Un envio del blog

Entrevista al Padre José Luís Alemán

Enviado en 24 junio, 2007 Para 6:46 pm Escrito por en Entrevistas

Orlando Jorge Mera entrevista esta semana a José Luís Alemán, Decanovde la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la PUCMM.

LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)
José Luís Alemán (JLA)

COMO LO DIJO:
“yo creo que esa ha sido la desgracia de los Presidentes dominicanos, la reelección, usted no puede reelegirse sin tener toda una maraña de intereses alrededor suyo”

“en este sentido no ha habido inflación apreciada, obviamente hay una inflación que se va arrastrando”

“pero la balanza corriente en cuentas corrientes está en muy malas condiciones”

“no hay duda ninguna que el sector construcción también ha mejorado, o sea, que yo no me atrevería a dudar de que está creciendo la economía a un ritmo fuerte”

“por primera vez en la historia reciente de este país el Banco Central nada en dólares, estamos como con 2 mil millones de dólares de reserva que hace 4 años no teníamos”

“eso es evidente, pero la gente se le olvida que lo que hizo el Banco Central fue evitar que la catástrofe bancaria del 2003 fuera monstruosa”

“en mi opinión realmente el poder político depende en gran parte de, no sólo del poder de nombramiento, si no del poder de asignación de contratos”

“se evaluaron 117 países, una de las preguntas era “Neutralidad del Estado en la asignación de recursos”, ¿Sabe el puesto que tiene la República Dominicana de 117? el 117”

LA ENTREVISTA:
OJM.- Bienvenidos a Líderes.
Es para mi un honor contar nueva vez en nuestro programa con un invitado muy especial, me refiero al Padre José Luís Alemán, Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la PUCMM. Padre Alemán, muchas gracias por corresponder con nuestra invitación.

JLA.- Muchas gracias, el honor es mió.

OJM.- Vamos a comenzar este primer segmento con algunos temas de la economía en sentido general, y me gustaría,  en primer lugar,  preguntarle en torno a las recientes declaraciones del Secretario de Estado de Economía Planificación y Desarrollo, Temístocles Montás, en el sentido de que la economía de nuestro país está sobre calentada. Argumentaba el Secretario Montas, que este sobrecalentamiento se debía al incremento que han tenido las importaciones en el primer trimestre del año, y alertaba de que al final de este año podría producirse un déficit en la cuenta corriente de la República Dominicana. Cuando se habla se sobrecalentamiento, es porque el motor de la economía ha estado muy activo en un determinado tiempo, me refiero a que la economía ha estado muy dinámica y ha tenido mucho crecimiento. ¿Usted cree que ciertamente la economía dominicana está sobrecalentada?

JLA.- Bueno, fíjate, para saber la temperatura de un motor hay que tener un reloj, y para saber si la economía de un país está sobrecalentada se usan dos relojes, uno es el de subida o bajada de precios, en este sentido no ha habido inflación apreciada, obviamente hay una inflación que se va arrastrando, en gran parte es inducida por cosas que están fuera del control del país, como es todo lo que se relaciona con el petróleo. El otro reloj que se suele utilizar es el desbalance de la balanza comercial entre bienes y servicios, lo que nosotros exportamos a otros países y lo que importamos de esos países, y ahí está súpercalentada. Aquí la parte desbalanzada de cuentas corrientes tienen un componente de bienes, otro de servicio, y en bienes estamos fatal, en servicio estamos bastante bien, después tenemos los ingresos que se ganan en otro país, por ejemplo los jugadores de pelota que pueden enviar remesas al país, la familia. Y después tenemos el caso de las inversiones directas, de manera que el retiro de ellas es un problema, nosotros tenemos pocas inversiones fuera y ellos tienen muchas entre nosotros, es más lo que nosotros tenemos que pagar como ganancias de lo que sale del país que lo que entra en ese año. Pero en este sentido la crisis es esa, el desbalance de millones de dólares, que hemos importado  bienes por más de 1000 millones de dólares, y se debe básicamente al consumo de automóviles y de electrodomésticos, eso indica que sí, que hay un sobrecalentamiento en la demanda de cierto tipo de bienes producidos fuera que está siendo excesiva para las ganancias que estamos teniendo, para las entrada normales, ahora, eso se puede equilibrar con capital que llega al país, con prestamos y demás cosas, y en ese sentido la balanza de pagos dominicana estaría en buenas condiciones, pero la balanza corriente en cuentas corrientes está en muy malas condiciones, pero tenemos que confiar en que vamos a tener llegada de capital.

OJM.- La económica dominicana, conforme a los datos del Banco Central del año 2006 creció alrededor de un 10%, en este primer trimestre, conforme al Banco Central ha crecido un 6%, se estima que al final del año estará en un crecimiento del 10%. Indudablemente que si tomamos las cifras del Banco Mundial, en los últimos 50 años la economía dominicana ha crecido entre un 5% ó 6%, que es un poco más del promedio que ha tenido América Latina, que ha sido de un 3%, ahora bien, la economía dominicana ha tenido esa cifra de crecimiento, pero se percibe que ese crecimiento no ha llegado a la mayoría de los dominicanos, inclusive un artículo suyo habla sobre esa paradoja de la economía dominicana. ¿Qué opinión tiene usted entorno a esta cifra de crecimiento económico, pero por el otro lado está la falta de percepción de todos los sectores de la vida nacional?

JLA.- Realmente está creciendo a un nivel extraordinario, pero ese crecimiento está muy ligado a grandes inversiones extranjeras que se están haciendo, hay inversiones increíbles en bienes raíces, en marinas, esto es una actividad que aunque se pagan fuera se realizan en el país y por lo tanto hay que considerarlas como parte del producto, no hay duda ninguna que el sector construcción también ha mejorado, o sea, que yo no me atrevería a dudar de que está creciendo la economía a un ritmo fuerte.   Yo no soy experto en esto, peo he hablado con mucha gente porque tengo mis dudas, y un 2% ó 3% que se le puedan quitar por tecnicalidades que no creo que sean del caso, de todas maneras sería de un 7% ó 8% y eso es un crecimiento extraordinario para el país, cosa fácil de explicar.
Nosotros comenzamos con un nivel de ingreso y de producción muy bajo, entonces al principio la rentabilidad de una inversión es extraordinaria, pero ya cuando prácticamente está al ritmo de la tecnología, el crecimiento si no es por la población, que ya en República Dominicana no es así, se debe a un aumento del capital, a veces entre nosotros si, pero en otros países a la tecnología, que se descubren nuevos productos, y eso si puede hacer que se aumente la producción, aunque la tecnología una de las consecuencias que tiene es que ahorra mano de obra, y aquí uno de los problemas es la mala distribución del ingreso en línea general. En República Dominicana es sorprendente la mala distribución del ingreso, a pesar de que en las estadísticas del Banco Mundial nosotros aparecemos  como el segundo país con mejor distribución del ingreso, la distribución del ingreso se hace estimando cuántas veces el producto o el ingreso, vamos a decir del 10% más que el 10% ó 20% de los más pobres. Nosotros estamos en una escala de 18 ó 19 veces, pero Chile, Brasil y Panamá están a más de 60 veces más, solamente Uruguay, y Costa Rica y nosotros estamos en esa lista de países privilegiados en que las diferencias no son tan enormes, son 20 veces más ricos, es mucho, bueno, un empleado que gane 4 mil pesos el promedia de 20 veces más rico son 80 mil pesos, que es un sueldo apreciable, pero en otros países la parte pobre es más rica que nosotros, como pasa en Chile, y por eso están mejor, porque los pobres son relativamente a nosotros los de clase media. La mala distribución del producto yo creo que se debe al tipo de inversión, el país está viviendo el boom de inversiones extranjeras, sobre todo en el sector turístico, también en telecomunicaciones y en la construcción, pero hay otro problema en cuanto a la cantidad de dinero que entra al país, por primera vez en la historia reciente de este país el Banco Central nada en dólares, estamos como con 2 mil millones de dólares de reserva que hace 4 años no teníamos, eso es sorprendente, eso se debe a muchos factores pero en el núcleo hay un exceso de liquidez enorme, y cuando en un país usted puede ganar, depositando dinero aquí, el 10%, el 15% de interés, ahí viene el capital, están buscando donde colocar el capital, pero eso quiere decir que esa inversión favorece a los que están en el área y poco al resto del país. El otro factor de la distribución digamos que es la composición del gasto público. Los Gobiernos no priorizan aquel gasto público que está más relacionado con la gente, me refiero no sólo a cosas que son visibles como la educación y la salud, en el último informe del Banco Mundial nosotros aparecemos con el 1.1% del producto gastado en la educación pública, somos el tercer país más pobre en este sentido, el otro es Indonesia, cuando se gasta tan poco en educación por lo menos el futuro estará problemática, eso habrá que verlo porque la tesis del Presidente es muy curiosa sobre la prioridad que tiene el aprender a usar todos los instrumentos de telecomunicaciones.

OJM.- Usted ha tocado Padre dos aspectos, uno que tiene que ver sobre la política del Banco Central, que ha traído inversión y que es un tema que de manera particular lo vamos abordar en el próximo segmento  y también el tema del gasto público frente a lo que son las inversiones en áreas prioritarias, que también lo vamos abordar. Pero antes quería escuchar su reacción sobre otro tema de la economía en general, y es lo que tiene que ver con la presión tributaria, es decir, desde la década del 90 la presión tributaria del país era alrededor de un 11% del PIB, hoy día estamos a un 18%, es decir, los dominicanos estamos teniendo una carga excesiva de impuestos en los diferentes niveles, y esto en el tema de inversión y de los sectores productivos naciones crea también barreras a la competitividad, incluyendo los costos de la energía eléctrica, la deficiencia de algunos servicios entre otros. Recientemente el Presidente Fernández envió un proyecto de ley que contempla una flexibilización a algunos impuestos que fueron introducidos en diciembre del año pasado, mi pregunta es la siguiente, ¿Usted cree que esa ley de flexibilización fiscal debió ser más abarcadora e incluir impuestos que afectan a todos los dominicanos, por ejemplo a los combustibles?

JLA.- Mira, yo hasta hace poco tiempo veía que la presión tributaria era muy baja en República Dominicana, pero he empezado a tener mis dudas, porque las estadísticas de República Dominicana deferente a las de otros países, hay países que aparecen con el 60%, la presión tributaria en 60% del ingreso, en Europa suele ser entre 40% y 50%, en los países anglosajones es de 35%, pero a qué se debe, cómo es posibles impuestos tan altos, no son impuestos, se incluye como impuestos lo aportes a la seguridad social de las personas, ese entre nosotros prácticamente no existe y desde que empezó el sistema de aportes para el plan de pensiones y para el plan de salud esto ha subido 2 ó 3 puntos, además de lo que están gastando, nosotros debemos de estar por un 22%, si contamos lo que cuentan los países, que es el aporte obligatorio que se hace no por cuestiones de mercado si no por imposición legal. Lo terrible es que estamos pagando impuestos y no recibimos la compensación debida, por ejemplo lo que se gasta en educación, hasta las personas más humildes prefieren enviar sus hijos a una escuela privada, y en la salud también, y no es que no haya médicos, lo que pasa es que no hay medicinas, es demasiado complicado, la seguridad ciudadana, el mantenimiento de las calles, el servicio eléctrico, tú estas pagando a precios de seudo mercados, porque no hay una oferta razonable de ese tipo de servicios, por eso es que es tan fuerte la carga tributaria de nosotros no es tanto el numero mismo, si no que fuera de ese porciento estamos pagando servicios en el mercado a precios muy altos, cuando en otros países por lo menos los ofrece el Estado, pero en muchas partes del mundo nadie va a un médico privado, los millonarios, realmente es muy fuerte, el problema no solamente está en bajar impuestos, porque esa bajadera de impuestos es muy traidora, se subió tanto el impuesto del tabaco y de las bebidas alcohólicas que bajo su demanda más de lo que subió el impuesto, entones está disminuyendo el aporte, por eso hay que bajarlo para que la gente consuma más y al consumir más suban las recaudaciones, lo que hay que hacer no es excluir esos productos, es revisar el sistema tributaria y reformar el gasto. Una de las grandes deficiencias de las reformas tributarias que tenemos es que nada más consideramos el aspecto impositivo, nunca se quiere considerar eso a mejoría de los servicios públicos, así no se puede, y en ese sentido estamos en una situación catastrófica. Cuando tú ves las estadísticas la gente pobre paga las consultas en los hospitales públicos lo que tienen que pagar en cualquier clínica, porque no hay forma, el salario está congelado, es que no sé como el Gobierno tiene la audacia de fomentar un aumento del salario en el sector privado, cuando en el sector público los ingresos han aumentado un 30%, y en el sector público están congelados los salarios, los salarios bajos, la ley de austeridad no se está cumpliendo nada más que en dos o tres instituciones del Estado.

OJM.- Sobre esos temas que tienen que ver con la conducta ética de los servicios públicos vamos hablar más adelante, sigan con nosotros en esta interesante conversación con el Padre José Luís Alemán.

PAUSA

OJM.- En el segmento anterior estuvimos conversando sobre aspectos generales de la economía, y tocamos algunas pinceladas sobre algunos aspectos que quisiera volver a retocar, uno tiene que ver con la extraordinaria cantidad de ingresos que está teniendo el Estado dominicano y bueno, el hecho de haber enviado al Congreso Nacional un proyecto de ley de flexibilización fiscal es porque es un reconocimiento de que esa última reforma tributaria indudablemente que no cumplió con el objetivo y se pasó más allá de lo que el Gobierno había establecido, inclusive el propio Secretario de Estado de Economía Planificación y Desarrollo así lo han establecido, y las estadísticas de la Secretaría de Hacienda reflejan que en este primer semestre del año ha habido un incremento de un 30% del ingreso, por encima de lo que se estimaba, el propio secretario de economía ha dicho que esos excedentes que han obtenido lo van a dedicar a obras de infraestructura. Existe la preocupación de que esos excedentes se usen con fines electorales y que no se utilicen para fines de una política de desarrollo del país, ante tanta precariedad. ¿Qué opinión tiene usted ante el uso de esos excedentes del Gobierno?

JLA.- Uno no tienen tanta información como uno quisiera, pero obviamente hay un problema del uso del presupuesto en general como habíamos visto, hay un problema que está muy ligado a lo que anteriormente tratábamos de la mala distribución, y sobre todo no solamente porque no llegan los beneficios abajo, si no porque hay un enriquecimiento muy notable de altos funcionarios del Gobierno, eso es fatal para el país, hemos sabido de casos de ingresos de más de 1 millón de pesos mensuales, de más de 600 mil pesos, esto quiere decir que los Gobierno están perdiendo mucha credibilidad en lo que dicen, cuando un Gobierno comienza a disimular este tipo de cosas, mire Dios perdona todo, pero tenemos establecido en esta sociedad que el perdón está limitado a las cosas que hacen posible la vida social,  realmente que porque uno confiese su falta, este perdonado civilmente es una receta ideal para matar la credibilidad de un Gobierno, la credibilidad es lo más importante que un país pueda tener y si los Gobernantes no son creíbles, “bendito sea Dios”, y no están siendo creíbles, esto no va contra nadie, pero hay cierto exhibicionismo, de carros, de viajes, de nivel de vida, de prepotencia, eso es lo primero, el uso del presupuesto tiene un césped muy favorable para los que están en el Gobierno y a la gente que vive del Gobierno, cuál será el porciento normal de ganancia en una obra de ingeniería civil, el 30%, si son 10 mil millones de pesos, hay 3 mil millones de pesos de ganancia, eso no se puede permitir. El otro punto es si se pueden usar los excedentes para fines específicos, yo diría que la prioridad en este momento no es solamente en inversión, también en mantenimiento, en salud, en educación, que se aumente en inversión, sí, pero es que el país ha pecado siempre de darle prioridad a nuevas inversiones y no darle mantenimiento, mire usted la situación de nuestras calles, es muy penosa, en los pueblos del interior es un desastre, y en algún sentido esta reforma que le da más prioridad al gasto municipal ha mejorado la situación.

OJM.- En ese sentido usted ha aludido un tema crucial, usted ha sido un gran estudioso de lo que es el servicio público. Nuestro país carece de una ley que categórice los salarios de los servidores públicos, y desafortunadamente hay unos niveles de discrecionalidad en algunas instituciones del Estado que sin mayor transparencia aumentan los salarios de los funcionarios, y ahora con un agravante, que quienes tienen que auditar esa conducta que es la Cámara de Cuentas también se han aumentado discrecionalmente sus propios salarios. ¿Usted creed que sería viable una ley que regule y categórice los salarios de los funcionarios públicos para que rija independientemente de quien este gobernando en nuestro país?

JLA.- Eso es uno de los grandes problemas, igualar por categorías es una dificultad, y es muy necesario, pero fíjese, el problema nuestro no está tanto en los salarios está en todas las dietas. Yo estaba hablando con un Secretario de Estado de otro Gobierno y le pregunté cuánto puede ganar un Secretario, no más el salario no pasa de 120 mil pesos, el problema es que usted participa en la Junta Monetaria, cuánto gana un asesor de la Junta Monetaria, me dicen que casi 500 mil pesos, eso yo no lo puedo garantizar porque era honorífico hace 3 años, a mi me quisieron nombrar miembro de la Junta Monetaria y realmente ere un “billete” más o menos razonable, eso pasa también en el directorio de INDOTEL que es la gran vaca lechera, un miembro del directorio de INDOTEL gana como 6 veces su salario, eso pasa en el sector privado también, por ser miembro del directorio de una empresa grande le pueden pagar 100 mil pesos mensuales por ir dos meses al mes, el problema es el salario, pero donde está digamos el verdadero tranque es todo este sistema de dietas y de otros ingresos, que no digo que sean ilegales pero que hay que ponerle un costo a eso. Mire el éxito de la burocracia consiste en que a diferencia del mercado el funcionario y el empleado público renuncia explícitamente al afán de ganancia, a cambio de eso quiere seguridad en el empleo, y es una carrera, usted entra en el servicio civil de un país y usted sabe que primera va un puesto después el otro y así, usted puede ser que no puede apruebe pero está ahí, este servicio es una catástrofe y excluye las ganancias del mercado, entonces lo que tenemos nosotros es que no hay un servicio público que valga la pena, porque hasta aquellos puestos que tienen servicio público votan a las personas tranquilamente, le pagan los beneficios.

OJM.- Alemán, en el fondo lo que está en cuestionamiento es si en nuestro país hay un imperio de la ley, tenemos una ley de servicios civil y carrera administrativa que desafortunadamente no se cumple, la ley de austeridad que tampoco se cumple, se percibe el derroche en algunas instituciones públicas, el comportamiento que exhiben algunos funcionarios del país envían una imagen equivocada, que a su juicio revierte determinado valores morales que hay en nuestra sociedad, usted que es una persona de mucha experiencia y que es profesor, hay toda una generación nueva de dominicanos que está observando este tipo de conductas. ¿Qué mensajes se le puede enviar a esa nueva generación de dominicanos, precisamente para no repetir lo que hemos estado diciendo?

JLA.- Mira, te voy a decir una frase que le dije a una joven; “el error de nuestra generación, de nuestra juventud es que fuimos educados con las herramientas adecuadas que nos permiten nuestro bienestar individual y familiar, pero jamás el bienestar común”, ese es el problema moral de toda la sociedad dominicana, tratar de conseguir las cosas que más o menos honestamente me van a beneficiar a mi y a mi familia, pero no tengo antenas para tener en cuenta los derechos humanos de la gente, eso ni se considera, si un país no tiene cierto sentido de solidaridad unos con otros, que se mide en el respeto a los derechos humanos y a la ley, usted sabe lo que es por ejemplo que yo venga por la calle en el carril del medio sabiendo que van a doblar a la izquierda y que haya gente que le trancan a uno, el problema del país es que hay que generalizar la necesidad de respetar de la otra persona, de tratar bien, pero no podemos seguir en está recta que lo único que importa es lo que me de a mi más dinero. Se he hablado mucho del caso de Wolfowitz…

OJM.-…para los amigos televidentes que no conocen el caso ese es el Expresidente del Banco Mundial por haber favorecido a una pareja en términos de beneficios salariales en la institución que él dirigía…

JLA.-…una falta ética, cuando lo más grave es que el Banco Mundial está dando dinero para evitar la corrupción en todos los países del mundo, está predicando y no haciendo. El caso de la OSD, que han nombrado a un Latino Americano como Presidente, eso desafia a la imaginación, nepotismo, pago a todos los mexicanos que pasan por Europa, se le ha puesto porque es de un país que es, dentro de la OSD es prioritario, sin embargo tenemos esto, la falta de conexión entre lo que usted dice y lo que usted haga no es que sea justificable pero es necesario. El problema moral del país es un problema de la dirección inequívoca a la ganancia individual, ese es el punto en el cual merece el sistema económico, usted fomenta tanto en sacar la máxima utilidad que se olvida de la sociedad, ahí es donde se debería dar ejemplo, porque un gobernante que no traduce en sus obras lo que predica, hace mucho daño al país.

OJM.- Con el Padre Alemán vamos a seguir conversando en el próximo segmento.

PAUSA

OJM.- Estamos conversando con el Padre José Luís Alemán, Decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la PUCMM. Padre Alemán debo hacerle otra pregunta sobre economía y de manera muy particular algo que usted toco en uno de los segmentos anteriores sobre la bonanza que tiene Banco Central como nunca antes habíamos tenido con las reservas en dólares, esto se debe en gran medida a muchos inversionistas que han venido a la República Dominicana traídos por el tema de los certificados del Banco Central, inversionistas que algunos economistas los llaman los inversionistas “Golondrinas”, aves que van a un momento determinado a un lugar pero que no sabemos en que momento se irán. En ese sentido quería preguntarle, usted escribió un artículo recientemente sobre la Ley de Capitalización del Banco Central, en ese artículo usted analizaba esta ley y señalaba que el gobierno tenía que tener mucho cuidado en términos de cómo se aprobaban las transferencia de fondos a los fines de ir capitalizando estos aportes que el Banco Central está haciendo a través de estos certificados. ¿Usted cree que ese proyecto de ley es la única alternativa que tenemos frente a está realidad que representa el tema de la capitalización del Banco Central?

JLA.- No es la única alternativa pero quizás es la mejor, yo creo que esa es la mejor, si usted acepta el principio que tiene que pagar las deudas y que es obligatorio porque en este momento la manera de evitar una catástrofe bancaria fue emitiendo certificado para ir retirando dinero del público, entonces la gente tiene en sus manos… entonces, cómo se arregla eso generalmente, una es a base de transferencias del Estado al Banco Central, porque el Estado es endeudor, el Banco Central asumió una responsabilidad que el Estado no podía cumplir y de una manera subsidiaria cumplió el Banco Central. La segunda manera es adquirir dólares y con los dólares vender, emitir bonos sería la tercera, pero el Gobierno nuestro no tiene credibilidad para que la gente le compre, o sea, el Estado dominicano no tienen esa credibilidad, por dos formas, a base de endeudarse en dólares y pagarle en pesos, y los dólares que hay que devolver se adquieren con pesos dominicanos, eso no es mucha alternativa, eso políticamente es muy difícil, por eso yo comprendo que el FMI le haya defendido la posición del Banco, no digo que la haya sugerido pero dada la experiencia es la manera más razonable. Hay mucha gente que critica que el Gobierno le pase ahora al Banco Central porque al pasarle le está quitando fondos para suplir otras necesidades, eso es evidente, pero la gente se le olvida que lo que hizo el Banco Central fue evitar que la catástrofe bancaria del 2003 fuera monstruosa, y qué hubiera pasado si no se hace eso, cuál hubiera sido la situación del sistema bancario de todo el país y de toda la gente que ahorra en el país, entonces ahora estamos pagando lo que en ese entonces debimos haber pagado, eso no es una manera elegante de poder resolver el problema, por eso está ley, la ventaja que tiene es que de una vez y por toda usted arregla las cosas. No es agradable, pero yo la veo técnicamente y quizás políticamente, la más razonable, y ahora que no hay tanta penuria…

OJM.-…y es un tema que debe ser objeto de un pacto político entre todas la fuerzas políticas del país…

JLA.-…claro, porque para probar eso en serio tiene que ser aceptado, y tiene que reconocerse que el Banco Central ha hecho muchas cosas de manera obligada, el caso del Baninter está claro, yo recuerdo que en año 86 el Presidente Balaguer pidió un prestamos de 500 millones de dólares, con qué garantía,  le traspaso las tierras de Monte Llano y prohibió venderlas, entonces el Banco Central incurrió en el déficit de 500 millones de dólares, que eran muchísimos en aquel tiempo y las tierras todavía están ahí, así es como el Banco Central viene arrastrando deuda tras deuda, eso no es una cuestión de trascendencia, de contabilidad, no, porque para ahorrar las deudas el Banco tiene que estar emitiendo dinero en certificados, entonces si tienes que mantener alto el interés para que la gente le compre los certificados, mire la catástrofe que se tiene, y por otro lado el Banco Central no puede cobrar intereses más altos que los de la Banca, yo creo que no hay más remedio para arreglar está cosa, así que debemos tener un Banco Central que haga lo que debe hacer, que es mantener la estabilidad en los precios y ayudar a la economía, me parece muy bien.

OJM.- Padre Alemán yo he leído una obra que se llama “Política Social en la República Dominicana 19030-2007”, de dos destacadas economistas, Rosa Cañete Alonzo y Olalla Dotel, del Centro de Estudios Sociales Padre Juan Montalvo, entre otros temas, me llamó la atención primero el prólogo y leyendo el prólogo extraje un párrafo que me voy a permitir leer; “Esto no significa que el porvenir de grandes reformas sociales sea quimérico, talvez una buena estrategia para lograrla sea la eliminación de la reelección unida con un “Golpe de Estado” de nuevos Gobiernos en los primero 100 días, no disminuirán gran cosa las aspiraciones de los cuadros medios políticos, pero por lo menos no existirán los derechos que da inapelablemente el disfrute del poder”, ahí cierra su cita. ¿Dígame que usted quería decir en esa cita?

JLA.- Esa frase hay que entenderla en el contexto total del prólogo, estas muchachas hacen una propuesta muy interesante y muy utópica, hay un par de organizaciones sociales que trabajan con la gente, que si comité de barrio, son muchas instituciones, todo el mundo quiere hacer las mismas cosas, entonces ellas proponen que sean suprimidos todos los organismos ejecutivos que estén fuera de las Secretarías, la ejecución de las políticas sociales va a ser única y exclusivamente  de las Secretarías de Salud y Educación, y tiene que haber un gabinete social que es el que monitorea lo que se está haciendo, pero no ejecuta y allí tiene que estas presente el Secretario de Economía para que haya unión entre el gabinete social y la economía, y no este disparate que por un lado los economistas hacen una cosa y por otro los sociólogos y lo políticos hacen otra, ahora lo que pasa es que con eso usted suprime 30 ó 40 vaquitas, ellas creen que el problema es de voluntad política, no es así, ellos son inteligentes, pero lo ponen como un problema de falta de voluntad del Gobierno y no es así, es que el Gobierno ha creado una serie de instituciones donde el staff de esas instituciones permiten salarios altos o permiten simplemente empleo, entonces la gente en una sociedad con tanto desempleo no va a soltar eso, entonces políticamente eso es imposible. Lo primero es que tenemos que evitar que haya reelección presidencial, al no haber reelección presidencial no es tan fácil que se vaya a mantener la gente  y lo segundo utilizar los primeros días de Presidente para liquidar a estas instituciones, antes de que tengan derechos, hacer que las Secretarías sean las que ejecuta y que los planificadores sean el gabinete que tiene un cuerpo técnico, la idea es buena, pero cómo arreglar el problema de toda la gente que vive de esas instituciones, por eso es que en un país con pobreza y desempleo usted no puede hacer ese tipo de políticas, no es que el Presidente no lo pueda imponer, es que no se puede realizar, hasta lo pueden sacar del Gobierno si lo descubren, eso es lo que yo le quería decir a estas muchachas.

OJM.- Entendido, Padre, una última pregunta; ya hace unos meses atrás se implemento el DR-CAFTA entre EEUU, Centro América y República Dominicana, uno de los aspectos fundamentales de ese tratado es la transparencia, de cómo el Gobierno tiene que transformar su propia conducta, y por eso es que hace unos meses se aprobó la Ley de Compras Gubernamentales, pero es muy recurrente en nuestro país en el debate político, que siempre surjan que tal servicio fue contratado sin la debida transparencia. ¿Qué opinión tiene usted sobre este aspecto que debe obligar a los gobiernos a cambiar su propia forma de ser? Yo estoy claro de que no será algo de la noche a la mañana, pero sin embargo no observo una conducta que nos lleve hacia una aplicación total de la transparencia gubernamental.

JLA.- Bueno, en mi opinión realmente el poder político depende en gran parte de, no sólo del poder de nombramiento, si no del poder de asignación de contratos, contratos de carreteras, contratos de construcción de muebles, contratos de libros, contratos de palmas, todas estas cosas, si se dan “dedocráticamente” van a beneficiar a su gente, eso lo sabe todo el mundo, esa es la razón de porque los partidos tienen tanta vigencia en el país, todo el mundo los critica, pero nadie quiere salir del sistema, usted lo sabe muy bien, como muchas de las bases son financiadas por las ayudas que reciben del Gobierno, esos fondos del Gobierno son usados para mantener a las bases del partido, usted dice eso es una barbaridad y que la van a suprimir, no, ese es el precio que usted tiene que pagar por un sistema democrático, de representatividad de la gente, porque hoy en día a la gente sólo le interesa vivir y no más. El TLC exige mucho, exige renunciar a su poder, a la fuente más grande que tiene un Presidente, sobre todo en la asignación de contratos, la ley permite hasta X millones que el Presidente puede hacer, pero las grandes obras tienen que ser licitadas, dándole neutralidad a las empresas extranjeras y nacionales, sin que tengas las nacionales que trabajar con una extranjera. Te voy a decir un dato para que veas que mal estamos nosotros y cuánto tenemos que reformar, el Fondo Económico de Davos, un organismo privado internacional, tienen estudios sobre los indicadores de credibilidad para las inversiones, su encuesta va dirigida a empresarios con negocios en los países que están siendo evaluados, se evaluaron 117 países, una de las preguntas era “Neutralidad del Estado en la asignación de recursos”, ¿Sabe el puesto que tiene la República Dominicana de 117?, el 117, porque es obvio que el Gobierno favorece a los suyos y de una manera abierta contra otros intereses, ahora no se cambia de un día para otro, es verdad, la trampa es tan grande que no pueden salir fácilmente del manto que los protege, hasta electoralmente, pero eso es lo que quiere decir entre otras cosas la sabiduría que de no haya reelección, yo creo que esa ha sido la desgracia de los Presidentes dominicanos, la reelección, usted no puede reelegirse sin tener toda una maraña de intereses alrededor suyo, eso es lo que yo opino, me da mucha pena esta situación del país. El Estado debe ser una entidad neutra que favorezca a todo el mundo igual, ciertamente la vida dice que hay desigualdad en lo igual, eso es evidente, pero por lo menos que haya un movimiento  transparente, me da pena que el CODIA se ponga a defender que el Estado debe mantener la asignación, pero ven acá, en qué estamos, porque hay que beneficiar a los jóvenes, a los ingenieros jóvenes, sí, pero a costa de que hagan obras mal hechas, o que no tengan la misma calidad, no, así no.

OJM.- Padre Alemán, yo quiero darle las gracias por haber estado con nosotros en el programa de hoy, sus opiniones siempre muy claras y objetivas, por lo buen catedrático que es. Me imagino que a los amigos televidentes les ha servido de mucho los análisis de la economía y sobre la conducta ética que debemos tener todos, como país y como sociedad, estoy seguro que han llegado a lo más profundo de nuestros televidentes. Le reitero una vez más nuestro agradecimiento por haber estado con nosotros hoy y esperamos que un futuro cercano tengamos la oportunidad de volver a pasar revista sobre estos temas de interés nacional.

JLA.- Yo quiero aprovechar esto, que es una cosa muy personal, yo sé que tu mamá murió en días pasados, pero a mi me impresionó mucho cuanta gente fue al entierro, porque era una mujer respetable, pero no sólo un respeto, yo no entiendo, eso es algo en que tenemos que ser muy cuidadosos, como una especie de desagravio tácito a la campaña de difamación contra tu padre, porque eso fue excesivo, yo no me pongo a decir, no soy quien para eso, pero no había derecho hacer eso. Eso fue una especie de reparación pública de aquello, la moraleja es que a los políticos también hay que respetarlos y si usted no tiene pruebas sea muy cuidadoso en destacar lo que quizás no sea verdad.

OJM.- Muchas gracias Padre. Y a ustedes amigos televidentes será hasta la próxima entrega de Líderes.

Líderes
el programa de Orlando Jorge Mera.
Domingo 24 de junio de 2007/ 9:00 AM/ Color Visión/ Canal 9.

algunos comentarios

Actualmente existe 1 de ellos