Un envio del blog

Hasta los chinos

Enviado en 26 febrero, 2007 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Revisando documentos y períodos de hace unos años, me encontré con la Conclusión de la Sexta Sesión Plenaria del 16avo Comité Central del Partido Comunista Chino (PCC), de octubre de 2004, que refleja totalmente el giro que ha tomado la política china y que ha tenido como resultado el extraordinario crecimiento de este país en las últimas décadas, en las que la disciplina comunista ha sido puesta al servicio del capitalismo.

Esta Conclusión no convoca a la expansión económica, ni al incremento del poderío militar, ni al avance del socialismo: La resolución llama nada menos que a la construcción de una, sociedad armoniosa‚ para el 2020, única‚ garantía para la prosperidad del país, para el rejuvenecimiento de la nación y para la felicidad del pueblo.

¿De dónde viene este asunto? Según el Dr. Li Pellin, uno de los más reputados sociólogos de ese país, 26 años de grandes transformaciones en el sistema económico y la estructura social han conducido a grandes logros, pero han generado también nuevos problemas, como la creciente disparidad, el desbalance urbano-rural, el desempleo, el envejecimiento de la población y la polución ambiental. Como les ha ocurrido a otros países que han pasado por transformaciones semejantes, China podría encarar en el futuro inmediato problemas sociales que entraben su desarrollo.

Tradicionalmente se ha asumido que estos problemas serían resueltos de manera automática por el incremento de la prosperidad. Pero si se mira la experiencia internacional, afirma el Dr. Li‚ el crecimiento económico y la economía de mercado no son remedio para todo. Por ello, si quiere seguir elevando el nivel de vida de su población, China necesita diseñar desde ahora un desarrollo con armonía.

¿En qué consiste esta‚ sociedad armoniosa? De partida, en una sociedad relativamente próspera, porque el bienestar material es fundamental para la armonía social. Pero hay que considerar otros aspectos, como la distribución del bienestar social, de modo de garantizar a toda la población alcanzar una vida mejor‚ mediante su participación en el crecimiento económico. Ella requiere también‚ democracia, Estado de Derecho, equidad, justicia, amistad y vitalidad.

Las tareas inmediatas que se puso el PCC para avanzar en la construcción de esta sociedad son revertir la creciente desigualdad, alcanzar un patrón de distribución razonable, elevar el empleo, crear un sistema de seguridad social universal, mejorar los servicios públicos y la gestión del gobierno; todo esto con el fin de que las personas puedan alcanzar una vida mejor.

Hoy, que conmemoramos el 163 Aniversario de nuestra Independencia Nacional.

reflexionemos sobre cuál es el tipo de sociedad hacia la que deseamos encaminarnos. Suena idealista, pero no parece tan descaminado cuando se descubre que hasta el ultra pragmático Partido Comunista Chino anda en una búsqueda semejante.

El autor es Secretario General del PRD.

respuesta