Un envio del blog

Descontrol en gastos lleva a la reforma

Enviado en 06 noviembre, 2006 Para 5:51 pm Escrito por en Nota de Prensa

El economista Carlos Despradel, ex gobernador del Banco Central, afirmó ayer que al gobierno “se le fue la mano” y perdió el control que llevaba en el gasto; aseguró que la reforma fiscal planteada es el reflejo de esa situación de descontrol que ocurrió en el período pre-electoral de mayo pasado.

Afirmó que políticamente al gobierno le renta más disminuir el gasto que disponer un impopular aumento de impuestos.

Consideró que al formular el Presupuesto del 2007 el gobierno tendrá que decidir si lo va a hacer con una nueva reforma (fiscal) muy impopular o si lo hará reduciendo los gastos, lo cual quiere decir “apretarse los cinturones en un año pre-electoral”.

El economista dijo que si el gobierno quiere aplicar más impuestos, al menos debería dar señales de austeridad, de modo que la población entienda que está dispuesto a sacrificarse, pero eso no está ocurriendo.

Despradel aseveró que el gobierno tiene que entender que maneja una economía muy diferente a la del 1996, por lo que debe ser más cauteloso, “y esa cautela no se está viendo, sobre todo en este año 2006, y sobre todo a partir del proceso electoral”.

Manifestó que el Fondo Monetario Internacional exige a los gobiernos que haya equilibrio fiscal, pero es opción de las autoridades elegir la forma en que van a lograr ese equilibrio.

“Es opción de las autoridades decir si va a lograr el equilibrio aumentando los ingresos o reduciendo los gastos. Y cualquiera que sea la forma que se busque, el Fondo tiene que aceptarlo”, expresó el
economista.

Despradel explicó que el FMI no puede decirle al gobierno cómo lograr el equilibrio fiscal, porque eso va más allá de sus atribuciones.

Empero, acotó, esa es una verdad a medias, porque es probable que el organismo internacional le haya dicho al gobierno que no podía seguir con un déficit de RD$11 mil millones como el que va a tener este año.

En el 2005 el gobierno pudo cumplir con las exigencias del Fondo, porque se sometió a una disciplina, pero en el 2006 se le fue de la mano el gasto “y no ha podido – en dos o tres revisiones que ha hecho
con el FMI- cumplir con las metas del Fondo”, dijo.

Tampoco, según Despradel, el gobierno podrá cumplir con las metas trazadas en septiembre, porque viene arrastrando la falta desde los primeros trimestres del año.

“Eso que viene arrastrando, no le permite cumplir con las metas del fondo”, advirtió Despradel al ser entrevistado por Orlando Jorge Mera, en el programa “Líderes” que se difunde por Color Visión.

Significó que actualmente con el FMI se están debatiendo las metas para diciembre, pero esto se encuentra supeditado a que se presente un presupuesto equilibrado para el 2007.

Eso, adujo, quiere decir que pasará todo el 2006 sin que el gobierno haya cumplido con las metas del FMI, “por el exceso de gasto que se produjo en los primeros dos trimestres del año”.

Los países pobres como República Dominicana tienen necesidades ilimitadas de recursos, apuntó el economista. Por eso, aunque el gobierno reciba cuantiosos recursos, siempre habrá necesidades
insatisfechas, porque hay una cantidad de pobres que siempre faltará dinero.

Siempre habrá necesidad de hacer una reforma fiscal; sin embargo, entiende que el gobierno debe buscar un equilibrio entre las necesidades y su capacidad de gasto, añadió.

Destacó que en los últimos tres años, el ingreso fiscal ha sido satisfactorio. Así, en el 2004 los ingresos del gobierno aumentaron en un 40%, mientras que la inflación fue de 29%, lo que representa un 11%
de aumento real de su bienestar.

En el 2005, precisó Despradel, los ingresos se incrementaron en un 22% y la inflación en un 7%, de modo que al gobierno le quedó un 15% por encima de lo que había tenido el año anterior.

Del mismo modo, en el 2006 los ingresos han aumentado un 16%, en tanto se estima que la inflación será de 8%. Esto significa que el gobierno terminará con un ingreso adicional (real) de 8%.

“Quiere decir que (el gobierno) lleva tres años consecutivos aumentando sus ingresos por encima de la inflación. Cada año tiene más dinero para gastar. Ojalá cualquier empresa o cualquier familia poder
hacer eso”, manifestó el ex gobernador del Banco Central.

Sin embargo, acotó, esa bonanza no ha sido suficiente para resolver todas las necesidades del país, porque hay deficiencias en salud, educación, energía y otras áreas.

Y es por eso, insistió, que se debe definir cuál es la aspiración lógica del gobierno.

“Porque si no tenemos un parámetro, siempre habrá necesidad de hacer una nueva reforma”.

Esa situación lleva necesariamente a tener que hacer un análisis de los gastos y también la procedencia de los ingresos.

Observó que cuando el gobierno hace una reforma fiscal a quien le está sustrayendo dinero es a la población “para supuestamente devolvérsela con creces”.

Empero, dijo que la gran pregunta de los dominicanos es si ciertamente sus aportes les son devueltos en servicios o si por el contrario el resultado neto es negativo para los contribuyentes.

Resaltó que este año, el Impuesto Sobre la Renta creció un 24%, que comparado con una inflación de 7%, es muy bueno.

Asimismo, manifestó, el impuesto a la propiedad ha subido 76% en este año, mientras que el impuesto a mercancías y servicios, donde está incluido el ITBIS, aumentó 27%.

Indicó que si se observa lo que ha dejado esos impuestos no se le puede pedir más a la población.

“Si tú le pides más a los contribuyentes, les está cargando el dado”, sostuvo Despradel.

Dijo que el incremento del gasto corriente ha sido de un 37% en lo que va de año, “eso es un aumento extraordinario, en un país donde ha habido una baja inflación”. Y a pesar de eso, observó, el gobierno se
queja de que no tiene suficientes recursos.

Consideró que en algún sitio el gobierno está gastando el dinero que obtiene con los impuestos. Y añadió que las elecciones distorsionan las finanzas públicas.

Señaló que en enero el gobierno gastó RD$104 millones en materiales y suministro, pero ya en el febrero fueron RD$2,100 millones y en marzo RD$1,200 millones y en abril RD$2,100 millones. Asimismo, en servicios
no personales gastaba RD$148 millones en enero, y en abril RD$1,200 millones.

Esto quiere decir, acotó, que mientras más tiene más gasta el gobierno. Y adujo que probablemente ese incremento en los gastos no personales no fuera necesario para el país, pero “para fines electorales del PLD, obviamente que lo es”.

Dijo que si el gobierno no hubiera incrementado tanto los gastos, no tendría necesidad de crear nuevos impuestos.

EL METRO

Despradel afirmó que en el Metro de Santo Domingo, el gobierno invierte suma cuantiosa, más de RD$3 mil millones, “pero lo que preocupa es lo que falta por gastar. Nadie –ni siquiera quienes lo
están construyendo- sabe cuánto terminará costando el Metro”.

Indicó que aún con los controles que se suponen tiene el gobierno de Estados Unidos, el Metro de Puerto Rico, que tiene 17 kilómetros, tres más que el de aquí, ha sido un fracaso y costó US$2,250 millones, igual a RD$75 mil millones.

Haciendo un cálculo holgado, añadió, se podría estimar que en el Metro de Santo Domingo costará RD$35 mil millones, de los cuales se han gastado RD$3 mil millones “y de dónde van a salir los RD$32 mil
millones restantes”, preguntó.

El economista dijo que la construcción de un Metro no era prioridad para el país que apenas salía de una profunda crisis bancaria, con una deuda del Banco Central de RD$160 mil millones, que no se sabe cómo se
va a pagar.

De acuerdo con Despradel, los problemas presupuestales del país se multiplicarán cuando se comience a pagar la deuda del Banco Central.

Sostuvo que el año próximo el gobierno tendrá que decidir si paraliza el Metro, lo cual sería un fracaso político, pero advirtió que esa obra requerirá una inversión de cientos de millones de pesos, lo cual implica un gran dilema para las autoridades.

http://www.hoy.com.do/article.aspx?id=3303.

Comentarios cerrados.