Un envio del blog

Otra prueba irrefutable

Enviado en 24 noviembre, 2007 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

El préstamo de US$130 millones concertado entre el Gobierno dominicano y la empresa Sun Land, sin la aprobación del Congreso Nacional, constituye una cadena constante y permanente de violaciones a la Constitución y a las leyes de la República Dominicana.

Todos los documentos, absolutamente todos que han sido generados por esta transacción, están viciados de inconstitucionalidad e ilegalidad. En primer lugar, el poder del 12 de mayo de 2006 que otorgó el Presidente Leonel Fernández al ingeniero Félix Bautista para que, en nombre y representación del Gobierno dominicano suscribiera este préstamo, constituye un agravio a la Constitución de la República, pues no hizo constar que el mismo fuese enviado al Congreso Nacional.

En segundo lugar, el ‚Contrato de Obras Prioritarias para el Estado Dominicano, Suministro de Materiales y Equipos‚ del 15 de mayo de 2006 suscrito entre la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado y la empresa Sun Land establece claramente la existencia de 19 pagarés por el monto de US$130MM en total, reconocidos como compromisos de pago por parte del Gobierno dominicano. Este contrato nunca fue remitido al Congreso Nacional.

En tercer lugar, el texto inicial de cada uno de los pagarés del 15 de mayo de 2006 expresa que ‚por concepto de valor recibido, el Gobierno de la Republica Dominicana por la presente promete, incondicional e irrevocablemente pagar con este Pagare a la orden de The Sun Land Corporation. No hay dudas de que se trata de una deuda asumida por el gobierno dominicano, sin la aprobación del Congreso Nacional.

En cuarto lugar, los 19 pagarés han sido negociados en el mercado internacional. Y dos bancos, el HSBC Bank y el Royal Bank of Scotland adquirieron la mayoría de estos pagarés, y lo han presentado a su cobro al gobierno dominicano.

Ninguna autoridad oficial ni el presidente Fernández han podido desmentir la existencia de estos documentos. Tampoco las explicaciones que han ofrecido públicamente han podido aclarar las responsabilidades comprometidas en este escándalo, que no es el único que involucra al gobierno con esta empresa.

A pesar de la certeza de estos documentos, ha surgido otra prueba irrefutable que revela claramente que estos compromisos forman parte de la deuda pública externa dominicana. En efecto, el 17 de agosto de 2006, el Ing. Félix Bautista le remitió una comunicación a la Dirección General de Crédito Publico, de la Secretaria de Estado de Finanzas (hoy Secretaria de Estado de Hacienda) en la que solicita‚ el registro como deuda publica de las obligaciones contenidas en el Contrato de Construcción para Obras Prioritarias suscritos entre el Estado Dominicano y la Sun Land Corporation, cuyos compromisos financieros han sido transferidos al HSBC Bank.

Es otra prueba irrefutable de su inconstitucionalidad e ilegalidad.

respuesta