Un envio del blog

Entrevista a Carlos Fuente

Enviado en 18 noviembre, 2007 Para 8:38 pm Escrito por en Entrevistas

ORLANDO JORGE MERA, entrevista esta semana al industrial tabaquero Carlos Fuente, presidente de la Tabacalera Fuente, y quien preside la Fundación Familia del Cigarro. Fuente es propietario de una de las
marcas más conocidas en el mundo; Arturo Fuente, y de la marca Opus X.

Es oriundo de Cuba, nacido en Estados Unidos y dominicano por sus años en el país.
LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)
Carlos Fuente (CF)

INTRODUCCION:
OJM.- Ustedes recordarán que hace algunos programas atrás, anunciamos que haríamos algunos programas con destacadas figuras nacionales e internacionales, u organizaciones que realizan una labor social importante para el bien de la República Dominicana.

Esta semana me trasladé a la comunidad Caribe, en Bonao, provincia Monseñor Nouel, donde entrevisté al empresario Carlos Fuente, quien es presidente de la Tabacalera Fuente y presidente de la Fundación Cigar Family o en español la Fundación Familia del Cigarro. El señor Carlos Fuente para aquellos amantes del puro y del cigarro, es el productor propietario de una de las marcas de cigarro más conocidas en el mundo, que es el Cigarro Arturo Fuente y el otro Opus X, ambos son de reconocida reputación nacional e internacional, y él es uno de los principales empresarios en este renglón a nivel mundial.

Oriundo de Cuba, nacido también en los EE.UU., pero Dominicano producto de los años que tiene viviendo en la República Dominicana, Carlos Fuente a hecho una labor social extraordinaria y por eso a través de la fundación que él a constituido, y en alianza con el Instituto Dominicano de Desarrollo Integral, a construido el primer proyecto comunitario que beneficia a los niños y niñas jóvenes de esa comunidad en Bonao, y que constituye un modelo, que incluso otras empresas reconocidas de la República Dominicana ya han comenzado a visitar, para también hacer un modelo idéntico en otras áreas de la República Dominicana.

En medio de las dificultades que tenemos los dominicanos a consecuencia de la Tormenta Noel, y también de las propias dificultades y obstáculos que tenemos a consecuencias de los quehaceres diarios, el ejemplo de Carlos Fuente nos evidencia, que en República Dominicana hay hombres y mujeres, aún cuando no hayan nacido en nuestro país, pero que han asumido la causa de la República Dominicana; el de promover la imagen, nuestros valores, nuestra cultura, y al mismo tiempo ayudar en un verdadero y ejemplo práctico de responsabilidad social. El caso de Carlos Fuente es un modelo a seguir por muchos hombres y mujeres de nuestro país. Les invito con optimismo y con esperanza a presenciar la entrevista con Carlos Fuente.

LA ENTREVISTA:
OJM.- Carlos muchas gracias por habernos recibido en esta plantación magnífica que tienes aquí, y es un placer nuestro de estar contigo.

CF.- Gracias a ustedes. Orlando me siento muy bien, tenerte aquí es un privilegio, y tuvimos una mañana muy bonita compartiendo lo que es la fundación y viendo los niños, el progreso y lo que es la fundación Cigar Family Charitable Foundation, bienvenido de nuevo, y el privilegio es mío señor.

OJM.- Sobre el trabajo que realiza la fundación vamos a hablar más adelante, pero antes quería hablar de la tradición de la familia Fuente, en lo que tiene que ver con el cigarro y la comercialización de los tabacos en el mundo. Revisando un poco de tu biografía pude percibir que ciertamente en este negocio hay una clara tradición familiar, que viene de tus raíces en Cuba, a través de padre, de tu abuelo; Cuéntanos un poco de los inicios del negocio del tabaco desde la época de Cuba.

CF.- Comenzó con mi bisabuelo y a una edad muy temprana, mi abuelo emigró de los Estados Unidos en 1906, allá sus hermanos y hermanas mayores estaban trabajando, para fabricar tabaco y poder ayudar a la familia que estaba pasando trabajo en Cuba, era un tiempo muy difícil para la historia de Cuba, y bueno yo creo que ese fue el momento que mi abuelo a los 15 años, olió lo que era ese sueño americano y regresó a Cuba, entonces, años después, se mudó para Tampa, Florida en 1912, y comenzó su propio negocio de Tabaco, que se llamaba A. Fuente y compañía…

OJM.- …tu abuelo era Arturo Fuente

CF.- Si mi abuelo era Arturo Fuente…

OJM.- …y tu padre era Carlos Fuente…

CF.- …si, y yo soy Carlos Fuente hijo. Y Bueno, mi abuelo comenzó en Tampa y siempre mantuvo una relación muy estrecha con Cuba, vivía una parte del tiempo en Cuba, y otra en Tampa, por que toda la materia prima llegaba desde Cuba, se enviaba a Tampa y con los tabaqueros cubanos se fabricaban el tabaco Arturo Fuente en Tampa. En 1924 en una visita que el hizo a Cuba, en los tiempos que el pasaba en Cuba durante la cosecha, se quemó la primera fabrica Arturo Fuente, y mi abuelo perdió todo, realmente también siendo una persona aunque humilde, muy orgulloso. No quería declarar banca rota y se comprometió a pagar todas las deudas que tenía, trabajó por muchos años con otras empresas tabacaleras como asesor, como capataz y levantando otras fábricas, hasta que pudo de nuevo comenzar su fábrica Arturo Fuente, y comenzar de nuevo. Mi papá entra con mi abuelo, bueno, todos incluyéndome a mí el más reciente, mis hermanas, todos prácticamente hemos nacido dentro de la fábrica del tabaco. Mi papá nació en la casa de mis abuelos que era parte de la fabrica, yo nací en una clínica, pero al otro día, me llevaron a la fabrica donde vivía con mis padres, mis abuelos cuando mi padre tenia 18 o 19 años, yo fui el primer nieto, el primer hijo y cuando nací me llevaron a la casa en una fábrica de tabaco, la casa de mi abuelo era parte de la fábrica. Incluso me acuerdo que era un doctor cubano, en un sector, que era la comunidad cubana en Tampa donde se fabricaban todos los tabacos, el doctor siendo amigo de mi abuelo y fanático de los puros, el primer nieto el primer hijo, el primer barón con Fuente, el Doctor no quiso cobrarle a mi abuelo, y los servicios a él se le agradecieron con una caja de tabaco. Así tanto es el estrecho, yo me crié en una fábrica de tabaco.

OJM.- Una pregunta Carlos ¿hasta que momento están ustedes en Cuba?

CF.- Bueno la relación con Cuba, estando en cuba como muchos de nosotros, y muchas familias dominicanas, que están en los Estados Unidos, pero su corazón esta aquí, nosotros estábamos en los Estados Unidos fabricando, pero nuestro negocio dependía de Cuba, la materia prima, mi abuelo, mi padre pasaban mucho tiempo en Cuba, nunca nos separamos de Cuba hasta que no vino el embargo económico, el embargo comercial con Cuba…

OJM.- …eso fue en 1960 ó 1961…

CF.- …exacto. Entonces llegaron los conflictos y las tragedias de la industria que existía en ese entonces, como se iba a construir un producto, como se iba a fabricar, si no había materia prima, y había inventario por varios años de la hoja Cubana; pero ese fue el momento cuando la familia cubana que salió de Cuba, comenzaron a buscar en El Caribe tabacos similares con suelos, para desarrollar y mantener la industria de tabaco, que llegaron aquí a santo Domingo, otros países del Caribe como Nicaragua especialmente…

OJM.- …eso te iba preguntar incluyendo tu geografía que, luego tu padre decidió instalar unas fábricas en Nicaragua y Honduras ¿más o menos de que año estamos hablando?

CF.- Realmente yo estoy visitando la República Dominicana, desde el año 72 y me quedaba en casa de la familia Méndez, que tenían una relación muy estrecha con mi padre y mi abuelo, y mi papá quería que yo aprendiera lo que era el campo, por que no tenía la oportunidad en Tampa Florida, no teníamos relación con Cuba, no era posible yo visitar a Cuba para conocer el tabaco desde el campo, y estábamos visitando a la República Dominicana, y la verdad es que la primera que llegué aquí me enamoré del país, me acuerdo que incluso la primera vez fue por barco, por Puerto Plata, y yo espero que algún día mucha gente pueda ver lo que yo vi ese día, me acuerdo, que tempranito cuando me despierto el capitán esta diciendo: ya vamos a llegar al puerto, y ese fue el primer puerto que yo vi , y me acuerdo de las lomas, de las montañas de Puerto Plata, el reflejo y yo me acordé de mi abuelo; todo eso cuento que mi abuelo me hacia de Cuba que yo no pude conocer o fui en una edad muy temprana, yo lo sentí todo en ese momento, En ese momento yo me enamoré del país. Mi papá con la visita que hicimos aquí trató de establecer una fábrica, pero en ese entonces no había la infraestructura de zonas francas, estaba corto todavía para inversión extranjera, era un poco difícil, y poco tiempo después a nosotros nos invitaron a elaborar los planes para comenzar una fábrica, el presidente Zomosa, el general Zomosa en ese entonces, tenía esta visión de desarrollar la industria tabacalera por el prestigio que trae a su país, por las marcas, por los nombres, por que era un apasionado y también por la cantidad de gente que emplea, y era una industria que no solamente en la fabricación, pero también en los campos la cantidad de gente. Por ejemplo un puro que se disfruta, cada hoja va a pasar por 300, 350 ó 400 manos en un período de tiempo entre 5, 6, 8 ó 10 años que es la hoja, mucha gente no conoce eso, es una industria muy democrática, muy social; nosotros fuimos a Nicaragua en el año 73, nos fue muy bien, era un país muy seguro, muy amigo de los Estado Unidos, pero llegó un momento en que tuvimos conflictos y nos quemaron la fabrica durante el comienzo de la revolución, de ahí fuimos a Honduras…

OJM.- de la Revolución Sandinista

CF.- Con la Revolución Sandinista, en el Gobierno de Zomosa, perdimos todo, y se perdió toda la tierra, las propiedades todo. De ahí fuimos a Honduras porque teníamos una relación muy cerca con Honduras en la frontera, había otra familia cubana, con el tiempo comenzamos a ir con un socio, para tratar de recuperar el mercado que habíamos perdido, y seis meses después se armó otro fuego, esto no fue revolución, fue un accidente con un cortocircuito que hubo en la empresa, y se perdió todo. Y mi Papá trató de enseñar de nuevo a los tabacaleros emigrantes que llegaban a los Estados Unidos, pero era un momento muy difícil en los Estados Unidos, mi papá habló un día conmigo y me dijo: si nosotros vamos a mantenernos en lo que es nuestra industria o nuestra tradición tenemos que salir de nuevo, donde el tabaco nace, por que es parte de una cultura, donde nace, donde se siente, donde la gente siente por la tierra que hay un orgullo, dice yo siempre había querido ir a Santo Domingo, a ese país del que siempre hemos vivido enamorados, pero por circunstancias no hemos podido llegar, dice yo quiero si tu quieres, vamos a tratar de ir de nuevo a ese país que a mi recuerda en tantos sentidos a Cuba, y es el país en el que a mi me gustaría vivir. Mi papá llegó en 1980 y comenzamos una fábrica muy humilde, muy pequeña en Santiago de los Caballeros.

OJM.- Antes de entrar a como comienzan ya ustedes desde el año 80 en la República Dominicana, la verdad es que resalta que esta tradición familiar a tenido que enfrenta entonces múltiples obstáculos y desafíos; tuvieron que enfrentar el embargo de Estados Unidos a Cuba, luego tuvieron que enfrentar la Revolución Sandinista, luego tuvieron que enfrentar estos fenómenos propios de la naturaleza como incendio ¿Qué lección te ha dejado a ti y a tu familia el tener que superar esos obstáculos, en términos ya de tu visión como negocio?

CF.- Yo creo que eso refleja la enseñanza de uno, de mi abuelo. Cuando yo me sentaba en esa fabrica de tabaco, yo me sentaba en la pierna de los tabaqueros, teniendo que distinguir cual era mi tío, mi tía o cual era familia, cual era una persona que trabajaba con mi abuelo. Ese compromiso que uno tiene, ese amor con la familia, con todo el que trabaja con uno, es un compromiso que uno sabe que tiene la obligación de continuar, es más fácil de caminar, de dejar los problemas; pero la enseñanza de mi papá es que cuando uno se cae uno se tiene que levantar, cada vez que uno se levanta se fortalece, pero cada día se hace más difícil, pero es el compromiso a veces yo no duermo, no es por la fabrica, por la industria, por la tradición, no duermo por los compromisos, incluso con los niños de la fundación que dependen de uno, que dependen de la fabrica, es algo que me conmueve, me estimula para pedir a Dios que me de la fuerza de tratar y lograr el mejor tabaco del mundo, por que es por ese producto que uno alcanza a abrazar personas para mantener esta comunidad viviente.

OJM.- Volviendo ya entonces al año 80 ahí comienza una trayectoria exitosa de tu empresa, de la tabacalera de ustedes, con la tabacalera Fuente conocido por todos, varios productos de reconocida reputación mundial, sobresalta el último que es de su mayor creación, tal y como me comentabas fuera de cámara, que era el cigarro Opus X ¿Qué significa para ti la fabricación de ese tabaco, que ha dado tanta reputación y tanto renombre al país, en que pudiéramos resumir eso?

CF.- Eso es cada momento, cada tabaco es reconstruyendo esa historia de mi abuelo manteniéndolo vivo, esa es la única manera y el amor mas grande es mi abuelo, mi tradición, ese es mi pasado, tanto así que cuando yo fumo un tabaco, prendo un puro y ese humo sube yo siento que eso es un abrazo de mi abuelo, y lo único que yo pido es que el este sonriente este orgulloso de lo que hacemos a diario, y eso es parte de nuestra motivación, y es verdad Orlando es un negocio de familia, es algo que se trabaja de corazón no con lápiz y papel, eso es algo que aprendí con mi papá, y es una familia grande y nuestro recurso más grande no es nuestro nombre, no es nuestro conocimiento, ni nuestra tradición, son los miles y miles de seres humanos y de artistas, artesanos que trabajan junto con nosotros y que representan un producto una bandera que camina por el mundo entero representando no a nosotros, a todos, especialmente al país.

OJM.- Recientemente el Gobierno de Estados Unidos promovió un proyecto de Ley para establecer nuevos impuestos a los cigarros importados a Estados Unidos, proyecto que fue vetado por el Presidente George Bush, esto habría afectado considerablemente a la industria tabacalera nacional. ¿Cuál es la potencialidad que tiene actualmente el mercado del Cigarro Dominicano hacia el mercado de Estados Unidos?

CF.- Bueno, indiscutiblemente que el cigarro dominicano es el número 1 en Estados Unidos. Es el preferido no solamente en Estados Unidos, sino en el mundo entero. La imagen está cambiando diariamente, porque Cuba tiene una exportación de Puros de 200 años, realmente la RD está exportando hace un par de décadas en cantidades más grandes, y cada día el prestigio del producto dominicano va en aumento, y cada día más y más en toda parte del mundo; Estados Unidos si es el más grande, pero todos son importantes. En referencia al impuesto que usted menciona, es verdad que el Presidente lo vetó, pero es una amenaza que continua, y se está negociando a ver como puede el congreso del Senado adquirir los fondos, la cantidad que ellos están buscando para lograr su objetivo.

OJM. ¿De producirse una ley de esa magnitud, tendría un impacto fuerte en la industria de tabacalera dominicana?

CF. El impacto sería enorme por; la cantidad de empleo que se pierde, la cantidad de mercado que se va a perder. Porque nuestro producto es un lujo, no es algo que uno disfruta todos los días. Para disfrutar un buen puro se espera una buena cena o una compañía de un buen amigo, o un momento para relajarse, porque requiere tiempo, uno selecciona el momento, y también es un lujo costoso que no se disfruta todos los días. Entonces al producirse un aumento tan alto y directo al costo, la gente decidirá consumir menos; y esa es la historia tradicional, sería un impacto increíble. Se calcula que posiblemente…porque no sabemos todavía que cantidad de impuesto, porque se está negociando, y esperamos que pueda ser algo con que todos podamos, y que logren su objetivo, y espero que también la industria no se destruya y no pierda mucha gente su trabajo, pero puede llegar a un extremo que se pierda un 30% de la industria.

OJM. En el caso de la propiedad intelectual y de las falsificaciones que a las técnicas originales que a veces se dan en el caso de los tabacos ¿Cómo te preocupa este punto?

CF.- Bueno es una preocupación muy grande, no sólo para los tabacaleros, sino también para el país. Realmente se ha logrado mucho y se reducido enormemente en la industria del tabaco. Existe no solamente aquí, sino en otros países del Caribe, en La Florida y en otros países turísticos. Pero en RD se ha reducido mucho, ha habido una campaña muy fuerte, el Instituto del Tabaco ha hecho un trabajo enorme y de manera continua en la consciencia de las personas para proteger lo que es nuestro. Y cuando digo nuestro no me refiero a lo de Los Fuente, sino a los dominicanos, pues igual que un producto que producimos nosotros o cualquiera de los colegas fabricantes de puros, que tienen marca respectada y buscada en el mundo entero, cada vez que se piratean le hacen un daño directo al país. Entonces eso si se ha reducido mucho y estamos muy agradecido del todo el esfuerzo.

OJM.- ¿Cuántos empleados tiene actualmente tu empresa?

CF.- Ahora tenemos 2000 y pico en la empresa y aquí en esta finca en momentos fijos.

OJM.- Presumo que la promoción de productos de ustedes descansa en una buena red de distribución, que tiene que tener una presencia en Estados Unidos, Europa, Asia ¿Cómo funciona esa parte?

CF.- Bueno, en el caso de lo que es el mercado más grande nuestro, como hemos ya conversado, nosotros mismos somos los distribuidores, nosotros exportamos el tabaco desde aquí, hasta Tampa Florida, y en Tampa tenemos nuestras oficinas y se distribuyen a todo Estados Unidos; incluso tenemos jefe de ventas o vendedores, en cada estado, en cada lugar, hay como 30 que visitan a todos los clientes, ahora nosotros no vendemos a todas las tiendas que venden tabacos, nuestra marca se encuentra solamente en las tiendas más exclusivas, especialistas, personas que saben proteger los productos, las condiciones correctas, la humedad, la temperatura, son gente expertas en lo que es ofrecer los puros; por que los puros son muy delicados igual que los buenos vinos, requieren cuidado y una condición específica, a veces se nos hace difícil contra nuestro producto y eso abre la posibilidad de las falsificaciones, pero eso es lo que hace que nosotros tengamos distribuidores en todos los países del mundo…

OJM.- llega hasta Asia…

Cf.- Si señor, y lo que realmente buscamos es difícil encontrarlo, porque es una institución específica, lo que nosotros buscamos es alguien que pueda cuidar nuestro producto igual que nosotros cuidamos nuestros hijos, es una relación muy directa, nosotros no buscamos cantidad si no calidad, alguien que pueda representar, porque cuando representa Arturo Fuente o la marca Fuente, está representando la República Dominicana; y es esa persona que tiene la oportunidad de conversar con lo clientes en su idioma, porque yo no lo puedo hacer lamentablemente, me gustaría poder llegar a cada persona, a cada consumidor abrazarlo y poder explicarle de las bellezas de este país, son personas específicas que nosotros buscamos, que conocen nuestro país, nuestra procedencia, conoce lo que significa y conoce lo que está detrás de este producto. Porque no es el nombre, sino la gente que lo elabora, la gente que lo hace con pasión, lo que significa; eso nace de su tierra, y eso es algo que nosotros tenemos que transmitir a cada persona que disfruta ese producto.

OJM.- Yo te comentaba que he visto tu anuncio, que sale siempre caminando en unas plantaciones de tabaco ¿Qué se siente cuando tu eres el promotor mismo de tu producto, tu cara conocida, no solamente en el país, si no en otras partes del mundo? ¿Qué visión, que liderazgo, que responsabilidad, tus ves detrás de lo que significa un producto elaborado por muchas manos, pero señalado a controles rigurosos de calidad?

CF.- Para contestar eso hay que mirar un poco hacia tras, realmente eso no se planificó quizás con una compañía de familia, era difícil buscar un modelo que pudiera sentir lo que uno siente, y nuestra tradición eso es lo que somos nosotros, lo convertimos en la primera familia, la primera cara, donde hay una procedencia, hay un lugar, hay un vestuario, una tradición, hay un nombre el mismo nombre que labora diariamente, porque es el nombre de la familia la marca. Hoy es común, porque gente han seguido eso, pero realmente eso nació natural, eso es lo que somos, eso no existía. Antes cuando salía un anuncio de un producto era un hombre joven, modelo, jugando golf, se veía que era artificial por que no sabía ni como aguantar en tabaco, pero es la compañía multinacional que buscaba gente de modelos para hacer anuncios, pero fue algo que nació natural, hoy en día lo miro y digo que daría lo que fuera por lucir como lucia años atrás en esa foto. Es una responsabilidad, pero también es algo que me ha dado muchas oportunidades, porque mucha gente me conoce cuando viajo, y me ha dado la oportunidad de conocer gente, y creo que a este mundo del tabaco si hay algo que agradecer es lo miles de personas que tu conoces, es algo que no se ve en otro producto. Es como un puente que trae personas, lo enlaza, es mágico. Yo creo que eso llega con los Tainos porque sabemos que los Tainos utilizaban el tabaco, en ceremonias sociales, para religiones, esa era su manera de juntarse y el tabaco todavía lo trae la gente de cualquier parte del mundo, trae una reacción tan bonita que es lo que más le agradezco a ese privilegio de crear un producto que da placer a muchas personas en el mundo.

OJM.- Cuando estuvimos conversando me impactó lo que me decías de tu padre ¿Cómo ha impactado la figura de Don Carlos Fuente en ti?

CF.- Mi Papá es todo. Siempre he querido seguir sus pasos, porque conozco que es imposible llenar sus zapatos, es una persona incansable, honorable, es un ejemplo a seguir; diariamente igual que a mi abuelo lo que quiero es de alguna manera que mi papá se sienta orgulloso de mi. Todo lo que tengo, todo lo que comparto con el resto del mundo, toda esa satisfacción que recibo se la debo completamente a mi Papá.

OJM.- Carlos ya hemos hablado de la empresa, de los valores familiares que la caracterizan, pasemos ahora a la labor social, la responsabilidad social que tu y tu familia ha adquirido por esta comunidad.

CF.- cuando yo conversaba con los niños y les preguntaba cual era su sueño me decían, yo me boy para New York, pero el mundo no es New York, y yo dije eso se arregla con un poco de educación como decía David Luther…

OJM.- …eso iba a preguntar; en ese proceso ¿cómo encuentras al Instituto Dominicano del Desarrollo Integral?

CF.- Conocí al señor David Luther, porque a veces me pongo a pensar: uno llega a una edad madura se pone a pensar las cosas, no puede ser casualidad, quizá es cosa del destino; cuando era niño en Tampa Florida yo imitaba a Juan Marichal, llega un momento que conocí a Don Juan en uno de los momentos que iba a recoger fondos para su fundación, y conocí a David Luther, con los años hicimos muchos eventos juntos y nos hicimos buenos amigos; un día me atreví a preguntarle que si me podía dar algún consejo, o ayudarme. Porque tenía la idea de comenzar un aula para enseñar los niños a leer unas cuantas palabras, escribir su nombre básico, una cosa pequeña; David me dijo: mire el compromiso no es solamente con el Este, sino con el país entero, tú eres mi amigo yo voy a ir a conocer la zona, y estuvo un buen tiempo aquí, hizo un censo, hizo una encuesta, y me dijo: Don Carlos nunca va a lograr un cambio con sólo educar unos cuantos niños, hay que transformar la comunidad completa, y me explicó lo que era la transformación y la educación integral, porque me explicó que no podemos darle libro a los niños y que los padres le digan vota ese libro y busca trabajo, porque nosotros comemos lo que producimos en el día. Y realmente, con un sueño de comenzar en el 2004 con un aula, hoy día se ha convertido en preescolar, primaria, secundaria, clínica con todo, pero no es solamente para los niños, porque es un apoyo a las cinco comunidades que están alrededor de charitable de la Fuente, y otras comunidades que se han acercado a la fundación. Quiero decirte algo Orlando, no es para la gente que trabaja en Charitable de la Fuente, porque esto es un trabajo temporal, es para todas las comunidades.

OJM.- Me sorprendió en la visita que hicimos aparte de ver la actitud de los niños y niñas en su interés de aprender, prácticamente muchos hablan ingles, y se percibe un interés por reducir esa brecha social y esa brecha de conocimiento, que lamentablemente la mayoría de la República Dominicana no ha podido traspasar esas fronteras. En la visita pude ver que hay otras entidades, otras empresas nacionales, que también están buscando ver la experiencia de tu modelo, el modelo de la fundación Cigar Family, porque incluso el señor David Luter me dijo, que este es el primer modelo de un Centro Comunitario Integral que a través del IDDI se ha hecho en la República Dominicana ¿Cómo tu te sientes cuando ves que otras empresas buscan este modelo para llevarlo a otros lugares del país?

CF.- Bueno, un sueño no es para uno, realmente un sueño es para compartirlo, es igual que la semilla que sembramos aquí en Charitable Fuente, esa semilla creció, porque cuando uno hace algo de corazón y no es sólo uno sino miles de personas, por eso nunca verán el nombre Fuente o lo ven en ninguna parte, por eso se llama Cigar family o la Familia del Cigarro, porque son los miles de personas a los que yo me he podido acercar, en distintos eventos en los últimos 10 años, que uno conoce por el puro, que son apasionado al puro dominicano, y también a visitar la fundación, eso es algo turístico y eso me llena de satisfacción ver que eso se está expendiendo a otra zona, y también he oído que en otras partes de el Caribe otras personas lo están viendo como modelo; pero es distinto porque eso se ha hecho con contribuciones, no mía, yo tuve las visiones, yo salgo y trato de promover lo que es esto, pero de miles de personas que han tenido la suerte de conocer y entender que tienen uno la responsabilidad de devolver.

OJM.- Pude observar el mural de donantes que tienes en el centro, y realmente impresiona la diversidad de personas de distintas nacionalidades, y la capacidad y la transparencia de poner todo esos donantes a la vista de todos, realmente eso es un proyecto novedoso y te reiteramos nuestra admiración por este trabajo y esfuerzo que se hace por el bien de la República Dominicana, por que esos niños/as que hemos visto son los profesionales del mañana. Me gustaría preguntarte algo que me dijiste, el interés de que los niños/as que se están educando aquí puedan volver a devolverle a su comunidad, cuéntame brevemente esa filosofía.

CF.- Eso es algo que me enseñaron y que aprendí, conozco gente cada vez que viajo que entiende la necesidad de devolver, conozco a profesionales, a industriales y muchos niños, la mayoría de estos niños nunca habían tenido la oportunidad de estudiar o de jugar pelota, ahí hay un estadio de pelota, los deportes, artes, computadoras, hablar inglés, y como dije anteriormente su sueño era llegar a New York, no conocían otra parte del mundo, reciben visitas de todas partes del mundo, esto se ha convertido en algo turístico. Pero lo que más me satisface es como se les ha enseñado a ellos, que igual que esta bendición de tener esta oportunidad, ahora en vez de soñar con irse para New York, hoy en día su respuesta es yo quiero ser un maestro, porque yo quiero devolverle a mi comunidad, otro niño el otro día vio cuando estaban construyendo los puentes y vio el anfiteatro que se estaba creando y dijo, yo quiero ser arquitecto, porque yo quiero construir mi país, entones eso es parte de la enseñanza integral, que cuando ellos algún día sean adultos, tiene el compromiso de no buscar fuera, si no de desarrollar su país, su sociedad, especialmente estar orgullosos de su comunidad.

LA CONCLUSION:
OJM.- Carlos quiero darte las gracias por habernos permitido compartir contigo toda esta mañana, ha sido una experiencia inolvidable el haber visto que hay un paraíso que se ha construido, con mucho deseo humanitario, y con mucho interés de fortalecer la educación de nuestro país, aquí en la comunidad de Bonao, Monseñor Nouel. Ojala que muchos dominicanos y dominicanas, aun en medio de las dificultades que tenemos como país, den a conocer un ejemplo que nos debe llenar de optimismo y esperanza a todos los dominicanos.

Comentarios cerrados.