Un envio del blog

Entrevista a Carlos Asilis

Enviado en 23 septiembre, 2007 Para 8:18 pm Escrito por en Entrevistas

Orlando Jorge Mera  entrevista esta semana a Carlos Asilis, un prestigioso economista de nuestro país, y que ofrece servicios de consultoría a determinadas empresas nacionales e internacionales.

LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)
Carlos Asilis (CA)

COMO LO DIJO:
“La balanza comercial, obviamente ha arrojado al país, por un buen tiempo, un estado deficitario para la balanza comercial”

“entonces si el sistema económico es uno donde la evolución de la economía es altamente bifurcada, como lo ha sido y lo es en República Dominicana”

“Entonces claramente hemos fallado como sociedad, incluyendo al sector oficial, e incluyendo a los demás sectores de la economía, en encarar los desafíos del milenio”

INTRODUCCION:
Bienvenidos a Líderes. El gran debate en la República Dominicana en estos días, ha sido indudablemente el tema económico, la económica de República Dominicana le interesa a la mayoría de los dominicanos, las cifras que nos ofrece el Banco Central de la República Dominicana indican que la economía de nuestro país ha tenido un crecimiento de un 7.9% en lo que va del presente año, sin embargo algunos sectores de la vida nacional, de manera muy particular la gran mayoría de los dominicanos tienen una percepción distinta a la que nos ofrece el Banco Central. Se siente y se percibe que no hay una distribución real, justa y equitativa de este crecimiento de nuestra economía. Por ello en el día de hoy vamos a tener una conversación muy especial con el economista Carlos Asilis, un prestigioso economista de nuestro país, y que ofrece servicios de consultoría a determinadas empresas nacionales e internacionales. Con Carlos Asilis vamos hablar sobre el crecimiento de la economía dominicana, los grandes desafíos que tiene nuestro país, el impacto que ha tenido y tiene la economía de EEUU en la República Dominicana, sobre todo a partir de lo que se cree que es una desaceleración de la economía de EEUU, el posible impacto que esto puede tener en nuestro país, y también vamos hablar con él sobre su posición respecto a si el Gobierno dominicano debe o no, firmar o renovar, el acuerdo con el FMI. Les invito después de la pausa a compartir con nosotros la entrevista que le haré a Carlos Asilis.

LA ENTREVISTA:
OJM.- Le doy la bienvenida en nuestro programa al destacado economista dominicano Carlos Asilis, quien nueva vez nos honra con su presencia en esta edición de Líderes. Carlos, muchas gracias por haber correspondido con nuestra invitación.

CA.- Gracias a ti por la invitación.

OJM.- Queremos aprovechar para tu ocupado tiempo, poderlo dedicar para sostener una conversación sobre economía, pero de manera muy particular, de cómo impacta el estado de la economía de EEUU y de otras naciones en la República Dominicana. Me gustaría en ese sentido comenzar la entrevista con la economía de EEUU, recientemente una cifra a niveles regionales hacía referencia a que si la crisis que ha tenido el mercado hipotecario en EEUU pueda ser el comienzo de lo que sería un receso de la economía de EEUU. Algunas opiniones están divididas en ese sentido, pero me gustaría saber tu opinión, ¿Cómo anda la economía de EEUU?

CA.- Definitivamente que la preocupación sobre la perspectiva de la economía de EEUU en los próximos 12 meses, se ha intensificado en las últimas semanas, en gran parte porque el 70% de la economía de EEUU se desprende del sector familia, del gasto familiar, consumo privado principalmente, entonces, todo lo que incida negativamente sobre el consumo privado obviamente se traduce en un mayor riesgo de recesion. Lo que ha sucedido es que hay problemas en el sector inmobiliario, obviamente  detonados por la subida de la tasa de interés que se han acontecido en los últimos 18 meses, con excepción del día de ayer, que representa el primer corte del tipo de interés, entonces hay muchas familias que han tenido dificultad al momento de pagar sus hipotecas, entonces eso lleva a un deterioro de las carteras, eso a su vez llegó a las carteras de los bancos hipotecarios, eso a su vez llevó a un crecimiento adicional en el costo de financiamiento, lo cual llevó a su vez a un aumento en la tasa de morosidad de estos préstamos hipotecarios. O sea, que todo esto es un círculo, en este caso vicioso, parte de lo que es el ciclo económico, entonces la pregunta es que cuál es la probabilidad de una recesión EEUU para este año, bueno para mi la probabilidad es de un 30%, es una probabilidad significativa, no es un 50% ó un 60%, pero es un 30%. ¿Por qué no es mayor o menor?, la probabilidad no es 5%, ni 10%, es un 30% desde mi punto de vista porque hay factores importantes que inciden sobre el consumo privado, que claramente son de cierta importancia, como por ejemplo supone la desaceleración en la generación de empleos, específicamente el sector construcción, el sector financiero, el sector del comercio, de ventas al detalle, son sectores que han visto una desaceleración en la generación de empleos, y el empleo es uno de los dos factores principales en el gasto o en el consumo, el otro componente importante es básicamente los salarios reales, y también ha habido cierta desaceleración en los salarios, ahora bien, ¿Por qué la probabilidad no es mayor de un 30% de una recesión?, en primer lugar las exportaciones, la contribución al crecimiento del producto como resultado de las exportaciones mixtas, va a ser alrededor de un 1% en mi opinión, o sea que eso va amortiguar alrededor de un 40% el efecto negativo al consumo privado por parte de los problemas en el sector inmobiliario, y el segundo factor contributivo de forma positiva es el dólar tan débil, el dólar se está cotizando a 1.40 con relación al euro, y eso está ayudando no sólo a la exportación también a la producción industrial, en resumen hay riesgos de una recesion pero no es más de un 30%.

OJM.- Actualmente, a tu juicio, la economía de EEUU continúa siendo la principal economía del mundo en cuento al tamaño, pero no en cuanto a la contribución del crecimiento de la economía mundial, en otras palabras, en nivel de tamaño sí es la principal economía mundial, pero en nivel del impacto sobre el crecimiento de año en año para la economía mundial no lo es, de hecho lo ha dejado de ser en los últimos dos o tres años.

OJM.- Ahí viene entonces China.

CA.- Yo diría que si hacemos una composición cuantitativa de la importancia de diferentes bloques de las regiones mundiales al crecimiento de la economía mundial, el trío de Brasil, China y la India, han contribuido con alrededor de un 50% del crecimiento económico mundial, Rusia también ha tenido un impacto, un 25% lo ha sido la economía europea, y el otro 25% básicamente es representado por EEUU, o sea, que EEUU en términos de contribución al crecimiento económico mundial representa un 25% del total, y de cara a los próximos 12 meses yo diría que menos de un 25%, quizás una décima parte.

OJM.- Como persona que vive en EEUU, tú crees que en la política de EEUU lo que estará en juego en estas elecciones que son en noviembre del 2008, pero que en EEUU la política está muy caliente, y los partidos principales, el Demócrata y el Republicano, ya han despertado en sus primarias internas que serán a comienzos del año próximo, ¿Qué estará en juego en las elecciones de EEUU, tú crees que el tema de la guerra ha tenido una mayor preponderancia sobre los temas económicos?

CA.- Bueno, si miramos a los últimos meses, lo que las encuestas indican claramente es que el tema de la guerra de Irak, si no también Afganistán y las demás presencias militares de EEUU en el mundo, representa el punto más importante en la opinión de las familias norteamericanas, ahora, si examinamos y estudiamos la historia de los períodos electorales en EEUU, claramente cuando el ciclo económico se torna un poco pernicioso, problemático los factores económicos tienden a tomar cierta preponderancia, entonces, de cara al crecimiento del empleo que se ha tornado negativo en la última cifra mensual, pues obviamente  mi expectativa es que conforme nos acercamos al final del 2007, los factores económicos irán adquiriendo una importancia mayor.

OJM.- Carlos, como para nosotros EEUU es el principal socio comercial, no solamente por la cercanía, si no también por los acuerdos y programas económicos que tenemos con EEUU, necesariamente debo hacerte esta pregunta. Ante la perspectiva de una desaceleración de la economía de EEUU, ¿Debe el Gobierno de República Dominicana tomar algunas medidas de prevención frente a esta desaceleración, tomando en cuenta que en República Dominicana actualmente hay fuertes inversionistas norteamericanos, que tienen colocadas sus inversiones en distintas empresas, pero de manera muy fundamental en el Banco Central de nuestro país?

CA.- Evidentemente que primero hay un impacto sobre la economía y luego sobre las finanzas, que están relacionadas, pero no son sinónimas, sobre el impacto económico directo de una desaceleración de la economía norteamericana, hay buenas noticias y malas noticias, menos malas, el impacto obviamente es negativo, pero no es tan negativo como el impacto que vera México, en cuanto a los sectores que están liderando la desaceleración en la economía de EEUU es la construcción, donde hay un componente mucho mayor de mexicanos que trabajan en el sector de construcción y agrícola que dominicanos, los dominicanos por lo general en virtud de la geografía donde estamos radicados, porque yo soy uno de los miles de dominicanos allá, es fundamentalmente en el sector comercio, no tanto en el sector construcción, el impacto va a ser negativo, pero no será tan negativo como el que va a tener México. Esa es la noticia menos mala, la noticia mala es que el impacto sobre la economía en su totalidad va a ser negativa en cuanto a la tasa de crecimiento de las remesas pues obviamente se va a desacelerar, no va a ser mayor, pero va a ser de una manera significativa. El impacto más preocupante es precisamente el que tocas de una manera directa e indirecta, el impacto potencial sobre el sector financiero, sobre los flujos financieros, aquí básicamente el impacto tiene que ver con el encarecimiento, la preocupación que existe en los mercados crediticios, estoy hablando de los márgenes, del costo de financiamiento, de riesgos que no son “triple A”, y nosotros claramente no somos ni siquiera “A”, entonces ciertamente existe el potencial, aun no hemos visto un impacto importante sobre la deuda y sobre el crédito de emisores provenientes de mercados emergentes del cual somos uno, pero existe, es factible y es posible que veamos un encarecimiento en el costo de endeudamiento tanto del sector oficial como del sector privado, en cuanto a prestamos externos, prestamos internacionales se refiere. ¿Qué políticas debe de tomar el Gobierno de República Dominicana? Bueno, en primer lugar debería de conducir o de llevar una serie de estudios, para tratar de cuantificar cuál es el nivel de tolerancia de entidades financieras dominicanas, y de entidades corporativas dominicanas, a una posible subida rápida del costo de financiamiento en el exterior, eso por un lado. La segunda variable donde se debería cuantificar el grado de vulnerabilidad tiene que ver con la tasa de cambio porque la realidad y la historia lo demuestra que cuando los países en subdesarrollo atraviesan por un período de encarecimiento en el costo de financiamiento generalmente la moneda también se debilita, especialmente en países que dependen mucho de las importaciones de petróleo que representa un componente importante, y donde el precio del petróleo se ha cotizado a niveles estratosféricos, yo diría que el Gobierno debería de hacer consultas continuas en un mayor grado hoy en día que hace tres meses, sobre grados de sensibilidad a cambios bruscos tanto en el costo del financiamiento, así como también la tasa de cambio.

OJM.- Es decir que es importante que el Gobierno dominicana vaya priorizando este tema, porque es muy probable que la situación en EEUU, la desaceleración vaya ocurriendo más rápido de lo que uno puede pensar, y es importante que el Gobierno pueda tomar las medidas de precaución correspondientes. Con Carlos Asilis vamos a conversar en el próximo segmento sobre la situación de la economía de la República Dominicana.

PAUSA

OJM.- Estamos conversando con Carlos Asilis, destacado economista de nuestro país. Carlos, según el “Informe Preliminar de la Economía Dominicana Enero-Julio 2007”, auspiciado por el Banco Central del país, la economía creció un 7.9% del PIB. Algunos sectores han expresado su preocupación, por el hecho de que este crecimiento que ha tenido la economía dominicana ha descansado fundamentalmente en los siguientes sectores, y me voy a permitir reproducir esas cifras, este crecimiento ha estado sustentado por los servicios de intermediación financiera en un 48%, comunicaciones un 18.6% y el comercio con un 14%, este informe resalta por al contrario que los sectores como agropecuaria creció un 2.6%, minería un 1.4%, manufactura local, es decir la industria nacional un 0.3%, las Zonas Francas -11.3%, enseñanza 4.% y salud un 3%. ¿Tú como economista, qué lecturas le das a este informe del Banco Central?

CA.- Un análisis frío de esas cifras desde el punto de vista composicional a nivel sectorial, si miramos esa configuración del crecimiento a nivel sectorial, con episodios anteriores de nuestra historia económica como país, básicamente la primera conclusión a la cual llegamos es que el tipo de cambio está sobrevaluado, es decir, el peso está sobrevaluado, desde el punto de vista normalizado o de tendencia. El segundo comentario es que claramente es un crecimiento que desafortunadamente desbalanceado, donde el crecimiento está proviniendo de sectores que responden más a una apreciación del tipo de cambio, otros sectores que están mucho más asociados al crecimiento de la producción industrial, y la producción de la economía real, no de servicios, si no de vienes, pues obviamente se han rezagado, pero también la economía de servicio hay sectores importantes que al final de cuentas representan los insumos importantes para el crecimiento económico sostenible, como educación y salud, siguen estando rezagados, y esas son las áreas de servicio vitales, los servicios financieros son importantes, y en ese sentido las cifras son bastante positivas, pero hay que ver realmente a nivel micro donde ha ido el crecimiento de la intermediación financiera y obviamente un componente muy alto ha ido a financiar sectores o gastos en bienes duraderos como construcción y demás, que esta muy bien, pero que en el grado tan extremo al cual ha contribuido el crecimiento en la intermediación financiera, pues obviamente deja de ser sano. En resumen yo diría que es mejor que la economía crezca a un 7% que crezca menos, pero al igual que un médico le dice  a uno que uno no solamente debe preocuparse por alimentarse bien, si no también de vigilar un poco la calidad de lo que uno ingiere, porque no es lo mismo una libra de comida rica en grasa que una libra de alimentos en vegetales.

OJM.- En ese sentido cuando tu señalas ciertamente esos sectores se han beneficiado de una sobre apreciación de la moneda nacional, hay también otro elemento y es que el déficit de la balanza de pago en nuestro país también le preocupa a muchos sectores al día de hoy, producto de que estamos importando más de lo que exportamos, hay un déficit de 800 millones de dólares, si te fijas en ese mismo informe del Banco Central, las cifras de las exportaciones en el primer semestre del año han estado en unos 1100 millones de dólares, pero apenas unos 800 millones han sido del ferro níquel, pero si excluimos el ferro níquel, que se ha beneficiado de los precios internacionales, realmente la capacidad de exportación de los sectores productivos del país ha estado muy limitada. ¿Qué opinas sobre la balanza de pagos, tienes alguna recomendación?

CA.- Aquí hay que hacer algunas salvedades, la balanza comercial, obviamente ha arrojado al país, por un buen tiempo, un estado deficitario para la balanza comercial, en aislamiento el que un país este generando una balanza comercial deficitaria no necesariamente justifica un alto grado de preocupación, porque puede darse el caso de que el país esté generando un nivel de crecimiento en la productividad de tales dimensiones, que justifica que pensemos que los flujos de capital invertidos en el país son de alta calidad a largo plazo, están asociados a la construcción de bienes y capital que contribuyen a un mayor crecimiento en la productividad, como hospitales, servicios de salud, servicios financieros y demás, ese es el primer análisis que hay que hacer, que uno no puede simplemente por decir que un país esté generando una balanza comercial deficitaria que eso es motivo de preocupación, cuando nos vamos al caso dominicano y a los datos, las cifras, obviamente se da el caso de que la balanza comercial es deficitaria, pero desafortunadamente cuando miramos la micro, la calidad de los flujos de capital es positiva para muy pocos sectores, que es maravilloso, pero no es lo suficientemente diversificado ese flujo de capital invertido al país, como no es lo suficientemente diversificado en naturaleza como para uno decir que el país está enrumbándose en una rectoría de crecimiento sostenible, es decir, el país tiene y mantiene un grado de fragilidad importante, bueno, la pregunta es que cuál espacio de toma política económica existe para aliviar este problema, bueno, básicamente es aumentar el gasto social, facilitar la inversión de sectores afines a donde el gasto social se beneficiaria y obviamente eso no se ha dado .

OJM.- El Padre José Luís Alemán, ha acuñado una expresión que describe la realidad que se vive en la economía de nuestro país, y él habla de la paradoja de la economía dominicana, cuando advierte y señala que si bien es verdad que hay una estabilidad de la macroeconomía y un crecimiento, como lo hemos visto anteriormente, pero sin embargo en la microeconomía no se percibe que exista esa distribución equitativa entre los diversos sectores, sobre todo en la amplia mayoría del pueblo dominicano, ¿Coincides tú con el Padre Alemán en cuanto a la paradoja de la economía dominicana?

CA.- No, absolutamente, yo diría que no es una paradoja, es una economía altamente bifurcada y por consiguiente altamente inestable, desde el punto de vista no solamente económico, también político y social, más social que político, porque afortunadamente existe un consenso desde el punto de vista político a través de los diferentes partidos de que claramente el país no puede retroceder a épocas del pasado, a regímenes totalitarios, o piropear demasiado con la izquierda, porque claramente no vivimos en un mundo donde el socialismo funciona como régimen económico, pero sin embargo al final de cuenta las personas votan y responden al pan que les traen a sus hijos, entonces si el sistema económico es uno donde la evolución de la economía es altamente bifurcada, como lo ha sido y lo es en República Dominicana, eso debe ser motivo de preocupación para toda la sociedad, no tan sólo para los grupos políticos, si no para el sector político y el sector social, el sector sindical, el sector empresarial, el sector eclesiástico, entonces yo esperaría que estos temas y estos desafíos que el país todavía no está encarando sea encarado de una  forma exitosa.

OJM.- ¿Cómo te preocupa a ti el tema del desarrollo sostenible? A propósito de lo último que señalas, que tenemos que cumplir los objetivos de desarrollo del milenio, hay un plazo hasta el 2015 para poder cumplir con determinados objetivos que todos los países suscribieron en la Cumbre Mundial del Milenio, en el 2000, sin embargo uno se asombra cuando uno ve la cantidad de recursos que habría que conseguir para poder cumplir con esos objetivos del milenio. ¿Qué tu opinas sobre el tema del desarrollo sostenible y como priorizar para llegar hacia ese objetivo?

CA.- Mi opinión es que es muy claro que el país no está enrumbado en una trayectoria para alcanzar esos objetivos del milenio, y la razón fundamental radica en el hecho de que el gasto social, que es la esencia misma, la esencia fundamental del crecimiento sostenible, gasto en educación y en salud, en los últimos 20 años claramente no hemos avanzado, es la realidad, las cifras así lo indican, entonces no es una opinión, es un hecho. Entonces claramente hemos fallado como sociedad, incluyendo al sector oficial, e incluyendo a los demás sectores de la economía, en encarar los desafíos del milenio, entonces lo que se requiere para encarar de forma exitosa ese gran desafió es una reforma del Estado, y una reforma, yo diría de 180 grados en la manera de cómo se está gestionando los menesteres del Estado dominicano, donde el énfasis debe de ser en el gasto corriente y este destinado únicamente al capital humano, no solamente a nivel de presupuesto, si no cifras ejecutadas en gasto de educación y gasto de salud, no sólo a nivel de cantidad, también a la calidad, y cuando hablo de calidad del gasto público estoy hablando de la inserción, ejecución e implementación de protocolos de gastos que sean transparentes, donde un gasto de un capital fijo como una obra de construcción, básicamente sea transparentado a la sociedad, no solamente en el Congreso, si no a la sociedad en general donde se transparente y se publique exactamente los análisis y el costo de beneficio social que justifique este gasto en estas obras.

OJM.- O sea, convertirse en un Estado moderno y que convierta en realidad los que son los valores de una democracia en este siglo XXI, transparencia, cercanía a los ciudadanos. Permíteme volver a un sector que yo se que tú has estudiado bastante, y tiene que ver con el sector industrial de nuestro país. El sector industrial se queja de que en 5 años han pagado 200 mil millones de pesos, pero apenas ha podido aportar en términos de empleos al país 30 mil empleos, se queja profundamente de que en el país no hay una ley de competitividad para el sector industrial, hay un proyecto de ley en el Congreso Nacional, pero todavía no termina de ser aprobado. ¿Cómo tú visualizas el tema de la competitividad y el sector industrial?

CA.- Yo iría más allá de esos tres puntos, yo diría que hay tres ejes fundamentales que representan un “talón de Aquiles! muy importante para la competitividad del sector industrial dominicano, el primero claramente, y no necesariamente en ese orden de importancia es el sector energético, representa una carga sumamente dudosa para el sector industrial, y otros sectores económicos, el segundo es la infraestructura del país y el tercero es la actividad macroeconómica, claramente existen situaciones y ventanas temporales de tiempo donde al Banco Central se le dificulta un poco controlar cambios tan bruscos en el tipo de cambio real, y no podemos culpar al Banco Central en un 100% de no poder controlarlo, pero aquí vamos al 4to factor, un obstáculo fundamental para el crecimiento del sector industrial dominicano y el sector financiero, yo diría que hay tres cuellos de botella muy importantes para el sector industrial, el sector energético es uno, porque estamos hablando de costos que son 2 ó 3 veces por encima del costo que encaran los competidores regionales de las empresas nuestras, el segundo es el sector financiero, el sector financiero dominicano obviamente padeció un período de crisis importante, no sólo a principios de esta década si no en otros períodos y hemos retrocedido en algunos ámbitos, no en todos, porque en algunos hemos avanzado en los últimos 2 años, pero en el sector de la presencia de bancas extranjeras en el país, en el sector de volumen de créditos y los protocolos de incrementación  crediticia tenemos mucho terreno que recorrer para poder competir con los demás países de la región. Queda la infraestructura, que obviamente va a tomar más tiempo, y  ahí hablamos, no precisamente de metros, ni de transporte físico, infraestructura humana, de básicamente entrenamiento a nivel técnico, no tanto de infraestructura física, porque inmediatamente uno habla de infraestructura la gente piensa que hablamos de puentes y edificios, o sea que yo diría que está ligada más al gasto social, o sea que el sector energía, el sector financiero, son enclaves básicos y desafortunadamente no hemos progresado de la manera en que yo esperaba que íbamos a progresar, en aspectos del crecimiento del sector, en el aspecto de la supervisión, hemos avanzado, pero no es suficiente.

OJM.- Muy acertadas sus opiniones, porque creo que el sector industrial con mucha legitimidad está reclamando que haya mayor dinamismo, mayor conciencia, en cuanto a que pueda estar más competitivo en cuando a la realidad global de la economía que estamos viviendo todos.

CA.- El crecimiento del sector industrial es muy importante para un país, porque de nuevo, volviendo al punto del que hablábamos anteriormente, a nivel macroeconómico la meta de todo el país, a nivel de políticas económicas pero a nivel de país y de sociedad es que la estructura de producción, la estructura de la economía sea lo suficientemente rica en cuanto a la diversificación de sectores, y que no dependa solamente de comunicaciones, turismo y del sector inmobiliario, porque también existe una presencia importante de servicios financieros, de servicios médicos y del sector industrial, se pueden fomentar distintos nichos del mercado, porque al final de cuentas hay una enriquecimiento que surge a través de esas riquezas, de la presencia de diferentes sectores en el crecimiento de la economía.

OJM.- Con Carlos Asilis vamos a seguir conversando en el próximo segmento y me gustaría, en el próximo segmento, tener su opinión respecto a si debe o no renovarse el acuerdo con el FMI.

PAUSA

OJM.- Estamos conversando con Carlos Asilis, destacado economista de nuestro país. Carlos, hace unos 3 años atrás, la prensa publicó una propuesta tuya sobre una reforma fiscal integral, a propósito de una consulta privada que diste a una reconocida empresa de nuestro país, ahora estamos a unos 8 meses de las elecciones nacionales, el 16 de mayo del 2008, y obviamente que el Gobierno que surja de estas elecciones tendrá mucha responsabilidad y tendrá que cumplir con amplios desafíos en nuestro país, uno de ellos debería ser el de abordar la reforma fiscal, una reforma estructural de ese segmento tan importante de la vida de nuestro país. Me gustaría saber, ¿Qué debería tener presente un nuevo Gobierno en la República Dominicana y cuál debería ser ese tipo de reforma?

CA.- En cuanto a la reforma fiscal integral que propusimos hace un par de años, básicamente la…

OJM.-… ¿Tú mantienes la misma propuesta?…

CA.-…mantengo toda la propuesta en su totalidad, básicamente los puntos principales de la propuesta o del enfoque que debe tomar el país en cuanto acoger una reforma integral, que tenga obviamente un componente fiscal tributario  importante, pero por otro lado la reforma  de estado siguen siendo las mismas que planteamos hace 3 años, empezando con aspectos cualitativos, así como también aspectos cuantitativos. En cuanto a los aspectos cualitativos la institucionalidad tiene que ser el primer paso y cuando hablamos de institucionalidad, un grado de institucionalidad más profundo y más claro, estamos hablando de transparentar todo lo que supone el gasto público, en aspectos de gastos corrientes, gastos de capital, transparentar y tener un mayor grado de transparencia en cuanto a la conducta de la política monetaria, a través de la publicación de minutas de la junta monetaria, a través de la adopción de criterios que cualquier persona sensata acogería en cuanto a la selección de los miembros de la junta monetaria, la publicación de resoluciones de importancia por parte de la junta monetaria y de otros órganos del Estado dominicano, una serie de medidas empezando por ahí, la reducción del poder discrecional del Poder Ejecutivo, que afortunadamente eso llego a ser parte, a un grado parcial, del programa con el FMI, el cual siempre hemos apoyado. Esos son ejemplos, otros ejemplos de los aspectos cualitativos tiene que ver con el protocolo del gasto público, en el sector salud y en el sector educación, que hablamos en secciones anteriores, el gasto público en sectores sociales representa verdaderamente en lo que consiste el sumo del crecimiento sostenible, entonces aquí obviamente la necesidad es, no tan sólo de aumentar el componente del presupuesto del estado en gastos sociales, educación y salud, si no también de adoptar mejores prácticas del gastos públicos en las áreas de educación y salud, ¿Qué significa eso?, adoptar una serie de protocolos, para tratar de medir la calidad y la cantidad del gasto en educación y del gasto en salud, la provisión de medicamentos, que todos los hospitales públicos mantengan un inventario adecuado de medicamentos y demás, son ejemplos, o sea que de aspectos cualitativos esos son requeridos. Pero la pregunta es, ¿De los aspectos cualitativos cuales son las recomendaciones y por donde empezaríamos, y por qué no hablar de la reforma del sector privado?, ¿Qué es lo que arroja la historia, y los datos y la experiencia de otros países que si han dado el salto al crecimiento sostenible, crecimiento económico de alta calidad y que todavía no llegamos alcanzar en nuestro país? La evidencia arroja varias conclusiones muy claras, en primer lugar para que un país se lance en un efecto de crecimiento económico sostenible y donde exista justicia social tenemos que atravesar, primero, por una reforma del Estado donde el Estado verdaderamente tiene que convertirse en un estado de derecho, tanto en actividades comerciales, como en actividades civiles, no estamos ahí todavía, donde el desempeño del gasto público enfatice las áreas importantes, que no estamos ahí tampoco, en tercer lugar, donde la calidad de la provisión de estos gastos públicos en educación y salud sea de niveles suficientemente elevados, entonces no estamos, entonces la evidencia arroja que ese es el primer paso. El segundo paso es la cantidad, ¿Cuáles son las áreas que hay que enfatizar más, y desde el punto de vista de estructuras tributarias dominicanas, si es justa o no lo es, si es eficiente o no, cuál es nuestra posición al respecto?, bueno es injusta porque el grueso de los tributos son gravados al consumidor dominicano y no se extienden a otros renglones, tanto al impuesto sobre la renta corporativa, impuestos a los activos financieros o no financieros, entonces tiene que haber una mayor participación de impuestos a activos de los que existen en estos  momentos. Hace tres años cuando estuvo circulando nuestra propuesta, yo me percaté claramente de que hay una resistencia muy profunda a la adopción de ese tipo de propuestas.

OJM.- ¿Tú crees que tengamos los niveles de madurez para poder concebir esas propuestas?

CA.- Bueno, eso hay que intentarlo para verlo, lo que debe ser claro para toda la sociedad dominicana es que lo que importa al final de cuenta es la calidad y la sostenibilidad del crecimiento, está muy bien que la economía crezca 7%,  8% ó 9%, pero hay que ser realistas, y en primer lugar hay que filtrar las tazas de crecimiento en nuestro país en los últimos 4 años como función de dos factores importantes, en primer lugar el efecto rebote fruto de los niveles tan bajos de actividad a los cuales caímos fruto de las crisis bancarias, y en segundo lugar el rejuego que existe, en cierto punto artificial entre valores reales y el cambio de la moneda, que son temas técnicos que los voy a tocar porque son técnicos, por eso hay que filtrar, cuando un economista objetivo analiza el desempeño de una economía, como yo intento hacer  con el caso dominicano en los últimos 4 años, la economía creció aun filtrando esos factores, pero no creció cuando uno normaliza de una forma correcta y objetiva, o sea que los problemas de fondos siguen ahí y no han sido encarados, que es lo que más me preocupa.

OJM.- Carlos, en tu experiencia como profesional, que viaja por diversas partes del mundo, que tiene contacto directo con actores de los mercados internacionales, viendo el panorama que me acabas de pintar de la República Dominicana en cuanto a los desafíos que tenemos sobre todo el punto de vista institucional,  ¿Cómo tú vez la imagen del país en los mercados internacionales?

CA.- Bueno, la imagen del país en cuanto a los mercados internacionales se refiere, donde en los sectores punta de la economía a nivel micro, que ha sido el sector inmobiliario, especialmente el sector turismo, obviamente están los proyectos importantes, obviamente el más importante es el de Caucana, evidentemente ha traído mucho interés, el país está dotado de una riqueza natural, o sea que en ese sector el país está viendo una coyuntura de buena fortuna, gracias al desempeño de empresarios en ese sector, pero también por el gran apetito que ha habido a nivel mundial por el sector inmobiliario, entonces esa agrupación de esos dos factores ayudado a esos sectores. Otro sector, como el sector comercio obviamente está adquiriendo cierta importancia porque la fortaleza del peso, pues obviamente han ayudado a inflar los ritmos de crecimiento del comercio, o sea que a nivel micro el país luce bien, porque las tasas de intereses han caído, la fortaleza del peso es bienvenida, porque eso contribuye a la estabilidad macroeconómica, pero claro los inversionistas internacionales no se adentran en la realidad de mediano y largo plazo, porque muchas veces los inversionistas se focalizan en un sector especifico, o sea que a nivel micro la posición es favorable, a nivel macro yo creo que los bancos internacionales están muy consientes de que hay factores de fragilidad, algunos de esos factores de fragilidad se han estado encarando de una manera gradual, como el tema del déficit cuasifiscal, pero existe la opinión de que obviamente esos factores de fragilidad todavía persisten, en menor grado que en el pasado, pero persisten.

OJM.- Carlos, otra pregunta que no puedo dejar de formularte, sabes que el acuerdo con el FMI vence en enero del 2008, algunos voceros han establecido su interés de no renovar este acuerdo, hay algunos economistas y también algunos boletines que publican algunas instituciones y calificadoras de riesgo han expresado su preocupación sobre una no renovación del acuerdo con el FMI, ¿Cuál es tu posición sobre el tema?

CA.- Bueno, yo creo que el país debe de mantener una relación con el FMI a través de un programa, no tiene que ser un programa funcional, pero un programa de monitoreo, porque eso definitivamente que inyectaría confianza, no tan sólo al mercado a nivel local, si no al mercado a nivel internacional, especialmente en una coyuntura donde el riesgo de un recesión y de un mayor grado de problemas en los mercado crediticios internacionales han aumentado en los últimos meses, entonces desde punto de vista seria favorable para el país renovar una acuerdo con el FMI, no necesariamente a nivel de un acuerdo funcional, de desembolsos, pero si de monitoreo.

OJM.- ¿Es común ese tipo de acuerdos?

CA.- Sí, es común, y yo diría que es altamente recomendable, no tan sólo por lo factores que he comentado, si no también porque desde el punto de vista fundamental, y eso obviamente es la percepción cuando uno mira las cifras, el desempeño fiscal del gasto público, claramente habido cierta austeridad en algunos ámbitos cuando no se filtran algunos factores de flujo de capital hacia el país, pero cuando uno filtra el desempeño tanto por cambio en el tipo de cambio real como en los flujos de capital que hemos visto y en los desembolsos netos de capital del exterior hacia República Dominicana, el desempeño del gasto público no ha sido lo más favorable o lo suficientemente austero como debió haber sido, y eso obviamente no es transparente a los analistas profesionales de los mercados internacionales y de los mercados nacionales, entonces no podemos engañarnos, y yo creo que en consecuencia debe ser de interés de cualquier Gobierno mantener una  relación con el FMI.

OJM.- Carlos, siempre es muy grato conversar contigo, ojalá que en otra oportunidad tengamos la ocasión de volver a pasar revista a todos estos temas económicos, te deseamos éxito como siempre en tu exitosa carrera de consultor y especialista en estos temas, de manera que muchas gracias por haber estado con nosotros.

CA.- Muchas gracias a ti.

OJM.- Y a ustedes amigos televidentes será hasta la próxima entrega de Líderes.

Comentarios cerrados.