Un envio del blog

Inconsistencias

Enviado en 06 febrero, 2007 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Ha entrado el mes de febrero y todavía no se ha implementado el DR-CAFTA, el m-as importante tratado comercial para el desarrollo de nuestra economía. El gobierno dominicano no ha sido claro en las explicaciones relativas a este retraso. Es ya de conocimiento público que la semana pasada estuvo de visita en el país un miembro importante del equipo negociador de la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos (USTR). No hubo una declaración oficial sobre los resultados de esta reunión.

Cada día que pasa sin que este Tratado entre en vigencia es un día menos de oportunidades para los sectores productivos nacionales, de manera muy particular para el sector de exportación de bienes y servicios, que está atravesando por uno de los momentos más difíciles como consecuencia de una política monetaria que le ha propinado un golpe mortal. Solo en las zonas francas se han producido más de 40,000 despidos.

El gobierno aprobó las leyes de implementación del DR-CAFTA, pero todavía no ha resuelto aspectos regulatorios en sectores claves, como el transporte y las aduanas, entre otros. Y quiénes más se están beneficiando de esta dilación son los países centroamericanos que ya están aplicando el DR-CAFTA, como Honduras, El Salvador, Guatemala y Nicaragua, pues las órdenes de los suplidores norteamericanos se están colocando, no en República Dominicana, sino en estos países, ocasionando el cierre de las empresas dominicanas.

Salvo explicaciones esporádicas, no ha habido ninguna otra posición oficial sobre el tema. Es más, la Comisión Nacional de Negociaciones Comerciales se ha dedicado a otros temas y, no precisamente a impulsar la implementación del DR-CAFTA. Inclusive, no está clara la agenda del país en materia de negociaciones comerciales, pues los funcionarios claves están concentrados en el proselitismo interno del PLD, y están ausentes en los lugares determinantes de la toma de decisiones, como fue, por ejemplo, la ausencia de República Dominicana de la reunión informal que veintiséis ministros de comercio realizaron la semana pasada en Davos, Suiza, para tratar de reactivar la liberalización del comercio internacional, a través de la Ronda de Doha, en el marco de la Organización Mundial del Comercio.

El DR-CAFTA no es la panacea a nuestros problemas, pero nadie puede negar la vital importancia que tiene como una herramienta para la competitividad y las oportunidades para los diversos sectores productivos, industriales y de servicios del país, así como también para sentar las bases del Estado transparente y moderno.

El PRD, desde sus inicios, apoyó el DR-CAFTA y continuaremos haciendo, desde la oposición, todos los esfuerzos para que entre en vigencia en el menor plazo posible.

El gobierno del PLD debe dar una demostración de volunta política clara y expresa, pues ya la población se ha acostumbrado a las inconsistencias gubernamentales. Que no pase con el DR-CAFTA lo que está pasando con la revisión del Acuerdo Stand-By con el FMI, cuya revisión se ha postergado más de tres veces en menos de dos meses.

El autor es Secretario General del PRD.

respuesta