Un envio del blog

Entrevista a Luís Ayala

Enviado en 14 enero, 2007 Para 6:14 pm Escrito por en Entrevistas

Orlando Jorge Mera entrevista esta semana a Luís Ayala, Secretario General de la Internacional Socialista, con él conversa acerca de los desafíos que tiene la Social Democracia en el siglo XXI, los retos que tienen los partidos que siguen a la Social Democracia para poder enfrentar lo que la globalización, sobre el significado que tiene el Dr. José Francisco Peña Gómez y los nuevos retos del PRD.

LECTURA:

Orlando Jorge Mera (OJM)
Luís Ayala (LA)

COMO LO DIJO:

“si el mundo de hoy día reclama de más transparencia, tenemos que hacer los partidos políticos más transparentes”

“tenemos también que transformar a los partidos políticos en organizaciones más eficientes”

“tenemos que buscar en todos los frentes de la sociedad un tipo de concertación entre institución-partido, sociedad-partido, ciudadanos-partido, jóvenes-partido, mujeres-partido, es una nueva agenda, una agenda muy pensante”

“Peña fue un hombre que fue capaz, como dije, de articular las esperanzas dominicanas, pero también de hacerse parte sensible, de las prioridades del otro”

“yo vine siendo un estudiante a República Dominicana, y venía de esa izquierda chilena, de la lucha de Salvador Allende, del Chile socialista, de nuestra propia experiencia, y simpatice inmediatamente con un hombre como Peña Gómez, que simbolizaba con los objetivos de nuestra lucha”

“es necesario una concertación política dentro de la UE, son 27 Estados que están determinando políticas exteriores, económicas, de seguridad, etc”

“Peña fue un hombre que fue capaz, como dije, de articular las esperanzas dominicanas, pero también de hacerse parte sensible, de las prioridades del otro”

INTRODUCCION:

Bienvenidos a Líderes. En está semana que acaba de transcurrir estuvo de visita el señor Luís Ayala, Secretario General de la Internacional Socialista a nivel mundial, a propósito de acudir a la toma de posesión del Presidente Daniel Ortega en Nicaragua, y fue un motivo sumamente especial para mi aprovechar su visita por pocas horas a la República Dominicana, para sostener una conversación con el Secretario General de la Internacional Socialista. Como ustedes deberán recordar, sobre todo aquellos que han seguido la política dominicana en los años 70 y 80, la Internacional Socialista fue y es un conclave de suma importancia para los partidos progresistas, socialistas, laboristas y todos aquellos partidos que conforman la izquierda, partidos que propugnan sobre todo por algunos principios fundamentales, como el de la justicia social, la igualdad, la solidaridad y la libertad, más aun, ustedes deberán recordar que a raíz de terminar los 12 años de Gobierno del Presidente Joaquín Balaguer en el período de 1966 al 1978, fue cuando el PRD que ya había ingresado a la Internacional Socialista, pudo sacar el provecho necesario, con la presencia del Dr. José Franciscos Peña Gómez en sus relaciones internacionales, y deberán recordar que en el año 1979 y 1980 se desarrolló en la República Dominicana, en el Gobierno del Presidente Antonio Guzmán, una importante reunión del Internacional Socialista en la República Dominicana, que tuvo como protagonistas a hombres que diseñaron lo que es hoy la democracia moderna de países europeos, que forman parte ya de los países desarrollados, me refiero que estuvieron presentes en nuestro país hombres como Willy Brant, un hombre que forjó la democracia moderna en Alemania, un Francois Mitterrand que indudablemente la democracia reciente de Francia no puede escribirse sin su nombre, estuvo también Mario Suárez, de Portugal que indudablemente ha tenido una influencia importante en la política de ese hermano país que es Europa, y también estuvieron presentes en ese momento figuras como Felipe Gonzáles y otros reconocidos líderes que han sembrado el socialismo en Europa, de igual manera la Internacional Socialista desde ese momento sirvió de enlace fundamental del PRD para poder desarrollar sus relaciones con connotados políticos de América Latina, desde entonces el PRD ha tenido relaciones excelentes con partidos como el APRA en Perú, el Partido Socialista de Chile, el Partido Socialista de Uruguay, el Partido del Socialismo de Brasil y el partido de los Trabajadores de Brasil también, y recordar los lazos tradicionales que se tuvieron con los partidos pertenecientes a la Social Democracia venezolana, como es el Partido de Acción Democrática, que en ese entonces era uno de los partidos más importantes, aunque ya hoy está muy reducido. Y de igual manera el PRD apuntaló sus relaciones con los países Centroamericanos y Suramericanos, y a todo esto el Dr. Peña Gómez por sus condiciones de extraordinario líder nacional e internacional, sirvió de portaestandarte de lo que significó la entrada de América Latina a la Internacional Socialista. Por eso fue para mi un motivo muy especial entrevistar al señor Luís Ayala, por que desde hace muchos años he venido escuchando su nombre en los diarios de nuestro país, en las páginas de los periódicos a nivel mundial y era un motivo sumamente especial abordar con Luís Ayala temas cruciales y desafíos importantes que tiene el Socialismo Democrático en este siglo XXI. Para nadie es un secreto que no hay matiz específico de lo que es el Socialismo Democráticos hoy día, recordemos que hace varios años atrás en uno de los momentos en los que se renovó el Socialismo Democrático en los años 90, el Primer Ministro de Inglaterra, Tony Blair, impulsó lo que era la tercera vía, pero que al mismo tiempo en América Latina ya estamos viendo la renovación de un socialismo democrático con diversos matices, así vemos como en Chile tenemos a la Presidenta Michelle Bachelet, en Uruguay está el Presidente Tavaré, en Brasil está el Presidente Lula, en Perú está el Presidente Alan García, y todos tienen un matiz diferente de cómo abordar los diversos problemas nacionales de sus respectivas naciones, pero tienen un elemento común, que es promover la cohesión social, promover políticas de reducción a la pobreza, promover políticas de educación, promover políticas de salud, acercar más al ciudadano al Estado, y eso es justamente lo que impulsa a la Internacional Socialista en este siglo XXI. De igual manera la visita de Luís Ayala sirvió para permitir que el pudiera tener un contacto directo con la dirección del PRD, visitar la JCE, para así entender el proceso de fiscalización y supervisión que está haciendo la JCE de la convención que celebrará el 28 de enero el PRD. Yo creo que la visita del Secretario General de la Internacional Socialista a nuestro país, contribuye a fortalecer al PRD, contribuye a afianzar los lazos con este importante conclave de partidos políticos a nivel mundial, pues apenas 161 partidos componen la Internacional Socialista, y es un motivo de orgullo para el PRD ser el único partido de República Dominicana que forma parte de este importante organismo, y que recientemente el Presidente del PRD, Ramón Alburquerque fue designado como reconocimiento del Internacional Socialista en un reconocimiento a la trayectoria del Dr. José Francisco Peña Gómez en la Internacional Socialista, y un reconocimiento a lo que es el PRD para este importante organismo internacional. De ahí es que la entrevista que vamos a pasar a seguidas es una entrevista en la que abordamos temas de interés nacional e internacional, por ejemplo, los desafíos que tiene la Social Democracia en el siglo XXI, los retos que tienen los partidos que siguen a la Social Democracia para poder enfrentar lo que es una globalización que ha pretendido crear mayores niveles de desigualdad en el mundo, pero también hablamos con Luís Ayala sobre el significado de José Francisco Peña Gómez y los nuevos retos del PRD, les invitamos entonces, después de la pausa, a presenciar la entrevista que le hicimos a Luís Ayala, Secretario General del Internacional Socialista.

LA ENTREVISTA:

OJM.- Me es muy grato tener en nuestro programa de hoy a Luís Ayala, Secretario General de la Internacional Socialista a nivel mundial. Don Luís muchas gracias por haber correspondido con nuestra invitación.

LA.- Muchas gracias a ti también, y me da mucho gusto estar en tu programa.

OJM.- Gracias. Don Luís… para hablar con usted primero sería bueno ubicarnos en el contexto de cómo está la Internacional Socialista hoy día, una entidad de las más viejas organizaciones internacionales que agrupan a partidos con visión social demócrata, ¿Cómo está la Internacional Socialista hoy día en este mundo globalizado?

LA.- Bueno, creo que la intención hoy día corresponde…., fue una idea original de la izquierda, los socialistas siempre han sido internacionalistas, con los primeros miembros de la Internacional Socialista ya se proponían cambiar el mundo, y eso fue en el siglo XIX, pero es sólo ahora que verdaderamente tenemos una organización, verdaderamente global, porque somos de echo la mayor organización política, somos una organización no solamente con atractivo, es una de las más exitosas organizaciones políticas a nivel internacional, de 161 partidos hay ya cerca de 60 en los Gobiernos, en distintos continentes, en todos los continentes, es una organización con una vida muy intensa y tenemos comités, grupos de trabajo constituidos en todas las regiones del mundo, somos una organización que determina, formula y genera políticas a partir de sus miembros, las políticas para África se definen por los partidos africanos, y así respectivamente, América Latina, dentro de la UE.

OJM.- Entonces en la actualidad son 161 partidos.

LA.- 161 partidos miembros en distintas categorías, hay 35 partidos miembros en América Latina, 31 en África, 20 en Asia, en Europa del Este hay 29, hay en 31 en la Europa de la UE, y así.

OJM.- Usted ha señalado que actualmente ha habido un resurgimiento del Socialismo Democrático, porque de los 161 partidos, hay 60 que están en el Gobiernos, o de alguna manera tienen influencia en el que hacer político, el Socialismo Democrático ha tenido sus altas y sus bajas, pero hay que señalar que en los últimos meses ha habido un resurgimiento de la Social Democracia, ¿A qué usted le atribuye está situación?

LA.- Yo creo que hay dos cuestiones fundamentales que informan del éxito, del avance de la Social Democracia de hoy día, por una parte hemos sido capaces de afirmar la democracia, hoy día nadie duda que la democracia es el contexto, el parámetro en el cual tenemos que ir dilucidando los procesos políticos, y hoy día hemos vivido, sobre todo a partir de la guerra fría, los tiempos de la distribución de la democracia en el mundo, nosotros hemos sido los arquitectos, los luchadores de la democracia, tú miras por ejemplo el surgimiento mismo de la Social Democracia en América Latina, los sociales demócratas fueron las fuerzas que protegieron siempre la democracia, la izquierda tenía un mensaje distinto a partir de la revolución de Cuba, y las visiones que surgían de las fuerzas conservadoras se aliaron estratégicamente con los Gobiernos autoritarios militares en los años 60, 70, etc. y las fuerzas de la Social Democracia fueron la gran Internacional Demócrata, de la misma manera en la Europa autoritarias, en Africa también, hemos ganado la democracia, entonces la democracia ha sido la protagonista, hemos sido los arquitectos, de ahí es que predicando la democracia hemos avanzado, hoy día los sociales demócratas que estaban en el exilio o en la oscuridad, hoy día están al frente de los Gobiernos, 11 Gobiernos en África, y han sido electos en los últimos 10 años, antes no había.

OJM.- Ha tardado mucho la democracia en África.

LA.- Ha tardado mucho porque es mucho más difícil, hay menos proceso de aproximación, y la independencia no tiene más de tres décadas, América Latina tiene 200 años de vida independiente y en África sólo 30 años, entonces ha sido distinto y ha sido más difícil, pero por otra parte junto con está reafirmación y este triunfo de nuestra visión, porque el socialismo es en cierta medida una visión de la democracia hasta su última consecuencia, como algunos han dicho. Por otra parte hemos, y esa es la segunda razón por la cual hoy en día somos exitosos, hemos sido capaces de reconocer en nuestro proyecto que el desafió de hoy requieren, por una parte una visión de cómo organizamos la economía, y para nosotros la organizamos dentro de una economía de mercado, los sociales demócratas siempre hemos trabajado en una economía de mercado, y trabajando en la economía de mercado hemos entendido la necesidad de la economía ágil, pero hemos entendido ir al contrario de la visión de los 90, y el mercado por si solo no era capaz de proveer las soluciones, y entendimos que había un rol fundamental para el estado, para la política y para los Gobiernos, entonces hay una visión que va acompañada y hace que esa formula sea exitosa, la economía de mercado, la dinámica del mercado y el contexto social.

OJM.- Ciertamente los Gobiernos de derecha han fomentado el mercado, pero han olvidado la parte del desarrollo humano e integral, y han creado muchas desigualdades, que justamente es lo que pienso que ha motivado en América Latina a que en el último año se hayan producido opciones que hayan tendido hacia la social democracia, o a otro tipo de izquierda, pero diferente a los que han sido los modelos conservadores.

LA.- Lo que paso en América Latina, las políticas neoliberales, que comenzaron por los años 50, también las vivimos en otras regiones del mundo donde había un proceso de…, las economías de Europa Central que fueron manejadas con tradición neoliberal extremaron la pobreza a niveles muy duros, y todavía los que pensaron que el triunfo de la democracia, la caída del comunismo significaba sólo el triunfo del mercado se equivocaron, significaba sobre todo para nosotros, y esa fue la visión, por eso somos exitosos ahí, significa sobre todo la delimitación de la libertad, de la democracia, que era los objetivos fundamentales, y hemos podido entonces construir plataformas y políticas viables, y por eso estamos en el Gobierno, por que ex-países de esa Europa comunista hoy día son Social Demócrata, y han asumido el Gobierno con ese doble compromiso, de construir mercados dinámicos, economías con crecimiento económico, pero con solidaridad.

OJM.- Don Luís, en el caso de América Latina, hemos visto que no hay una receta única en términos de lo que es la Social Democracia, porque vemos por ejemplo, usted que es chileno, hemos visto el modelo chileno, que se he desarrollado de una manera muy exitoso y a través de la concertación democrática, y que actualmente tiene a una exitosa mujer en la Presidencia de Chile, como es Michelle Bachelet, pero también está por ejemplo el caso de Uruguay que está el Presidente Tavaré, pero luego entonces entran una serie de opciones sumamente interesantes, en los que algunos han llamado una izquierda populista, que es el caso de Evo Morales, el caso del Presidente Chávez, y luego vemos también otras opciones como es el caso de el Presidente Daniel Ortega en Nicaragua, está también el Presidente Alan García en Perú, ¿Qué visión usted podría darnos, qué explicación se le pudiera dar a esta diversidad de recetas?

LA.- Muy buena pregunta, de mucha actualidad, yo creo que en América Latina durante estos últimos procesos electorales, que han conducido, o que han confirmado en el Gobierno a regimenes marcados con este compromiso o con esta agenda progresista, responden a esa busca de mayor igualdad, de la que habíamos vista, una desigualdad desacerbada producto de las políticas equivocadas, neoliberales que protegían sólo al mercado, llegaron también a América Latina como también llegaron a otras regiones del mundo, a buscar otras respuestas y se han articulado, se les han dado forma, las grandes mayorías hoy día más del 75, casi el 80% de los pueblos Latinoamericanos, los ciudadanos Latinoamericanos viven bajo signos de Gobiernos progresistas, y esto es porque la gente ha optado por buscar mayores signos de igualdad, mayor solidaridad, y en la sociedad Latinoamérica yo creo que es la primera conclusión. Y la segundo es diversa, sí, porque tenemos diversas historias, diversas herencias, llegamos a estos desafíos con distintas identidades, pero estamos teniendo todos una agenda similar, los temas son los mismo, y en Chile, como también en otras regiones lo hacemos de nuestra propia historia, en Chile ha existido una izquierda muy estructurada, de partidos políticos muy definidos, muy ideológicos, que han vivido procesos de reformas importantes, hace 30 años atrás la izquierda chilena, sobre todo mostraba partidos marxistas, incluso algunos se declaraban leninistas, ya no existe eso, hoy día existe una izquierda que ha ejercido el Gobierno, una izquierda que no sólo ha ejercido el Gobierno, sino que fue la responsable de recuperar la democracia, de reestablecer la institucionalidad política en el país, una izquierda que ha conocido muchas historias pero también mucha responsabilidad y mucha madurez, y entonces hoy día gobierna, no solamente con una visión de principios y valores sino también con las experiencias que ha tenido, y creo que eso a marcado el temple de la respuesta política chilena, y en otros países que también tienen gobiernos progresistas las historias son diversas, en Brasil este es sobre todo un movimiento social, a principio de los años 80, en Venezuela también tiene otros síntomas.

OJM.- Pero en el caso del Presidente Lula, que ha sido capaz ahora, un partido como usted dice, que vino del sindicalismo de los trabajadores, hoy ha sido capaz de presentar una alianza con casi todos los partidos políticos de Brasil, es decir que las cosas han ido cambiando.

LA.- Y estamos muy contentos de que en este nuevo Gobierno del Presidente Lula, este segundo mandato, se ha creado una alianza con el partido tradicional del Internacional Socialista en Brasil, que era el PDP, y entonces, desde estas distintas entidades hay distintos movimientos, tenemos distintas historias, pero hay una convergencia en términos de la agenda, todos estamos tratando de construir una sociedad más igualitaria, claro, no es todo igual, no es todo similar, os momentos también son distintos, tenemos distintas experiencias, en Chile por ejemplo el crecimiento económico ha estamos muy determinado por esta apertura nuestra, Chile es un país muy abierto a las otras economías, en otras partes se está desarrollando, una cosa muy importante también es que lo que buscaba Chile, que es integrarse, entonces hoy día hay distintos procesos de integración en marco, y es algo clave, porque hoy día hay que entender que la economía en el mundo está rompiendo barreras, y la política, entonces hoy día tenemos que integrarnos.

OJM.- Ya los tiempos han cambiado, los ciudadanos reclaman más hechos que palabras.

LA.- Así es, y la izquierda tiene que, ese yo creo que es el signo de la izquierda, no está en la vieja utopía ni en la vieja ideología del pasado, hoy en día la izquierda está en la experiencia que tiene que demostrar y en la madurez desde la responsabilidad del Gobierno.

OJM.- Con su permiso don Luís vamos a hacer una pausa. A seguidas volvemos con el Secretario General del Internacional Socialista.

PAUSA

OJM.- En el segmento anterior estuvimos conversando sobre la evolución que ha tenido la Social Democracia en el mundo y fundamentalmente en América Latina, pero ahora me gustaría que tocáramos muy brevemente un tema sensible que tiene que ver con credibilidad de los partidos políticos, usted que está al frente de una entidad que agrupa más de 160 partidos eolíticos, tiene que sentir lo que es este tema, y ciertamente en América Latina hay niveles de escepticismo frente a lo que es la credibilidad de los partidos políticos, ¿Cómo le preocupa a usted la cuestión de la credibilidad, de la dirigencia política y de la necesidad de instaurar una nueva forma de conducta del ejercicio político?

LA.- Sí, yo creo que aquí estamos lidiando con dos tipos de desafíos, dos tipos de problemas, por una parte tenemos que hacer frente a una visión, pero venimos de vuelta, de un proceso que no le daba relevancia a la política, hablamos de la visión que sólo privilegio al mercado, nos hablaba de menos Estado, de menos Gobierno, los Gobiernos eran instrumentos que obstaculizaban el proceso económico, entonces hemos tenido que hacerle frente a eso, yo creo que ya el ciudadano entendió, hoy día la política es esencial pero todavía tenemos que batallar, y defender el valor y el rol de los partidos políticos como actores fundamentales de todo proceso democrático, y por otra, segunda del tema, estamos ganando la primera, la segunda del tema que tenemos que ganar también, es transformar a los partidos políticos, porque hoy día la sociedad completa está en transformación, es el período de mayor cambio que hemos vivido, y en estos períodos de grandes cambios tenemos que transformar también a los partidos políticos, los partidos políticos tienen que abrirse, hay muchos desafíos, por una parte está el desafío de la verdadera legitimidad de los partidos políticos en una sociedad como la de hoy, en la sociedad de hoy día tenemos que darle poder a la gente, y tenemos que abrir estas organizaciones a la participación masiva de los ciudadanos, ser muchos más transparentes, generar instancias en los partidos con una participación plena, nombrar dirigentes de los partidos con la voz hasta del ultimo miembro, e incluso de los no miembros también como se está haciendo en muchos lugares, generar candidatos con las distintas responsabilidades en todas las instancias con la participación de los ciudadanos, segundo, comunicarse de una manera totalmente diversa, ser profundamente abiertos, financiarse de una manera profundamente transparente, clara, creo que aquí también hay que acercar a los partidos políticos a las instituciones del Estado, hay una distancia que es contradictoria. Yo viví en el período de la década de los 90, recuerdo un proceso muy curioso en el cual yo reclamaba solidaridad con los partidos políticos cuando estábamos firmando, los partidos políticos, la nueva democracia, pero nadie quería hacer nada por los partidos políticos, porque la gente pensaba que se iba a inmiscuir, en facilitar la ayuda a una opción de izquierda, o de derecha o de centro, entonces la gente se limitaba; “mire yo los puedo ayudar en fortalecer los parlamentos, generar opciones de desarrollo de la cultura democrática, quizás aprovechar y fortalecer los medios de comunicación, pero al partido no, yo no puedo ayudarlo”, entonces eso era contradictorio, pero ahora ellos se entienden, es distinto, por ejemplo ahora hemos tenido que ganar la batalla por el financiamiento público de los partidos políticos, entendiendo lo que es una función fundamental para que haya más igualdad de oportunidades para los partidos políticos, más democracia, en definitiva también más participación.

OJM.- Me gustaría añadir ahí la lucha contra la corrupción, el uso de los recursos de los del Estado en actividades políticas, países como los nuestros que están muy expuestos a lo que es el narcotráfico, evitar que cubra a las propias estructuras partidarias, ¿Qué opina sobre estos tres temas?, porque fíjese en el caso de Chile, yo me he dado cuenta muy recientemente, a propósito de un escándalo que hubo en Chile por el financiamiento de actividades políticas utilizando recursos del Ministerio de Deportes, cómo un país tan institucionalizado como Chile aun el hecho de que mínimas cantidades se utilizarán en actividades proselitistas ha merecido la sanción unánime de la sociedad, hay otras naciones como la nuestra que todavía nos queda un trecho por aprender para evitar que eso sea si.

LA.- Cuando hablaba de que tenemos que poner a los partidos políticos al día en la sociedad en que vivimos me refería un poco a eso, si el mundo de hoy día reclama de más transparencia, tenemos que hacer los partidos políticos más transparentes, si hoy día se reclama no más o menos Gobiernos, si no Gobiernos más eficientes, tenemos también que transformar a los partidos políticos en organizaciones más eficientes, si necesitamos ciertos líderes responsables con un sentido de la ética y de la moral distinta, frente a todos estos peligros de la corrupción y de todos estos desafíos, necesitamos también partidos políticos que estén sobre ese tipo de problemas, y que sepan distinguir los tiempos y que sepan atacar los tiempos, entonces hoy día los partidos políticos se tornan actores fundamentales de esta nueva forma de hacer democracia, y creo que hay una tarea para todos, esto es un tema transversal, esto no es un problema de los partidos de la izquierda, de los partidos de la derecha , de los partido del centro, esto es un problema para toda la clase política en todas partes, y hay una agenda que es común, entonces yo creo que aquí hay que trabajar desde el mundo de los partidos y en el mundo de la institucionalidad del Estado, para combatir la corrupción, para afirmar la transparencia, para fortalecer los mecanismos de participación, para coayudarse, yo ponía el ejemplo de lo que estaban haciendo hoy día en la República Dominicana, de cómo ambos se ayudan en este proceso, la Junta Electoral, que está supervisando los procesos de definición de los candidatos de los partidos, entonces esto legitima el proceso de definición porque está la Junta como institución, a su vez está el acercamiento de la Junta con los partidos, potencian a la propia Junta, porque los partidos a su vez le están abriendo un rol y su confianza, entonces estamos potenciando ambas instituciones, tenemos que buscar en todos los frentes de la sociedad un tipo de concertación entre institución-partido, sociedad-partido, ciudadanos-partido, jóvenes-partido, mujeres-partido, es una nueva agenda, una agenda muy pensante, y que la estamos viviendo en muchas partes, pero con distintos énfasis, en América Latina, hay las mismas dificultades que tenemos acá, pero también en Europa.

OJM.- En ese sentido permítame retomar la agenda social demócrata, a propósito de que estamos viviendo una revolución generada por la propia globalización, que ha creado desigualdades de muchos que no pueden aprovechar estas bondades que ofrece una época en que se han eliminado las fronteras y las barreras, los principios fundamentales de la Social Democracia, solidaridad, justicia social, libertad, igualdad, ¿Cómo puede contrarrestar estas inequidades que genera la globalización?

LA.- Bueno, eso es un gran desafío, y eso es una de las razones hoy día que justifica y le dan plena vigencia a la existencia de una organización como la internacional socialista, como tú lo dices hoy día, el estado de nación, que era el marco en el cual enfrentábamos individualmente como naciones este tipo de problemas ya no es suficiente, hoy día hay que unirnos todos juntos, por eso es que hoy día se impone el concepto actual internacionalmente, y en las nuevas formas de las que hablaba yo de cómo se organiza la economía, tenemos que hablar conjuntamente, hoy día América Latina, y lo hablo con mis amigos en África, lo hablo también con mis compañeros en otros partidos en otras regiones del mundo, para que pese el marco global tiene que hablar de manera mancomunada, tiene que unirse, para hoy día generar un mundo más justo en términos de gobernabilidad, que es el segundo desafió, cómo se organiza la política, un mundo multilateral de relaciones en el que todos participemos, también tenemos que trabajar todos juntos, tenemos que unirnos y concertar de manera internacional, entonces tenemos que actuar concertados, unidos y de ahí que estos valores y estos principios que animan a la “Social Democracia” , que tú hacías el sumario, solidaridad, justicia, libertad, hoy día adquieren una prominencia aun mayor cuando son transportados a una plataforma multinacional, en un mundo que se integra, y hoy día, por ejemplo, es necesario una concertación política dentro de la UE, son 27 Estados que están determinando políticas exteriores, económicas, de seguridad, etc. y tiene que tener una orientación, y hay proyectos y visiones que representan las fuerzas políticas, hoy día expresadas en el marco de las instituciones internacionales de esa región, hoy día desde América Latina tenemos también que acostumbrarnos a pensar, a vivir y asumir el mundo así, y buscar una concertación sobre valores y proyectos que sean comunes, esa es la llave del mundo del futuro.

OJM.- Precisamente sobre como aplicar y tener esa visión “Social Demócrata” para lo que es República Dominicana, quisiera que abordáramos este tema en el próximo segmento.

PAUSA

OJM.- Estamos conversando con Luís Ayala, Secretario General de la Internacional Socialista a nivel mundial. Don Luís en la actualidad yo soy Secretario General del PRD, que fui electo en el año 2005 a través del boto universal de la mayoría de los perredeistas, pero no puedo dejar de hacerle algunas preguntas sobre el PRD y los vínculos que usted tiene con nuestra organización, porque desde muy pequeño yo estoy escuchando el nombre de “Luís Ayala” vinculado a la Internacional Socialista. En primer lugar, usted tuvo una relación muy cercana con el Dr. José Francisco Peña Gómez, ¿Qué significó Peña Gómez para la Internacional Socialista?

LA.- Bueno yo también desde muy pequeño he estado en la República dominicana, y también desde muy pequeño conocí a Peña, yo vine siendo un estudiante a República Dominicana, y venía de esa izquierda chilena, de la lucha de Salvador Allende, del Chile socialista, de nuestra propia experiencia, y simpatice inmediatamente con un hombre como Peña Gómez, que simbolizaba con los objetivos de nuestra lucha, era un hombre que articulaba las expectativas las esperanzas de tanta gente en este país, y que hablaba sobre todo por muchos que no tenían voz en ese momento, y surgió ahí una relación, le tomé mucho aprecio, mucho respeto, me sorprendió su grado de conocimiento, Peña era un hombre profundamente conocedor de la política, del mundo, de su gente, y a través de él fui conociendo la Republica Dominicana, pero también fui conociendo este partido, y a conocer todos sus líderes, y a conocer también a tu padre, me acuerdo cuando vine aquí en 1980 a una gran conferencia, que marcó un poco el inicio de lo que fue el comité en América Latina que presidió José Francisco Peña Gómez, que creamos ese mismo año, aquí en República Dominicana que se hizo una gran conferencia de líderes mundiales, una cosa muy especial, sólo Peña era capaz de articular esas cosas, aquí estaba grandes líderes de la historia, todos aquí en Santo Domingo, ahí conocí a tu padre, parte de esa delegación del PRD, y otros líderes, don Antonio Guzmán, Jacobo Majluta, entonces para mi Peña y el PRD es parte de ese mismo sentimiento, de esa misma percepción, de la lucha por alcanzar, desde la realidad de esta parte del Continente Americano, esos objetivos que hemos perseguido, nuestras propias identidades, nuestras propias historias.

OJM.- Se dice que Peña Gómez, no que se dice, que era una realidad, fue un hombre que nació en condiciones muy difíciles, nació en la Loma del Flaco, en Valverde Mao, y comenzó muchas barreras y siempre se decía que tenía grandes amigos internacionales, que cuando iba a Francia aun no siendo, ni teniendo condición de Jefe de Estado era recibido como si fuera un Presidente de la República, esas relaciones que el Dr. Peña Gómez cultivó al seno de la Internacional Socialista, ¿Cómo se ha percibido el legado que pudo haber dejado Peña Gómez a lo interno de esta importante organización?

LA.- Bueno, Peña fue un punto de referencia fundamental, en términos de la percepción de la Internacional Socialista y la Social Democracia en términos mundiales para América Latina, pero después también no solamente de América Latina, sino dentro de la propia internacional, todos accedíamos a Peña a través de sus vivencias, Peña fue un hombre que fue capaz, como dije, de articular las esperanzas dominicanas, pero también de hacerse parte sensible, de las prioridades del otro, de sus propias luchas, por ejemplo, Felipe Gonzáles, o Mario Suazer, siempre veían a Peña como un aliado en sus propias peleas, en sus propias luchas internas, nosotros cuando luchábamos por la democracia en Chile, veíamos a Peña como un hombre solidario en nuestra lucha, por recuperar la democracia en Chile, y vivíamos con él todas estas cosas, los aspectos de esta relación, surgen de esa militancia diaria en los distintos frentes, yo estuve con José Francisco en innumerables lugares del mundo, por ejemplo en mi propio país, Chile, en la dictadura de Augusto Pinochet, y era un Chile gris de militares, y Peña se comprometía, estaba ahí, y así, y entonces Peña estuvo en África, en los países de la línea del frente, militando junto a los líderes progresistas de esos lugares o en otras partes del mundo, y eso fue el hilo articulador de este respeto y este cariño. Ahora eso llevó al PRD y a la social democracia dominicana a ser un punto referente de lo que era el crecimiento, el desarrollo de la social democracia, en un momento que era muy importante, porque vivimos en algo que se denominaba el “Desarrollo del Segundo Pilar de la Social Democracia”, entendiendo que el primero era Europa, porque en los años 60, 70 la Internacional era sobre todo un gran movimiento europeo, pues tiene ahí sus orígenes y tiene ahí sus miembros más fuertes, Alemania, Francia, Los Países Escandinavos, Inglaterra, Austria, entonces se crea este nexo con la Social Democracia, la gente que buscaba recuperar la democracia, y se crea este segundo pilar, de esta Internacional , y el desarrollo, de alguna manera Peña es la puerta de entrada de la Internacional Socialista global que conocemos hoy día, todo comenzó por América Latina.

OJM.- Usted sabe que en el año 2005 yo estuve en Haití a propósito de las elecciones que hubo allá, en las que resultó ganador René Prevál, y allá estuvimos con los compañeros Social Demócrata de Haití, y nos decían que de las últimas veces que vieron al Dr. Peña Gómez siempre intentó que se unieran los diferentes partidos que tenían la misma tendencia Social Demócrata, y justamente después de morir Peña Gómez los “Sociales Demócratas” haitianos se aliaron todos en un solo bloque, y eso dice mucho del Dr. Peña Gómez, de su interés de unificar y de buscar criterios comunes, y me imagino que a lo largo de su trayectoria en la Internacional Socialista en alguno que otro momento también intento unificar fuerzas en otros países.

LA.- Ese era el mensaje del momento, ese era el mensaje de la época, porque se trataba de desarrollar las instituciones fundamentales de un Estado democrático, veníamos un poco del autoritarismo, veníamos un poco de la oscuridad y había que articular lo nuevo, y lo nuevo éramos nosotros y Peña encarnaba eso, él entendía muy bien lo que eran las prioridades, la lucha por la libertad, la lucha por la democracia, quiso crear concertaciones, alianzas, era un hombre profundamente unitario, y bueno, eso lo vivieron ustedes, y el resto del mundo lo vivió en sus dimensiones internacionales, y de ahí yo tuve la oportunidad y el privilegio de estar cerca del él.

OJM.- Don Luís, usted ha venido a la República Dominicana en una breve estadía en ruta hacia Nicaragua y usted ha venido en un momento en el que el PRD está haciendo un proceso interno para la elección de su candidata o de su candidato a la presidencia de la República, tenemos dos formidables pre-candidatos, la Dr. Milagros Ortiz Bosch, el Ing. Miguel Vargas Maldonado, y la convención está pautada para el 28 de enero con una novedad, y es que la JCE por vez primera está inspeccionando, supervisando este proceso, y durante su estadía usted ha tenido la oportunidad de visitar a los jueces de la JCE conjuntamente con la Dirección del PRD, usted que estuvo, como me dijo a mi, en el año 1994 en medio del fraude que se le hizo al Dr. José Francisco Peña Gómez, y que ha vuelto a visitar la JCE, ¿Qué impresión tiene usted, ya hoy día de una República Dominicana que ha cerrado ese capítulo del año 1994?

LA.-Bueno he tenido dos grandes satisfacciones, si comenzamos por las instituciones del Estado, tengo que decir que visitar la JCE que me recibió de manera muy cordial, muy fraternal, muy amplia, y de escuchar a través de sus personeros un mensaje de una nueva democracia, de una nueva forma de visualizar el futuro y de entender los retos de la política, desde una función tan delicada, tan estratégica y tan central como lo es la del organismo que debe ser el arbitro de estos procesos políticos, y he quedado muy contento, de darme cuenta del grado de sensibilidad que hoy día tienen los miembros de esa institución frente a los desafíos del sigo XXI, y a través de lo que escuche he podido constatar de cómo la democracia dominicana ha podido ir avanzando, hay que rescatar a todos los elementos de ella, hay que rescatar por cierto la lucha que llevo el PRD, tú recordabas ese capítulo duro y difícil del 94, yo tuve oportunidad de vivirlo muy intensamente también dentro de ese edificio y muy cerca de Peña, y nada, constatar como ha seguido avanzando, y esto es un gran triunfo para todos los dominicanos, y algo que es preciado y hay que seguir apoyando para hacerlo avanzar todos juntos. Y la segundo, hablábamos de cómo los partidos políticos tiene que permanecer al día, me refiero a la modernidad, ampliar la participación, abrirse a los ciudadanos en la selección de sus candidatos, y he constatado como el PRD ha entendido muy bien este mensaje, es hoy día el actor de este proceso, de una organización de unas elecciones primarias, es el mecanismo que debería imponerse en todas partes del mundo, acabamos de ver como terminó este proceso de elecciones primarias en Francia, muy duro, como debe ser, con opciones muy claras, con muy buenos candidatos, y que hoy día todo el partido y todos los otros candidatos que en su momento buscaban esa nominación hoy día apoyan, entonces vemos que el PRD está embarcado en ese mismo trabajo y eso es la modernidad, lo hace con una gran madurez, con un sentido total de responsabilidad y sobre todo de unidad, esto es lo que yo creo pone el acento de cómo el PRD entiende la manera de hacer política de hoy.

OJM.- ¿Estará presente la Internacional Socialista para el evento del 28 de enero?

LA.- Bueno nosotros, yo mismo estuve en París, en parte del proceso de primarias, hemos estado en muchos otros lugares, y yo digo que el 28 de enero nos sentimos igualmente convocados, sobre todo los que queremos tanto a este país, y los que seguimos de cerca la política de la República Dominicana, también a conocer lo que será ese proceso de convención que es muy importante, y que para nosotros es un signo de modernidad, es un gran progreso, un gran avance de la democracia dominicana, no sólo la del PRD porque el PRD es protagonista, pero es a nombre de todos los dominicanos.

OJM.- Don Luís, a propósito el PRD cumple en julio de este año 67 años de historia, uno de los partidos, bueno, el partido más viejo de República Dominicana, con 67 años de historia que yo he dicho que son de aciertos y de desaciertos, y la dirección actual del PRD ha asumido con responsabilidad los aciertos y los desaciertos de nuestro organización, pero comprometidos con una nueva fórmula de conducta, en un partido que tiene tantos años de historia y que no se puede pretender que todas la reformas se realicen la noche a la mañana, si no a través de procesos que culminen en su modernización, en su transformación, como un instrumento de nuestra democracia, como Secretario General de la Internacional Socialista, ¿Cómo valora la historia del PRD en la República Dominicana y sus aportes en la Internacional Socialista?

LA.- Bueno yo creo que hay tres cosas, la primera es que yo creo que sería imposible entender, tratar de imaginarse la política dominicana sin el PRD, yo creo que el PRD es el pilar, o el centro, de lo que han sido estas 6, 7 décadas, haciendo esfuerzos por la libertad, por la democracia, por la justicia, y el PRD ha sido un instrumento, pero no solamente eso, ha sido toda una expectativa para los dominicanos, y que además, eso es lo segundo, ha sido capaz de traspasar las fronteras nacionales, creo que la Internacional Socialista de alguna manera ha sido un buen puente para eso, para internacionalizar, es interesantísimo como a la democracia dominicana es tan conocida, se le sigue tan de cerca y desde tanto otros lugares del mundo, se ha conocido el trabajo de los líderes del PRD, que han hecho parte de la historia de la lucha por la democracia, la lucha por la justicia social en América Latina, la historia de este partido. Y lo tercero, de que aquí se están viviendo las nuevas formas de las políticas, eso de cómo dividen la JCE, no en todas partes de hace, las instituciones del Estado, le dan confiabilidad, le dan transparencia, nosotros tenemos que darle la bienvenida a eso, nosotros siempre hablábamos por el marco regulador del Estado, en la economía, en lo social, hoy día lo tenemos en la política, y se están dando buenos ejemplos, por lo que yo permanezco tremendamente optimista hacia el futuro de este país, y sobre todo hacia el futuro del PRD.

OJM.- Don Luís, yo quiero darle las gracias por habernos brindado, dentro de su agenda tan corta que ha tenido en la República Dominicana, la oportunidad de tener esta conversación que tiende justamente al fortalecimiento de la democracia dominicana, y al fortalecimiento de las organizaciones políticas que como el PRD están comprometidos con la defensa de los mejores intereses del pueblo dominicano, y nos regocija que tanto usted como la Internacional Socialista tengan las esperanzas puestas en que la República Dominicana deberá seguir transitando por mejores destinos en los próximos años. Así es que muchas gracias por haber estado con nosotros y a ustedes amigos televidentes será hasta la próxima entrega de Líderes.

 

Comentarios cerrados.