Un envio del blog

Padre Cela: hay que tomar en serio problema educación

Enviado en 29 agosto, 2007 Para 11:29 pm Escrito por en Nota de Prensa

“No se puede hablar de calidad en educación con insuficiencias”. 

SANTO DOMINGO.-  El sacerdote y antropólogo Jorge Cela, dijo que se debe priorizar la educación no sólo en el discurso, sino en la realidad.

Los discursos sobre excelencia académica no valen de nada si no se empieza por invertir en educación, afirmó ayer el sacerdote jesuita Jorge Cela.

Consideró que no se puede hablar de calidad de educación con escuelas insuficientes, profesores mal pagados y aulas de hasta  70 alumnos. “Si no tenemos ni siquiera los materiales de limpieza de las escuelas, ¿cómo podemos estar hablando de computadoras en las escuelas?”.

Sostuvo que se debe tomar en serio el problema de la educación, no sólo por el gobierno, sino toda la sociedad.

Cela favoreció  que se firme un pacto nacional, en el que participen el gobierno, los partidos, los empresarios, las instituciones no gubernamentales y las iglesias, a fin de que se comprometan a mejorar la calidad de la educación.

Pese al crecimiento estable del Producto Interno Bruto (PIB) del país, la inversión en educación no ha aumentado, dijo en el programa Líderes, que conduce Orlando Jorge Mera por Color Visión, canal 9.

Los Tigres Asiáticos, señaló, hicieron el gran salto en el siglo XX por la inversión en educación.

Indicó que el promedio  de inversión en América Latina es de 4% del PIB, pero en el país el año pasado año fue menos del 2% y en este año no llega al 2.5%.

Expresó que el país está muy por debajo de lo que debía ser esa inversión y que hay países que destinan hasta el 7% de su PIB en educación.

Dijo que se debe priorizar la educación no sólo en el discurso, sino en la realidad, lo cual supone dar pasos importantísimos que no lo puede hacer nadie solo.

Consideró que los estudiantes que tienen una buena educación vivirán en un país “mal educado” y terminarán, cuando sean profesionales,  yéndose de aquí.

Cela dijo que un país con una buena educación dará a todos las posibilidades de un desarrollo real.

El sacerdote jesuita estimó  que la calidad de la educación dominicana es muy baja y  que el país tiene una deuda pendiente con educación y que brota con el inicio del año escolar.

Recordó que la República Dominicana ocupa uno de los últimos lugares en educación en un estudio hecho en 117 países del mundo.

“Hay una dificultad en la educación de nuestro país. Hemos logrado cobertura, sobre todo a nivel de primaria,  no de inicial y de media”, dijo.

 Indicó que la calidad de la educación debe ser reforzada. La calidad se mejora con esfuerzos de diferentes actores, agregó.

Cela señaló que uno de los problemas de la educación dominicana es el tiempo que se pierde.

“Tenemos un déficit en la mitad del tiempo de aprendizaje, que se está perdiendo”, dijo.

La docencia se pierde, dijo,  debido a que los maestros  no llegan a tiempo y terminan antes de tiempo, la suspensión de la docencia,
así como a la ausencia de los profesores.

 A su juicio el joven que terminó el bachillerato con la mitad de las horas de clases tendrá un papel, pero no  los conocimientos necesarios y, por tanto, tendrá más dificultad para acceder a la universidad.

Comentarios cerrados.