Un envio del blog

Transparente e incuestionable

Enviado en 23 enero, 2007 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Estas son las dos características que el Partido Revolucionario Dominicano aspira a que la XXVI Convención Nacional Extraordinaria ‚Juan Winston Arnaud‚ del día 28 de enero sean su legado. En efecto, por primera vez en la historia de la democracia dominicana, el PRD hará un proceso convencional para elegir a su Candidata o a su Candidato Presidencial, bajo la fiscalización y supervisión de la Junta Central Electoral, en un hecho sin precedentes.

Todos los ojos de la sociedad dominicana están sobre el PRD, pues la situación económica actual ante los desatinos del gobierno del PLD, unida al dinamismo partidario que hemos tenido en los últimos meses, colocan al PRD en una situación muy ventajosa. Los niveles de desaprobación de la gestión del presidente Leonel Fernández están en uno de sus puntos más altos desde que asumió el poder el 16 de agosto de 2004, y el PRD está haciendo una oposición firme y constructiva a la actual gestión gubernamental. Esto es lo que apreciamos en los diversos contactos con la sociedad dominicana.

Nuestro compromiso este domingo 28 de enero es el de celebrar la mejor convención que haya podido celebrar el PRD en toda su historia. Y no puede ser para menos. Dos formidables precandidatos presidenciales que representan la historia de nuestra organización son quienes han encabezado este extraordinario movimiento. La Dra. Milagros Ortiz Bosch, que ha hecho aportes sustanciales a la vida institucional del país desde las diferentes posiciones que ha ocupado en la administración pública y en el Congreso Nacional, y el Ing. Miguel Vargas Maldonado, con una carrera exitosa en el sector privado y en la administración pública, son los responsables del éxito que ha tenido el PRD en esta campaña interna.

Claro que el camino no está libre de obstáculos y desafíos. Sin embargo, la rectitud de las mujeres y los hombres que conforman la Comisión Nacional Organizadora de la Convención nos debe llenar de orgullo a todos los perredeístas. Ahí ha estado concentrado todo nuestro apoyo a fin de que se cumplan con los mandatos de nuestra organización, y se provean de las condiciones necesarias para el ejercicio libre del voto por parte de los militantes y simpatizantes del PRD.

Como dirección del partido, propusimos y aprobamos el compromiso de respetar los resultados de la convención, de trabajar por un gobierno de todas y de todos bajo la visión de la social democracia, de reconocer el principio de la proporcionalidad conforme mandan los Estatutos del partido, en que el programa de gobierno y los miembros del gabinete sean aprobados por los organismos del partido, en fin, darle fiel cumplimiento a las disposiciones estatutarias.

El PRD le ha abierto las puertas a la Junta Central Electoral en su delicada misión de supervisar nuestra Convención. Nos sentimos orgullosos de que el primer capítulo de la historia de la democracia moderna se inscriba con el nombre del PRD, y de sus principales legados.

El autor es Secretario General del PRD.

respuesta