Un envio del blog

Entrevista a Celso Marranzini

Enviado en 05 noviembre, 2006 Para 5:59 pm Escrito por en Entrevistas

Orlando Jorge Mera entrevista esta semana a Celso Marranzini, empresario y ex –presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) y EDUCA, con quien conversa acerca de los retos y desafíos que tiene el empresariado de la República Dominicana ante el anuncio de una nueva reforma fiscal.

LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)
Celso Marranzini (CM)

PARA TOMAR EN CUENTA:

  • Asegura calidad educación, energía, agua y la basura son muy malos.
  • Cree funcionarios asesorado mal al Presidente, y no se ponen de acuerdo.
  • Espero que los legisladores nuestros también verifiquen déficit que tiene USA.
  • Dice fracaso de energía del Nación y no de partido político alguno
  • Sugiere imponer impuestos a los juegos.

COMO LO DIJO:
“Hay una diferencia de alrededor de 15 a 1, por cada 15 dólares que los Centro Americanos nos mandan a nuestro país, nosotros les mandamos 1 dólar…”

“…hay una carrera desenfrenada de acuerdos de libre comercio, que lejos de traer tranquilidad a los sectores productivos, los intranquilizan porque hay muchas cosas internas que nosotros no terminamos de resolver”

“… a los empresarios nos llama mucho la atención que nunca se le pone impuestos al juego, al juego de azar, que afecta el presupuesto del que le de la gana, no hay que jugar obligatoriamente, nosotros entendemos que hay podrían fácilmente venir, a través de impuestos a los juegos de azar entre 10 y 20 mil MM de pesos”

“…Porque si comparamos cuánto es el nivel de educación de el Salvador, en Guatemala, ni hablar de Argentina, de Brasil, o de Venezuela, nosotros estamos muy por debajo, si vemos cuál es el nivel del gasto en salud, nosotros estamos muy por debajo, en educación da vergüenza, en educación creo que solamente estamos por encima de Haití y de Nicaragua”

“…desde el punto de vista de los empresarios manufactureros el tratado se negocio muy bien, lo he dicho varias veces, porque logramos 10 años de desmonte, y eso nos va a dar el tiempo necesario para que tanto el Gobierno como nosotros, podamos ir resolviendo los problemas que todavía adolece a la economía dominicana”

“…porque yo creo que esos legisladores primero deberían de ir a Mississippi o a New Orleáns, a ver como se manejó el problema de Catrina, a ver como sigue la segregación racial en EEUU, o pasarse por la frontera de México y ver como se está levantando una nueva muralla, antes de venir aquí”

“No cabe duda que en este año el peso del servicio de la deuda va a ser un factor fundamental, sobre todo de que ya no hay posibilidad de nuevas negociaciones”

INTRODUCCIÓN:
Bienvenidos a Líderes. En está semana que acaba de transcurrir fueron publicadas unas encuestas muy interesantes, que reflejan el sentir de la mayoría del pueblo dominicano, esas encuestas señalaron que el 74% de los dominicanos entienden que la tercera reforma tributaría que va a implementar el Gobierno del Presidente Leonel Fernández, va a perjudicar a las clases más pobres y a la clase media de nuestro país, de igual manera, esas mismas encuestas evaluaron, que la popularidad del Presidente Leonel Fernández, en términos del desempeño de sus funciones ha reducido de manera estrepitosa, y por lo tanto la mayoría del pueblo dominicano entiende que los problemas fundamentales que tiene que resolver el actual Gobierno, son los relativos a las políticas de empleo, a la cuestión de la crisis eléctrica, a los apagones, a la falta de una política en materia de educación, a la falta de que los hospitales públicos provean las atenciones y los medicamentos necesarios, y por último la mayoría del pueblo dominicano reclama que el Gobierno priorice sus objetivos, en lo que tiene que ver para fortalecer las instituciones públicas, y la política de lucha en contra de la pobreza que viven hoy los dominicanos. Justamente en esta semana se acaba de reportar que en el mes de diciembre dos Zonas Francas importantes de nuestro país van a liquidar a 7 mil empleados, y esto nos tiene que llamar a preocupación, porque lo que estamos viendo es que la política económica del actual Gobierno, no está pudiendo generar una distribución de las riquezas, como lo prometió el Gobierno del Presidente Leonel Fernández al llegar al poder el 16 de agosto del 2004. De igual manera, con el Presidente Leonel Fernández a la cabeza, no ha podido cumplir con la promesa que le hizo al pueblo dominicano, de reducir en un 20% el gasto público en la República Dominicana, y el sector empresarial, los partidos políticos de oposición, los sectores sensatos de nuestro país, reclaman del actual Gobierno, un plan riguroso de autoridad, porque la percepción que se tiene es que el Gobierno está gastando en exceso, que hay un derroche de recursos públicos, y que el Gobierno carece de una política clara respecto al porque es necesario una tercera reforma fiscal. Ha quedado muy claro de que los nuevos impuestos que pretende poner el Gobierno, sean disfrazados o no, tales como el impuesto a la circulación de los vehículos, el impuesto a los combustibles, el impuesto del 5% por el uso de habitaciones en los hoteles, el 5% de la prima de los seguros, en el fondo esos impuestos van a afectar justamente a los sectores más sensibles de la Republica Dominicana. Si el Gobierno impusiera una política de austeridad, recortando el gasto de publicidad, recortando, o fijando un tope a la nomina pública, recortando los gastos por concepto de compra de materiales, de viáticos y dietas, si impusiera un tope a la publicidad gubernamental, el Presidente Fernández tuviera una gran oportunidad de no presentar está tercera reforma al Congreso Nacional, ahorrando más de 30 mil MM de pesos. Por eso nosotros queremos en el programa de hoy tratar, justamente el impacto que tendrá está tercera reforma tributaria no solamente en el país, si no también en un sector sumamente importante para nuestra nación que es el sector industrial, los empresarios dominicanos, los que manufacturan productos, también han hecho sentir su opinión. Por eso en nuestro programa de hoy vamos a tener una interesante entrevista con don Celso Marranzini, quien fuera pasado Presidente del Concejo Nacional de la Empresa Privada y de EDUCA, un empresario que tiene una amplia carrera en la República Dominicana y que su opinión tiene mucho peso específico en nuestra sociedad, porque a él le correspondió como Presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada, también defender a los empresarios en momentos sumamente difíciles de nuestro país, y hemos visto como en este momento histórico que vive nuestro país, el sector empresarial ha mantenido una posición unificada respecto a su rechazo a la imposición de nuevos impuestos. Por eso les invitamos en el próximo segmento a compartir con nosotros la entrevista que le haremos a don Celso Marranzini pasado Presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada.

LA ENTREVISTA:
OJM.- Le doy la bienvenida en nuestro programa de hoy a don Celso Marranzini, pasado Presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada y de EDUCA, don Celso, muchas gracias por corresponder con nuestra invitación.

CM.- Un placer.

OJM.- Don Celso, la semana nos arroja como resultado la posición firme y unificada del sector empresarial, en torno a la tercera propuesta de reforma, de rectificación tributaria, como la ha llamado el Gobierno, que en otras palabras se traduce a imponer nuevos impuestos, nuevas cargas impositivas, y llama la atención la posición unificada que ha tenido el sector empresarial en la República Dominicana, dada su experiencia ¿A qué se puede atribuir está posición unificada del sector empresarial?, como pocas veces se había visto en la historia reciente del país.

CM.- Tú sabes que no es así, lo que pasa es que la gente olvida, precisamente el otro día con motivo de las elecciones del CENP, un grupo que nos quedamos al final, talvez de los que estábamos ahí que hemos pasado más tiempo, si hay algo que unifica al sector empresarial, son las reformas tributarias, no importa como se llamen ni como se den, porque a nadie le gusta pagar impuestos, y sobre todo que desgraciadamente en este país cada dos años se da un déficit, y el déficit se quiere conjurar con nuevos impuestos, yo recuerdo que en el 96, cuando la reforma del 96, luego una reforma que se intento en el 99, la reforma del 2000, la del 2002, ya en el 2004 posiblemente, y el 2005 y eso es lo que talvez hace olvidar a la gente, en el 2004 había una necesidad, después de una crisis, la crisis bancaria, la devaluación y todo lo demás, entonces el empresariado entendía que en ese momento era necesario un sacrificio de todo el mundo, en el 2005, como consecuencia de los tratados de libre comercio que estábamos firmando, pues también uno entendía que los recursos que se perdían de un lado había que compensarlo de otro, y por eso no se vio esa resistencia de conjunto que sí se vio en el 96, ahora la preocupación no es solamente por los impuestos, no es el decirle que no al Gobierno, de que no pueda conseguir más recursos, es la preocupación frente a los tratados de libre comercio, de que nosotros no vamos haciendo cada vez menos competitivos, de que en el 99 firmamos acuerdos con Centro América y CARICOM, pensábamos que por ser economías más pequeñas que las nuestras íbamos a salir gananciosos, y el resultado de esto ha sido que nuestros mercados están inundados de productos Centro Americanos y los nuestros no están allá. Hay una diferencia de alrededor de 15 a 1, por cada 15 dólares que los Centro Americanos nos mandan a nuestro país, nosotros les mandamos 1 dólar…

OJM.-…muy grande la diferencia…

CM.-…una relación muy negativa para el país, y con CARICOM, con las islas del Caribe, la relación yo creo que está 7 a 1, o sea en contra nuestra también. Entonces esa es la preocupación frente a EEUU, estamos hablando de la economía más grande, de nuestro mayor socio comercial, y los impuestos, por ejemplo a las habitaciones, ese es un impuesto que coloca al sector turístico en desventaja, ahora a los seguros se le pretende quitar el ITBIS y ponerle un impuesto fijo, si en los países con que nosotros competimos los seguros no pagan un impuesto fijo, que no lo pagan de por si, nos coloca también en una situación de descompetencia. Por eso se siente a un sector empresarial unificado, como tú dices, como nunca, ¿Por qué? porque se nos avecina, no sólo este tratado, se están discutiendo con la Unión Europea, se está discutiendo uno con México, se está discutiendo uno con Taiwán, se está discutiendo uno con China, se habla uno de con Cuba, se habla uno de con Haití, hay una carrera desenfrenada de acuerdos de libre comercio, que lejos de traer tranquilidad a los sectores productivos, los intranquilizan porque hay muchas cosas internas que nosotros no terminamos de resolver, y que van a crear una situación en corto plazo de devaluación de la moneda, cuando todos estos productos importados sigan llegando al país, y nosotros no podamos contrarrestar con exportaciones que generen divisas fuertes, veremos una moneda de nuevo al 50, 40, y la calidad de vida del dominicano tremendamente deteriorada.

OJM.- El Gobierno no ha podido, todavía explicar con claridad el objetivo que persigue de está reforma tributaria, alega que no tiene los ingresos suficientes, aunque estudios señalan de que las dos últimas reformas tributarias le han entrado de ingresos al Gobierno más de 50 mil MM de pesos, los empresarios le han dicho al Gobierno de manera muy simple, que usted puede, si hace un recorte, si hace un plan de austeridad riguroso, puede no establecer nuevos impuestos, qué alternativas tendría el Gobierno para…, auque todavía no se ha depositado el proyecto al Congreso Nacional, ¿Qué alternativas tendría el Gobierno en caso de no presentar la reformas tributaria?

CM.- La gran preocupación estriba en que todos los Gobiernos prometen reducir los gastos, y hasta ahora eso nunca se ha visto, entonces el temor que tiene el sector empresarial es, si le dices si te vamos a aumentar los impuestos en 17 mil MM y vamos a reducir los gastos en 17mil MM, con lo cual vamos a lograr el 3% de superávit que requiere el FMI sobre el PIB, pero luego, quien nos asegura de que esos 17 mil MM realmente se van a economizar, de hecho en el mismo discurso del Presidente, el Presidente no explica donde van a ser los recortes para llegar a 17 mi MM, y desgraciadamente la historia económica de nuestro país, es que nosotros vamos de déficit en déficit, cada dos años, y sobre todo después de cada proceso electoral, nosotros entramos en un déficit, y eso obliga a una nueva reforma tributaria, y vamos haciendo la economía dominicana en una economía excesivamente cara, a veces vienen empresarios europeos y empresarios estadounidenses y se asombran del costo de la vida del país, y uno entiende que hay mucho de donde poder cortar en este momento, porque lo primero, el subsidio del gas, uno entiende que debe subsidiarse al ama de casa, pero eso significa algunos 1000 MM, nosotros estamos subsidiando el transporte por 4 mil MM, que no llega realmente al consumidor, porque el que tiene un carro de transporte público, y lo mueve a gas calcula el pasaje al costo de gasolina, pero es peor todavía, ahora mismo ya no es solamente el transporte, el sector privado que tiene vehículos se está trasladando hacia gas, y eso es muy lógico, si tu tienes un combustible que cuesta 130 pesos, y tienes otro que cuesta 40, yo creo que no hay que hacer matemática, ni hay que hacer nada para saber que va a haber una traslación, con otro efecto dañino, en la medida en que se traspasa el consumo de gasolina a gas, se pierden los impuestos que se pagan en la gasolina, estamos hablando de 8 mil MM, ahí van 12 mil MM simplemente en eso, a los empresarios nos llama mucho la atención que nunca se le pone impuestos al juego, al juego de azar, que afecta el presupuesto del que le de la gana, no hay que jugar obligatoriamente, nosotros entendemos que hay podrían fácilmente venir, a través de impuestos a los juegos de azar entre 10 y 20 mil MM de pesos, si calculamos que el subsidio de la electricidad debe reducirse por lo menos en un 50% estamos hablando de 10 mil MM más eso es sin tocar los gastos del Gobierno, que nosotros admitimos que no pueden venir despidos masivos; por qué? Porque uno tiene que procurar la paz y la tranquilidad, un país donde hay un desempleo muy alto, eso no es lo conveniente, pero si podríamos, que el Gobierno congele la nomina a los niveles, ya no a los del 2004, congelémosla a los niveles actuales, y no se sustituyan aquellos empleados que renuncien, que fallezcan, o que simplemente se cancelen por mal funcionamiento, y estaríamos también disminuyendo, entrando después a los gastos superfluos de viajes, publicidad, de celulares, de restaurantes, que uno hace en su propia empresa, porque a mi no se me ocurre cuando yo tengo problemas en mi empresa subir los precios, ¿Por qué? porque a mi la gente va a dejar de comprarme, yo tengo que reducir los gastos, y subo los precios si puedo, que normalmente no es así.

OJM.- Don Celso, usted que cuando fue Presidente del CONEP y de otras asociaciones le tocó manejar situaciones difíciles, con quienes entonces eran presidentes de la República, es decir usted tiene una experiencia en el campo de las relaciones con el Gobierno del sector empresarial, usted cree que la forma en que el Gobierno ha explicado esta reforma tributaria difiere de otras que en el pasado, primero se hizo una fase de consulta, recuerdo que hubo inclusive jornadas en la mesa del Diálogo Nacional, ¿Usted cree que el Gobierno le ha faltado mantener mejores niveles de comunicación con el sector empresarial?

CM.- Mira, yo lo que pienso es que ha habido un error en la táctica, vamos a llamarlo de esa forma, se ha negociado después del planteamiento y no antes de, sobre todo cuando el Presidente habla, uno entiende que ya debía de ser definitivo, no ha sido así, yo creo que los propios funcionarios han asesorado muy mal al Presidente, y parecería que dentro del propio equipo de Gobierno no hay un acuerdo, hay que reconocer que a ningún Gobierno le gusta poner impuesto, y yo no creo, todavía no me he encontrado con uno que diga; “que feliz estoy de que voy a ponerle impuestos al empresariado o a la población”, es un momento incomodo y difícil, pero yo creo que puede manejarse de una forma diferente, yo creo que sin lugar a dudas, ha habido funcionarios que no han hecho su mejor papel, e indudablemente colocan al Gobierno y al Presidente en una posición incomoda, por ese hecho de que los impuestos no son simpáticos, los impuestos no son simpáticos, por eso se llaman impuestos, y no graciosos, voluntaria…

OJM.-…que se imponen…

CM.-…exactamente, es ahí, o sí, o sí.

OJM.- Con don Celso Marranzini vamos a seguir conversando sobre este tema y otros temas de interés nacional en el próximo segmento.

PAUSA

OJM.- En el segmento anterior estuvimos conversando sobre el impacto que tendrá la reforma tributaria anunciada por el Gobierno del Presidente Leonel Fernández, y yo quería retomar algunos de los puntos que tomamos en el segmento anterior y lo que tiene que ver con el plan de austeridad. El Presidente Fernández del 16 de agosto del 2006 le anuncio al país que iba a cumplir con el objetivo de reducir en un 20% el gasto público, cuestión que no se ha realizado, y esto hay que ser lo más responsable posible, en el sentido de que a los Gobiernos se le hacen muy difíciles el de implementar un plan de austeridad, pero lo cierto es que el Presidente Fernández hizo ese anuncio el 16 de agosto del 2004. Yo quería preguntarle don Celso, usted tiene gran experiencia, ¿Usted percibe que la población cree que el Gobierno gasta recursos en cuestiones no prioritarias? Que es lo que entonces ha motivado el planteamiento del sector empresarial para que se ajuste el cinturón.

CM.- Sí, eso es un problema que la población percibe de todos los Gobiernos, por eso es que uno habla siempre del problema de la calidad del gasto, y yo creo que no solamente se percibe en el aspecto del Gobierno Central, si no inclusive eso es algo que se habla de los Gobierno Municipales Los Ayuntamientos reciben un 10% del presupuesto, cuando recibían un 1% el Gobierno se encargaba de las calles, el Gobierno se encargaba de los acueductos, se encargaba de una serie de obras que ahora, en teoría, deberían de ser función de los ayuntamientos, pero siguen siendo parte de las responsabilidades del Gobierno Central, porque los ayuntamientos no invierten correctamente. Por eso es que uno dice, y sobre todo ahora que se habla de una reforma constitucional, nosotros tenemos que empezar ha hablar de topes, tope de endeudamiento, tope de gastos, el tope de la educación, o sea, a la educación se le ha establecido cuanto debe invertirse en educación y desgraciadamente no se da, entonces, inclusive se oye a veces que organismos internacionales como PNUD dicen que el crecimiento de la República Dominicana en los 10, 15 años pasados, no se corresponden con el nivel de crecimiento de la población, indudablemente eso tiene que ver muchísimo con el problema de la calidad del gasto, y en estos días oíamos al FMI decir, que el gasto de este país está más o menos parecido al nivel de gastos de otros países de la región, lo que yo le preguntaría al FMI, ¿Se invierte igual? Porque si comparamos cuánto es el nivel de educación de el Salvador, en Guatemala, ni hablar de Argentina, de Brasil, o de Venezuela, nosotros estamos muy por debajo, si vemos cuál es el nivel del gasto en salud, nosotros estamos muy por debajo, en educación da vergüenza, en educación creo que solamente estamos por encima de Haití y de Nicaragua, y creo que ya de Nicaragua también estamos por debajo.

OJM.- En educación se invierten menos de lo que tiene la propia Ley General de Educación…

CM.-…la ley establece un 6%, y no llegamos a 2…

OJM.-…exactamente…

CM.-…entonces, yo creo que ahí es donde está el asunto, y yo creo que por eso también, a veces, en la propia población hay una resistencia a pagar impuestos, porque aquí se habla de que este es un país que tiene una presión fiscal muy baja, inclusive tenemos economistas que viven presionando, y viven hablando de que si la presión fiscal no debe ser un 16, si no un 19 ó un 20, y realmente la presión es más alta que eso, porque el ciudadano tiene que asumir una serie de costos que en otros países no se asumen, aquí la calidad de la educación pública es muy mala, aquí el servicio energético es muy malo, el servicio de agua es muy malo, basura por igual, en muchísimos casos el propio ciudadano o la empresa privada, tiene que asumir recogida de basura, salud ni hablar, si usted no tiene un seguro privado, y tiene la desgracia de tener que ir a un hospital público, usted está condenado a la peor de las atenciones de salud. Yo creo que todas esas son cosas que éste, y todos los Gobiernos que vayan a venir en un futuro, tienen que prestarle mucha atención, porque de lo contrario la distribución del ingreso, la mejoría de la calidad de vida de la población, nunca va a paginar con el nivel de crecimiento de la economía.

OJM.- Don Celso, pero en ese sentido la cifra del Banco Central habla de un crecimiento económico de más de un 11% en lo que va de año, entonces, uno a veces se pregunta, bueno, usted tiene una empresa del sector industrial que tiene que pagar energía, que tiene que pagar salario, tiene que asumir una serie de costos adicionales a los que normalmente tiene que enfrentar, ahora tiene el reto de la competitividad que le da el entorno de los países que nos rodean, ¿Cómo se hace un empresario para poder manejar su empresa en estas circunstancias?

CM.- A veces es difícil, y sobre todo en unas circunstancias de mercado abierto, donde existen una serie de presiones que no son las presiones habituales a las que el empresario estaba acostumbrando a recibir, inclusive muchas veces yo oigo los programas de la mañana, que dice; “los empresarios no tienen problema porque traspasan sus costos al consumidor”, hace 10 años era así, hace 15 años te aumentaban un impuesto, te aumentaban la electricidad, te aumentaban los salarios, y tú simplemente lo pasabas al precio del consumidor final, en este momento no se puede porque hay un producto de fuera que es mucho más competitivo, que es, muchas veces, también es mejor en calidad, y que el consumidor lo prefiere, entonces no es así, eso le crea una presión al empresario pero debe crearle también una presión al Gobierno, porque el Gobierno tiene que trabajar para que el empresario sea eficiente, en la medida en que nuestras industrias no generen valor agregado, no generen empleos, en esa medida decrecemos como población, además nosotros tenemos un sector muy importante, que es el sector turístico, que deberíamos estar todos enfocados a generar bienes y servicios, hacia un sector que ya recibe 4 millones de extranjeros, y generar las exportaciones suficientes para que el país pueda realmente colocarse en un mercado internacional, pero hay muchísimos obstáculos que hay que resolver, y uno de ellos, que muchas veces no se menciona, es el problema de los fletes, tanto los fletes internos, como los fletes marítimos, los internos donde hay una mafia sindical, que no es sindical, son empresarios disfrazados de sindicalistas, que ponen los precios, el caso de está semana del enfrentamiento de sindicatos de transporte público paralizan al país, yo creo que esas son cosas que nosotros tenemos que ir resolviendo, eso nos cuesta millones de pesos a los empresarios, y le cuesta al país, y le cuesta al Gobierno, el Gobierno percibe ese día menos impuestos, la gente no llega a sus empleos, el sector exportador no cumple con sus programas de entrega, y todo eso hay que revisarlo y crear la dinámica necesaria para que este país sea competitivo.

OJM.- Y en cuanto a la crisis del sector eléctrico, ¿Qué tanto afecta al empresariado?

CM.- Bueno, yo creo que eso es la maldición de Trujillo, “todo el mundo lo resuelve y nadie lo resuelve”, tanto como que nuestra competencia probablemente está pagando en estos momentos el kilovatio a 7, 9 centavos, nosotros lo pagamos a 29 centavos de dólar, y lo pagamos a 26 con un servicio ineficiente, ni siquiera con un servicio estable, esa es una de las limitaciones, y ese es el gran problema que tiene que resolver la economía dominicana, pensemos por un momento que Panamá se siente muy orgullosa de que percibe ingresos por el Canal del orden de 450, 500 MM de dólares al año, sin embargo nosotros gastamos en subsidio a la electricidad 600 MM. No hay una nación que pueda desarrollarse, y yo creo que tiene que venir, tu que tienes la enorme ventaja de participar como dirigente en uno de los partidos fundamentales del país, tiene que venir un acuerdo del sector político, porque ya esto, de que el fracaso de la energía, no del fracaso de un partido, ni de un Gobierno, es el fracaso de la nación., y venimos desde los años 70, 74 tratando de resolver el problema eléctrico, y aunque ha habido mejorías, porque uno tiene que reconocer que sí las ha habido, sobre todo en el aspecto de generación, todavía el problema fundamental, el problema financiero, sigue siendo el “talón de Aquiles” del sistema, y mientras no se resuelva que tú si colocas un peso en el sistema cobras un peso, no hay solución en la puerta.

OJM.- Ciertamente el problema eléctrico en nuestro país, es fundamental, la última encuesta que salió publicada en estos días, es el segundo problema que más le preocupa a los dominicanos, y concuerdo con usted, de que la clase política tiene que afrontar esa realidad para dar estabilidad y seguridad jurídica, porque hay que buscar soluciones que ya sean por muchos años, independientemente de quien este gobernando.

CM.- Mira, yo con eso te digo, el problema de que un partido gane o pierda no está en la electricidad, este es un país con tantas necesidades que por mejor que un partido político lo haga nunca resuelve los problemas, y le deja la puesta abierta al otro, entonces no hace falta enfrentarse en el tema eléctrico, el tema eléctrico hay que unirse, y trazar cuál es la estrategia que se va a hacer y cumplirlas por los próximos 6 ó 8 años para salir ya de este “toyo” porque no se le puede denominar de otro forma, que no solamente le cuesta al sector empresarial, y tú lo dices con mucha propiedad, es el segundo problema que más preocupa, y hay algo que muchas veces ni siquiera lo tomamos en cuenta, y es la contaminación ambiental que generamos con las miles y miles de plantas eléctricas funcionando el día entero, y el costo que las mismas significan, porque si la electricidad nos cuesta 26 centavos, comprándosela a las distribuidoras, generar nos debe costar 30 ó 31.

OJM.- Don Celso, a propósito de la crisis del sector eléctrico, esto es un obstáculo a la competitividad de las empresas en nuestro país. El TLC entre EEUU y República Dominicana, que hace más de un año que fue aprobado por el Congreso Nacional, ya se ha aprobado un primer paquete de leyes de implementación, faltó otro que antes del 15 de diciembre tiene que estar aprobado y promulgado por el Congreso Nacional, para ver si tenemos chance de que entre en vigencia en el mes de enero, ¿Qué expectativas tiene usted como dominicano, como empresario, de las ventajas y los retos que nos ofrece el TLC con EEUU y Centro América?

CM.- Mira, ese es un tratado que nosotros teníamos que firmar, porque al írsenos adelante Centro América, no nos quedaba otro camino con nuestro socio comercial más grande, desde el punto de vista de los empresarios manufactureros el tratado se negocio muy bien, lo he dicho varias veces, porque logramos 10 años de desmonte, y eso nos va a dar el tiempo necesario para que tanto el Gobierno como nosotros, podamos ir resolviendo los problemas que todavía adolece a la economía dominicana. El TLC nos va a obligar a organizarnos más, el TLC tiene sus desventajas, nos va a crear enormes presiones para una economía que no está lo suficientemente madura para las negociaciones de libre comercio, pero también había que hacerlo o de lo contrario las Zonas Francas hubiesen desaparecido, ahora, el TLC trae alrededor una serie de cosas, en está semana hemos visto con muchísima extrañeza que un grupo de legisladores estadounidenses vienen a supervisar los bateyes dominicanos, yo no creo que realmente el TLC sea para eso, eso a mi me causa, yo no se si una mezcla se asombro o indignación, porque yo creo que esos legisladores primero deberían de ir a Mississippi o a New Orleáns, a ver como se manejó el problema de Catrina, a ver como sigue la segregación racial en EEUU, o pasarse por la frontera de México y ver como se está levantando una nueva muralla, antes de venir aquí, yo espero que los legisladores nuestros se constituyan también en comisión y vayan a ver como EEUU va a salir del enorme déficit que tiene, que puede arrastra a la economía mundial, pero los tratados son interesantes, y ojalá que a partir del primero de enero ya podamos gozar del tratado y de cerrar este capítulo, para que realmente nos dediquemos a la parte de la competitividad, trabajemos juntos Gobierno y empresarios, oposición y empresarios, para ir resolviendo los escollos que nos puedan quedar, que no nos hacen competitivos….

OJM.- … e inclusive también va a poder transparentar lo que son las compras gubernamentales.

CM.- Eso yo creo que es otro de los aspectos importantes del TLC, que por fin tenemos una ley de compras gubernamentales, que los Gobiernos se verán obligados a licitar las compras, y que eso le va a traer una economía al país, porque en el momento que las compras se liciten, se publiquen en Internet, que todo el mundo tenga acceso a poder cotizar, ahí, pues, vendrá una importante economía y ojalá que ese sea también uno de los grandes ahorros que se pueda hacer a favor del presupuesto.

OJM.- Claro, porque hay mucha corrupción detrás de las compras Gubernamentales.

CM.- Sí, las compras es el asunto fundamental y ojalá, hace muchos años aquí existió un organismo que centralizaba las compras del Gobierno, ojalá que un futuro no muy lejano…

OJM.-…la Dirección General de Aprovisionamiento, que creo que existe…

CN.-…existe, no funciona, pero existe…

OJM.-…que justamente unas de las medidas que ha tomado el Gobierno de Alan García, en Perú, ha sido centralizar todas las compras Gubernamentales en una sola entidad…

CM.-…es más fácil de fiscalizar, tiene un poder de compra inmenso, y se pierde, inclusive, hasta la duplicidad, a veces de comprar lo mismo para muchísimas instituciones, talvez de comprar 2 cosas en vez de comprar 10. A nosotros los empresarios talvez no nos conviene que sólo se compren 2, quisiéramos que se compren 50, pero talvez nos conviene en el aspecto de que se va a ahorrar y no habrá necesidad de implementarse nuevos impuestos.

OJM.- Claro que sí, con don Celso Marranzini vamos a seguir conversando en el próximo segmento.

PAUSA

OJM.- Estamos conversando con don Celso Marranzini, pasado Presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada y de EDUCA, y un reconocido empresario de la República Dominicana. Don Celso ya estamos a la vuelta de la esquina para que entre el año 2007, hay múltiples expectativas para ese año, pero también tenemos la aprensión de que va a ser un año muy difícil, el Gobierno tendrá que pagar el servicio de la deuda externa que se vence en ese año, también está el problema del déficit cuasi fiscal generado por la quiebra de los 3 bancos, generado por el Banco Central y la diversidad de compromisos que el Gobierno tiene en lo que será este año 2007, ¿Qué rol deberá jugar el empresariado en el año 2007 para contribuir al fortalecimiento de nuestra democracia y al fortalecimiento de la estabilidad de nuestra economía?

CM.- Yo creo que lo primero es, lo que es la función propia nuestra, que es la generación de crecimiento, la generación de empleos, veo mucha gente preocupada sobre el año 2007, pienso, yo siempre soy optimista, optimista de nacimiento, y yo creo que a pesar del enorme peso del servicio de la deuda, que yo espero que nosotros hayamos aprendido, de que la capacidad de endeudamiento de un país no es ilimitada, pues tenemos ahí algunos economistas que dicen; “se puede seguir cogiendo prestado”, y eso es como la economía de una casa, tú capacidad de endeudamiento no está por lo que te presten si no por lo que tu puedes pagar, y como uno visualiza. No cabe duda que en este año el peso del servicio de la deuda va a ser un factor fundamental, sobre todo de que ya no hay posibilidad de nuevas negociaciones, la renegociación exitosa con el Club de Paris, que nos permitió diferir en el 2004, en el 2005 y parte de este año el pago, ya no es posible, pero bueno, yo creo que si generamos crecimiento, si vemos la economía con optimismo, si recortamos los enormes subsidios que no están llegando a los que los necesitan, los subsidios generalizados no convienen porque recibe beneficio el que lo necesita y el que no lo necesita, yo pienso que podemos salir hacia delante, me parece también que la perspectiva del precio del barril del petróleo va a ser de cierta estabilidad, no vamos a ver un petróleo ya nunca a los niveles de 20, de 25, parecería que la economía mundial se acomodó a un nivel de 50, talvez en el mejor de los casos a 40, pero yo creo que si todos ponemos de nuestra parte, y recordamos que este es el país de todos, podemos salir hacia delante con un crecimiento razonable. Yo no creo que tendremos el año que viene el nivel de crecimiento que hemos exhibido este años, pienso que será alrededor de un 5 ó 7%, lo cual sigue siendo importante, y el tratar de incentivar a los sectores fundamentales, e incentivar no quiero que se tome en el mal sentido de la palabra, de dar beneficios, si no de crear las condiciones para turismo pueda seguir siendo un motor de la economía, la industria, el sector agrícola, que ha sido desgraciadamente un sector siempre maltratado, un sector que no goza de financiamiento, un sector que no goza de seguro, sin embargo se abren posibilidades inmensas, alimentando a casi 9 MM de dominicanos, alimentando a 4 MM, y los alimentos que indudablemente tenemos que producir para nuestros vecinos. Todo eso puede conformar un panorama positivo que saque al país de la crisis por las que ha pasado, tenemos por delante todavía, sin lugar a duda, cómo vamos a resolver el problema del déficit cuasi fiscal, ojalá que se vendan muchos activos, de los activos que quedaron en manos del Gobierno como resultado de la crisis, y que eso contribuye a bajar los certificados, y le quita expresión al pago de intereses, y evita que siga creciendo para preocupación de todos.

OJM.- Se estima que el presupuesto del 2007 será de unos 239 mil MM, desearía usted, como yo pienso que debe ser deseo de todos los dominicanos, de que partidas como educación, salud, las prioridades del país, estén reflejadas en ese presupuesto, y no puedo dejar de preguntarle, porque hay un elemento que bordea todo el tema del presupuesto, que es la construcción del Metro de Santo Domingo, ¿Qué opina usted sobre el Metro como tal, como prioridad o no, y la cuestión de asignarle a educación, salud, los por cientos que les correspondes?

CM.- Yo pienso que educación y salud son fundamentales, yo espero que este año hay por lo menos una asignación de un 3 ½ o un 4%, no vamos a pretender que sea el 6% que establece la ley, creo que pedirle a cualquier Gobierno que salte de un 2% al cual no llegamos, pero que invirtamos en salud y en educación. Con relación al Metro, yo siempre he estado a favor del Metro, yo creo que el Metro nos va a economizar mucho combustible y sobre todo le va a ir quitando importancia a ese grupo de sindicalistas-empresarios, seudo sindicalistas, seudos empresarios, que desgraciadamente han presionado a todos los Gobierno para una serie de concesiones que nunca se traducen en un mejor transporte, probablemente el mayor pecado del Metro es esa inversión tan grande en un corto tiempo, talvez si ese Metro se hubiese planificado para seis u ocho años, indudablemente eso requeriría de un acuerdo político entre Gobierno y oposición para que el mismo se continuase en caso de que el Gobierno, o el partido de Gobierno no sea electo en el 2008, pero se ha puesto un gran interés en el mismo, y eso es una prioridad del Gobierno, pero que esa prioridad no vaya en desmedro de educación y salud. Nosotros estaremos recordando siempre en el momento que el presupuesto se vaya a presentar, de que sin educación no hay competitividad, de que los países con los cuales nos estamos abriendo tienen niveles de educación superiores al nuestro, de que el 54% de nuestra fuerza laboral apenas ha completado la primaria, mientras que en otros países tenemos que el 90, 80% ha completado los niveles de secundaria y universitarios, hay una diferencia muy grande que va en detrimento del crecimiento y del desarrollo de la República Dominicana.

OJM.- Don Celso, yo quiero darle las gracias por haber compartido con nosotros la visión que usted tiene de lo que debe ser la República Dominicana, es una visión que es compartida por muchos dominicanos, y yo espero que con su experiencia, que usted ha tenido en el campo de presidir importante asociaciones empresariales, y sobre todo del área de educación, su opinión sea valorada en su mejor dimensión, y decirle que en la República Dominicana hay una nueva generación de políticos que estamos ejerciendo la actividad política, tratando de aplicar una nueva forma de conducta en el ejercicio de la actividad política, comprometidos, justamente, con que en un futuro no muy lejano podamos suscribir un pacto político que establezca las bases del bienestar de nuestro país en este siglo XXI.

CM.- Lo se, lo percibo de esa forma, y me alegro mucho de que sea así.

OJM.- Claro que sí, muchas gracias don Celso, y a ustedes amigos televidentes será hasta la próxima entrega de Líderes.

 

Comentarios cerrados.