Un envio del blog

Un Metro más‚ de Educación

Enviado en 23 octubre, 2006 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Definitivamente la prioridad esencial del gobierno del PLD, el Metro de Santo Domingo, cuya inversión en este año le ha costado al pueblo dominicano más 3,000 millones de pesos, se ha tragado la inversión que debió haber hecho el gobierno en la educación, y en otras áreas prioritarias.

Ante esta realidad, el clamor de la propia Secretaria de Estado de Educación ha quedado en el vacío, y ahora trata de atribuir esta falta en los propios medios de comunicación que cumplen con su papel de informar lo que acontece en este sector. No se puede ocultar que hay escuelas que no tienen las condiciones físicas y sanitarias para que los alumnos puedan recibir sus clases de manera adecuada, y lo que es peor, los profesores no reciben una remuneración digna a su investidura.

El oficio de profesor, otrora fuente de orgullo, de honor y de respeto, ha dejado de ser un atractivo para numerosos jóvenes que han decidido optar por otras carreras en el ámbito de las profesiones humanas. Inclusive, hay comunidades, sobre todo en el sur del país, en donde hay vacantes de puestos porque no es atractivo ser profesor en esas escuelas por la falta de un salario adecuado.

La grave situación que está padeciendo la educación del país no se subsana con anuncios de proyectos que transformarían el sistema educativo nacional, sobre todo con la incorporación de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, a una rentabilidad, cuya sostenibilidad en el tiempo, es preocupante.

Claro, que estas iniciativas son importantes, pero el gobierno le está dando de lado al principal problema, que es que, sin habernos dado cuenta, se ha creado un modelo educativo que crea profundas brechas de conocimiento. Desafortunadamente, hay una minoría que se beneficia de las oportunidades del conocimiento, con acceso a las principales fuentes de la enseñanza, mientras hay una amplia mayoría de dominicanos que no se benefician de esas oportunidades. Se ha creado un desequilibrio injusto.

Por su parte, el Estado no ha tenido una política coherente sobre el tema educativo. Los dos planes decenales forman parte de los archivos de la historia, y la realidad nos golpea de frente: Ningún gobierno ha podido cumplir con la Ley de Educación No.66-97 que establece que hay que destinar un 4% del Producto Interno Bruto o el 16% del presupuesto nacional a la Educación.

Ni tampoco creo que el foro presidencial sobre educación lanzado por el presidente Leonel Fernández concluya con hechos concretos. Lo que se impone, por lo tanto, es que todos los dominicanos, sobre todo quienes dirigen y tienen representación en el Congreso Nacional, así como los sectores educativos, nos aboquemos a un compromiso para cumplir con la Ley de Educación, sin distinguir quien nos esté gobernando. Se necesita un Metro más‚ de Educación.

El autor es Secretario General del PRD.

respuesta