Un envio del blog

Entrevista a José María Figueres

Enviado en 03 junio, 2007 Para 6:45 pm Escrito por en Entrevistas

Orlando Jorge Mera entrevista esta semana a José María Figueres, ex presidente de Costa Rica, quien está de visita en la República Dominicana. Con él platica acerca de la democracia en América Latina, la pobreza extrema y la brecha social que viven millones de latinoamericanos, las políticas de competitividad y sobre educación, tecnología y medio ambiente en América Latina.

LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)
José María Figueres (JMF)

COMO LO DIJO:
“Es cierto que hemos avanzado muchísimo en el campo de la democracia representativa, pero nos hace falta avanzar hacia una democracia participativa”

“El desarrollo no es cuestión de soplar y hacer botellas, es una cuestión que lleva su tiempo”

“la democracia tiene que avanzar de la no representativa que tenemos hoy en día, hacia una democracia más participativa, en la que todos vayamos a ser parte de las soluciones que aspiramos”

“Yo pienso que debemos debatir todo lo que tiene que ver con las opciones de desarrollo, porque al fin y al cabo mediante ese debate podemos enriquecer las oportunidades y buscar las mejores soluciones”

“de 500 millones de habitantes que somos, con tristeza tenemos que admitir que todavía 250 millones viven en condiciones de pobreza”

“América Latina es el continente más desigual de todos los continentes en el mundo”

“está ya más que comprobado que si solamente nos concentramos en lo económico no resolvemos los problemas del desarrollo”

“lo que está haciendo falta en América Latina para combatir la pobreza y la desigualdad es una sociedad latinoamericana más solidaria”

“Permítame decirle que de los 6 billones que tenemos hoy en el mundo, 1 billón de personas ya tienen toda la conectividad que necesitan”

“porque estoy absolutamente convencido de que el reto del cambio climático es el principal reto al que nos hemos enfrentar como humanidad desde que estamos en este planeta”

“tenemos que mitigar los efectos del cambio climático, y eso empieza porque usted, yo y todas las personas cambie sus actitudes y nos percatemos del reto que tenemos al frente”

LA ENTREVISTA:
OJM.- Bienvenidos a Líderes. Es para mi un alto honor tener en el programa al ex presidente de Costa Rica, José María Figueres, quien en está semana ha estado de visita por la República Dominicana. Presidente Figueres muchas gracias por corresponder con nuestra invitación.

JMF.- Al contrario Orlando, muchísimas gracias por invitarme a su programa. Quiero decirle que estoy muy honrado y muy contento de estar en la República Dominicana, usted bien conoce los lazos tan estrechos entre nuestros países. Para un Figueres venir a la República Dominicana es un motivo adicional de mucha satisfacción y no puede uno dejar de sentirse emocionado de volver, como quien dice, a su propia patria.

OJM.- Así es. Justamente los lazos de amistad y de múltiples relaciones históricas que existen entre Costa Rica y República Dominicana, sobre todo en los inicios de lo que es hoy la democracia dominicana, pues Costa Rica, y muy particularmente su padre, contribuyó mucho hacia lo que es hoy la democracia dominicana.

JMF.- Muchas gracias.

OJM.- Presidente, la democracia en América Latina indudablemente que se ha consolidado, el año pasado celebramos más de 10 elecciones en toda América Latina, y la democracia en términos de la voluntad popular se ha consolidado en el continente. ¿Cómo evalúa usted el estado de la democracia en América Latina?

JMF.- Yo lo evalúo de una manera positiva, pero a la vez me lleno de expectativas con respecto al futuro, me explico: como usted bien dice Orlando, hoy, gracias a Dios y a la voluntad de los pueblos, tenemos Gobiernos que han sido electos con los votos en las urnas y no defendidos con las bayonetas en los rifles en todos los países de América Latina, excepto uno. Es cierto que hemos avanzado muchísimo en el campo de la democracia representativa, pero nos hace falta avanzar hacia una democracia participativa, democracia es mucho más que elecciones cada 4 ó 5 años que tenemos la obligación de fortalecer, de mantener y de participar activamente en ellas, democracia hoy en día es darle contenido real a las justas aspiraciones de desarrollo de los pueblos, de las personas que quieren vivir mucho mejor, y en ese sentido todavía tenemos un largo trecho, en donde el mejor de los sistemas es el democrático pero en donde todavía tenemos que avanzar.

OJM.- Ciertamente, pienso que la democracia ha creado sus propias insatisfacciones, es decir, los ciudadanos reclaman más cercanía con los gobiernos, más educación, más salud, ¿Cómo usted entiende que estos retos que implica esta democracia del siglo XXI, pues los Gobierno lo entiendan justamente que es así?

JMF.- Es que las personas en los países no solamente reclaman más salud y educación, reclaman por supuesto mucho mejores niveles de vida y oportunidades para ellas y sus futuras generaciones, para sus hijos y sus hijas, y es una justa aspiración. Hoy en día con el avance en el mundo de la tecnología, de lo cual usted sabe tanto, porque ha sido pionero de eso en su país, con los avances de la tecnología todos sabemos cómo vivimos todos en todas partes del mundo, y todos aspiramos a vivir mejor, y cuando vemos que nuestras aspiraciones no llenan ese delta, esa diferencia entre lo que queremos que sea la condición de nuestra vida y lo que es actualmente, muchas veces lo interpretamos como un déficit en la democracia, eso es un peligro para la democracia y realmente no debe interpretarse de esa manera, también corremos el riesgo de que nos hemos vuelto muy corto plazo, y tenemos la ilusión que nos vamos creando en el mundo de hoy, de que nuestros problemas de desarrollo los podemos resolver de la noche a la mañana. Mi padre, don Pepe, que usted ha tenido la gentileza de recordar, y que tanto quiso a este país, solía decir…

OJM.-…amigo de Juan Bosch, Peña Gómez, Milagros Ortiz Bosch…

JMF.-…personalidades muy queridas también en Costa Rica. Mi padre solía decir que si el desarrollo fuera fácil todos seriamos desarrollados. El desarrollo no es cuestión de soplar y hacer botellas, es una cuestión que lleva su tiempo, su trabajo, en ese trabajo tesonero de todos los días, que es donde se construyen las oportunidades y el bienestar, tenemos que estar todos, no es responsabilidad de un Gobierno electo, es la responsabilidad de toda la sociedad en su conjunto, y por eso es que decía anteriormente que la democracia tiene que avanzar de la no representativa que tenemos hoy en día, hacia una democracia más participativa, en la que todos vayamos a ser parte de las soluciones que aspiramos y a las que tenemos derecho.

OJM.- Presidente, en ese mismo sentido en América Latina a partir del 2005 y 2006 hay un debate en términos políticos, la presencia de dos modelos de izquierda, dos modelos que tienen una visión diferente, pero que colocan en su epicentro a la gente, al ciudadano, en la solución de sus problemas. ¿Usted cree que ese debate de las dos visiones deferentes de la izquierda en América Latina es bueno que exista, que contribuye a la consolidación del sistema democrático?

JMF.- Yo pienso que debemos debatir todo lo que tiene que ver con las opciones de desarrollo, porque al fin y al cabo mediante ese debate podemos enriquecer las oportunidades y buscar las mejores soluciones, a como yo veo el mundo de hoy, me parece que en América Latina hacen falta dos cosas, le hace falta más mercado y más Estado, le hace falta un sector privado más emprendedor, más iniciativa, más creatividad, más pujanza, los recursos del sector privado creando oportunidades de trabajo, creando bienestar con una clara responsabilidad social, pero no hace falta también Estados, Estados estratégicos, con claros marcos reguladores, que nos pinten a través de sus políticas y sus medidas unos claros marcos de acción en donde el sector empresarial, las organizaciones sin fines de lucros, todos, podamos llevar adelante el mejor de nuestro desempeño en nuestra vida diaria, más mercado y más Estado, esa combinación es lo que necesitamos, dejemos ya los pleitos del pasado, dejemos de pensar si es con el Estado, si es con el mercado o que es con el sector privado, esas son cosas que ya hemos superado, hoy en día el avance necesita de alianzas, de trabajar en conjunto, de trabajar en equipo, de buscar soluciones, ahí es donde tenemos que estar.

OJM.- Sobre ese tema de las alianzas vamos a hablar en el próximo segmento, cuando hablemos de la competitividad. Una última pregunta, usted ejerció la Presidencia de Costa Rica desde el año 1994-1998, obviamente no hay recetas mágicas para la solución de los problemas que tiene América Latina, si no que cada país tiene que buscar la formula de solucionar sus propias dificultades, sin embargo en el período en el que usted fue Presidente de Costa Rica fundamente su Gobierno fue en tres ejes fundamentales; la estabilidad macroeconómicas, políticas de medio ambiente, y justamente una visión de alianzas, y de permitir un marco regulatorio que permitiera inversiones de parte del sector privado. ¿Usted cree que en el siglo XXI esos ejes se mantienen vigentes actualmente como una especie de plataforma de gobierno?

JMF.- No solamente se mantienen vigentes, si no que cada vez estoy más convencido de que son los ejes necesarios para el mejor desarrollo, en los Gobierno fundamentamos nuestra plataforma de acción sobre el poder evolucionar del desarrollo clásico hacia un desarrollo sostenible, privilegiar por igual, como usted dice, los balances macroeconómicos con una fuerte inversión estratégica en lo social, principalmente salud y educación, y en una alianza con la naturaleza, está ya más que comprobado que si solamente nos concentramos en lo económico no resolvemos los problemas del desarrollo, porque el desarrollo es complejo y necesita que vayamos sobre los tres ejes en forma paralela.

OJM.- Muy interesante. Con el Presidente Figueres vamos a seguir conversando en el próximo segmento sobre otros temas de interés.

PAUSA

OJM.- Estamos conversando con el Expresidente de Costa Rica, José María Figueres, quien hoy honra nuestro programa. Presidente, uno de los retos y desafíos que también tiene América Latina es la pobreza extrema que viven muchos millones de latinoamericanos, la brecha social se ha ido agrandando a pesar de los avances que ha tenido el régimen democrático en América Latina, y hay buenos programas de lucha contra la pobreza en los diversos Gobiernos, sin embargo esa es una realidad latente. ¿Cómo usted cree que se pudiera enfrentar ese serio problema del incremento de la pobreza en América Latina?

JMF.- Orlando, no es sencillo, y no es sencillo porque la ecuación es, inclusive, para nuestra desdicha más compleja de lo que usted señala, usted señala el problema de la pobreza en América Latina, de 500 millones de habitantes que somos, con tristeza tenemos que admitir que todavía 250 millones viven en condiciones de pobreza, pero no es solamente la condición de pobreza, si no que América Latina es el continente más desigual de todos los continentes en el mundo, es decir, el percentil de la población que más ingresos tiene con respecto al perfil de la población que tiene el menor, la distancia es mayor que en cualquier otro continente, entonces, es la falta de equidad y es la pobreza. Así como hemos sido muy exitosos en establecer buenas políticas macroeconómicas que han superado el problema, por ejemplo de la inflación, que tanto acosó América Latina, no hemos sido igualmente exitosos en resolver el problema de la mala distribución del ingreso que seguimos teniendo en América Latina, ahí necesitamos meternos mucho más a fondo, y es que vamos a requerir para lograr eso una combinación de políticas macroeconómicas con políticas microeconómicas, de hacer pequeños ajustes en condiciones, en programas y en situaciones que no siempre son necesariamente sólidas en el campo económico para poder tener una mejor distribución del ingreso, pero principalmente Orlando, lo que está haciendo falta en América Latina para combatir la pobreza y la desigualdad es una sociedad latinoamericana más solidaria, hemos perdido grados de solidaridad de una manera muy importante en las últimas décadas, y necesitamos volver a ganar esa solidaridad, necesitamos volver a entender de que todos tenemos derecho a justas aspiraciones de derechos de bienestar, de calidad de vida, y que nuestro esfuerzo debe ser precisamente para que nuestros ciudadanos las tengan.

OJM.- Justamente en el segmento anterior usted habló de la combinación que debe hacerse entre tener más mercado y tener más Estado, justamente para combatir esa pobreza extrema y para que los Estados puedan tener mejores niveles de desarrollo ahí viene el tema que yo sé que a usted le interesa, que es el tema de la competitividad, es decir, los Estados tienen que establecer reglas de juegos claras para que puedan venir inversionistas tanto del sector nacional, como extranjero, y que la misma producción nacional pueda establecer los niveles que permitan que los ciudadanos puedan nutrirse de esas bondades. En este siglo XXI la democracia también se ha caracterizado por los tratados de libres comercios, una globalización que en ocasiones, algunos creen que discrimina a otros, y también un flujo migratorio importantísimo, como nunca antes se había visto en la humanidad. Para un Gobierno establecer políticas de competitividad en esas condiciones tienen que ser algo sumamente difícil y complejo. ¿Cuáles serían los ejes de una buena política de competitividad?

JMF.- Como usted bien dice Orlando, es complejo, porque además hay que reconocer que muchos de los retos que tienen hoy los países son supranacionales, y es precisamente esa condición otro claro riesgo para nuestras democracias, vamos a las urnas a elegir Gobiernos con la firme convicción de que nos van a poder resolver los problemas en nuestro territorio nacional, y muchos de los problemas a los que se enfrentan esos Gobiernos están sujetos a condiciones supranacionales, sujetos a condiciones con sus relaciones entre regiones y con otros países, en donde ya los países han llegado acuerdos que hay que respetar a lo interno, eso es algo que tenemos que entender. Soy un firme creyente de que la globalización puede ayudarnos, pero hay que saberla manejar, globalización no es una cosa sencilla, de abrir mercados y fronteras, y bajar aranceles a las importaciones del mundo, globalización requiere que cada país teja una buena estrategia para sacarle provecho y ventaja a las oportunidades de la globalización, y países que no tienen estrategias claras para posicionarse frente a la globalización son países a los cuales la globalización les saca todo el provecho, entonces se requiere de sistemas democráticos, participativos, en donde a lo interno de las naciones se vayan tejiendo con muchas acciones y mucha participación claros planes y estrategias nacionales de cómo se van a insertar los países frente a la globalización. Buenas estrategias en competitividad requieren además una visión a mediano y largo plazo, que oriente todas las decisiones del corto plazo, los países no podemos seguirnos desarrollando con programas de gobierno, tenemos que diferenciar lo que es una política de gobierno y una política de Estado, el Gobierno tiene todo el derecho de cambiar algunas cosas, pero no tiene el derecho de empezar de nuevo cada vez que se le liguen, porque no tenemos recursos para que se desperdicien de esa manera, hay algunas cosas en que tenemos que concertar a nivel nacional y conformar esas concertaciones en políticas de Estado que sean respetadas por el Gobierno de turno, venga de donde venga.

OJM.- Precisamente hacia ahí venía mi pregunta. Usted es un demócrata, Costa Rica es uno de los países que mayor solidez ha tenido en la democracia históricamente, otras naciones nos han enseñado también que la clase política ha madurado y se han producido pactos que son los que han permitido el desarrollo de esos países, se pone siempre de ejemplo el caso de España, con los pactos de “La Moncloa”, que el gran crecimiento económico que ha tenido España en los últimos años es justamente debido a que la clase política se sentó en una mesa y determinó que era lo que había que hacer para lo que España pudiera ser lo que es hoy. Independientemente de las diferencias naturales y políticas que se tienen, en América Latina está el caso de Chile, con la “Concertación Democrática”, que ha permitido que Chile sea un ejemplo de país en desarrollo, y hay otras naciones, en su momento Venezuela con los “Pactos de Punto Fijo”, entre otros. ¿Qué recomendación usted tendría para aquellos países que queremos llegar hacia ese estado de diálogo y de concertación, pero que aun no hemos llegado a esos niveles de entendimiento, qué recomendación usted nos tendría?

JMF.- Pues yo pienso que empezaría por decir que el desarrollo de un país es demasiado importante para dejarlo solamente en manos de los políticos, y es que nos hemos malacostumbrado a que sólo los políticos pueden opinar, o decir, o tranzar, o ponerse de acuerdo, o pelearse sobre los asuntos del desarrollo nacional. ¿A cuenta de qué Orlando? Si nuestros países son de todos los que somos ciudadanos, todos tenemos responsabilidad, y todos tenemos, no sólo la responsabilidad, también la obligación de participar, dejemos ya de que el desarrollo sea solamente el problema de los políticos, tiene que meterse el sector privado, tiene que meterse la sociedad civil, tiene que meterse el ciudadano, es a través de la incorporación de todos los sectores que vamos a poder tejer esas claras políticas de desarrollo a mediano y largo plazo que se van convirtiendo en las políticas de Estado que queremos.

OJM.- Muy interesante esa reflexión. Y en el caso particular de la República Dominicana en los últimos años la sociedad civil y el mismo sector privado han estado muy inmersos en lo que tiene que ver con la formación y ejecución de políticas públicas, y la clase política ha estado en una transición, que yo califico de novedosa y que todavía quedan algunos niveles de crispación, pero hay un interés de una nueva generación de políticos de nuestro país, de que los temas de Estado requieren, obviamente de la concertación entre todas las fuerzas y todos los sectores de la vida nacional, de manera que su recomendación es muy oportuna para nuestro país. Con el Presidente Figueres vamos a seguir conversando en el próximo segmento sobre educación, tecnología y medio ambiente.

PAUSA

OJM.- Estamos conversando con el ex Presidente José Figueres, de Costa Rica. Uno de los aspectos que yo sé que a usted le interesa sobre manera tiene que ver con la educación, ese es uno de los grandes desafíos de Latinoamérica. La tasa de deserción es sumamente alta en nuestro país y en América Latina, para que usted tenga una idea, en República Dominica de cada 10 niños que entran a la primaria sólo 6 terminan la secundaria, es decir que hay un alto nivel de deserción producto, quizás por problemas familiares o por los mismo problemas económicos. ¿Qué visión tiene usted sobre las políticas públicas en materia de educación?

JMF.- Pues sin lugar a dudas Orlando, como usted bien menciona, es una de las inversiones, no gasto, se gasta en otras cosas, en educación se invierte y es una de las inversiones más estratégicas que puede hacer cualquier país, claro, sus resultados son a mediados en el mejor de los casos, casi siempre a largo, por lo que entonces los Gobiernos que son de muy corto plazo no le ponen a la educación todo el interés y todo el empeño que deberían de ponerle. Hay varias cosas que tenemos que lograr, primero tenemos que lograr un entorno en la sociedad que apoye la educación de los niños, esa deserción que usted menciona, que es peor aun en algunos países de América Latina, hay que pararla y se apoya con programas específicos, que son esos microprogramas que a la larga vienen a dejar una resultado muy positivo, comedores escolares apoyan a que los muchachos no se salgan de las escuelas, programas especiales para que apoyar a los lugares en donde el jefe de hogar es una madre soltera, ayudan a mejorar la inserción en la escuela, hay un conjunto de programas sobre los cuales tenemos que elaborar y que son una clara responsabilidad nacional. Luego pienso que tenemos que repensar el modelo educativo, el fenómeno de la educación pública, como usted sabe, es un fenómeno muy reciente, de los últimos 150 ó 200 años, es un fenómeno que nace con el surgimiento de la revolución industrial y el querer entonces masificar la preparación, la educación de personas que fueran a trabajar en la revolución industrial, haciendo labores muy mecánicas, muy repetitivas. El modelo educacional es mecánico y repetitivo, a las muchachas y a los muchachos les enseñamos a que se aprendan todo de memoria, no les estamos ejercitando su intelecto, su creatividad, su posibilidad de pensar sobre nuevas opciones, un chiquito que entra al Zinder, cuando sale de 6to grado le hemos matado la creatividad a punta de que se aprenda las tablas matemáticas, y la historia, y la geografía, y la biología, y no se cuantas otras cosas, en el mundo de hoy necesitamos, con miras a la sociedad del conocimiento y no a la sociedad industrial, revolucionar el modelo educativo, necesitamos enseñar aprender en lugar de enseñar a memorizar, y para eso es importante que trabajemos en los hogares pero también con maestros y maestras, es que hay que volver a valorizar la profesión del educador en nuestra sociedades, es una persona muy importante, juega un papel vital, hay que valorizarlo.

OJM.- Usted mencionó la sociedad del conocimiento y usted fue el que encabezó el grupo de trabajo de la ONU sobre el tema de Tecnologías de la Información y la Comunicación, ya en Costa Rica cuando ejerció la Presidencia fue el pionero en establecer los centros tecnológicos comunitarios, a pesar de los avance que hemos tenido, a pesar del crecimiento que ha tenido Internet en lo últimos años de manera enorme, y como ha servido como un instrumento para el propio desarrollo humano, todavía hay una brecha digital muy fuerte que separa a los muchos de los pocos que tienen acceso todavía a estas oportunidades que ofrecen la tecnologías de la información y la comunicación. Continentes como América Latina, África, todavía están totalmente desconectados. ¿Cómo usted valora los avances que ha tenido la tecnología de la información y la comunicación, y como podemos conectarlo con la cuestión de la educación?

JMF.- Bueno Orlando, este es un campo en que más bien yo le debería estar haciendo la pregunta a usted, porque usted es el que ha trabajado en esa materia, sin embargo estando aquí como el entrevistado y no el entrevistador no le voy a devolver la pregunta. Permítame decirle que de los 6 billones que tenemos hoy en el mundo, 1 billón de personas ya tienen toda la conectividad que necesitan, y nosotros necesitamos, como usted bien dice, cerrar la brecha de la conectividad con respeto a 5 billones de personas que todavía no lo tienen. Yo soy un enamorado, un convencido de este tema, porque tengo todo la convicción de que por primera vez en la historia de la humanidad, por primera vez en 265 mil años que tiene el hombre de estar en este planeta nuestro, hemos creado por un lado los instrumentos económicos y por el otro lado los adelantos tecnológicos para que si ahora juntamos esas dos vertientes y las unimos en pos del desarrollo, logremos llevar mejorar significativas en poco tiempo a la calidad de miles y miles alrededor del mundo, tecnología en la educación, pero tecnología apoyando el desarrollo en sus términos más amplios, lo que podemos hacer en telemedicina, lo que podemos hacer en la educación con los laboratorios de cómputos, y con los centros de conectividad rurales y regionales en los que usted tanto ha trabajado y lideró en su propio país, lo que podemos hacer en términos de poner los servicios de Gobiernos locales, de Gobiernos regionales, de Gobiernos Nacionales en línea en Internet, para que la gente pueda tener acceso a ellos, el agricultor que puede saber cual es el precio final de su producto en el mercado por Internet y con eso defenderse contra el intermediario, que siempre le quiere sacar la mejor tajada, la tecnología hoy en día nos da la oportunidad de avanzar, es como tener un motor, si el desarrollo fuera un motor, la tecnología es un turbo, le conectamos el turbo al motor y ese motor funciona de una manera diferente.

OJM.- Que dicho sea de paso usted tuvo la visión, cuando fue Presidente de Costa Rica, de establecer las reglas para que una empresa tan importante como Intel se estableciera en Costa Rica, y fomentando no solamente la mano de obra, si no también que se iniciara una política de incentivos a la fabricación de productos de informática en Costa Rica, y en sus momentos Costa Rica se llegó a llamar el Silicon Valley de Centro América y el Caribe. ¿Cómo llegó Intel a Costa Rica y lo que eso se ha significado su país?

JMF.- Pues Intel hoy en día representa el 22% de las exportaciones totales del país, en términos macroeconómicos es muy importante, Intel le puso un sello de calidad a la inversión extranjera en Costa Rica, Intel a capacitado a muchos costarricenses que hoy en día están liderando programas de Intel en sus plantas alrededor del mundo. Recientemente en el mes de marzo se celebraron 10 años de Intel en Costa Rica, pero precisamente el mismo día que Craig Barrett el Chairman de Intel, con quien yo en su momento negocie la planta en Costa Rica, el mismo día, ahora en marzo, que él estuvo en Costa Rica celebran 10 años de éxito de Intel de Costa Rica, el Consejero Delegado, el Chif Executive Officer de Intel estaba en China, el mismo día anunciando una inversión en China de 2.5 billones de dólares, o sea, una inversión 5 veces más grande que la de Costa Rica, bueno, claro que fue un orgullo nacional celebrar los 10 años de Intel, pero yo me preguntaba: ¿Qué es lo que no hemos hecho en los últimos 10 años para que ahora los señores se nos fueran para la China? Es que los países tienen la obligación de estar constantemente buscando atraer la inversión extranjera. Como sabe Orlando, hay tres maneras de desarrollar un país, lo desarrollamos con nuestros propios ahorros nacionales, que en caso de Costa Rica son muy pocos porque todavía somos un país pobre, lo desarrollamos con prestamos, no tenemos mucho crédito internacional porque ya nuestros antepasados pidieron más de la cuenta, o lo desarrollamos con el ahorro del mundo, de ese hay mucho, y el ahorro del mundo se llama inversión extranjera directa, eso es lo que tenemos que propiciar, eso es lo que nos puede energizar nuestras economías, dinamizarlas, pero además de las transferencias de capital viene una transferencia tecnológica de conocimiento mercado, de nuevas oportunidades, de ofrecer puestos de trabajo en áreas novedosas, mejor pagadas, con mayor valor agregado, ahí es donde tenemos que estar y esa es la obligación que tienen los Gobiernos de Hoy en día, tienen que estar agresivamente buscando como traer más inversión extranjera a sus propios países.

OJM.- Muy interesante, y debo decirle que en el caso, hemos seguido tanto el modelo de Costa Rica que ya hoy día en nuestro país tenemos varias instituciones, el Instituto Tecnológico de las Américas, el Parque Cibernético de Santo Domingo, que fueron instituciones creadas con esos propósitos, de incentivar la manufactura, la fabricación de programas de computadoras, de microchips, y otras tantas aplicaciones, para que la industria nacional y la industria extranjera también pueda venir a nuestro país, es decir que el modelo de Costa Rica es un modelo que nos debe de incentivar para llegar hacia allá.

JMF.- Muchas gracias Orlando, pero esos programas que usted menciona que están en República Dominicana son muy buenos, pero además hay que salir a buscar la inversión extranjera. El 17 de enero del año en el que estamos el Ministro de Exportaciones y de Tecnología de Chile estaba en India buscando inversión extranjera de India para llevar a Chile, lo cual produjo que hoy la empresa Aiflex, que se especializa en la producción de un software muy especializado, sobre todo los sistemas financieros y los bancos, está abriendo plantas en Chile y creando 400 puestos de trabajos para ingenieros y técnicos medios produciendo software, que maravilla, pero hay que salir a buscarla. El Grupo Tata de India, tiene a 700 técnicos produciendo software en Argentina, porque los fueron a buscar, y cuál fue el argumento para convencerlos; “miren señores del grupo Tata, ustedes no pueden tener todos los huevos de la misma canasta, tienen que salir en otros lugares que no sea India”, los convencieron con ese argumento, están produciendo software en Argentina, creando 700 puestos de trabajo, ahí es donde debemos estar los Gobiernos, actuando constantemente, mejorando los marcos regulatorios, como usted bien ha dicho, en nuestros países, para que también sean más proclives a llamar a la inversión extranjera.

OJM.- Así es, e increíblemente la trasformación que ha tenido la India ha sido impresionante en materia de tecnología de la información y la comunicación, y pienso que el Caribe representa un nicho novedoso para esos países que hay que irlo a buscar.

JMF.- Absolutamente, ustedes aquí en República Dominicana tienen la ventaja de tener a la orilla a EEUU, 300 y picos millones de consumidores, todo el mundo desea tener ese mercado tan cerca.

OJM.- Señor Figueres, quería un poco cambiar de tema, porque se que hay otra área que le interesa a usted, que es lo que tiene que ver con los temas ambientales y el cambio climático que tanta preocupación está causando en el mundo, el discurso ecológico es un discurso novedoso en términos de la política Latino América y sé que usted ha iniciado, conjuntamente con otros distinguidos ciudadanos del mundo una iniciativa que tiene que ver con el cambio climático, ¿Me gustaría saber en que consiste esa iniciativa, y de qué manera nuestros países deben tener mayor conciencia sobre los temas medio ambientales?

JMF.- Bueno, yo estoy metido en varios de estos asuntos, con colegas ex presidentes, estoy también con Al Gore en presentar sus presentaciones en muchas partes del mundo, porque estoy absolutamente convencido de que el reto del cambio climático es el principal reto al que nos hemos enfrentar como humanidad desde que estamos en este planeta, aquí el cambio climático no es una cuestión del futuro, ya está sucediendo, los niveles de los océanos están subiendo en promedio 3 centímetros por año, en República Dominicana a 25 años, plazo que no es nada, hay que contar con que los mares que rodean esta preciosa isla y este territorio tan próspero van a tener entre 75 centímetros y un metro más de agua, lo que eso va a causar en términos de la infraestructura costera, en términos de donde vive la gente, en términos de nuevas inversiones, en términos de la industria del turismo, que es uno de los principales ingresos de este país, son de mayores consecuencias que no se pueden minimizar, y en esa misma situación estamos todos en el mundo, tenemos que mitigar los efectos del cambio climático, y solamente lo podemos hacer si empezamos a empezar el reto ya, tenemos una oportunidad de unos 10 ó 15 años para poder mitigar los peores efectos del cambio climático, tenemos que abrazar las políticas del desarrollo sostenible, y en esto estoy convencido de que solamente vamos a salvar el medio ambiente si lo convertimos en una buena oportunidad empresarial, tiene que convertirse en un buen negocio salvar el medio ambiente, no lo vamos a salvar porque usted, y yo, y nuestras familias y nuestros amigos se vayan en convertir de la noche a la mañana en mejores ciudadanos, no, ojalá ese fuera el caso, solamente salvaremos el medio ambiente si lo convertimos en un claro y buen negocio, una oportunidad, tiene que ser una oportunidad empresarial, cambiar los bombillos en todas las casas para que sean de bajo consumo, tiene que ser una buena oportunidad empresarial generar energía, ya no con carbón de alto contaminante, sobre todo si es de alto valor de sulfuro, si no más bien producir energía eólica, y producir energía hidroeléctrica y geotérmica, en fin tiene que ser buen negocio, y ya lo es para Toyota y para Honda, Toyota hoy en día es el fabricante más grande de vehículos en el mundo, ya le pasó a General Motor y le pasó a Ford, General Motor y Ford se quedaron produciendo esos vehículos grandes, esos mastodontes que queman gasolina como si la gasolina fuera ilimitada y que contaminan todos los días, Toyota y Honda inventaron el motor hibrido, le pasaron adelante, los consumidores están reconociendo eso, esas responsabilidades y esa actitud en Toyota y Honda, ese es el camino que tenemos que seguir, tenemos que mitigar los efectos del cambio climático, y eso empieza porque usted, yo y todas las personas cambie sus actitudes y nos percatemos del reto que tenemos al frente.

OJM.- Presidente, yo quiero darle las gracias por haber estado con nosotros, nos hubiera gustado tener más tiempo para seguir conversando en esta plática tan amena con usted, que sirva su presencia en nuestro programa como una reafirmación de los lazos históricos que siempre han existido entre Costa Rica y República Dominicana y sobre todo en honor a su padre, que sirvió con muy buena fe y las mejores intenciones por que lo que es hoy la democracia dominicana, y que en su justa dimensión tiene que ser reconocido como uno de los principales baluartes de la democracia en América Latina y en hornos a usted también por sus aportes que ha hecho a la democracia en América Latina, y sus aportes que está haciendo ahora en estas causas tan nobles para la humanidad. Muchas gracias Presidente por haber estado con nosotros. ¿Quisiera decir algunas palabras finales?

JMF.- Gracias a usted Orlando, me ha encantado el programa, lo felicito por esta iniciativa, hay que buscar más diálogo sobre los retos globales, porque tienen mucho impacto sobre nuestros países y sobre nuestra calidad de vida.

OJM.- Muchas gracias. Y a ustedes amigos televidentes será hasta la próxima entrega de Líderes.

Comentarios cerrados.