Un envio del blog

Magistrados Internacionales analizan tema electoral

Enviado en 05 agosto, 2007 Para 8:03 pm Escrito por en Entrevistas

Orlando Jorge Mera entrevista esta semana a los doctores Jesús Orozco Henríquez, ex magistrado del Tribunal Supremo Electoral de México, y al doctor Carlos A. Urruty Navatta, actual Presidente del Tribunal Electoral de Uruguay.

LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)
América Latina (AL)
Carlos A. Urruty Navatta (CU)
Jesús Orozco Henríquez (JOH)
República Dominicana (RD)

COMO LO DIJO:
“…se ha demostrado que es complementario también si es posible emitir un código de ética de los diversos protagonistas, incluso no sólo de las autoridades electorales, sino de los partidos políticos de los medios de comunicación”. JOH

“La palabra fraude lamentablemente se usa en América Latina con enorme ligereza” CU

Sin ir más lejos, estoy seguro que en RD hay una importante migración de dominicanos y el organismo electoral no tiene como enterarse si ese dominicano fallece en el exterior. CU

“Los fraudes electorales no se intentan cuando se está votando, se intentan incluyendo o excluyendo del padrón gente que debería estar o que no debería estar”. CU

“Es justo que quien tiene derecho a elegir autoridades después tenga que soportar las consecuencias de su elección”

“pero el tema es que si tiene derecho a votar aquí está lesionando en cierto modo el principio de igualdad, pues el dominicano que vive aquí sufre la consecuencia de su voto, pero el que vive en el exterior hace que otros soporten las consecuencias de su voto”

“Ahora los desafíos que veo en AL están dados por el hecho de que la democracia no es un fin en si misma, sino que importa en la medida que consagra el estado de derecho”

INTRODUCCION:
OJM.- Indudablemente que la democracia en América Latina ha tenido avances significativos. Tenemos una democracia electoralmente consolidada, y se respeta la voluntad soberana de los pueblos latinos. En esta oportunidad este programa tiene la oportunidad de analizar la situación del fortalecimiento del sistema electoral dominicano. Nos acompañarán el doctor Jesús Orozco Henríquez, ex magistrado del Tribunal Supremo Electoral de México, quien ha escrito innumerables obras, y también ha tocado en una de esa obras el tema de la ética y responsabilidad que tiene que asumir quienes conducen, desde el punto de vista operativo y administrativos, los procesos de elecciones en AL. También estará con nosotros una persona que es decano de los expertos electorales en AL, me refiero al doctor Carlos A. Urruty Navatta, actual Presidente de el Tribuna Electoral de Uruguay. El doctor Urruty ha estado en RD en diversas oportunidades a lo largo de más de 20 años, y conoce perfectamente la realidad de AL. Estoy seguro que ustedes amigos televidentes disfrutarán de estas dos entrevistas, dada en un momento en que RD se prepara para llevar adelante un proceso electoral con todas las implicaciones que ello conlleva en unas elecciones presidenciales como las de mayo 2008. Quiero reconocer y agradecer a la Cámara Contenciosa y Electoral el habernos permitido entrevistar estos distinguidos expertos.

LA ENTREVISTA:
OJM.- Le doy la bienvenida al doctor Jesús Orozco Henríquez, ex magistrado del Tribunal Supremo Electoral de México. Doctor Orozco gracias por aceptar nuestra invitación.
JOH.- Encantado de estar en este prestigioso programa.
OJM.- Doctor Orozco me gustaría comenzar esta conversación, a propósito de la reciente experiencia que ha tenido México en el ámbito electoral con unas elecciones bastante reñidas que pusieron a prueba el sistema electoral mexicano… ¿Qué lecciones ha aprendido México a partir de ese último proceso?
JOH.- La importancia de contar con instituciones sólida que puedan enfrentar situaciones críticas, toda vez que como es frecuente entre los organismos electorales en lo que puede denominarse “la tormenta perfecta”, es que haya un escenario al cual uno desearía no enfrentarse es que haya un resultado muy cerrado y que además el presunto ganador sea el partido en el Gobierno, ese es un escenario que puede ser muy crítico, y es el que enfrentó México el año pasado, máxime cuando el partido que quedó en segundo lugar no reconoció los resultados, bueno es válido y legítimo impugnar hacia los resultados. Sin embargo el hecho de que hubiese instituciones sólida de organizar las elecciones, efectivamente gracias a un proceso de reforma que había venido ocurriendo en México desde principio de los 90s se puedo contar con la garantía de independencia de los miembros del tribunal electoral, que ha diferencia de lo que ocurre en la Junta Central Electoral de RD en donde las dos funciones, tanto la de la organización de elección como la de resolución de conflictos electorales se encuentran en un solo órgano ¡claro que en dos cámaras separadas! En México están en órganos separados dotadas de garantía de independencia para poder enfrentar este escenario.
OJM.- Después de esa experiencia de México y otras de AL. ¿Qué tan importante tener un Código de Ética para un organismo encargado de administrar, tanto desde el punto de vista operativo como jurisdiccional de un proceso electoral?
JOH.- Creo que es muy importante. La obligación de todo servidor público máxime cuando se trata de un órgano jurisdiccional es someter todas y cada una de las sus decisiones a lo establecido en la Constitución y la Ley. De hecho el sistema de justicia electoral esta destinado a garantizar que todos y cada uno de los actos electorales se sujeten a los principios de constitucionalidad y legalidad. Pero frecuentemente no es por si lo suficiente… se ha demostrado que es complementario también si es posible emitir un código de ética de los diversos protagonistas, incluso no sólo de las autoridades electorales, sino de los partidos políticos de los medios de comunicación. En fin el que hubiese estos códigos de conductas se considera que es algo que contribuye a salvaguardar los principios de legalidad, de transparencias, de pulcritud, de un proceso electoral. En el caso de México como miembro del tribunal electoral incorporado al poder judicial de la federación, contamos con un código de ética judicial que es complementario precisamente a lo normativo que es lo central lo jurídico, la constitución y la Ley. Pero dentro de lo que caracteriza a estos códigos de conducta deberíamos encontrar la transparencia de establecer la forma de actuar de forma independiente e imparcial, atendiendo a las mismas transparencias. Es decir estos son órganos que están sujeto al escrutinio público y debemos ser muy cuidadosos si somos los organismos electorales quienes en determinado momento vamos a contribuir a darle legitimidad al órgano elegido, debemos empezar por nosotros, que haya una administración rigurosa incluso, de los recursos públicos de los que la Nación en determinado momento nos asigna para el cumplimiento de nuestra misión, y que, también, conscientes de que prestamos una función de servicios; servicio electoral o la impartición del servicio de justicia electoral.
OJM.- Me parece interesante lo que usted señala en cuanto a que el código de conducta no solo debe ser aplicable al organismo electoral, sino que los Partidos Políticos y los Medios de Comunicación deben tener un código de conducta frente a lo que debe ser un torneo electoral. Conforme a su experiencia, usted cree que los partidos políticos han madurados en esto de que son entidades que deben estar normadas por un organismo electoral, por determinadas regulaciones; primero para que sean entidades transparentes, y en segundo lugar, en someterse a un conjunto de reglas que son en esencia la base de la democracia.
JOH.- Ciertamente debemos estar consientes que, si bien hay variantes en algunos países, también se le considera sujeto de derechos públicos o como se le denomina en México entidades de interés público; en esa virtud, dada su naturaleza jurídica, pero también atendiendo al hecho de que el Estado le dota de recursos para el cumplimiento de sus fines, es evidente que en la medida que se trate del uso de recursos públicos están obligados a actuar de manera cabal y deben rendir cuentas a la sociedad de manera particular. Ciertamente que ha habido resistencia a rendir informaciones en algunos regímenes. En el caso de México, que hay financiamientos públicos, pero se establecen mecanismos de fiscalización de los recursos de los partidos, quienes están obligados a rendir un informe anual del origen de sus recursos, así como un informe de campaña cada vez que hay un proceso electoral.
OJM. – Usted ha estado en estos días en un seminario con la Cámara Contenciosa, me imagino trayendo toda esa experiencia que usted tiene de México y otros países latinos. ¿Cómo ha sido su experiencia aquí y qué podemos esperar de una Cámara contenciosa mirando ya hacia el futuro?
JOH.- Bueno me siento complacido y enriquecido por esta valiosa oportunidad por haber podido estar en estas reuniones de trabajos, tanto con la Cámara Contenciosa Electoral de RD, como con dos apreciados colegas como los son el ministro Carlos Urruty, presidente de la Corte Electoral del Uruguay, nuestro decano, y el magistrado Eduardo Valdez, presidente del Tribunal Electoral de Panamá, y bueno… fueron unas secciones enriquecedoras, intensa de trabajo, pero son…ehhh donde uno aprende mucho de los demás, y le fortalece, y consigue la superación profesional electoral. En lo que se refiere a la Cámara Contenciosa y sus magistrados presidido por Mariano Rodríguez, me pude percatar de su alto compromiso y profesionalismo, además mística y conciencia del reto que tiene en puerta, por eso puedo decir que la justicia electoral está en buenas manos con toda convicción acerca de sus responsabilidades, y eso es muy alentador. Yo mismo aprendí mucho más de ellos de lo que uno ha podio aportar.
OJM.- Doctor Orozco quiero darle las gracias por haber estado con nosotros en esta primera parte del programa. A los amigos televidentes les invitamos para que después de la pausa compartan con nosotros la entrevista que le haremos al doctor Carlos Urrutia, Presidente del Tribunal Electoral de Uruguay.

LA ENTREVISTA CON CARLOS URRUTY:
OJM.- Le doy la Bienvenida al Doctor Carlos Urruty, quien es presidente del Tribunal Electoral de Uruguay. A él le llaman el decano de los temas electorales y nuestro programa se complace en tenerlo.
CUN.- Muchas gracias a usted.
OJM.- Quisiera preguntarle sobre Uruguay. Uruguay, para estos lados en donde nos encontramos, se conoce como una democracia estable, sólida, pero con la particularidad de que se permite el doble voto simultáneo, o mejor conocido por los dominicanos como “Ley de Lema”, donde los electores eligen a los partidos y luego a su vez, estos eligen a los diferentes candidatos. Me gustaría saber doctor Urruty, en los últimos años: ¿Cuál ha sido la evolución del sistema electoral Uruguayo?
CU.- Bueno se incluyó una reforma constitucional en 1996, que estableció la existencia de una candidatura única para la presidencia de la República. Ese candidato debe emerger de unas elecciones primarias simultáneas que todos los partidos deben llevar a cabo en el mes de junio, las elecciones se realizan en octubre, y allí, si bien no desaparece el voto simultáneo porque el candidato a la presidencia que se está votando se vota bajo LEMA, es decir no se vota con independencia de un partido político, lo que desaparece es una consecuencia de voto simultáneo que es la posibilidad de presentar un sin números de candidaturas para el mismo cargo. En otros términos, para los órganos deliberantes, para la Cámara de Representantes, de Senadores, para la Junta Departamental, el doble voto sigue intacto tal como se planteó en 1910 en Uruguay. Para la presidencia de la república no deja de existir el doble voto simultáneo en tanto el votante esta votando por un partido y dentro del mismo por un candidato, pero la exigencia de un candidato único en la presidencia de la república, determina que una de las consecuencias del doble voto simultáneo, que seguramente fue la que llegó a implantarlo, que es permitir que un partido postule más de una candidatura al mismo cargo, en el caso de la presidencia al exigirse un candidato único, prácticamente la acumulación ya desaparece.
OJM. – Interesante eso que nos señala porque aquí, en su momento, ya hace varios años, ya eso no ha vuelto al debate, pero en su momento se planteo implementar una especie de la fórmula de Uruguay en cuanto a la elección del candidato presidencial, pero nos satisface mucho saber que un país como Uruguay adoptó esa modificación y a nivel presidencial no existe la posibilidad que un partido presente multiplicidad de candidatos a la presidencia de la república, eso es una noticia que creo muchos dominicanos no conocen. Por otro lado doctor Urruty, he visto un trabajo suyo sobre el registro electoral…
CU.- … los registros electorales…
OJM.- Los registros electorales…
CU.- Un estudio de los registros comparados…
OJM.- Sí. Casualmente aquí lo tenemos en este trabajo de regulación jurídica de los partidos políticos en América Latina hay un interesante trabajo de usted. Conforme a su experiencia, ¿Usted cree que ha desaparecido el fantasma del fraude o quedan algunas sombras en AL?
CU.- Bueno yo pienso que no todos los sistemas han consagrado las garantías necesarias para asegurar que el registro y el padrón electoral descarten la posibilidad de una maniobra, pero afortunadamente los contendores no utilizan las debilidades de algunos sistemas para intentar un fraude. La palabra fraude lamentablemente se usa en AL con enorme ligereza, es decir las irregularidades que se puede comprobar en un padrón que puede aparecer una persona de 140 años y sigue figurando en el padrón, no es la consecuencia de un fraude, es la consecuencia de no haber utilizado medidas supletorias que le permitan al organismo electoral depurar eficazmente el padrón. Sin ir más lejos, estoy seguro que en RD hay una importante migración de dominicanos y el organismo electoral no tiene como enterarse si ese dominicano fallece en el exterior. Esa es la razón por la que en muchos países se han establecidos procedimientos supletorios para deputar el padrón, estableciendo por ejemplo que quien no sufraga en dos elecciones sucesivas se excluya del padrón, lo que no es una sanción y que permite que el excluido, si es que está vivo, al otro día se vuelva a incluir, pero en término generales este tema de los registros electorales fue un tema esencial en la década de los 80s, que fue la época en que algunos países habían perdido la democracia y la recuperaron, pero fundamentalmente algunos países que recién se asomaban a la democracia, empezaron a hacer sus primeras letras en materia electoral. Los fraudes electorales no se intentan cuando se está votando, se intentan incluyendo o excluyendo del padrón gente que debería estar o que no debería estar.
OJM.- Eso sucedió aquí en 1994 que hubo un fraude masivo en cuanto a dislocaciones y exclusiones del padrón electoral de aquella época, pero felizmente hubo una reforma constitucional y luego ya es un tema que ha sido ya ampliamente superado en nuestro país, pero me preguntaba si todavía quedan pendientes algunas sombras de alguna experiencia en los procesos electorales. En ese mismo sentido señor Urruty, algunos países como el nuestro permiten el voto electoral en el extranjero, y hay toda una logística que antes y durante el proceso electoral se desarrolla. ¿A qué usted atribuye que algunos países todavía no permiten ese tipo de derecho?
CU.- Ese tema lamentablemente se encara desde un ángulo político, y defienden en voto en el exterior, normalmente los partidos que creen -a veces se equivocan- creen que permitiendo que los nacionales que votan en el exterior lo votaran a ellos, y critican el voto en el exterior aquellos partidos que piensan que de esa manera pueden perder ventajas. Pero encarado desde el punto de vista técnico jurídico el derecho al sufragio es un derecho político, y en tanto derecho político debe ser otorgado a quien integra la polis, en otra palabra, lo que justifica que alguien tenga derecho al sufragio es que esté residiendo en el territorio del país, no que sea nacional o ciudadano. Quien es nacional del país y se ha radicado en otro país es en donde está radicado, donde reside. Porque todos en cierta medidas tenemos derechos, pero también tenemos deberes. Es justo que quien tiene derecho a elegir autoridades después tenga que soportar las consecuencias de su elección. El individuo que está radicado en Los Ángeles, Chicago, donde debería tener derecho a voto es en el lugar donde está radicado. Le digo esto porque, por ejemplo, en la República Oriental del Uruguay, el artículo primero de la constitución la define como la asociación política de los habitantes comprendidos dentro de los límites de su territorio, y en función de esa definición tienen derecho a votos los extranjeros, aun sin optar por la ciudadanía, siempre y cuando el extranjero demuestre una cantidad X de años de residencias y familia constituida, se le reconocen los mismos derechos del que nació en la República, o al hijo del Uruguayo, para otorgarle el derecho al sufragio se requiere que se avecine en el país, y se inscriba en el registro electoral. En otras palabras, si se trata de un derecho político, debe ser otorgado, en mi opinión, a quien integre la asociación política, y en tanto integre una asociación política debe tener derecho a ejercerlo en la asociación política en que está integrado. Lamentablemente en el caso de que no se reconoce el derecho al voto, ese dominicano que está en los Ángeles no se le da la oportunidad de votar, pero el tema es que si tiene derecho a votar aquí está lesionando en cierto modo el principio de igualdad, pues el dominicano que vive aquí sufre la consecuencia de su voto, pero el que vive en el exterior hace que otros soporten las consecuencias de su voto.
OJM.- Muy interesante su opinión, y que viene de una persona que como usted tiene mucha experiencia y conoce diversos casos de AL, por eso tiene mucha validez su opinión.
CU.- Lo que ocurre es que muchas veces se vincula el derecho al sufragio con la nacionalidad y no con la residencia.
…entonces en ese caso si no hay ninguna razón para que el nacional… no quiero entrar en el tema garantía del sufragio porque ahí si hay muchos problemas, ahí se debilitan poderosamente las garantías del sufragio cuando el voto no se emite con la presencia de los delegados que están controlando la emisión dentro del país… pero creo que este tema da lugar a un seminario ja ja ja ja…
OJM.- …exacto y quisiera concluir, por ejemplo en USA, las elecciones se decidieron incluyendo los votos que llegaron del extranjero que fue muy evidente…
CU.- …pero eso no me parece positivo…
OJM.- …por eso justamente lo que usted señala; un voto no ejercido con las garantías normales que exige la ley, tales como delegados físico. Estos países han dado supuestamente un paso mucho más avanzado pero al mismo tiempo nos demuestran las debilidades de sus propios sistema. Bueno muy interesante su opinión, con el doctor Urruty vamos a seguir conversando sobre estos temas de interés.

PAUSA…

OJM.- En este segmento final se une a nosotros nueva vez el doctor Orozco, para cerrar esta conversación sobre los temas electorales y los desafíos que tiene por delante AL en este tema de suma trascendencia. Quiero preguntarle al doctor Urruty sobre los desafíos que tenemos por delante. Esta claro que en Al se respeta el voto soberano de los pueblos, pueden darse algunas situaciones pero han sido mínima y quedan algunos puntos pendientes. ¿Me gustaría saber cuales son esos temas pendientes desde el punto de vista electoral?
CU.- Si es desde el punto de vista electoral los desafíos son, entre otros, lograr que la democracia se extienda a la vida interna de los partidos políticos. De nada vale asegurarle al pueblo el derecho a elegir sin el menú que el pueblo tiene a la vista es digitado desde una cúpula partidaria, y esos candidatos tampoco han sido elegidos democráticamente. Ahora los desafíos que veo en AL están dados por el hecho de que la democracia no es un fin en si misma, sino que importa en la medida que consagra el estado de derecho. Y el perfeccionamiento que se está dando en toda AL asegura la legitimidad de origen de los magistrados que llegan al poder, pero luego hay una legitimidad de ejercicio de esos magistrados en la que ya los organismos electorales tienen muy poco que incidir, y de nada sirve que un magistrado haya llegado legítimamente al poder, si después que llega se olvida del estado de derecho. Pero repito esto ya no es un tema electoral es más un tema para politólogo que para magistrado.
OJM.- ¿Doctor Orozco tiene alguna opinión sobre la agenda electoral pendiente?
JHO.- Si coincidiendo con el aspecto de la democracia interna, la insuficiencia de la democracia electoral para conseguir la democracia…llamémosle integral que también abarca la democracia socio sustantiva, etc, otra es la satisfacción de ciertas necesidades básicas etc., que es esa legitimidad de ejercicio que es la que se refiere Don Carlos, que obviamente ya no es tarea de la democracia electoral. Ósea la consolidación de la democracia en AL, estoy convencido que pasa, sin dudas, por la atención de la democracia interna de los partidos.
OJM.- Doctor URRUTY, en su caso; Sabemos que ha estado participando, al igual que el doctor Orozco, en un seminario de la Cámara Contenciosa de la Junta Central Electoral (JCE). Me gustaría saber ¿Cuál ha sido su experiencia en ese sentido?
CU.- A sido una experiencia muy rica porque hemos encontrando en los magistrados que integran la cámara contenciosa un buen nivel, y evidentemente hay problemas derivados del hecho que en el 2003 se introdujo una modificación en la JCE que determina que de un único órgano se haya transformado en tres órganos, una Cámara Contenciosa, una Administrativa y un Plenario, y en la medida en que todos ellos integren el plenario esta separación determina que las decisiones que tome una Cámara la otra no participa, con lo cual si las decisiones son desacertadas van a repercutir en prejuicio del órgano y es posible que alguien va a resultar responsable en donde no tuvo responsabilidad de participar. Pero esto no es un problema que lo pueda solucionar una cámara porque es un tema que está establecido en la ley. No está bien que lo digamos nosotros que vinimos a colaborar, pero creo que fue fructífera la reunión, por lo menos desde nuestro punto de vista nos vamos muy conforme con todos lo que trabajamos, además con la fraternidad con que fuimos atendidos, cosa que no sorprende a los que ya hemos estado en este país anteriormente, ya sabemos que eso es prácticamente una tradición nacional.
OJM.- Así es, la hospitalidad es una de nuestra característica.
CU.- Si señor, sin dudas.
OJM.- Quiero concluir el programa con una pregunta breve. ¿Usted cree que AL hay temores a la democracia, es decir no se ven ningún tipo de sombra a los regímenes democráticos?
CU.- bueno…hay que tener en cuenta que algunos indicadores, por ejemplo de Latino barómetro indican que aún cuando la democracia goza de un gran prestigio, en determinado momento la ciudadanía, si se le llegara a plantear sus necesidades básicas aunque sea un régimen sino autoritario por lo menos no tan democrático, si llega a optar por este tipo de régimen es un alerta y de ahí que esto sea que los diversos regímenes democráticos estén cada vez más atento en cuando a esta legitimidad. Esto es que las autoridades elegidas puedan satisfacer cada vez de mejor manera las necesidades de nuestra comunidad para evitar tentativas autoritarias.
OJM.- ¿Doctor Orozco tiene algún comentario sobre esto, es decir sobre los desafíos de la democracia persé?
JHO.- El desafío tiene un nombre y es la educación, si el pueblo es el soberano hay que educar al soberano.
OJM.- Así es. La educación es el tema fundamental de nuestro país.
JHO.- Incluso el pueblo educado está en condiciones de poder calibrar cuando le prometen y cuando la actividad política se reduce a prometer lo que no se puede cumplir. Pienso que sin educación no hay democracia. Todo lo que se gaste en educación es inversión.
OJM.- Con esas palabras finales pienso que nos queda la gran reflexión, tenemos que apoyar para que los niveles de educación en América Latina se conviertan más que en discurso político en una realidad para que nuestros pueblos puedan ser parte del desarrollo humano, que podamos disminuir esa gran brecha social que separa a tantos latinos del mundo de oportunidad que significa está época de globalización.
Quiero darles las gracias una vez más a ustedes por aceptar nuestra invitación. Agradecer a la Cámara Contenciosa de la JCE, a la propia JCE por habernos permitido celebrar esta entrevista con estos dos distinguidos exponentes internacionales que prestigian al mundo del derecho electoral en América Latina. Muchas gracias por estar con nosotros. A ustedes amigos televidentes será hasta la próxima entrega de líderes.

Comentarios cerrados.