Un envio del blog

Entrevista a Rafael Toribio y Crístobal Rodríguez

Enviado en 22 febrero, 2007 Para 8:29 am Escrito por en Entrevistas

Orlando Jorge Mera  entrevista esta semana a Lic. Rafael Toribio, Coordinador del Programa de Gobernabilidad y Democracia del Instituto Tecnológico de Santo Domingo,  y con el Dr. Cristóbal Rodríguez Gómez, experto en derecho donstitucional  y profesor de derecho constitucional de la Universidad Iberoamericana, con ellos aborda, de manera muy particular, la forma y el contenido que debe tener la reforma constitucional, entre otros temas de interés nacional.

LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)
Rafael Toribio (RT)
Cristóbal Rodríguez Gómez (CR)

COMO LO DIJO:
“un proceso constitucional debe lograr que el país político viva un momento inconstitucional, es decir que todas las voluntades se junten”

“…en este proceso ha habido mucha interferencia, desde la rectificación fiscal hasta los aprestos relacionistas.

“Algunas constituciones dan rango constitucional a lo que es todo el sistema de gestión de la administración pública, porque es muy importante que un Estado moderno tenga un administración no feudal, patrimonial como la que tenemos”

“…nunca en la República Dominicana se había producido una efervescencia tal de involucramiento ciudadano por el rescate de los valores y de los principios de la Constitución, pero eso fue desconocido por la fuerza”

“62% de los consultados en este proceso de consulta popular que se acaba de llevar a cabo en el país se han manifestado a favor de la constituyente”

“…estamos hablando de que se va a tocar cuestiones sustantivas del sistema económico, establecido en la constitución, cuestiones sustantivas en cuanto a los derechos fundamentales, cuestiones relativas al rediseñamiento del sistema democrático”

“si el día de la asamblea no están presentes los Senadores y Diputados del PRD, más los Diputados y Senadores del PRSC, entonces no podría operar, no podría validarse con los votos de las dos terceras partes…”

INTRODUCCION:
Bienvenidos a Líderes. En esta semana la noticia principal ha sido la reunión sostenida por el Presidente Leonel Fernández con los partidos políticos mayoritarios que tienen representación en el Congreso Nacional para tratar el tema de la reforma constitucional. Este tema de la reforma constitucional es de alto interés nacional, porque se trata de una modificación sustancial a la actual carta sustantiva del Estado, es decir, lo que se está planteando es hacer una nueva Constitución de la República Dominicana, y esto nos tiene que interesar a todos los dominicanos. Por eso en el programa de hoy vamos a tratar, tanto el contenido, como la forma de lo que debe ser una nueva reforma constitucional en la República Dominicana. De ahí es que les invito en el programa de hoy a que veamos las entrevistas que le haré al Lic. Rafael Toribio, quien es Coordinador del Programa de Gobernabilidad y Democracia del Instituto Tecnológico de Santo Domingo, así como al Dr. Cristóbal Rodríguez Gómez, experto en Derecho Constitucional, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad Iberoamericana, con ellos abordaremos estos temas de interés nacional, de manera muy particular, la forma y el contenido, que debe tener la reforma constitucional.

LA ENTREVISTA:
OJM.- Le doy la bienvenida en nuestro programa de hoy al Lic. Rafael Toribio, quien es Coordinador del Programa de Gobernabilidad y Democracia del Instituto Tecnológico de Santo Domingo. Lic. Toribio, muchas gracias por corresponder con nuestra invitación.

RT.- Muchas gracias a ti por invitarme.

OJM.- Esta semana indudablemente que el tema central ha sido la discusión de la reforma constitucional, a propósito de reuniones que ha sostenido el Presidente de la República, con los partidos mayoritarios que tienen representación en el Congreso Nacional, y antes de abordar algunos temas puntuales de la reforma constitucional me gustaría saber ¿Estamos ya en el momento de hacer una reforma a la constitución?  Y le hago la pregunta porque algunos entienden que hay otros temas de prioridad a nivel nacional, a los cuales la clase política, el Gobierno,  debería prestarle atención. ¿Esta dada la condición para reformar la constitución?

RT.- Yo creo que hay la necesidad de reformar la Constitución. Yo he defendido que nuestra Constitución necesita una reforma, por dos razones, primero: una reforma si se quiere cosmética, para adecuar algunas incongruencias que aparecen en el texto constitucional después de la reforma del 94, pero eso es de pequeña monta, pero hay segunda razón, y es que nosotros tenemos realmente la Constitución de 1966, que esencialmente es la que se mantiene vigente con algunas modificaciones, pero el espíritu, la línea conductual de esa Constitución es la que se mantiene, y hay que recordar que esa Constitución pertenece a una época determinada, muy superada, después de un golpe de estado, una guerra civil, ganar unas elecciones con la presencia de una fuerza militar interventora, entonces se imponía,  a juicio del Presidente Balaguer, fundamentalmente la estabilidad, el control, no la libertad y los derechos, entonces esa constitución resume una concepción autoritaria, excluyente y antidemocrática del poder, y se le han hecho algunas modificaciones.  Entonces en el siglo XXI, nosotros que hemos avanzado en el proceso democrático, que la democracia quiere ser más participativa, sin dejar de ser representativa, de mayor calidad, yo creo que se impone adecuar a la nueva realidad, ¡Nacional!, y superar ese texto constitucional que respondió a un proyecto político muy particular del Dr. Balaguer. Entonces, para mi, yo creo que es necesaria la modificación de la Constitución, a parte de incorporar algunas cosas nuevas, como derechos de la tercera generación, que están ausentes, pero ese texto que nosotros tenemos, creo que se justifica que lo modifiquemos.

OJM.- El Presidente de la República, en diversas alocuciones que ha hecho sobre este tema, siempre ha hablado de que lo que se está procurando es hacer una revolución democrática, y enmarca esto en un escenario en que se deben realizar otras reformas a parte de la Constitucional de la República, como una ley de partidos, una ley orgánica de asuntos municipales, una ley que tenga que ver con la rendición de cuentas, entre otros aspectos, ¿Usted cree que esa visión del Presidente Fernández de una revolución democrática, la sociedad dominicana ha asimilado ese mensaje?

RT.- Creo que no lo ha asimilado, pero defiendo que es necesario, es decir, el  hecho de que se haga una reforma de la Constitución y que se destroce, como dice el Presidente, el artículo 55, eso no supone que nosotros vamos a tener una primacía de las instituciones, hay una cultura política que conspira muchas veces contra eso, pero también fuera de la Constitución hay muchísimas otras cosas, como todo lo que habías indicado, que necesita una reforma de las instituciones, a parte de esa reforma constitucional. Yo pienso que se ha desaprovechado un gran momento para hacer una reforma de la Constitución como debe ser hecho, y además una reforma institucional, ¿A qué me refiero?, un proceso constitucional debe lograr que el país político viva un momento inconstitucional, es decir que todas las voluntades se junten, y durante un período que no puede ser muy extenso, todo el mundo esté involucrado, porque un proceso constitucional tiene una enorme posibilidad de pedagogía ciudadana, entonces el Gobierno tiene que aprovecharse para que sólo se hable de eso, y el interés de todos los sectores esté centrado en eso, y que no hayan interferencias, y en este proceso ha habido mucha interferencia, desde la rectificación fiscal hasta los aprestos relacionistas, y una consulta entre los funcionarios, y la gente piensa si el Presidente debe reelegirse o no en medio de la consulta, entonces la gente no estaba centrada en la consulta popular de la Constitución, y mucho menos en la reforma institucional, yo creo que se ha perdido un excelente momento.

OJM.- Lic. Toribio, usted ha sido un estudioso de este tema, cómo explicarle al país que en el 2001 se arribó a un consenso sobre lo que debía tener de contenido una reforma constitucional, que planteaba que fuera a través de una constituyente, luego el programa de gobierno del PLD también así lo establece, eso fue lo que le ofertó el Presidente Fernández al país, y ahora se han obviado esos compromisos y se ha embargado en una consultá popular, que nos plantea algunas preocupaciones, por el hecho de que el propio Presidente Fernández públicamente aseguró que espera que el Congreso de la República no le hiciera ningún cambio al proyecto de ley que se iba a someter el Presidente Fernández el próximo 27 de febrero, cuando sabemos que legalmente esta consulta popular no tiene un carácter vinculante. Usted que ha sido estudioso, y le habla a una persona que formó parte de un partido, que yo debo reconocer públicamente, lo he dicho en otras oportunidades, no cumplió su papel en el año 2002, le quedamos mal a quienes se comprometieron en el 2001 con hacer una constituyente, pero el hecho de que a la organización que yo representé en ese momento no se comportara a la altura de esas circunstancias, no nos quita calidad ahora a nosotros para hacer las cosas bien, ¿Qué opinión tiene usted sobre el consenso del 2001, la consulta popular y la opinión del Presidente Fernández respecto al papel del Congreso Nacional?

RT.- Buena pregunta, lo primero es que yo fui de los que me involucré en aquel proceso, incluso en el “Díalogo Nacional”, coordiné la comisión que estudió la forma de modificar la Constitución y logramos que se aprobara por unanimidad, que fuera una asamblea constituyente, pero el resultado fue lo que dijiste. Mira este es el tema más interesante en este proceso, porque cuando el Presidente comenzó a lanzar su idea, se le hizo ese cuestionamiento en una reunión en el palacio, ¿Qué aseguraba que esta vez no sucediera lo que sucedió antes?, de realizar un gran proceso de consulta, en aquel momento se presentó un texto alternativo, eso es una reforma completa de la constitución, sin embargo el Congreso, transformado en Asamblea Revisora, desconocieron eso y aprobó lo que las circunstancias en esos momentos, entendían ellos que era necesario, ¿Qué asegura que eso no va a pasar ahora?, entonces se le hizo esa pregunta, por qué no hacerlo de alguna manera vinculante, para una vez que ya se descartó, porque el Presidente descartó desde el primer momento la asamblea constituyente,  ¿Por qué no hacer vinculantes los resultados de la consulta popular en los trabajos de la asamblea revisora, y como tú bien dices, jurídicamente no es posible hacer vinculantes, pero políticamente sí, para eso era necesario hacer lo que el Presidente está pretendiendo hacer ahora, haber hecho un acuerdo político entre los partidos, en que se comprometieran a respetar los resultados de esa consulta, entonces si bien legalmente no eran vinculantes, políticamente eran vinculantes, y tenían un  costo político no asumir lo que se había acordado, eso no se hizo, entonces ahora se ha pretendido con estas reuniones que los partidos políticos se sumen a eso, entonces es difícil, él sabe muy bien también, y por eso dijo que espera que el Congreso no desconozca los resultados, porque ciertamente no son vinculantes legalmente, pero no se ocupó de que fueran políticamente vinculantes, entonces el problema es que no son sólo los partidos de oposición con representación en el Congreso, entienden que no es vinculante, aquellos porque no participaron, o simplemente porque no, si no que también el Presidente de la República tiene una mayoría en el Congreso que posiblemente no sea unitaria, es decir que no vayan todos unidos, entonces por eso yo pienso que los resultados de la consulta  y el contenido de la reforma constitucional todavía es incierto.

OJM.- Muy interesante su planteamiento, con el Lic. Toribio vamos a seguir conversando en el próximo segmento.

PAUSA

OJM.- En el segmento anterior estuvimos conversando sobre las contradicciones que hay entre el consenso a que se arribó en el año 2001, entre las fuerzas políticas y sociales del país para la reforma constitucional, y lo que ha resultado ahora de la consulta popular auspiciada por el Presidente de la República. Se me ocurre una pregunta Lic. Toribio, porque he leído unos artículos suyos en los cuales usted ha abordado el tema,  ¿Una solución al conflicto pudiera ser el de que se hiciera una combinación de estas tres figuras, consulta popular, asamblea revisora y constituyente?, como quiera hay que hacer una asamblea revisora para modificar el mecanismo a su vez de enmienda  de la Constitución de la República que pudiera consagrar la constituyente. ¿Qué opinión tiene sobre eso?

RT.- Yo creo que sí, es difícil, porque es una especie de arquitectura institucional, pero pudiera pensarse, primero como tú dices, necesariamente tiene que haber una asamblea revisora para cualquier cosa, para hacer la reforma o para reformar la forma de reformar la Constitución. Siempre es conveniente una consulta popular, más si es la asamblea revisora que tiene la competencia de modificar, pero tampoco puede ser excluyente de una constituyente, entonces pudiera ser que se haga la asamblea revisora para modificar la Constitución e introducir la constituyente, pero también darle legitimidad a un proceso de consulta anterior, y que de alguna manera la constituyente, aunque en teoría constitucional se supone que es la soberanía que está legislando y no se le puede poner ningún tipo de límite, pero que políticamente se tenga muy presente los resultados de esa consulta popular, entonces yo creo que hay un lugar para que los constitucionalistas puedan hacer un híbrido, incluso sin llegar a la constituyente pudiera también pensarse como está prevista, pero que los trabajos de la Asamblea revisora, tal como está previsto, termine con un referéndum, pero para eso también se necesita que se modifique la forma, y que además de la asamblea revisora se establezca el referéndum, quizás la seguridad de que el resultado de la consulta popular tiene que reflejarse en los trabajos de la Asamblea revisora, porque el pueblo al final tiene la última palabra en un referéndum, que puede decir sí o no a lo que aprobó la asamblea, en fin creo que ambas cosas se pueden hacer siempre y cuando haya la voluntad política para hacerlo.

OJM.- Claro, y finalmente Lic. Toribio, usted cree que estas consultas populares que se han hecho, que es bueno resaltar que el trabajo que ha hecho la comisión ha sido de un valor extraordinario, porque se ha hecho toda una metodología que ha arrojado una serie de resultados, y que es un insumo importante que, independientemente de lo que suceda  es un aporte significativo hacia lo que es la futura Constitución de la República Dominicana. Usted entiende que hay otras reformas dentro de la Constitución que deben ser puntuales, me preocupa mucho el tema de la transparencia, de la rendición de cuentas, en el sentido de que hablamos mucho de reelección, hablamos mucho de doble nacionalidad, pero en lo que tiene que ver con la rendición de cuentas, ¿Cómo le preocuparía a usted esto en una reforma constitucional?

RT.- Yo a mi gusto, la comisión de juristas adolece de una perspectiva más política que jurídica, es decir, no quiero decir que los miembros de esa comisión no tengan una visión política del asunto, pero lo que extraña es que todos sean  abogados, y no haya un politólogo, un sociólogo que esté en esto, entonces yo creo que hay temas como tú dices, que debieran estar presentes, por ejemplo, aunque se habla, el Presidente ha dicho de una nueva conceptualización del estado social, de derecho, ahí no aparece, por ejemplo, una declaración de una perspectiva más amplia de la democracia, se habla de figuras como plebiscito o referéndum, pero no se les da un asidero ideológico. Es que la democracia está recuperando una dimensión que perdió por hacerse fundamentalmente representativa, entonces en una democracia participativa, sin dejar de ser representativa, tienen que haber instituciones, mecanismos de participación directa del pueblo, y esa es la fundamentación de plebiscito y referéndum, sin embargo eso está ausente,  está ausente todo lo que tú dices, todo lo que es transparencia, se le está dando categoría institucional a muchas cosas importantes que ahí no aparecen, los partidos políticos, ya en muchas constituciones, aparecen definidos como instituciones de naturaleza pública, no solamente porque reciben dinero del Estado, si no porque su visión es fundamentalmente pública. Algunas constituciones dan rango constitucional a lo que es todo el sistema de gestión de la administración pública, porque es muy importante que un Estado moderno tenga un administración no feudal, patrimonial como la que tenemos, entonces junto a mucho de las cosas que en esas 77 ó 78 preguntas debieran, ojalá que lo tengan en cuenta los juristas que forman la comisión para que introduzcan algunos de estos temas que quedaron fuera.

OJM.- Lic. Toribio yo quiero darle las gracias por estar con nosotros en está primera etapa del programa para hablar sobre el contenido de la reforma constitucional, muchas gracias por haber estado con nosotros. Y a ustedes amigos televidentes en el próximo segmento estará con nosotros el Dr. Cristóbal Rodríguez, quien es un experto en Derecho Constitucional.

PAUSA

OJM.- Le doy la bienvenida en nuestro programa al Dr. Cristóbal Rodríguez Gómez, reconocido experto en Derecho Constitucional, Dr. en Derecho Constitucional de la Universidad Complutense de Madrid y reconocido Profesor de Derecho Constitucional de la Universidad Iberoamericana. Cristóbal, muchas gracias por corresponder con nuestra invitación.

CRG.- Buenas días Orlando, gracias por tener la deferencia de invitarme a tu programa.

OJM.- Gracias. Cristóbal, el Presidente Leonel Fernández, cuando anunció por primera vez el tema de la consulta popular, hizo referencia a tu nombre, a los aportes que has hecho al derecho constitucional dominicano, y de manera muy particular a lo que tiene que ver con el poder constituyente, y se que has escrito un trabajo muy interesante en la revista “Gaceta Judicial”, sobre los argumentos a favor de una asamblea nacional constituyente, ¿Me podrías decir, para los amigos televidentes, las ventajas que tendría celebrar una asamblea nacional constituyente para reformar la Constitución frente a la asamblea revisora?

CRG.- Bien, lo primero que hay que decir es que dentro de las justificaciones que se han esgrimido para justificar la reforma por vía de una asamblea revisora, con el ingrediente de la consulta popular, está supuesto de que la asamblea revisora es un método más democrático para reformar la constitución frente al proceso constituyente, yo pienso que una de las características de un proceso constituyente,  y creo que es el primer argumento relevante, es que este contiene en si mismo el momento democrático superior en el proceso de producción de la legislación suprema que es la Constitución de un estado, no amerita un mayor nivel de análisis el hecho de que el contexto, en la composición actual de la Asamblea Nacional, el partido de Gobierno tiene una mayoría importante, tanto en la Cámara de Senadores, como en la Cámara de Diputados. En la Cámara de Senadores tiene mayoría, inclusive suficiente para reunir los dos tercios de los votos que exige el artículo 118 de la Constitución, entonces yo creo que es mucho más democrático un escenario constituyente, donde haya una representación que pudiera ser más o menos equilibrada, de todos los actores y las formaciones políticas de la sociedad civil organizada, que en un escenario de la asamblea revisora, donde ese órgano está controlado mayoritariamente por un partido político, entonces creo que no es de recibo el argumento de que la asamblea revisora y la consulta popular es un procedimiento más democrático para llevar a cabo la reforma constitucional. El otro aspecto que a mi modo de ver es importante, tiene que ver con un argumento de tipo histórico, en todos los países latinoamericanos, y si uno revisa más recientemente la historia en Europa del Este, tras la caída del muro de Berlín, en la eclosión del socialismo real, los procesos de transición desde regimenes autoritarios hacia sistemas democráticos, han estado signados por una profunda reforma constitucional, cuyo núcleo central ha sido la asamblea constituyente, como método para llevar a cabo la adecuación de esas sociedades al nuevo esquema de gobierno y de convivencia democrática. Qué pasó con la República Dominicana tras la caída de la tiranía de Trujillo y el inicio de la transición hacia la democracia, transición que todavía no termina-  nosotros llevamos una reforma constitucional en el año de 1962, tuvimos un golpe de estado en el año de 1963, y el proceso constitucional tras el que se pretendía amparar la transición hacia la democracia fue cercenado, es decir, desde entonces nosotros no hemos retornado a esa tarea de refundar, en términos constitucionales, las bases democráticas del Estado dominicano en este período de transición, es decir, la constituyente es una deuda histórica que nosotros tenemos.

OJM.- Vamos a ver si logramos ubicar en el contexto de esa afirmación tan importante que haces. El Presidente Fernández uno de los argumentos que él utiliza para decir que no es necesario la constituyente, es porque en la República Dominicana no se ha producido una ruptura de el sistema democrático, ha diferencia de como sucedió en Venezuela con Chávez, en el que el proceso que él impulsó fue romper con los pactos de punto fijo, que fueron los que gobernaron en Venezuela, la política tradicional que gobernaba Venezuela hasta Chávez, igualmente pasó con Evo Morales en Bolivia, y él argumenta que en nuestro país no es necesario una constituyente porque no se va a producir una ruptura con el actual sistema legitimado por tantos años. Conforme a la afirmación que tú señalas, tú lo que dices es: “bueno, es que se produjo una ruptura en el año 62 de lo que se suponía iba a ser una Constitución de las más liberales que ha tenido el país, y que todavía no se ha cerrado esa brecha, ¿Cómo explicarle, para que los amigos televidentes puedan entender más claramente, la opinión del Presidente Fernández?

CRG.- Esa es una de las dimensiones de este tema, o sea, aquí se produjo una Constitución, basta revisar los periódicos de la época para darse cuenta de los niveles de involucramiento ciudadano, de participación de los actores políticos en el debate de la reforma constitucional en el año de 1962, la “Constitución de Bosch”.  Esa Constitución, ese proyecto de Nación, contenido en los principios de esa Constitución fue desconocido, date cuenta que la “Revolución del 65” se levanta sobre dos grandes demandas; vuelta a la constitucionalidad y vuelta a la presidencia de Bosch sin elecciones, nunca en la República Dominicana se había producido una efervescencia tal de involucramiento ciudadano por el rescate de los valores y de los principios de la Constitución, pero eso fue desconocido por la fuerza, por la imposición de la fuerza militar, pero la otra dimensión importante es qué es lo que entendemos por revolución, porque nos dicen; “es aquí no se ha producido una revolución que amerite una constituyente”, claro que se ha producido una revolución, una socióloga húngara del “Círculo de Budapest” creado por un intelectual de ascendencia marxista, estableció una diferencia que a mi me parece muy relevante entre revoluciones que estallan y revoluciones que suceden en la vida cotidiana de las sociedades, “La Revolución Rusa”, “La Revolución Sandinista”, fueron procesos políticos que estallaron en una guerra cruenta, ahora bien, la República Dominicana ha experimentado una series de transformaciones en los últimos 20 años, que nos colocan ante una revolución real, con todas las de la ley, que ha estado sucediendo, si no, qué es lo que significa la incorporación de la mujer al aparato productivo del Estado, la incorporación de la mujer a las instituciones públicas, a presentarse como candidatas a cargos electivos, a que la presencia de la mujer deje de ser una cuestión eventual y marginal, para pasar a convertirse en una presencia determinante del debate político de la cuestión económica, si no que es lo que significa la transformación sustancial que se ha operado en la República Dominicana, en términos de su estructura productiva, el paso del modelo de sustitución de importaciones hacia un modelo de economía de servicios, y el impacto que esto está teniendo el involucramiento de la sociedad dominicana en este proceso creciente de internacionalización y de globalización, qué es lo que significa, si no el impacto que está teniendo la migración y que está teniendo el turismo en la reconfiguración cultural, de los supuestos culturales del ser nacional, es decir, todas estas cosas hablan de una profunda transformación, de una transformación en los cimientos mismos de la sociedad dominicana, respecto a la cual no se han producido las adaptaciones jurídicas, que nos permitan a nosotros dar una respuesta institucional adecuada ante estos cambios…

OJM.- …razón por la cual entonces, es a través de la constituyente en la que van a quedar legitimadas estas revoluciones que se han venido sucediendo en el curso de los últimos años.

CRG.- ¡Claro!. Además hay otras series de argumentos que avalan la demanda de la constituyente.

OJM.- Con tu permiso Cristóbal, sobre esos argumentos vamos a seguir conversando en el próximo segmento.

PAUSA

OJM.- Estamos conversando con el Dr. Cristóbal Rodríguez Gómez, reconocido experto en Derecho Constitucional en nuestro país. Cristóbal, para concluir la parte de el por qué una asamblea nacional constituyente, en el segmento ibas a completar los argumentos a favor de la constituyente.

CRG.- Sí, hay una argumento de consenso histórico, es decir, en todas las iniciativas  y los proyectos de reforma constitucional que se han elaborado a nivel de las academias, de la sociedad civil, la propuesta que se presentó en el año 2001, 2002 en la PUCMM, y los resultados de la actual consulta popular, arrojan una mayoría significativa de personas, de ciudadanos, que apelan a la constituyente, que quieren que el proceso se lleve a cabo a través de una asamblea constituyente. Tenemos alrededor de 25 años debatiendo la necesidad de una reforma sustancial a la Constitución en el país, y el único en que ha habido consenso siempre, en cada uno de los proyectos que se han presentado, es en el método, es que debe ser por una constituyente, y eso queda ratificado.   62% de los consultados en este proceso de consulta popular que se acaba de llevar a cabo en el país se han manifestado a favor de la constituyente. Yo pienso que ese nivel  de consenso histórico hay que tomarlo en consideración. Yo pienso que los partidos tienen la posibilidad de actuar en consonancia con lo que ha sido un sentir prolongado a lo largo de 2 décadas, de amplios sectores y segmentos de la sociedad dominicana, pero además hay una cuestión, y esto tiene mucha trascendencia, y tiene que ver con la magnitud de los cambios y trasformaciones que previsiblemente se van a operar a la Constitución, estamos hablando de que se va a tocar cuestiones sustantivas del sistema económico, establecido en la constitución, cuestiones sustantivas en cuanto a los derechos fundamentales, cuestiones relativas al rediseñamiento del sistema democrático, a la revisión del sistema de equilibrio, de pesos y contrapesos entre los Poderes del Estado, el Poder Judicial, es decir no son cuestiones banales, no es la   enmienda de un artículo, no es la corrección de un gazapo jurídico, es una trasformación, digamos casi total, del sistema constitucional dominicano, y ese nivel de transformación exige, para que pueda ser reclamado como legítimo en sus justas dimensiones, un proceso constituyente en el que se permita, en el que puedan participar en igualdad de condiciones todos los sectores, y las formaciones políticas y sociales, que hacen vida pública en nuestro país, y pienso que estos son, entre otros, son los argumentos más relevantes para abonarlos en provecho de la asamblea constituyente.

OJM.- Cristóbal, como experto en Derecho Constitucional, como sabes, aun para establecer o aprobar una modificación constitucional por la vía de una asamblea constituyente, habría que celebrar una asamblea revisora. El Presidente Leonel Fernández se apresta a someter el proyecto de ley de reforma constitucional a las cámaras el próximo 27 de febrero. Ayúdanos un poco a entender ¿Cómo es la mecánica que opera la asamblea revisora, cómo se compone, cómo hace mayorías y qué pasaría cuando se celebra esta asamblea?

CRG.- El artículo 118 de la Constitución Dominicana, que es uno de los que establecen el procedimiento para la reforma constitucional, dispone que la asamblea puede sesionar con más de la mitad de los miembros de cada una de  las cámaras. Tenemos 32 Senadores, 178 Diputados, o sea, si sumamos esos son 210. Eso significa que la asamblea revisora de la Constitución puede sesionar con 107, es decir, la mitad más uno de los miembros del Senado son 17, y la mitad más uno de los miembros de la Cámara de Diputados son 89, 17 más 89 son 107, con 107 hay quórum para que la asamblea funcione. Entonces de los miembros presentes de la asamblea, una vez conformado el quórum, entonces cada uno de los artículos objetos de reforma necesitan la aprobación de dos terceras partes de los presentes, no es como pasa con la Legislación Monetaria y con la Ley de Presupuesto, que para reformarse se exige el voto afirmativo de las dos terceras partes del total de la matrícula de cada una de las Cámaras, ¡no! Aquí es las dos terceras partes de los presentes, ¿Qué significa eso?, y ya esto te lo digo en tú calidad de Secretario General del PRD, que la oposición política tiene que estar presente.

CRG.- Es decir, para que los amigos televidentes puedan entender, conforme a la Constitución de la República, la asamblea puede funcionar validamente con la presencia de más de la mitad de los miembros del Senado y de la Cámara de Diputados, pero al establecer que las decisiones de la asamblea tiene que ser con las dos terceras partes de los presentes, si el día de la asamblea no están presentes los Senadores y Diputados del PRD, más los Diputados y Senadores del PRSC, entonces no podría operar, no podría validarse con los votos de las dos terceras partes…

CRG.-…la mayoría oficial en ambas cámaras no suma las dos terceras partes que exige la Constitución…

OJM.-…que son 140 votos…

CRG.-…exactamente…

OJM.-…de manera que está muy claro que ese día la oposición, y de manera muy particular el PRD estará presente defendiendo la posición que tiene que hacerse a través de una constituyente De manera que estaremos frente a un episodio histórico importante, que no tiene precedentes en nuestro país.

CRG.- Claro que sí. Hay un dato con relación a toda esta discusión y la consulta popular, que llama mucho la atención, y que no quisiera dejar de mencionarlo, arroja un manto de duda, arroja una mancha en todo este proceso, el hecho de la predeterminación del método, es decir si estamos consultando a la ciudadanía, si estamos consultando a los sectores sociales, a las formaciones políticas, respecto de cada uno de los aspectos involucrados en la reforma constitucional, no es de recibo  que haya una decisión previa sobre el método, es decir que el Presidente de la República ya antes de que terminara el proceso de consulta popular, tuviera decidida la iniciativa de someter al Congreso Nacional el 27 de febrero, para que sea la asamblea la que conozca, porque como decíamos hace un momento, el resultado está ahí, 62%, si el desconocimiento de ese resultado se manifiesta con el método, y antes de que el proyecto llegue a la sede de la asamblea revisora, qué podemos esperar respecto a los contenidos de la Constitución, yo quiero tener confianza, pero quiero decirlo públicamente, esto arroja un manto de duda y una mancha importante en este proceso, que yo he defendido, que yo creo que es importante que se consulte a la gente, que yo pienso que efectivamente no ha tenido precedentes en nuestro país, pero que yo pienso que es insuficiente desde el punto de vista de las exigencias democráticas y desde el punto de vista de la demanda de legitimación que amerita una transformación constitucional de las dimensiones como en que se está planteando en nuestro país.

OJM.- Cristóbal, yo quiero darte las gracias por haber estado en nuestro programa, tu opinión es sumamente válida, porque has tenido la responsabilidad, como experto en Derecho Constitucional, de expresar tu punto de vista sobre un tema que es de suma trascendencia para la vida institucional y democrática de la República Dominicana, te reitero las gracias por haber estado con nosotros. Y a ustedes amigos televidentes será hasta la próxima entrega de Líderes.

Comentarios cerrados.