Un envio del blog

Primarias

Enviado en 28 enero, 2007 Para 9:06 am Escrito por en Política

Los partidos políticos son
fundamentales para el funcionamiento de la democracia, pero la sociedad
dominicana no puede estar plenamente satisfecha con el comportamiento
de la generalidad de ellos.

En la práctica han sido entes de saldos negativos, con una
alta responsabilidad en el clientelismo, el tráfico de influencia y la
corrupción, que en unos casos toleran y en otros se genera desde sus
propias estructuras  o desde algunos de sus directivos. Algunas
excepciones brillan para que, afortunadamente, no se pueda decir que la
oscuridad es absoluta.

Este país reclama un mejor ejercicio partidario, transparente 
en el financiamiento de su accionar, que no consuma más atención y
recursos de la cuenta, como ocurre ahora en que el proselitismo
desborda lo razonable en el tiempo; y quienes más se aseguran el
triunfo son aquellos que más dinero “invierten” y más espacio dominan
para apoderarse de la mente de la gente con ilusiones y promesas que no
implican siempre firmes compromisos ni esbozan proyectos serios y
viables frente a la ciudadanía.

En medio de este preocupante panorama surge algo positivo: El
evidente esfuerzo por mejorar la selección de candidatos en procesos
internos a fin de que la voluntad popular comience por  expresarse con
libertad y transparencia desde las filas mismas de las organizaciones
partidarias.

Con la supervisión de la Junta Central Electoral, el Partido
Revolucionario Dominicano somete  hoy a juicio popular sus dos
aspirantes a la candidatura presidencial.

Una parte importante de la ciudadanía –aquella que se identifica o
prefiere al perredeísmo- deberá concurrir a las urnas a expresarse de
manera ordenada y sin limitaciones,.

La flamante JCE considera satisfactorio el proceso que ha conducido
al PRD a esta cita con la conciencia de sus miembros y simpatizantes.

La culminación exitosa de esta contienda interna en la que
idealmente no debieran tener oportunidad  el engaño ni la compra de
simpatías, sería un triunfo para la democracia dominicana.

Un precedente que comprometería a los demás partidos con la
limpieza  y la buena organización que deben caracterizar las consultas
de primarias  a partir de este momento.

Mucho se critica la lentitud con que las principales
organizaciones políticas del país reforman  sus  mandos. Se trata en
muchos casos de estructuras inmóviles, con la sempiterna presencia de
gente que debería dar paso a sangre nueva, porque este país pide a
gritos una regeneración de la política. Un cambio que debe ser
impulsado mayormente por procesos en los que se puedan escuchar
diáfanamente las voces de las masas adscritas a esos partidos.


Triunfo aguilucho


El cetro de Campeones del
Béisbol Dominicano –el deporte número uno del país- fue conquistado
antenoche por el equipo Aguilas Cibaeñas, representativo de la
orgullosa y progresista comunidad de Santiago de los Caballeros y de la
nutrida fanaticada de una parte del país.

La enseña amarilla está de júbilo y la corona que  la ciñe es muy merecida.

Se trata de un triunfo de la calidad y una derivación del
trabajo profesional y entusiasta de los directivos y jugadores,
respaldados por un público que llenó estadios o siguió con interés, por
los medios electrónicos  y la prensa  escrita, las incidencias de la
justa dedicada este año al gran pionero  dominicano de las Grandes
Ligas Osvaldo Virgil.

Reconocimiento a Las Aguilas; han vencido en buena lid. Les viene
ahora el compromiso de representar el país en la Serie del Caribe a
celebrarse en San Juan Puerto Rico.

Ahora las “cuyayas” nos pertenecen a todos: del mamey  pasaron a lo tricolor de la Enseña Nacional. Éxito.



Hoy.com.do

algunos comentarios

Actualmente existe 1 de ellos