempre se hacen, sobre todo en los últimos años, se vincula mucho la inversión que hace el Gobierno en publicidad. ¿Usted cree que la inversión que hace el Gobierno en publicidad, que el actual Gobierno hace una inversión tremenda en materia de publicidad, de alguna u otra forma merma el interés de la prensa en reportar lo que sucede en el país?

RGP.- No en lo que se refiere a los medios del grupo de nosotros, no creo en eso en lo absoluto. A nosotros no nos convencen con publicidad, nosotros tenemos, hablo del El Nacional, tenemos está convicción no importa si fulano opina lo contrario. Lamentablemente, ahora la publicidad es publicidad, y es verdad el Gobierno gasta muchísimo dinero en publicidad, óyeme si el gobierno paga, porque los Gobierno, este no, todos, tienen fama de tramposos, de que no pagan publicidad, pero si el Gobierno paga todo eso que pasa por televisión, óyeme, son muchos los millones, porque es que los canales están llenos de publicidad oficial.

OJM.- Recientemente la Organización de Estados Americanos, determinó y expresó algunas preocupaciones sobre la libertad, expresión y difusión del pensamiento en la República Dominicana, y más recientemente en la última reunión de la Sociedad Interamericana de Prensa, se expresaron algunas preocupaciones sobre este tema, a su juicio, ¿Cómo está el estado de la libertad de prensa en el país?

RGP.- No, yo creo que eso son exageraciones de la SIP y de la OEA, aquí hay libertad prensa, aquí hay exceso de libertad de prensa. Que hicieron esto, que un guardia le dio un pescozón a uno, que le rompieron la cámara a otro, hay que meterse en un lío de eso para uno ver lo que es eso, a cualquiera le dan un pescozón, pero eso no es que el Gobierno está persiguiendo a nadie, eso no es así, y han matado periodistas, pero todavía, pero no es la acción oficial, es la acción de alguien en particular, yo creo eso. A mi nadie nunca me ha dicho; “no escribas esto”, ni me han amenazado. Yo lo digo con toda sinceridad; a mi nadie me ha amenazado, ni por teléfono, algún loco un día que llame; “mira que esto”, ¿Y eso es una amenaza? ¿Nos vamos a alarmar por eso? Yo creo que aquí hay plena y absoluta libertad de prensa en este país.

OJM.- Volviendo a la línea del periódico El Nacional, sobre todo en lo que tiene que ver con las noticias que reporta, vemos que aparte de los temas nacionales, El Nacional le dedica tiempo a noticias de tipo policíacas, que son parte, que tienen que ver con la rutina de los dominicanos, ¿A qué se atribuye eso?

RGP.- Eso fue parte del inicio de El Nacional, y lo que desacreditaban al periódico decían que tú sacudías a El Nacional, y salía sangre, ¿tú entiendes? No la inventamos nosotros, la sangre. Salimos en los 12 años, que había mucha sangre, si otros se la bebían, nosotros no, nosotros la reflejábamos a toda la sociedad ¡eso es! hechos horrendos. ¿Tú crees que a uno le gusta eso? ¡No… no le gusta! Pero callarlo es peor. Nosotros lo decimos. Lamentablemente esto fue así, ¿Y qué?, no lo inventamos, ni nosotros vamos a impedirlo, callándolo no se impide eso.

OJM.- ¿Usted cree que en el fondo de esas informaciones la sociedad dominicana es violenta, se percibe el signo de violencia, sobre todo en los niveles…

RGP.-…tú quieres decirme que eso conlleva a la violencia, favorece…

OJM.-…no, no, ¿Qué si las noticias de violencia reflejan que en el fondo los dominicanos somos proclive a la violencia?

RGP.- Hay mucha violencia Orlando, mucha violencia, hay mucha violencia, mucha. Óyeme… caminando -yo camino diariamente- una cosa que yo veía en Santiago; tú caminas en Santiago y te encuentra con una persona que no conoces pero te dice: ¡Bye! ¡Qué hay! ¡Cómo va la cosa! ¿Quién es?… no sé, pero te saludan, aquí no, en la capital no. En la capital te pasan por el lado, muerte, ¿Por qué es eso? ¡salude que a usted no le cuesta nada eso! Yo camino por un sitio, ok, van unos atletas ahí, y hay una acera para uno caminar, ahhhhh pero a menudo tu ves lo atletas acostados en la acera:

-“Señores con permiso déjenme caminar por aquí”.

- “Ahhhh pero bájese”

- ¡Cómo que me baje, bajen ustedes!

Y eso comienza…porque fíjate; a veces uno dice: “lo mato por 5 centavos” ¡nooo! Es que yo le digo págame los 5 centavos, y no tengo, pero tú si me cobras, y comienza el intercambio, “tú eres esto”, “y tú lo otro”, terminamos sacando un revolver, un cuchillo, lo que sea.

OJM.- Usted se recuerda que cuando estudiaba en Santiago existía una clase que se llamaba Educación Cívica, Moral y Cívica. ¿Usted cree que hay una carencia de Moral y Cívica?

RGP.- El prof. Medina era el autor de la MORAL y CÍVICA. El prof. Medina era corrector de prueba de la información cuando yo comencé en esto. Él era cuando eso, duró poco porque ya era una persona de edad y… ¡nooooo, eso no se da! Moral y Cívica no se da. ¿Y el respeto a la bandera? Óyeme había que ver el Conde, cuando se conchaba por el Conde; que era de la Meriño hacia el baluarte, 5:00, 5:30 de la tarde bajando la bandera, todos esos carros parados, y la gente se bajaba a rendirle culto a la bandera, ahora no, ahora a la bandera ni caso le hacen, porque es que no se sabe, no se ve el significado de eso, entonces se alarman cuando un boxeador se pone una trusa, una cosa con los colores de la bandera, ahí si.

OJM.- Muy interesante. Yo pienso que ahí es donde está la raíz de nuestro problema, en la falta de educación de Moral y Cívica, que tanta falta hace en las aulas.

RGP.- Eso creo yo también, eso creo yo.

OJM.- Con Don Radhamés Gómez Pepín vamos a seguir conversando en el próximo segmento.

PAUSA

OJM.- Estamos conversando con don Radhamés Gómez Pepín, director del periódico El Nacional, quien muy amablemente nos ha recibido en su despacho, Don Radhamés, existen algunas encuestas que reflejan un descenso en la credibilidad en los medios de comunicación, ¿Qué usted opina sobre esto?

RGP.- Eso es verdad, por todo lo que yo te he dicho, la calidad del periodismo, no solamente aquí, en EEUU también, el descrédito, todavía descrédito no, pero la falta de crédito, porque yo creo que hay diferencia entre descrédito y falta de crédito, y la guerra de Irak a sepultado muchos medios, la complicidad de muchos medios, con el gobierno…

OJM.-…el caso del New York Times, un periódico prestigioso, con un problema serio de credibilidad, la BBC de Londres…

RGP.-…la BBC, ahí cancelaron unos señores porque dijeron que en lo de la guerra de Irak el señor Tony Blair había exagerado, y cancelaron a los ejecutivos, les pidieron que rectificaran, y ellos dijeron que no, o sea es un problema mundial, y aquí también pega. Nosotros en El Nacional estamos satisfechos de la confianza que nos tienen los lectores, es la pura verdad, pero a veces para mucha gente eso que se lee ahí no es suficiente, y tiene que enterarse por sus propios medios, esto fue así, esto no fue así, que yo lo leí, o lo oí, pero ya tu sabes es así, eso es así, el crédito de los medios en todo el mundo ha bajado, Le Monde.

OJM.- Y en adición algunos periódicos tienen problemas financieros, sobre todo el Le Monde, que hemos visto que tiene problemas financieros. Don Radhamés, y sobre la autocensura que se imponen algunos medios.

RGP.- Eso si es peligroso, la autocensura es peligrosa porque quiere convertir a uno en juez y parte, yo no concibo que una persona conociendo un periodista, conociendo algo saque esto, deje lo otro, porque una cosa es esto, yo quito ciertos detalles, vamos a decir morbosos de algunas informaciones, o mensajes innecesarios, tu entiendes, para hacer más fácil la lectura, es no es censura, yo quito esto, algunas veces por la ley, algunas veces por falta de yo no sé qué, “y está tan desfachatado”, esto no puede ser así, otras veces por una verborrea que se utiliza, no me digas, por ejemplo no me digas; “el cuerpo sin vida”, dime el cadáver, y cosas así, ¿me entiendes? pero la autocensura es bestial, porque es como ponerse una mordaza.

OJM.- Don Radhamés usted como ciudadano ¿Qué problemas le preocupan del país?

RGP.- Bueno, la electricidad, ya es tiempo de que se diga con toda… pero no estar diciendo… se lo dije a los muchachos, yo hablo mucho con los de redacción, todos los días, no es que me vengan hablar de prolongados apagones, ya yo estoy harto de prolongados apagones, vamos a ver que es lo que está causando los prolongados apagones, y no me digas prolongados, dime un apagón de 7 horas, o de 3 minutos, o de 15 horas, eso de prolongados, yo se lo prohibí a los muchachos, y vamos a ver quien es el culpable de eso, o sea, la planta tal que debe generar tanto vatios, nada más está generando tantos vatios, a pesar de que le están pagando la totalidad, entonces esos señores con eso que están generando hicieron esto, y no pudieron hacer esto, vamos ha hablar así, a responsabilizar directamente a los culpables de esto, la electricidad es uno. La falta de trabajo, que hace casi innecesaria la botella, uno dice la botella, tirar esas 30 mil botellas a las calles, es que hay que pensarlo dos veces, porque una cosa es con guitarra y otra es con violín, una cosa es estar en la oposición diciendo que hay 30 mil botellas, y otra es después que uno llegue al Gobierno salir de esas 30 mil botellas, es un cambio lo que hay, se van esas, pero entran 60, esos son los dos principales.

OJM.- Desea mejorar lo que es la estabilidad del empleo público, la carrera administrativa.

RGP:- Exactamente, sí.

OJM.- Una pregunta curiosa Don Radhamés, la primera plana de El Nacional, ¿Usted elige las fotos que se publican en primera plana?

RG.- Mira… y elijo la primera, hay una diagramadora, yo me siento al lado de ella todos los días, y ahí, letra a letra, la foto, los títulos, los hago yo, todo. Ahora no es la última palabra, ahí va el jefe de redacción, ahí va el sub-director, y va un simple periodista; “cambiemos este término por este”, y si es prudente yo lo cambio.

OJM.- Y algunos datos curiosos que yo siempre veo en la primera plana, cuestiones que tienen que ver con el record de los Libros Guinnes, unas informaciones que salen fuera de lo normal.

RGP.- Los avances de la medicina también se leen mucho, además tú le das un poco de aire a la página, nosotros, sexo, de sexo, pero hay que tener cuidado con lo del sexo porque estamos avanzando demasiado, y lo que se está publicando de sexo es para páginas interiores, pero eso le da sabor a la primera página, ahora no tengo la suerte, ojalá que fuera con noticias nacionales, pero no tengo la suerte de que lleguen, y no todos los días llegan del cable ese tipo de noticias, pero a mi me encanta sobre todo cuando se habla de una vacuna de la diabetes, que el cáncer, a eso a mi me gusta darle primera, antes de tu volver a leer que otro carro bomba estallo en Irak, te agrada más eso, tú entiendes.

OJM.- Y don Radhamés, ya casi para finalizar, ¿Qué usted espera de la democracia dominicana en los próximos años? Usted es un hombre que tiene nietos ¿Qué usted espera para el futuro de sus nietos en nuestro país, el compromiso de la clase política?

RGP.- El compromiso, primero a mi me gustaría que la clase política sea decente, que sepa dialogar, yo también soy un cultor del diálogo, porque desde muchacho yo oigo que hablando la gente se entiende, lo que yo nunca he visto es entenderse a los cañazos, dándose palos, que sea más responsable la clase política, un pronunciamiento de un político tiene una gran repercusión, y puede armarte un lío del carajo, y que de más entrada, ¿Tú sabes a quién? Que sea como un proceso normal, a los jóvenes, que le den entrada a los jóvenes, porque es verdad que los partidos tradicionales de aquí hay una zona impenetrable, que no le da paso a nadie, y bloquea, y pone zancadillas, y hace barbaridades, pero eso es a los que vienen subiendo.

Comentarios cerrados.