Un envio del blog

Entrevista al Padre Jorge Cela

Enviado en 26 agosto, 2007 Para 8:09 pm Escrito por en Entrevistas

Orlando Jorge Mera entrevista esta semana al Padre Jorge Cela, Sacerdote Jesuita y Coordinador Internacional de Fe y Alegría,  con él conversa acerca de la falta de calidad en la educación dominicana.

LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)
Padre Jorge Cela (PJC)

COMO LO DIJO:

  • “Hace poco se publicó un estudio sobre
    educación hecho en 117 países, y de ellos
    nosotros ocupábamos  el cuarto lugar por debajo, o
    sea que somos de los peores países en
    educación”
  • “Yo le digo a la gente que la
    educación de calidad no es solamente que sepan mucho. Hace
    falta que desarrollen el corazón, la mente y las manos, es
    decir, ser capaces de pensar, de amar y de
    trabajar”
  • “…los niños que empiezan
    temprano tienden a durar más en la escuela, el
    niño que empieza tarde, a los 7 o 8 años se
    desanima”
  • “El niño que empieza temprano aprende
    habilidades que le permiten avanzar mejor en la escuela”
  • “Uno de los estudios nos dicen que la dificultad
    más grande que tienen los niños para el
    aprendizaje es el contexto, y ese contexto fundamentalmente son las
    condiciones de pobreza”
  • “Fe y Alegría somos escuelas
    públicas, y lo que pretendemos  es crear modelos
    que demuestren que una educación pública puede
    ser una educación de primera como se merecen nuestros
    niños, y no es verdad que los pobres se merecen una pobre
    educación”

INTRODUCCION:

OJM.- El pasado martes 21 de agosto se inicio el año escolar en nuestro país, ocasión propicia para hacer algunas reflexiones sobre el estado de la educación pública en RD. Es un momento para evaluar algunos modelos de educación en nuestro país que han sido exitoso, me refiero a los centros de Fe  y Alegría en nuestro país. En ese sentido vamos a tener una interesante conversación con el padre Jorge Cela, quien es el coordinador general de la Federación Internacional de Fe y Alegría. Con el Padre Cela vamos a ver el estado de los
trabajos de estos centros de educación en nuestro país a partir del año pasado, pues como recordarán, hace un año le hicimos una entrevista a propósito de los 15 años de Fe y Alegría en nuestro Nación. Les invito por lo tanto a que compartamos, en el próximo segmento esta entrevista con el padre Jorge Cela.

LA ENTREVISTA:
OJM.- Es un honor para mi tener en este programa al padre Cela, quien es el, sacerdote Jesuita,  y coordinador general de la Federación Internacional de la Escuela Fe y Alegría. Padre Cela muchas gracias por esta en nuestro programa.

PJC.- Gracias por la invitación, es un placer estar por aquí.

OJM.- Padre hace más de un año tuvimos el placer de tenerle en nuestro programa, a propósito de conmemorarse el 15 aniversario de Fe y Alegría. Para ese Fe y  Alegría contaba con unos 29 centros en todo el país. Me gustaría saber cómo
han  marchado los trabajos de Fe y Alegría en RD, visto desde su perspectiva que ahora tiene los trabajos de coordinación a nivel internacional.

PJC.- Yo creo que ha sido un buen año para Fe y Alegría, primero de crecimiento. Hemos abierto escuelas en Guachupita el Liceo Rosario Torres, que ha comenzado a funcionar este año.  Estamos ahora por comenzar probablemente para el curso que viene, una escuela en el Cercado. Estamos este año comenzando ya las clases, aunque todavía no está el edificio, pero esperamos comenzar a construirlo pronto, el Politécnico del Seibo, orientado a turismo. Hay escuelas que, como las de Consuelo, están solicitando su entrada a Fe y Alegría. Estamos abriendo un liceo en Bahoruco, provincia de Barahona. Hemos tomado un liceo para la excelencia académica que nos ha pasado la Secretaría de Educación en Guarícano, estamos comenzando un centro de formación en San Cristóbal. La escuela de Las Cañitas pasó a ser parte de Fe y Alegría. Estamos por construir una escuela en el Batey María Consuelo, hay peticiones de Puerto Plata, y tenemos varios liceos, hemos empezado,
por ejemplo, en escuela que ya tenemos en primaria en San José, provincia Peravia, en  Elías Piña hemos empezado un politécnico, en Domingo Sabio hemos empezado liceo, en la escuela de los mameyes hemos empezado liceo, y estamos empezando liceo en la Escuela de Alto del Yaque en Santiago…

OJM.- …este ha sido un año muy intenso entonces…

PJC.- …este ha sido un año en que hemos hecho un trabajo interesante de evaluación de la calidad de nuestras escuelas, una evaluación muy completa que no solamente la calidad del aprendizaje de los niños, sino la calidad de la gestión, la calidad de la relación con la comunidad, y todo esto empieza a ser devuelto a las escuelas para que empiecen hacer un proyecto de mejora a partir de la evaluación que se ha hecho.

OJM.- Sobre esos temas vamos a conversar más adelante. A propósito de lo que ha pasado en Fe  y Alegría  en el último año, debemos resaltar el Telemaratón que se hizo el pasado mes de junio, en que se recaudó unos 10 millones de pesos. ¿Me gustaría saber cómo valora el apoyo de los ciudadanos hacia esa actividad, y segundo, esos fondos hacia dónde serán destinados?

PJC.- Indudablemente que el Telemaratón  fue una gran cosa, por el aporte de la ciudadanía, el aporte pequeño de todas partes, gente incluso del extranjero, alumnos que colaboraron y empresas que nos permitieron llegar a metas que no habíamos propuestos de 10 millones. Además ha sido importante para darnos a conocer. Mucha gente ha descubierto lo que es Fe y Alegría a partir de ese Telemaratón. Sentimos que es importante esa relación con la gente y la ciudadanía donde estamos insertos. Es un proyecto de servicio a la ciudadanía, a los más pobres, en una cosa tan sensible y tan importante como es la educación.

OJM.- ¿Y hacia dónde van destinados esos fondos?

PJC.- Esos fondos habíamos propuestos que irían algunas escuelas. Naturalmente cuando uno escucha 10 millones suena mucho, pero cuando uno piensa que aulas de pre-escolar hoy en día casi está en un millón, cuando las aulas de pre escolar llevan baños incluidos
etcétera, uno dice…bueno no es tanto. Pero tenemos 10 escuelas que se beneficiarán de estos fondos, estos son: Centro Educativo Espíritu Santos,  de  Peravia  Centro Educativo Los Olivos, en Bayona; Centro Educativo Angélica, en Villas Agrícolas, cerca del mercado de la Duarte; Centro Educativo La Presentación, de Cotuí; el José Antonio, en Higuey;  Ciriaco María, en Marallón de Sabana Perdida, donde estamos esperando unos terrenos para poder construir porque ese centro no tiene edificio propio;  Centro Educativo Domingo Sabio, Los Guándules; Centro Educativo de los Mameyes, Liceo Técnico Vocacional de Bahoruco, en Barahona; el Liceo Técnico Rosario Torres,  de Guachupita y el Centro
de Formación de San Cristóbal.

OJM.- A propósito Padre: usted mencionó que este año ha habido una evaluación en términos de la calidad de la educación de los estudiantes que acuden a Fe y Alegría, si nos pudiera sintetizar,  ¿Cuales serían  esos nuevos retos como de Fe y Alegría organización?

PJC.- Yo creo que estamos enfrentando retos que queremos insistir, primero la educación inicial. Queremos también trabajar la educación especial. Muchas veces nuestras escuelas tienen niños con dificultades que tienen que desertan porque no encuentran la ayuda apropiada. Queremos trabajar para garantizar que esos niños también puedan terminar la escuela y no tengan que desertar. También tenemos el proyecto de Centro de Formación en Valores, esto es para formar valores ciudadanos y humanos, complemento a la educación que se da en la escuela.

OJM.- ¿Si me pudiera completar lo del Centro de Valores?

PJC.-  Es que pensamos  que la educación no es sólo el conocimiento, también está el formar personas, personas más justas, de principio que puedan permitir la formación de una sociedad más pacífica, más justa, mejor, y eso
para nosotros es muy importante. Entonces esos trabajos lo vamos haciendo en el aula, pero también fuera, con la comunidad, con la familia, pues la formación de los valores es un trabajo conjunto como complemento de lo que enseñamos en el aula. La idea es crear especies de campamentos y talleres en que los jóvenes puedan trabajar valores que después serán retomados en las escuelas a partir de la organización misma de las escuelas que lo vayan educando como ciudadano para el futuro.

OJM.- En ese mismo sentido, ¿Se podrían incluir los valores fundamentales como los patrios, los valores cívicos, independientemente de que existan asignaturas en
las escuelas?

PJC.- ¡Claro! Para nosotros eso es vital. Por eso es  importante educarlo para enseñarlo a vivir en democracia, la importancia de la naturaleza,  las relación y comunicación con los demás, que son los que van fundando los valores ciudadanos y cívicos de los jóvenes y niños que se van educando.

OJM.- Con su permiso padre vamos a ver un testimonio que nos tienen la hermana Nosaida Alcántara y la profesora de informática Laura Corporán. Ellas nos dan el testimonio de la labor que realizan en los centros de Fe y Alegría con los jóvenes de la comunidad.

Nosaida Alcántara: Nosotros tenemos una consigna que dice que siempre se puede un poco más, aunque seamos pobre y de escasos recursos, y lo hemos demostrados. Los estudiantes nuestros han estado participando en concurso de matemática, de geografía,  y salen bien posicionado, Lo mismo evaluamos sus cualidades, sus destrezas y su capacidad, y siempre le pedimos que lo pongan al servicio de su comunidad. Nuestra educación también se basa en valores humanos y cristianos,  lo que es la diferencia.

Laura Corporán:   El centro de muy bueno, pues además de la educación tecnológica avanzada, también enseña a los estudiantes y maestros a valorarse a su mismo y sobre los valores humanos que la sociedad viene perdiendo.

PAUSA…

OJM.- Seguimos conversando con el padre Jorge Cela, coordinador general de la Federación Internacional de Fe y Alegría. Padre Cela en el segmento anterior usted dio algunas pinceladas sobre la labor que está haciendo Fe y Alegría sobre todo con niños y niñas, sobre todo el en nivel inicial. Actualmente Fe y Alegría tiene 12 centros en que desarrolla la educación inicial la educación pre-escolar. ¿Me gustaría saber cómo
marchan esos 12 centros y su preocupación respecto a la educación inicial en el contexto general de la educación pública del país?

PJC.  Precisamente escuchaba a la hermana Nosaida, de la escuela de Pantojas donde hay un pre-escolar modelo, y estamos tratando de reproducir ese pre-escolar en todas nuestras escuelas para tener la educación inicial garantizada  como una educación de calidad. Los sicólogos nos dicen que nuestros primeros años marcan nuestra capacidad de aprendizaje, por eso estamos apuntando no solamente a la educación del año antes de primero, sino que estamos aportando a la educación desde los primeros años de la vida del niño, a través de las comunidades con  los padres y madres de familia, trabajando con estancias infantiles que podamos empezar a trabajar con ellos. Pero tenemos un proyecto de extender la educación pre-escolar y mejorar la calidad de la misma en todos nuestros centros porque nos parece vital. La educación pre-escolar es muy importante, primero porque la experiencia nos dice que los niños que empiezan temprano tienden a durar más en la escuela, el niño que empieza tarde, a los 7 o 8 años se desanima, se siente que está en sobre edad y eso lo va alejando de la escuela. El niño que empieza temprano aprende habilidades que le permiten avanzar mejor en la escuela.

OJM.- ¿Cómo es la calidad del profesorado que está inmerso en la educación inicial, en comparación con el otro tipo de profesorado que ya tiene quever con la educación primaria y secundaria?

PJC. – Bueno actualmente nuestras universidades preparan a los maestros de pre.escolar. Hay una especialización en educación inicial y se les pide a los maestros que hayan hecho esa preparación en educación inicial. A veces se piensa que como son niños tan pequeños cualquiera le puede enseñar, y es  al contrario, como son niños tan pequeños hace falta mayor conocimiento para poder enseñarle bien. Por eso en Fe y Alegría tenemos una persona que está dedicada al acompañamiento y formación de los maestros en pre-escolar, y trabaja con ellos el currículum, la formación de los maestros y trabaja los proyectos que puedan ayudar a crear la infraestructura adecuada para que ese pre-escolar
funcione adecuadamente.

OJM.- ¿Cómo es la interacción con los padres de familia de esos niños que van a la educación pre-escolar?

PJC.- Para nosotros siempre es importante no sólo con los padres de familia sino con toda la comunidad. Uno de los estudios nos dicen que la dificultad más grande que tienen los niños para el aprendizaje es el contexto, y ese contexto fundamentalmente son las condiciones de pobreza. Cuando un niño el contexto en que vive no le estimula el aprendizaje, la autoestima, los espacios para poder aprender, los estímulos, el niño tiene mayores dificultades. Por eso es importante que seamos aliados la escuela y la familia, la escuela y el barrio. Por eso en Fe y Alegría damos mucha
importancia a la relación con los padres y madres de esos niños y a la comunidad.

VTR. Niños rezando en escuela de Pantojas.

OJM.- Padre cuando usted ve las imágenes de los niños de Fe y Alegría rezando el padre nuestro, ¿Qué siente usted por el trabajo que se está haciendo a favor de los niños?

PJC.- Realmente que uno se alegra. Yo le digo a la gente que la educación de calidad no es solamente que sepan mucho. Hace falta que desarrollen el corazón, la mente y las manos, es decir; se capaces de pensar, de amar y de  trabajar. Esas son como las cualidades que vamos desarrollando. Por eso es importante que los niños vayan aprendiendo a compartir, a ser solidario, su responsabilidad con los demás y la sociedad, amar a Dios, amar a los demás, y esos son valores que cuando se siembran en la infancia quedan ahí.

OJM.- Padre permítame ahora tocar un tema de interés nacional. El pasado martes, 21 de agosto,  se inició el año escolar. Un análisis rápido de la  prensa en los últimos 4 o 5 años arrojarían los mismos titulares de siempre: “Se inicia año escolar”,   “2 millones de estudiantes matriculados”, “Todo listo para la escuela”. ¿Me gustaría saber si el año escolar se inició con las mismas tareas de siempre pendiente, o con cuáles de esas tareas hemos cumplido como país para una mejor educación al inicio de cada año escolar?

PJC.- Indudablemente nosotros tenemos una deuda pendiente con la educación que sigue estando ahí, que cada inicio de años escolar nos vuelve  aparecer,  y debemos pensar que estamos avanzando pero tenemos un trabajo pendiente en cuestión de educación, Hace poco se
publicó un estudio sobre educación hecho en 117 países, y de ellos nosotros ocupábamos  el cuarto lugar por debajo, o sea que somos de los peores países en educación. Nosotros en Fe y Alegría acabamos de hacer una evolución de la calidad de la educación en los 16 países  que estamos trabajando en América Latina, y comparativamente con otros países estamos por debajo en los rendimientos, naturalmente son las escuelas de Fe y Alegría pero porque es una situación nacional. Hay una dificultad en la
educación de nuestro país. Hemos logrado cobertura, sobre todo a nivel de primaría, no de intermedia;  una cobertura bastante alta, pero la calidad de la educación es muy baja y necesitamos reforzar eso, calidad que se mejora  es con muchos esfuerzos de parte distintas. Entonces yo creo que cada año al comenzar las clases la asistencia a las primeras semanas es baja, es como un dolor el sentir el sentir que no tomemos con entusiasmos, tanto padres y alumnos,  como los maestros de comenzar las clases. Cada día de clase es importante. Uno de los problemas de la
educación dominicana es el tiempo que se pierde. Un estudio hecho de horas de clases es de 2 y algo, 2 y cuarto más o menos cuando debe ser por lo menos 4 o 5 horas diario, y eso lo consideramos poco. Entonces tenemos un déficit, más de la mitad del tiempo de aprendizaje se está
perdiendo.

OJM.- ¿Y a qué se dedica el resto del tiempo entonces?

OJM.- Bueno maestros que nos llegan, que llegan tarde, que se empieza tarde, que se termina antes de tiempo, que se suspenden antes de tiempo, que se alargan los recesos, ausencias de maestros en las clases.  Todo eso quiere decir que el niño está perdiendo oportunidades, y esas oportunidades no se pueden recuperar. Fíjate, el niño que llegó a terminar el bachillerato con la mitad de las horas de clase, quiere decir que es un bachiller que tendrá un
papel  pero no tiene los conocimientos necesarios, y por lo tanto tendrá más dificultad en la universidad, y tendrá más dificultad para empleo y salir adelante en un mundo tan tecnificado, esas son deficiencia que tendremos que recuperar.

OJM.- En ese sentido  padre un debate recurrente cada vez que se inicia el año escolar o se toca el tema de la educación, tiene que ver con la inversión del Estado en el área de educación. Quizás el avance más importante desde el punto de vista legislativo lo tenemos con la Ley General de Educación, pero al final del día vemos que no se cumple a cabalidad, me refiero al Estado dominicano como tal, porque la ley establece que debe invertirse el 4% del producto interno bruto, y el año pasado apenas se invirtió el 1.9% del producto interno bruto. Se habla de  muchos planes decenales, de jornadas y foros por la educación, pero no ha habido un compromiso de la clase política para, entre todos, asumir el cumplimiento para el país, ¿Qué opina sobre esto?

PJC.- Bueno ese es el problema permanente de la educación dominicana. La ley de educación  establece el 4% del producto interno bruto (PBI), nuestro PBI ha estado creciendo
establemente, sin embargo la inversión en la educación no ha crecido. Los estudios que hay de los países asiáticos que dieron el gran salto en el Siglo 20, los que llaman “Los Tigres Asiáticos”  nos dicen que lo hicieron porque invirtieron en la educación, esa inversión en la educación garantizó su crecimiento permanente. Nosotros no lo estamos haciendo. El promedio de inversión en educación de América Latina es del 4% del PBI, lo que marca la ley nuestro, sin embargo  el año pasado estuvo por debajo del
2%,  y este año que ha habido una subida significativa no llegamos al 2.5%,  así que estamos muy por debajo de lo que debería ser esa inversión. Hay países que están garantizando su futuro invirtiendo hasta el 7 o 8% del PBI, con eso están grantizando su futuro, están sembrando para el futuro; nosotros no lo estamos haciendo. Los discursos sobre
excelencia académica no valen de nada sino se empieza por invertir en la educación.  Si un maestro está mal pagado difícilmente podremos hablar de calidad de la educación, sino tenemos suficientes escuelas y los alumnos tienen que estar hasta 60 y 70 en una aula no podremos
hablar de la educación, sino tenemos los materiales de limpieza de las escuelas como podemos estar hablando de computadoras en las escuelas, de informática en las escuelas.   Tenemos que tomar en serio el problema de la educación, y esto no solamente los Gobiernos sino toda la sociedad dominicana. Todos tenemos que tomar en serio el reclamo de una educación de calidad y la colaboración para una educación de calidad, y esto tiene que ser decisión nacional, que nos pongamos de acuerdo.  Yo creo que debemos pensar en un pacto nacional por la educación en que todos los partidos políticos, los empresarios, las instituciones gubernamentales, las iglesias, el Gobierno  ¡todos!  Nos comprometamos a trabajar por mejorar la calidad de nuestra educación, porque el gran problema de la educación dominicana es la calidad.
OJM.- ¿Cómo usted analiza la brecha social creada entre los niños que pueden acceder a las computadoras y los que no pueden llegar a esos niveles?

PJC.- Hoy en día se dice que vivimos en la sociedad del conocimiento, lo que da la riqueza es el conocimiento, no solamente de usar las tecnologías. Nosotros hemos sido por mucho tiempo consumidores de tecnologías; compramos CD, secadores de pelos, pero no la producimos. Entonces como vamos a pagar la tecnología produciendo con recursos del Siglo pasado, y esa producción nueva de conocimiento tiene que darse con un esfuerzo amplio de educación que la inserte en los nuevos recursos tecnológicos, y eso tiene que ser una decisión del país, una decisión que supone inversión, pero supone también voluntad política de priorizar la educación no solamente en el discurso sino en la realidad, y que supone dar pasos importantes, y eso no lo puede hacer un gobierno sólo.

PAUSA

OJM.- Estamos conversando con el Padre Jorge Cela, coordinador internacional de Fe y Alegría. Padre Cela, recientemente Fe y Alegría, puso a circular la obra  “Haciendo comunidad,
equipo-relación-escuela-comunidad… qué son”, Esto me parece que es un aporte
interesantísimo  para lo que deben ser los  centros de Fe y Alegría  en sus
respectivas comunidades ¿Cómo se ha traducido en términos reales este aporte que hace Fe y Alegría en el entorno de estos centros educativos?

PJC.-   Para nosotros la escuela es un elemento que ayuda a una comunidad a su desarrollo y participa de ese desarrollo, entonces tiene que estar en continua comunicación con la comunidad en la que se origina, y estos libros pretenden ser un refuerzo  para los equipos escuela-comunidad, los padres de familia y los líderes comunitarios. Un equipo trabajará en cada escuela digamos el desarrollo de la comunidad y la participación de la escuela en ese desarrollo. Es tanto la preocupación de Fe y Alegría que el congreso internacional del año pasado fue sobre este tema, y este año, que se celebrará en Sau Paulo, será sobre este tema.

OJM.-  Cuando usted habla del entorno de la comunidad y los beneficios, esto es que  en un lugar que exista Fe y Alegría  la comunidad pudiera beneficiarse de la educación de algunos servicios que ofrece el centro.

PJC.-  ¡Claro!  Lo primero es el beneficio de la educación. La comunidad debe participar en la planificación de la educación. El centro es una oportunidad para toda la comunidad, debe abrirse a la comunidad y darle oportunidad de crecimiento.

OJM.- Veo incluso la variedad de servicios, entre ellos: dispensario, biblioteca, sala de tarea, laboratorios,  centro nutricional.

PJC.- Siempre nuestros centros  tienen esos servicios en un esfuerzo para que no se conciba los centros sólo como una escuela, donde se viene al aula y ya se acabó, no, la escuela es parte viva de una comunidad, y esa interacción es la que hace esa relación educativa. Tenemos la idea de que la educación es 4 horas al día encerrados en una aula, de lunes a viernes, pero la educación es una cosa de toda la vida. Cada uno de nosotros hemos aprendido más fuera de la escuela que en adentro, aunque hayamos estados en ella hasta el doctorado. Que saben nuestros alumnos de su entorno, de su comunidad, que aporta la escuela en eso, eso es parte de lo que debe ser la educación, eso es parte de lo que debe ser la calidad de la educación.

OJM.- Vista la experiencia de Fe y Alegría en América Latina, pero en especial en República Dominicana  ¿Qué experiencia puede extrapolar  de Fe y Alegría la educación  pública en nuestro país?

PJC.- Yo creo que en general hay agencias internacionales que tienen la teoría  de que la educación privada es buena y la pública mala, pero los estudios demuestran que no,  que la educación privada es buena cuando es buena y mala cuando es mala, y la educación pública te demuestra que es mala cuando es mala y buena cuando es buena, puede ser buena. Fe y Alegría somos escuelas públicas, y lo que pretendemos  es crear modelos que demuestren que una educación pública puede ser una educación de primera como se merecen nuestros
niños, y no es verdad que los pobres se merecen una pobre educación.

OJM.- No puedo concluir el programa sin hacerle dos comentarios. Estuve recientemente en Elías Piña y allá converse con el Padre, y me impresionó bastante la escuela de allí, y él me habló sobre el proyecto, y me mencionó que se está por abrir un politécnico en el Seibo vinculado al tema del turismo. Coménteme un poco de ambos.

PJC.- En Elías Piña hay un politécnico que se comenzó a construir y se quedó por la mitad. Es un politécnico que se entregó a la parroquia y esta se la entregó a Fe y Alegría. Da gusto ver esos muchachos que merecen tener la oportunidad de continuar la educación secundaria. El politécnico del  Seibo, tenemos un sólo liceo para toda la provincia, que no da para la cantidad de alumnos que piden entrar, y estamos comenzando uno, que aún no está pero lo queremos especializar en turismo, porque toda la zona de los
alrededores son zonas de vocación turística. Entonces queremos capacitar a ese personal para gastronomía, administración hotelera, todos los servicios ligados a turismos desde la educación media, queremos hacer un esfuerzo en ese sentido.

OJM.- Ese mismo politécnico de El Seibo podría ser replicado en otros puntos del país que tanto lo necesitan desde el punto de vista turístico.

PJC.- ¡Claro!

OJM.- Permítame ahora Padre, presentarle algunas imágenes que reflejan la situación que vive la República Dominicana en materia de educación, y luego me gustaría conocer su opinión en torno a las mismas. Vemos niños en block por falta de pupitres…

PJC.- Esas escuelas en tan mal estado están llenos de niños y de maestro. Hay padres y madres de familia que quieren educarse. No es por culpa de ellos que no se está dando una buena educación. Eso debe llevarnos a buscar quien es el culpable de que la educación no funcione.

OJM.- Entonces de manera clara y a modo de conclusión, el mensaje va para quienes  tienen la facultad de que las cosas cambien en la RD y asumir un compromiso por la educación por esa agenda tan pendiente de los dominicanos para que en términos de 20 años podamos salir y dar ese
salto. Estaría usted como siempre dispuesto hacer un llamado para que todos los dominicanos entendamos que la educación es fundamental l en nuestro país.

PJC.- Yo creo que sí. Insisto que tenemos que tomar  conciencia de que nos hace falta como sociedad hacer un pacto de todos los sectores para invertir en la educación, para sembrar en la educación porque es la manera de pensar el futuro de República Dominicana.

OJM.- Padre Cela quiero darle las gracias, y nuestro apoyo al trabajo de Fe y Alegría en RD,  y esperamos en otra oportunidad de pasarle revista a este magnífico trabajo que ustedes hacen e invitamos a los amigos televidentes que apoyen el trabajo de Fe y Alegría  y con ello estaremos contribuyendo para que podamos tener un país con una educación con mayor calidad. Muchas gracias Padre Cela, y a ustedes amigos televidentes será hasta la próxima entrega de líderes.

Comentarios cerrados.