Un envio del blog

¿Protección Social?

Enviado en 10 julio, 2007 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

El planteamiento del presidente Leonel Fernández de utilizar los fondos de pensiones para la construcción de viviendas ha vuelto a replantear el debate sobre el presente y el futuro del sistema de protección social de nuestro país. El gran problema institucional que tiene el Estado es que, al margen del marco constitucional, legal y regulatorio, las mayorías de las decisiones trascendentales se adoptan, tomando solo en cuenta la coyuntura, y no sobre la base de una visión integral y a largo plazo.

No es posible que la visión a corto plazo de quienes hoy nos gobiernan no conduzca al planteamiento de soluciones a los desafíos presentes y futuros. Hay que definitivamente dejar atrás las visiones y posiciones simplistas o efectistas, que procuran únicamente un fin electoral.

Lo que sucede es que la política asistencialista de la actual administración impide una visión a largo plazo. Mientras el gobierno siga fomentando políticas que, aunque puedan solucionar en lo inmediato algunas soluciones, no promuevan el salto hacia el mundo de oportunidades que debe proveer el Estado, en lo atinente a la educación, la salud, la alimentación y la vivienda, careceremos de políticas sociales efectivas.

El círculo virtuoso de la pobreza seguirá ampliándose. La respuesta a esto debe ser una política activa hacia la extrema pobreza que persiga empoderar y dignificar a los más pobres, abandonando el enfoque asistencialista.

Con un modelo económico, cuyo crecimiento no ha sido equitativamente distribuido entre todos los sectores nacionales, se está creando una profunda brecha social producto de que el gobierno no ha propiciado los niveles de desarrollo adecuado. Como no hay prioridades en las políticas de educación, no se crea el ambiente necesario para una verdadera educación de calidad. Aquí reside la primera deficiencia del modelo actual.

Hay que promover un Estado que no solo provea el crecimiento con equidad, sino que también amplíe las libertades, brinde más seguridad y garantice los derechos a todos los ciudadanos.

Para ello, el gobierno no puede ser excluyente, como lo ha sido hasta ahora, sino incluyente. Hay que propiciar las condiciones de que el país sea un mejor lugar para vivir, para cada uno de los dominicanos, con un sistema de protección social efectivo que garantice que cada uno se sienta parte de esta Nación.

respuesta