Un envio del blog

Entrevista a Rosa Cañete y Olaya Dotel

Enviado en 01 julio, 2007 Para 6:54 pm Escrito por en Entrevistas

Orlando Jorge Mera entrevista esta semana a Rosa Cañete y Olaya Dotel, autoras del libro “Políticas Sociales,  República Dominicana 1930-2007 ¿Inclusión o Asistencialismo?”

LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)
Rosa Cañete (RC)
Olaya Dotel (OD)

COMO LO DIJO:
“eso no quiere decir que el Despacho de la Primera Dama no esté realizando programas interesantes, y de hecho podríamos decir que en el último período se están realizando programas bastante acertados en la lucha contra la pobreza”

“hay que aumentar la inversión en la educación y hay que hacer varias reformas, para eso se necesitan 10 años, y por lo tanto sea cual sea el Gobierno que llegue al poder eso no es discutible”

“el desayuno escolar debe ser implementado por la Secretaría de Educación, el programa de la Tarjeta de Asistencia Social debería ser ejecutado por al Secretaría de Educación, porque deben funcionar”

“no pueden ser que los candidatos sigan diciendo que van a reducir la pobreza, que van a rebajar los precios de la comida y no digan cómo lo van hacer”

“En estos momentos hay que preguntarles a los candidatos que es lo que van hacer  para abordar el problema de la calidad de los servicios sociales en sentido general”

 
LA ENTREVISTA:
OJM.-  Bienvenidos a Líderes. Precisamente están con nosotros Rosa Cañete y Olaya Dotel, autoras del libro “Políticas Sociales, República Dominicana 1930-2007 ¿Inclusión o Asistencialismo?”. Este libro sirvió de base al informe de la pobreza en la República Dominicana, auspiciado tanto por el BID como por el BM. Me gustaría en primer lugar preguntarle a Olalla, ¿Cuáles han sido los principales hallazgos que están contenidos en está obra, desde el punto de vista de la estructura institucional en la lucha contra la pobreza?
 
OD.- Entre los principales hallazgos que ofrece este estudio, en primer lugar nosotros planteamos la falta de continuidad, tanto de las políticas como de los programas a lo largo de todos los Gobiernos desde el año 1930 hasta el 2007, es decir una permanente que ha habido en los diferentes Gobiernos es justamente la no continuidad de las políticas y programas iniciados por el Gobierno anterior,  incluso ha pasado con los Gobiernos del propio partido que las ha iniciado, como fue el caso del PLD que en el período 1996-2000, plantea una manera de intervención y de focalización en términos territoriales, y luego cuando regresa en las elecciones de 2006, hace otro énfasis en la focalización y pasa de una focalización territorial a una focalización individual. Yo creo que otro ejemplo relevante y que es bueno resaltar es el caso de los planes de desarrollo que el segundo Gobierno del PRD, entre el 1978 y 1986, que consistieron en una serie de planes a nivel regional, donde estaban definidos los proyectos, los programas, dónde se iban hacer, con qué, y sin embargo esta iniciativa tan relevante quedó en el papel y fue sustituida por obras de carácter de infraestructura. Yo creo que esos han sido uno de los hallazgos más importantes, otros de los hallazgos es el tema de la vulnerabilidad del gasto, cada vez que ha habido crisis económica en el país, en vez de proteger la inversión dirigida a los sectores más vulnerables, lo que se ha hecho justamente es recortar el gasto social, la inversión social, en vez de proteger un nivel mínimo de calidad de vida para toda la población, lo que no ha pasado. Otro hallazgo muy importante es la continuidad de las prácticas de carácter asistencialitas en todos los períodos de Gobiernos, esto sobretodo se inicia a partir de los Gobiernos del PRSC y se mantiene hasta la fecha, otro más de los hallazgos que también creemos que son muy importantes es el tema de la práctica clientelar en el marco de las políticas sociales, ha sido esta, lamentablemente, una permanente en todos los períodos de Gobierno y que ha deformado la acción social en la República Dominicana, tanto de la manera como se concibe el Estado como actor y gestor de políticas sociales, como la ciudadanía, como actor que recibe un determinado tipo de políticas y programas.
 
OJM.- Estos son los principales hallazgos y sobre ellos vamos hablar de manera particular en el otro segmento, pero quería ahora retomar un poco el inicio de las reformas que ha tenido el Estado para tratar de implementar políticas en contra de la pobreza, me gustaría preguntarte Rosa, ¿A partir de cuándo se podría hablar del inicio de la reforma hasta el estado en que nos encontramos hoy día?
 
RC.- La reforma institucional, del aparato de asistencia social y de protección social, inicia de forma fuerte en el año 2000, en el Gobierno del PRD, coincidiendo con una crisis económica, no tan fuerte como la que se dio posteriormente, pero ya se notaba la recesión de la etapa económica, esto unido al énfasis que se le dio al tema de los “Objetivos de Desarrollo del Milenio”, hicieron que se plantearan las fuertes debilidades que había tenido el aparato institucional para dar respuesta al tema de la pobreza, se llevaban practicando diferentes estrategias para reducción de la pobreza sin ningún éxito en el país, y se empiezan a ver las debilidades que hay en el aparato que lo gesta y se ve la necesidad de comenzar una reforma institucional, también muy impulsada por organismos internacionales, que finalmente entran fuertemente con la crisis económica del 2003, empiezan ya los organismos multilaterales a financiar vía prestamos toda la reorganización del aparato institucional.
 
OJM.- Ese aspecto que tanto tú como Olalla han señalado, respecto a la diversidad de políticas que hemos tenido en el transcurso de los años, la dispersión de diversas instituciones del Estado, me lleva hacer la siguiente pregunta sobre la actualidad. Actualmente quienes manejan el tema de las políticas públicas para reducir la pobreza están amparados en un decreto, que es el decreto 1554-04, que establece todo el programa de las políticas públicas para la eliminación de la pobreza, me gustaría saber si al día de hoy, al momento en el que estamos trasmitiendo, ¿Cómo está la estructura institucional y administrativa en el manejo de la lucha contra la pobreza?
 
OD.- Bueno, se está en un proceso de reformas, eso hay que tenerlo muy claro,  y hay cosas que no están terminadas, que se están definiendo, todo el sector de asistencia social en este momento está siendo revisado y se está elaborando una propuesta para reformarla, pero hay un decreto, el 1554-04 que crea el sistema de protección social, hay que,  primero,  plantear la visión que está detrás de esa propuesta de protección social, es un propuesta con una visión bastante asistencialista, o muy corta, donde a través de la creación de una serie de subprogramas, unos 5 subprogramas, se agrupan un conjunto de entidades que hacen diversas acciones, están agrupadas por el tema del empleo, asistencia social, subsidios…
 
OJM.-…si tú me permites, para fines de que nuestros amigos televidentes puedan comprender lo que estamos hablando, efectivamente ese decreto crea unos 5 programas, y yo me voy a permitir decirlos para que los amigos televidentes puedan entender, por ejemplo está el Programa de Desarrollo Local y Territorial, que hay las entidades encargadas son Procomunidad, la Comisión Presidencial de Apoyo al Desarrollo Barrial, la Dirección General de Desarrollo a la comunidad, la Dirección Nacional de Desarrollo Fronteriza y el Consejo Nacional de Fronteras, hay otros subprograma, que es el Programa de Asistencia Social, que ahí está el Plan Presidencial de Lucha Contra la Pobreza, la Dirección General de Comunidad Digna, los Comedores Económicos, y la Tarjeta de Asistencia Escolar, hay otro programa que es el de la Inclusión de los Grupos Vulnerables y Específicos, ahí está el CopreSida, el Consejo Nacional de Discapacitados, el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia, el Consejo Nacional de Drogas, y los Programas Operativos Sociales del Consejo Estatal del Azúcar, luego hay un cuarto programa, que es el del Apoyo al Empleo, ahí  están el Consejo de Coordinación de la Zona Especial de Desarrollo Fronterizo, el Programa para la Promoción de la Pequeña y Mediana Empresa, el Instituto de Desarrollo Cooperativo, y el Instituto de Formación Técnico Profesional, y por último hay otros programas de subsidios sociales, están el Programa de Medicamentos Sociales, el Programa de Mercado Popular del INESPRE y los programas de subsidios focalizados. Esos son efectivamente la cantidad de organismos públicos que tienen que atender al programa de protección social en sus diferentes vertientes.
 
OD.- Exacto, lo que primero quisiera señalar es el hecho de que muchas de esas entidades que están agrupadas en esos subprogramas, muchas de ellas a raíz de una consultoría que hizo Clara Báez, se sugirió la eliminación de algunas de esas entidades, cosa que no fue hecha, si no que se han mantenido con vida, justamente por razones de clientelismo político, porque aseguran salarios a los miembros del partido y demás, entendemos que esto se debe…
 
RC.-…el problema fue que justo cuando fue finalizada ocurrió el cambio de Gobierno, y debemos decir que fue casi dejada en el olvido y realmente fue un esfuerzo grande de estudio y de inventario de todas las organizaciones, de todo lo que es ese aparato, muy difícil de manejar, por sus complicidades, y una propuesta yo creo muy equilibrada y muy dirigida hacia la eficiencia del sistema. Cuando el cambio de Gobierno, de hecho el informe del BID y del BM para lo cual nosotros hicimos esta consultoría abordaba muchos de los temas que habían sido tratados en la consultoría de Clara Báez, y para la cual se había financiado a través de otro préstamo.
 
OJM.- Yo pude percibir que en el trabajo de ustedes hay varias citas del trabajo de Clara Báez.
 
RC.- Es una pena que en los cambios de Gobiernos se den esos vacíos y se pierdan las riquezas de productos.
 
OD.- Esa consultoría permite identificar, porque no se sabía cuantas entidades estaban realizando asistencia social en ese momento, y que gracias a ese trabajo se pudo saber que habían unas 40 entidades, programas y demás haciendo labor de asistencia social.
 
OJM.- Sobre estos temas de la dispersión, de la inconsistencia que ha habido en materia de las políticas públicas para reducir la pobreza en la República Dominicana y sobre las diferencias que ellas hacen para eficientizar estas políticas públicas, vamos a seguir  conversando con estas dos distinguidas profesionales que hoy nos honran con su presencia.
 
PAUSA
 
OJM.- En la parte final del segmento anterior vimos el conjunto de entidades del Gobierno que está trabajando con el tema de las políticas públicas para reducir la pobreza, y vimos que existen 5 subprogramas a los cuales, dependiendo de la naturaleza  de los mismos hay un conjunto de entidades públicas, lo cual también representa una barrera para una eficiente lucha contra la pobreza. Rosa, en el libro de ustedes hay una parte que me llamó la atención, en la página 54 ustedes establecen lo siguiente, a propósito de las inconsistencias e incoherencias de estos programas, cuando ustedes dicen; “llama la atención de algunas ausencias, como la Oficina de la Primera Dama, antigua Oficina del Seguimiento a las Cumbres, la cual maneja algunos programas de asistencia social que no figuran en el decreto del 2004, a pesar de que en el presupuesto de la nación para el año 2005 le fueron asignados 150 millones, dicho sea de paso,  para este año el presupuesto del Despacho de la Primera Dama  es de 228 millones de pesos”. ¿A qué ustedes atribuyen esa ausencia del Despacho de la Primera Dama en los programas de lucha contra la pobreza?
 
RC.- Esa es otra evidencia del uso clientelar de los recursos públicos en la lucha contra la pobreza, y la desnaturalización de el uso de las políticas sociales, eso no quiere decir que el Despacho de la Primera Dama no esté realizando programas interesantes, y de hecho podríamos decir que en el último período se están realizando programas bastante acertados en la lucha contra la pobreza, pero el problema no es ese, el problema es que en primer lugar no debería existir un Despacho de la Primera Dama, desde nuestra visión, y menos insertado dentro del programa de lucha contra la pobreza, es decir, la Primera Dama hasta donde nosotros sabemos no tiene funciones públicas, entonces, estar destinando el monto  de recursos que se destinan a través de una oficina que de por si nosotras entendemos que dentro de la lucha contra la pobreza no debería existir, es un error de base, esos recursos deberían ser administrados desde una instancia cuyo fin sea la lucha contra la pobreza no la promoción de la Primera Dama, ese es un ejemplo más del uso de los recursos de políticas públicas, no directamente para el uso de la pobreza, si no con otros fines, y eso desnaturaliza la política, vuelvo y remarco, lo que no quiere decir que no se estén llevando a cabo programas más o menos interesantes.
 
OJM.- La sugerencia es para eficientizar y mejorar el actual esquema que ejecuta el actual Gobierno de la República Dominicana. A propósito Olalla, en la actualidad hay dos programas, que inclusive tienen bastante publicidad, uno de ellos es “Comer es Primero” y el otro es la “Tarjeta de Asistencia Escolar”, ambos son subsidios que ofrece el Gobierno. ¿Cuáles serían las fortalezas y debilidades de estos programas?
 
OD.- Yo creo que para señalar la fortaleza, está en que este programa, sus beneficiarios y beneficiarias están siendo elegidos a través del Sistema Único de Beneficiarios, yo creo que es un ejercicio de carácter técnico, que podrá tener sus debilidades, pero yo creo que ese es el ejercicio más importante que se ha hecho en términos de selección de beneficiarios, donde una metodología de carácter técnico podrá tener algún bache, pero es un ejercicio interesante, eso lo veo como fortaleza. Lo segundo es que nosotros tenemos una serie de críticas a este tipo de programas, pero entendemos también que se necesitan programas focalizados, pero no de esa manera, es interesante, es un ejercicio valido garantizar el desayuno escolar, o pagarle a la madre una suma de dinero para garantizar que los niños vayan a la escuela, eso es una política de Estado, tiene un fin que es importante y en determinados momentos eso es valido, ahora, lo que entendemos es que esa no es la política, esos programas pueden compensar un momento la falta de alimentación, como es el programa “Comer es Primero”, que surge a raíz de una crisis alimentaría importante en el país, que fue valido, pero entendemos que ese programo no va a contribuir a que esas personas salgan de la pobreza, porque son programa que suplen una necesidad inmediatas de corto plazo y no producen incursión, es decir, este programa que tiene entre sus condicionalidades una serie de actividades, como la vacunación, asistir a la escuela, etc., si realmente se cumplieran esas condicionalidades entonces pudieran estar contribuyendo, pero esto por si solo, y con las deficiencias que lamentablemente ha tenido, y que esperamos que se supere, porque es una importante inversión pública, entendemos que no está cumpliendo su cometido, y que esa no es y no debe ser la política social del Gobierno, porque sobre todo lo planteamos por la importancia, la relevancia, y el costo que tiene ese programa.
 
RC.- Por ejemplo un tema interesante es, cuál ha sido la prioridad, es decir, se ha seguido priorizando dentro de este Gobierno las políticas asistenciales dentro de la política social. Todavía seguimos esperando la puesta en marcha de la Ley de Seguridad Social, eso es una política universa que está frenada, pero nadie frenó  “Comer es Primero”, es decir, falta voluntad política, a “Comer es Primero” se le hicieron muchísimas críticas cuando arrancó, pero el programa arrancó, en cambio la Ley de Seguridad Social, sigue parada en discusiones y en intereses que no son de beneficio colectivos, la salud es un bien público, por lo tanto el Estado debe garantizarlo y superar los intereses particulares de los diferentes sectores para garantizar ese bien básico a toda la población. Debe ser una prioridad la puesta en marcha una Ley de Seguridad Social, y por otro lado el tema de la priorización del asistencialismo, volvemos a caer en el mismo error que se ha venido cometiendo históricamente y que ya hemos visto que no tiene resultados en la lucha contra la pobreza, es decir, la política asistencial sirve para tapar crisis, pero no crea las capacidades en las personas, y lo que necesitamos para superar la pobreza, ya no es una cuestión de los sectores de izquierda, lo dice el BM, lo dice el BID, está ya probado que para reducir la pobreza hay que reducir desigualdad y hay que crear capacidades en la población, entonces estos programas asistencialitas no están creando capacidades en la población, no se han puesto en marcha las condicionalidades todavía, y se sigue expandiendo a más población, si esto sigue así va a ser como echar dinero en un saco roto.
 
OJM.- Y como tú bien señalas, esas políticas no ofrecen las oportunidades para que esos sectores puedan tener oportunidades de una mejor capacidad para poder integrarse a los sectores productivos del país. Y como tú muy  bien señalas tanto el BM como el BID ya lo han señalado, y en ese sentido tuve la oportunidad de tener en este programa a Omar Arias, un Economista dominicana, quien es Economista Senior de la división de pobreza y género para América Latina y el Caribe del BM, y vamos a escuchar lo que él nos decía a propósito de algunas recomendaciones que él hace para que podamos eficientizar la política de reducción de la pobreza en la República Dominicana. Veamos.
 
VTR OMAR ARIAS
 
PAUSA
 
OJM.- Estamos conversando con Rosa Cañete y Olalla Dotél, autoras del libro “Políticas Sociales, República Dominicana 1930-2007 ¿Inclusión o Asistencialismo?”. Y hay un tema que en su obra me llamó poderosamente la atención, y creo que Rosa lo decía en la parte final del segmento anterior, cuando advertía que las políticas asistenciales más bien otorgan una solución a corto plazo, no a largo plazo, y si lo vemos comparado con las cifras del monto de los subsidios en comparación con lo que se invierte en educación y en salud, es aún más grave, solamente para que tengamos una idea para este año 2007 estaban previstos como gastos por subsidios un total de 22 mil 548 millones de pesos, entre recursos internos y externos, que representaba más o menos el 1.9% del PIB, lo que es una cifra mayor de lo que se está invirtiendo en educación y en salud. ¿Qué lección le deja eso al país?
 
RC.- Bueno, ese tema es un exponente claro de lo que estábamos hablando, la priorización de políticas a corto plazo y efectivas, contra la inversión de dinero en políticas a largo plazo y que creen capacidades, es decir, la  política social debe transformar el sistema para hacerlo incluyente, pero ha sido utilizado históricamente con fines clientelista, para ganar el favor político, ¿Qué ocurre’, cuando un Gobierno llega al poder tiene 4 años por delante y evidentemente quiere resultados en esos cuatro años, las inversiones en creación de capacidades todos sabemos que son a largo plazo, es decir, cuando tú das educación a un niño tú vas a conseguir los resultados de esa inversión 10 ó 15 años después, por lo tanto los gobiernos no le priorizan cuando llegan al poder, quieren resultados rápidos, y que sean muy rentables políticamente, eso es un problema histórico en el país, y por lo tanto nosotras abogamos por la necesidad de un pacto social en ciertos temas, es decir, si los partidos políticos y la sociedad no se ponen de acuerdo en cuales son los temas prioritarios en los que se debe invertir y que por lo tanto no sean temas politizables ni electorales, hay que aumentar la inversión en la educación y hay que hacer varias reformas, para eso se necesitan 10 años, y por lo tanto sea cual sea el Gobierno que llegue al poder eso no es discutible, esa fue una política que se aplicó en España con los “Pactos de la Moncloa”, que fue muy interesante, y realmente garantizó todo el sistema de pensiones y todo el sistema de seguridad social, eso no se puso en duda, no fue un tema de discusión electoral, de ningún partido político porque estaba aprobado, entonces eso sería evidentemente un gran paso para el país. Sabemos que es muy difícil porque las políticas existenciales son un arma de doble filo, no es sólo que el Gobierno lo utilice así, es que también la población espera que el Gobierno lo utilice así, y que ocurre, que el Gobierno que decida quitar esos subsidios, que todos sabemos que no crean capacidades, que es tirar dinero por la borda, y que no está mejorando la energía eléctrica, el Gobierno que se atreva a tomar esa decisión, seguramente va a tener muchos problemas entre la ciudadanía, puede ser que lo tumben en 3 meses por así decirlo, entonces ningún Gobierno se atreve a tomar esa medida cuanto tanto ellos, sus técnicos, la población en general, todos sabemos que eso no tiene sentido, pero la población no confía en que un Gobierno vaya a desarrollar una política que talvez dentro de 5 años yo obtengo beneficios, yo quiero que me los den ahora, porque los Gobiernos no han tenido una práctica coherente con la población, ni le han dado garantías de la seriedad de sus propuestas y programas políticos.
 
OJM.- A propósito de lo que tú señalas, justamente de la carencia de una voluntad política para poder eficientizar estás políticas públicas, la semana pasada tuve la honra de tener aquí en el programa al prologuista de su obra, el Padre José Luís Alemán, quien tuvo la siguiente opinión sobre ustedes y sobre el libro que ustedes recientemente han puesto a circular. Veamos.
 
VTR PADRE JOSÉ LUÍS ALEMÁN
 
OJM.- Como hemos visto la opinión del Padre Alemán sobre esta obra, al final el Padre Alemán como ustedes muy bien apuntan en su libro, recomienda la creación de un Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales, para todas instituciones integrarlas en un organismo eficiente y que tenga una política clara. Rosa, me gustaría tener tu opinión al respeto. ¿Cómo estaría integrado este “Gabinete”, y qué tendría que hacer el Gobierno para lograr la implementación del mismo?
 
RC.- Bueno, el Gabinete existe y hay propuestas ahora mismo de modificación del Gabinete, nosotros también hacemos una propuesta de modificación de cara a concienciar el sector, una de las principales diferencias que nosotros tenemos con la propuesta que hay ahora mismo en discusión, así como tal y como funciona la estructura en la actualidad es que el Gabinete, en nuestro entender, no debería ejecutar programas de asistencia social, su función es coordinar los programas de asistencia social, es decir, sus principales funciones deberían ser de diseño, monitoreo y evaluación, pero no debería ejecutar, porque entendemos que los programas de asistencia social deben ser la extensión de programas universales, y por lo tanto deben pertenecer a las secretarias que abordan el tema, es decir, un programa educativo, el desayuno escolar debe ser implementado por la Secretaría de Educación, el programa de la Tarjeta de Asistencia Social debería ser ejecutado por al Secretaría de Educación, porque deben funcionar, la razón de ser de los programas focalizados debe ser la de extender el programa universal a grupos poblacionales que por ciertas características no pueden acceder a ese programa universal, dígase en el sistema educativo, yo tengo un programa universal, pero resulta que tengo un grupo poblacional de discapacitados que se les dificulta el acceso a ese programa universal, y lo que se debe hacer es desarrollar un programa que ayude a la integración de esas personas con diferencias, pero con el mismo derecho que la otra población a integrarse al programa universal. ¿Qué ocurre cuando yo los saco de la Secretaría de Educación?, lo que ocurre es que los desvinculo de los programas universales y además de que institucionalizo las deficiencias del sector, es decir, que yo tengo un programa universal que nunca va a poder incluir a toda la población, y por lo tanto yo creo una instancia estable que se dedica a asistir las deficiencias de ese sistema. Ese es un problema que nosotras entendemos que debe ser eliminado del Gabinete de Coordinación.
 
OJM.- ¿Quién coordinaría ese Gabinete que ustedes proponen crear?
 
RC.- Actualmente está integrado dentro de la nueva Secretaría de Economía, Planificación y Desarrollo, nosotras entendemos que debe estar ahí dentro, porque se supone que esa misma Secretaría va a ser la que tenga la función de integrar la política económica y la política social, es de economía, planificación y desarrollo, va a ser la institución que sea el motor detrás de todo el aparato estatal hacia donde vamos, y por lo tanto dentro de esta institución es que debería estar este Gabinete, que se encargaría de la coordinación y de la interceptorialidad que debe tener la política social, de cómo se debe, en una misma persona, en un mismo territorio, abordar la pobreza desde diferentes ámbitos, desde la educación, desde la salud, desde todos los ámbitos, porque la pobreza tienen demasiadas caras y por lo tanto debes abordarla desde muy diferentes ángulos.
 
OD.- En esa línea, y desde ahí también se le darían respuesta a otros de los elementos, que es la desvinculación de la política económica con la política social, nosotros tenemos un modelo económico que genera pobreza, que por un lado le quita al Estado recursos para suplir y para darnos servicios sociales, pero a la vez genera toda una población importante con muy bajos niveles de ingresos, por lo tanto si yo gano poco voy acudir por los servicios sociales del Estado, es ahí donde voy a ir, entonces el Estado por un lado ha montado un modelo económico con importantes exenciones fiscales, y por lo tanto con pocas fuentes de recursos para poder responder a la demanda de servicios sociales que genera el mismo modelo, entonces, de ninguna manera podemos abordar y tener unas políticas sociales eficientes si tenemos un modelo económico que va a estar generando pobres de manera permanente, y ahora que estamos cerca de la campaña electoral para las próximas elecciones presidenciales, la sociedad dominicana tiene la oportunidad de demandarle a los candidatos presidenciales propuestas concretas en materia de políticas sociales, en materias de políticas económicas, no pueden ser que los candidatos sigan diciendo que van a reducir la pobreza, que van a rebajar los precios de la comida y no digan cómo lo van hacer, cómo van a enfrentar el problema de la calidad de la educación ante la alta tasa de deserción escolar y la creciente tasa en el aumento de la falta de cobertura, así como también se ha mantenido el problema de la calidad de la salud en la República Dominicana, la segunda causa de muerte en las mujeres de nuestro país es justamente en el parto, cuando la mayoría son atendidas por profesionales. En estos momentos hay que preguntarles a los candidatos que es lo que van hacer  para abordar el problema de la calidad de los servicios sociales en sentido general, no solamente que van a solucionar, y en términos metodológicos, y en términos de acciones, y en términos de programas, cómo van a concretizar eso y por eso hay que votar.
 
OJM.- Rosa, para ir concluyendo, el título de la obra de ustedes “¿Inclusión o Asistencialismo?”, una interrogante, visto todo lo que ustedes han analizado, visto lo que ustedes han comentado aquí, ¿Cuál sería tu respuesta, el modelo dominicano ha ido hacia la inclusión o hacia el asistencialismo?
 
RC.- El modelo dominicano claramente ha ido hacia el asistencialismo, se ha dedicado asistir a los pobres, que el sistema crea cada vez más, en vez de intentar, como debería ser la política social, de transformar ese sistema en incluyente, de hacer que el sistema deje de generar pobres, y no de simplemente intentar asistir de forma continua a los pobres que genera el sistema, pero para eso hay que atacar a los poderes y eso cuesta mucho.
 
OJM.- Yo quiero darles las gracias a ustedes dos, por haber aceptado nuestra invitación, yo pienso que los amigos televidentes han tenido hoy en sus casas a dos distinguidas profesionales que han recogido sus pensamientos en esta obra, “Política Social, República Dominicana 1930-2007 ¿Inclusión o Asistencialismo?. Yo quiero señalar que esta obra fue publicada por el auspicio del Centro de Estudios Sociales Padre Juan Montalvo, es una obra que les recomiendo a los que estén interesados en el tema de la lucha contra la pobreza, porque definitivamente para poder salir del actual modelo que tenemos, hay que recoger y aplicar estas recomendaciones para poder un organismo que de manera eficiente pueda establecer las políticas públicas para la reducción, de manera definitiva, de la pobreza en la República Dominicana.  De manera que, yo quiero darle las gracias a Rosa y a Olalla, por haber estado con nosotros. Y a ustedes amigos televidentes será hasta la próxima entrega de Líderes.

Comentarios cerrados.