Un envio del blog

Debilidades y las fortalezas del Sistema de Seguridad Social

Enviado en 09 diciembre, 2007 Para 8:40 pm Escrito por en Entrevistas

Orlando Jorge Mera tiene  una conversación con dos destacados expertos en la materia de seguridad social,  dos médicos reputados de nuestro país: Dr. Jesús Félix Iglesias y la Dra. Ylma González; con ellos  conversa sobre las debilidades y las fortalezas del Sistema de Seguridad Social.

COMO LO DIJERON:

“En ningún momento dice que el vicepresidente de la República debe de presidir nada en este aspecto, sin embargo, él es el que ha llevado la voz cantante en esto, violando la ley.”

“Aquí hay una epidemia de accidentes de trabajo que lo cubre si usted va camino al trabajo, o vuelta del trabajo a la casa, sin embargo el empleado como no tiene la información se queda mutilado sin ser compensado.”

Ahí entran a formar parte todos los profesionales liberales, y todas aquellas personas con negocios propios como los salones de belleza, los dueños de colmados, los carretilleros, los que tienen canastos, los vendedores de frutas, esa población está indefensa”

“Los hospitales públicos deben de tener un sistema contable financiero, que les permita saber sus costos de trabajo, cuánto le cuesta a un hospital un hemograma,  cuánto le cuesta una prueba x, o cuánto le cuesta una cirugía de apendicitis, o cuánto le cuesta una cirugía plástica”

“Más que falta de coordinación hay una apatía y una despreocupación generalizada”

“Desde luego que desgraciadamente en nuestro país no hay una continuidad de Estado”

“las autoridades básicamente han enfocado su accionar en modificar cosas que desvirtúan la ley, entonces al desvirtuar la ley ellos pueden jugar en implementar cosas que no entran dentro de el modelo”

“El 30 de octubre el Estado Dominicano gastó un 4% en seguridad social de sus gastos corrientes, y un 3.8% en publicidad, y de esa publicidad no hay ninguna dedicada a la seguridad social, o sea es publicidad básicamente política, eso es algo que la población dominicana debe tomar en cuenta”

“se puede hablar mucho pero si no se asume como un prioridad, y no hay la voluntad política de echarla adelante no se puede hacer nada”

LECTURA:

Orlando Jorge Mera (OJM)
Jesús Félix Iglesias (JPI)
Ylma González (IG)
Héctor Quezada Ariza (HQA)

INTRODUCCION:

OJM.-  De todo el ordenamiento jurídico del país la ley que más ha impactado en el quehacer diario de todos los dominicanos/as, ha sido la ley que crea el sistema de seguridad social promulgada en el año 2001 por el Presidente Hipólito Mejía. Esta ley que crea el sistema de seguridad social, ha provocado un cambio total de las relaciones entre los pacientes, los dominicanos, con las instancias que tiene que ver con la seguridad social y la salud pública del país, han pasado ya seis año a partir de su promulgación, y todavía la ley que crea este sistema de seguridad social está profundamente cuestionada, cuestionada en cuanto a su implementación, y cuestionada en cuanto a que si realmente lo que está plasmado en la ley es lo que real y efectivamente queremos todos los dominicanos que aspiramos a tener un sistema en el que el día de mañana podamos tener garantizado nuestro presente y nuestro futuro. En ese sentido, uno de los planes del sistema de seguridad social es el plan básico de salud, que requiere de un conjunto de transformaciones por parte del gobierno dominicano y por parte de todos los factores que tiene que ver con este sistema. Sobre el plan básico de salud vamos a enfocar el programa, a partir que desde hace tres meses que el Presidente Leonel Fernández anunció en su inicio,  y que a tres meses de haber hecho ese anuncio todavía este plan es objeto de mucha controversia; para tales fines vamos a tener una conversación con dos destacados expertos en la materia de Seguridad Social, dos médicos reputados de nuestro país, me refiero al Dr. Jesús Félix Iglesias y a la Dra. Ylma González, con ellos vamos  hablar sobre las debilidades, las fortalezas del sistema de seguridad social, y sobre todo desde el punto de vista de lo que está significando los cambios que tiene que implementarse para que real y efectivamente el plan básico de salud se convierta en lo que debe ser, una aspiración de todos los dominicanos que tenemos el derecho de tener universalmente el acceso al sistema de seguridad de nuestro país. Les invitamos por la tanto a compartir con nosotros la entrevista que les haremos al Dr. Jesús Félix Iglesias y a la Dra. Ylma González.

ENTREVISTA:

OJM.-  Quiero darle la bienvenida en nuestro programa de hoy a la Dra. Ylma González y al Dr. Jesús Félix Iglesias, reconocidos médicos y expertos en el tema de la Seguridad Social en nuestro país. Me gustaría comenzar esta conversación con el Dr. Félix Iglesias, preguntándole sobre lo que ha significado el haber aprobado en el 2001 la Ley que crea el Sistema de Seguridad Social. Recordamos que  cuando se aprobó esa ley nos dijo muchas veces, que era una de las leyes más revolucionarias que tendríamos en el país, ahora vemos en el 2007 como esta ley ha tenido unos importantes escollos en lograr su  total implementación, ¿Cómo ha sido la transición desde el 2001 hasta el día de hoy en lo que tiene que ver con la aplicación de esta ley?

JFI.- Realmente sí.  La promulgación de la ley que creó el Sistema Dominicano de Seguridad Social, fue precedida de la modificación del obsoleto Código Trujillo de Salud que databa de 1956, y se creó una ley  que transformaba los sub-sistemas de salud de la República Dominicana en un verdadero sistema dominicano de salud, cuyo rector es la Secretaria de Estado de Salud Pública. Esa ley marcó, la Ley General de Salud,  modificaba sustancialmente lo que era el rol de la Secretara de Estado de Salud Pública, y posteriormente a esta promulgación de esta ley, entonces se promulgó la ley que creó el sistema dominicano de seguridad social, que es la ley que tiene que ver con el aseguramiento ya no sólo del trabajador como era antes sino de toda la familia, y la universalidad como un derecho de todo aquel que viva legalmente en la República Dominicana, sea dominicano o extranjero…

OJM.-   …ese es el aspecto revolucionario de esa ley…

JFI.- … correcto, que es un derecho adquiridos por los habitantes de nuestro país, y obviamente esto es un proceso, y un proceso no es de promulgar la ley y de inmediatamente arrancar, ese proceso en los cuatro años anterior, fue llevado tal y como mandaban las leyes, se hicieron todas las infraestructuras en las instancias que tenían que ver para poner en marcha la seguridad social, pero además se redactaron y se consensuaron todos los reglamentos que la ley mandaba, ordenaba que habían que hacerse para el buen funcionamiento de este. Desde luego que desgraciadamente en nuestro país no hay una continuidad de estado, al no haber una continuidad de estado, el gobierno actual se pasó tres años prácticamente sin darle la continuidad  que con ese trabajo pormenorizado y permanente que hicieron, tal es el hecho que el Consejo Nacional de la Seguridad Social estuvo nueve meses sin reunirse, y de acuerdo a la ley quien preside el Consejo Nacional de la Seguridad Social es el Secretario de Estado de Trabajo,  y el vicepresidente es el Secretario de Salud, sin embargo, en ningún momento dice que el vicepresidente de la República debe de presidir nada en este aspecto, sin embargo, él es el que ha llevado la voz cantante en esto, violando la ley obviamente, y al no trabajar todas aquellas cosas que habían que hacer para que el Sistema de Seguridad Social comenzara a funcionar sin mayores traumas, porque hay que hacer la aclaración de que para consensuar tanto la ley general de salud, como la Ley de Seguridad Social, hubo que hacer múltiples reuniones con todos los grupos de intereses que no son iguales, porque no es lo mismo que el dueño de una farmacia, que el importador de medicamentos, como tampoco es lo mismo el productor nacional del medicamentos. Ahí hay intereses que son totalmente diferentes, pero tampoco es lo mismo un director de una clínica privada, de un director de un hospital público, no son los intereses iguales de un médico, como de una enfermara. Entonces en ese sentido hubo que poner de acuerdo a todos los intereses  del sector salud, para poder promulgar estas dos leyes y eso se hizo, ahora, después de eso había que tomar una serie de medidas de tipo gerencial y administrativo, para que un Sistema de Seguridad Social pudiera funcionar, esto es adecuar la red pública de servicios, que son todos los hospitales públicos que de acuerdo a la ley general de salud ya no pertenecen o no deben de pertenecer a  Salud Pública, si no crear una red pública autónoma donde participe la comunidad a través de los ayuntamientos, de los líderes de la comunidad, cuerpo de bomberos, empresarios, juntas de vecinos, en los consejos de administración de estos centro de salud, y crear una red de referencia y contrarreferencia, y una red de diferentes niveles de atención, atención primaria, atención secundaria y atenciones más complejas que la atención terciaria y cuaternaria, sin embargo nada de esto se hizo, los hospitales tenían que tener un sistema gerencial que pudieran exactamente igual que una clínica privada, poder determinar cuales son los costos que incurre un paciente en una consulta ambulatoria o cuales son los costos que incurre un paciente que está internado pero que no está operado, o que fue operado, es decir , si un paciente necesito ser operado ¿Cuánto es el costo de la sala de cirugía?, ¿Cuál es el costo de los medicamentos?, ¿Cuál es el costo cama día? En fin, una serie de costos porque alguien en el nuevo sistema debe de pagar por eso, y la que deben de pagar son las asociaciones de riesgo de salud; las ARS, que pueden ser públicas o privadas, la administradora pública,  la SENASA, es el Seguro Nacional de Salud y la pública es una serie, cuando un paciente llega al hospital alguna de esas administradoras pública o privada, le deben de pagar al hospital por concepto de la atención a ese concepto.

OJM.- Dr. con ese preámbulo que usted nos ha hecho, me gustaría preguntarle a la Dra. Gonzáles, visto el escenario de lo que ha significado la implementación de la ley de seguridad social con estas limitaciones y fallas, si usted pudiera brevemente detallar esas fallas en lo que tiene que ver ya con el ciudadano como tal ¿Cómo se representan esas debilidades?
YG.- Gracias por invitarme, es un tema que a nosotros nos apasiona desde hace mucho tiempo. Las fallas como decía el Dr. Félix son tantas, pero hay que resaltar las que más impactan para que el sistema no siga avanzando, y la principal falla es que no se han apegado los hechos a la ley, o sea se está trabajando al margen de la ley, por ejemplo,  lo más reciente es, que a los médicos ahora se les va a pagar como si tuviésemos las igualas médicas antiguas, no porque los médicos no se van a beneficiar con el sistema como está establecido en la ley, es que ni siquiera ellos comprenden cuanto se van a beneficiar del nuevo sistema, porque no ha habido una capacitación continua, para que los prestadores, comenzando con los prestadores comprendan el sistema, y para que la población también entienda como se va a beneficiar del sistema, entonces esa es otra de las grandes fallas, la falta de capacitación del personal que va  servirá a la ciudadanía, y de la ciudadanía como va a accesar a los servicios.

OJM.- Pero en el caso hay cuestiones sencillas, que me imagino que algunos amigos televidentes se lo preguntarán, sobre todos aquellos que contribuyen con el sistema, y la queja es que la mayoría de los empleados que están inscritos al sistema colaboran,  cooperan con la cuotas correspondientes, sin embargo hay quejas en cuanto al cumplimiento del sector ¿Por qué sucede eso?

YG.- Eso sucede, porque se entró al sistema como decía el Dr. Félix con tres años sin trabajar, se entró al sistema porque estaban abocados a unas elecciones generales cuando se vieron antes la evidencia de que sólo le quedaban ocho meses, quisieron implementar lo que se debió haber hecho de manera programada, organizada entres años, se hizo en dos meses de una manera desorganizada sin establecer lo más mínimo que era la identificación del afiliado, la identificación de su red de prestadores, sin decidir cuales son los recursos humanos que van a participar en esa red de prestadores, eso quiere decir los médicos, donde lo van a localizar, como van a entrar a pedir los servicios y un ejemplo muy concreto es que lo empleadores pagan un 1% por ejemplo, para el riesgo de accidentes de trabajo, aquí hay una epidemia de accidentes de trabajo que lo cubre si usted va camino al trabajo, o vuelta del trabajo a la casa, sin embargo el empleado como no tiene la información se queda mutilado sin ser compensado, muchas veces queda huérfana la familia sin quedar cubierto con una pensión de sobre vivencia, por ese seguro, porque las personas no conocen a que tienen derecho…

OJM.-…es decir, que ha habido dentro de todo Dr. Félix iglesia,  ha habido falta de información, falta de comunicación, pero también falta de planificación.

JFI.- Falta de planificación y de comunicación, lo que decía Ylma inicialmente tiene mucho que ver, es decir, una seguridad social no se podía ver como se trataba el componente contributivo a través de las igualas médicas, que los médicos recibían una paga por consulta ofrecida y por procedimientos realizados, cuando se habla de una seguridad social que abarca todo un país, la universalidad de un país, pobre, menos pobres, ricos o menos ricos, hay que determinar como es que se va a pagar a los profesionales de la salud, no solamente a los médicos, a la enfermeras, a las Bioanalistas, a los Psicólogos Clínicos, a los hospitales, y entonces hemos enfocado últimamente que la seguridad social es solamente para el componente contributivo, y quiero llamar la atención de que el componente contributivo es el 28%  de la población dominicana, el 62% correspondería al componente contributivo subsidiado y al componente subsidiado; el contributivo subsidiado, no se ha hablado de ese componente cuando ya a esta altura debió estar funcionando. Ahí entran a formar parte todos los profesionales liberales, y todas aquellas personas con negocios propios como los salones de belleza, los dueños de colmados, los carretilleros, los que tienen canastos, los vendedores de frutas, esa población está indefensa.

OJM.- Es decir, que los problemas que hemos visto que ha confrontado sobre todo en el plan de salud, simplemente es con el 28% de la población…

JFI.-…. que tiene un empleo en el trabajo formal del cual se paga una cuota tanto del trabajador como el empleador, y sin embargo ha habido una gran confusión por qué ¿Qué pasa con aquellos subsidiados que están asistiendo a los hospitales públicos? Bueno, como se le paga, como el seguro nacional de salud que es la ARS pública le paga a los hospitales, si los hospitales no le pueden facturar los costos generados por la tensión de esos pacientes.

OJM.- El Dr. Félix Iglesias está conversando sobre la confusión que se crea respecto a los ciudadanos dominicanos cuando acuden a los hospitales y estos ciudadanos no forman parte del régimen contributivo, si no que forman parte de un régimen contributivo subsidiado que todavía no logra implementarse cabalmente.

JFI.- Yo decía, del régimen subsidiado porque el contributivo subsidiado ni siquiera se ha discutido, como van afiliar a esas personas que están haciendo un esfuerzo extraordinario, para la subsistencia porque están empleando no sólo su fuerza de trabajo, si no su pequeño capital en una salón de belleza, en un colmado, en una tienda, en cualquier comercio lícito, sin embargo, no pueden gozar de la seguridad social porque no tienen empleadores ellos mismos, ellos mismos son sus empleadores, pero tampoco son dignos de misericordia,  y por lo tanto pueden pagar una parte de su seguro y el Estado cubrir a través del Gobierno otra parte. Sin embargo, eso no se ha discutido, y los subsidiados tienden a los hospitales públicos para que asistan, pero los hospitales públicos no han sido actualizados para que haya verdaderamente equidad y uniformidad en los servicios. Los hospitales públicos deben de tener un sistema contable financiero, que les permita saber sus costos de trabajo, cuánto le cuesta a un hospital un hemograma, cuánto le cuesta una prueba x, o cuánto le cuesta una cirugía de apendicitis, o cuánto le cuesta una cirugía plástica, y tiene que tener los costos para que las ARS privadas o públicas, poderle cobrar por concepto de la atención a los pacientes, luego ese presupuesto se va a ir transformando, un hospital que brinde buenos servicios, oportunos con calidez y con calidad, va a recibir probablemente muchos más pacientes, que aquellos hospitales que su personal o su dirección, no estén cónsonos con los tiempos, entonces va a venir una libre competencia entre un centro y otro. Y eso mismo también los presupuestos deben de variar de un hospital a otro, pero su personal, el equipo de salud que no solamente son los médicos, si no  como dije anteriormente enfermeras, bioanalistas, sicólogos clínicos, trabajadores sociales, deben también recibir una compensación por el trabajo que están haciendo. Nada de eso se ha establecido, se ha esclarecido, y no hay conocimiento ni de parte de los que  están dividiendo en este caso la superintendencia de salud y riesgos laborales, como de las ARS se han puesto de acuerdo con el colegio médico o con las asociaciones gremiales de los diferentes profesionales, ni con los hospitales de cuanto se les va a asignar, o de que porcentaje lo va a destinar a el mantenimiento del hospital, que porcentaje para mejorar el hospital y que otro porcentaje para los incentivos salariales; nada de eso se ha establecido,  lo único que se ha discutido es en el componente contributivo, lo que un médico quiere por consulta, o por un procedimiento determinado.

OJM.- Dra. González entonces viendo el panorama actual ¿Cuál ha sido el rol de las autoridades, porque hay diferentes instancias que están en el sistema, y se percibe que hay una falta de coordinación?
YG.- Bueno, más que falta de coordinación hay una apatía y una despreocupación generalizada. Por ejemplo, se determinó que en el principio de la seguridad social no puede haber transferencia ni fondo de pensiones a salud, las autoridades básicamente han enfocado su accionar en modificar cosas que desvirtúan la ley, entonces al desvirtuar la ley ellos pueden jugar en implementar cosas que no entran dentro del modelo, antes de comenzar el plan ya ellos habían sacado fondos de pensiones y los habían entrado al componente salud…

OJM.-… bueno, recientemente hubo una modificación a la ley que le quito el 1% de las pensiones para llevarlo a la salud

YG.-…correcto, pero si uno se pone a ver a ellos no le preocupa implementar como dice la ley que vallan los procesos, si no que han invertido y han tratado de volver al modelo antiguo, vamos a pagarle como secciones a las igualas médicas, vamos a inscribir, por ejemplo, el sector contributivo pero no están carnetizados, no hay una red establecida cuando los pacientes están en un prestador ambulatorio y hay que internarlo no existe un sistema de referencia, cuando están internos al volver a su comunidad, por ejemplo  no existe un sistema de contrarreferencia para dar seguimiento a los pacientes, esas son cosas imprescindibles, para que haya una armonía y haya una atención adecuada en los pacientes.

OJM.- Vamos a ver ahora lo que nos opina el director del hospital Darío Contreras, Dr. Héctor Quezada Ariza, sobre lo que están haciendo ellos a propósito de adecuarse al Sistema de Seguridad Social.

HQA.- “Nosotros recibimos fundamentalmente pacientes de régimen subsidiado, a través de SENASA que es la aseguradora del gobierno, y la respuesta ha sido en un 100% positiva, porque además de que nos permite brindar una asistencia de mucha calidad y de mucho costo a los pacientes desvalidos, los que menos pueden, también nos permite recuperar al hospital recursos que antes no lo hacia, como es conocido la seguridad social es un proceso progresivo, que en la medida en que se carnetizen y se integren mayor cantidad de personas, en esa misma medida nosotros vamos a tener una mayor cantidad de pacientes. En lo ateniente a la medida que podríamos tomar, las dos medidas que podríamos tomar para mejorar la situación sería, un mejoramiento en la rapidez, en la adquisición de los materiales de otiosintesis, llámese material de otiosintesis, prótesis, tornillos, clavos, alambres y demás que usamos para unir los huesos, eso todavía permanece en manos del sector privado, es quien lo suministra, quien los vende y se presentan a veces algunas dificultades, desde el momento en que la seguridad social asuma la responsabilidad del suministro directo de eso tipo de material, este hospital realmente se convertirá en una tasita de crista”.

OJM.- Hemos escuchado la opinión del director del hospital Darío Contreras, me gustaría preguntarle Dr. Félix Iglesias si tiene alguna reacción antes estas afirmaciones.

JFI.- Si fíjate, cuando comenzamos el programa hablábamos de los diferentes intereses que hay, no es lo mismo preguntarle a un director de un hospital que es un puesto político, a un médico del hospital que es un puesto por concurso y que nadie afortunadamente lo puede destituir por sus ideas políticas, yo no dudo que haya una mejoría y que parte de lo que el dice sea verdad, yo no lo dudo, pero no es de esa manera que se desarrolla el pago de las aseguradoras públicas que no es de el gobierno, en una aseguradora pública de el sistema al hospital Darío Contreras. Porque el hospital Darío Contreras no tiene un sistema gerencial financiero que le pueda decir al seguro nacional de salud, cuáles fueron sus gastos o sus costos por concepto de los pacientes atendidos que ya están afiliados al seguro público.

OJM.- Doña Ylma tiene algún comentario.

YG.- Sí, es muy importante la participación del Doctor, director del hospital Darío Contreras, porque yo siempre he tenido la teoría de que ese debería de ser en el sistema de la seguridad social uno de los hospitales más ricos del país, porque es el que más intervenciones costosas hace, y si se tuviera un sistema como dice el Dr. Félix, ellos tuvieran cada paciente que llega a la emergencia, hay un promedio muy alto de pacientes asegurados, que el hospital lo atiende y no tiene modo de facturación, por lo tanto no cobra a la aseguradora o a la administradora de riesgo, la administradora lo que hace es que se economiza esos recursos que deben entrar al hospital, y como ustedes pudieron ver el habla en una proyección futurista, porque todavía el no siente que en su hospital realmente está ejecutándose la seguridad social, la seguridad social comenzó a ejecutarse en el 2003, y todavía él está hablando en posición de futuro, pero yo tengo la esperanza de que el Darío Contreras realmente sea uno de los hospitales más ricos del país, para beneficio de toda la población.

OJM.- Me gustaría retomar la situación de los hospitales, y la cantidad de pacientes que están recibiendo y como todavía no existe al amparo del sistema de seguridad social, una efectiva coordinación y planificación, porque hay hospitales que reciben toda cantidad de pacientes, inclusive de diversos puntos del país ¿Cómo está afectando esto Doctor?

JFI.-  Yo te voy a poner un ejemplo de la ciudad capital, del hospital donde yo trabajo; ese hospital está en el centro de los héroes que tiene al sur el mar caribe, al oeste tiene las oficinas públicas de la feria, como también se conoce desgraciadamente, al norte los barrios ricos de la ciudad capital, y al este el malecón con los hoteles y los restaurantes de más lujos. Por lo tanto un  hospital público donde recibe la gran mayoría de pacientes pobres de la ciudad capital y del interior, que está ubicado geográficamente en un sitio que no debería ser lo ideal, y muchas veces hay madres que tienen que coger tres y cuatros líneas de transporte diferentes para poder llegar al hospital, además nosotros recibimos un 30% de la población que acude a diario de ese hospital del interior del país, y tenemos un número de consulta de alrededor de 800 consultas al día.

OJM.- Una pregunta en ese sentido ¿Esos pacientes que ustedes reciben es al margen del Sistema de Seguridad Social?

JFI.- Totalmente al margen, no hay ni un paciente, puede haber uno o dos pacientes que pueda ser referido de un médico, pero no porque el médico lo haya referido, si no porque el paciente va donde un médico y le dice que lo refiera, no es porque hay un sistema organizado para eso y si nosotros hacemos cumplir la ley de que los hospitales ya no pueden pertenecer a la Secretaría de Estado de Salud Pública, si no una red pública autónoma, ese hospital conjuntamente con otras hospitales y con otros centros más pequeños, conjuntamente van a elaborar una serie de consultorios periféricos, donde haya una comunicación estrecha con esa red de servicio, cosa de que un niño de la Palmas de Herrera o un niño de Sabana Perdida, debe saber cuando vaya a la consulta en su área determinada, si el médico considera que nenecita un nivel de atención de más alta complejidad, es el médico que lo va a referir, pero tiene que haber ese sistema organizativo para que esto suceda, y nada de esto sucede. Obviamente cuando esto exista de esta manera entonces el hospital va  a tener un número determinado de servicios que va a cobrar, por eso, pero no es el paciente directamente, que no se interpreta que es una privatización del hospital,  si no que el hospital le va a cobrar a las aseguradoras de riesgo de salud por la prestación de servicios de estas personas. Y eso que decía la Dra. González de que el Darío Contreras, atiende a cantidad de pacientes que pueden pagar y no existe como hacerlo, también existe en el hospital donde trabajo, que muchos turistas que van al hotel Santo Domingo que le queda en frente, cruzan la calle pensando que en los Estados Unidos un hospital, tiene una fama muy buena, cruzan y se le da la atención medica excelente, medica y de enfermería, sin embargo el hospital no tiene un sistema de cobro, y el quiere pagar porque tiene dinero, o tiene un seguro y no hay forma de pagarle porque no se ha instalado un sistema contable financiero.

OJM.- Otro aspecto a parte del que usted acaba de señalar, que tiene que ver ya con la parte gerencial de los hospitales, pero hay otro componente que es el componente de las medicinas, el componente de las recetas ¿Cómo ha venido operando este sistema y que recomendación tiene usted Dra. González?

YG.- Mira, la ley establece muy claro, todo el proceso de suministro de medicamentos a los pacientes asegurados, todos los medicamentos están cubiertos en el caso de internamiento el 100%, y el 70% del costo de los medicamentos ambulatorios, pero eso es muy delicado, el manejo de este componente, por lo cual hay que hacer una trabajo previo antes de la implementación ¿Cuál es ese trabajo previo? Lo primero es establecer una red de farmacia o dispensadores de medicamentos, autorizados por ley que son las farmacias, que están en todo el territorio nacional, se establece también por ley, que los médicos que tienen la autorización, para pedir recetas deben hacerlo en un formulario especial de recetas, y esas personas que son las que pueden dar recetas, es decir, los médicos, los psicólogos, tienen que tener su firma registrada para evitar fraudes posteriores, y en la red farmacéutica se reciben esos formularios o esos recetarios, y el paciente solamente debe pagar por los medicamentos ambulatorios el 30%. Usted me dice ¿Qué está pasando en la actualidad? En la actualidad, no está pasando absolutamente nada, los pacientes siguen comprando sus medicamentos ambulatorios el 100%, cuando antes de entrar el sistema habían igualas médicas que te pagaban el 80%, o sea hemos retrocedido porque no existe el establecimiento de red farmacéutica, no están registradas las firmas, si están vendiendo el formulario la mayoría de los médicos no sabe ni siquiera donde comprarlos, cómo usarlos, donde van a dispensar los medicamentos, y el paciente tampoco sabe ese tipo de requisito y no se lo exige al médico, entonces hay una desinformación generalizada, y eso va a en perjuicio no solamente del paciente, se están perjudicando los farmacéuticos, lo que están dejando de vender medicamentos porque el paciente a veces no puede comprarlo, se está perjudicando el médico que atiende una población dada que no ve progreso en su paciente, porque no se está aplicando el medicamento, y los pacientes corren incluso el riesgo de morir, por no tener el medicamento a tiempo y todo eso esta prepago.

OJM.- Yo lo que me preguntó es, que es lo que se pregunta la mayoría del pueblo dominicano, porque ese 28% que hablaba el Dr. Félix Iglesias de dominicanos que han estado contribuyendo con el sistema, entonces ahora el Gobierno tiene un superávit producto de toda esta cantidad de ingreso, pero no se percibe en las atenciones tal y como usted señala, entonces ¿hacia donde vamos?

YG.- No hay un superávit eso es lo peligroso, si hubiera un superávit, tuviéramos una economía que pudiéramos corregir con esos recursos posteriormente, no existe un superávit si entrega,  per cápita,  un porcentaje a las administradoras de riesgos, y si no lo gasta la administradora se queda con él es peor, entonces por eso es que la supervisión del Estado no debe ser tan estricto para que lo que se determina, que debe invertirse en la atención de los pacientes, no se quede en gasto de administración, o sea que la problemática es peor.

OJM.- Dr. usted quiere hacer un comentario sobre esto último.

JFI.- No. me hubiera gustado que la Dra. González se refiriera a los gastos por concepto de promoción, y los gastos por concepto de atención.

OJM.- Eso es importante como usted nos comentaba antes de hacer el programa, respecto al estudio que hicieron, en cuanto a los gastos corrientes que tiene el actual sistema de seguridad social, en cuanto a los gastos de publicidad.

YG.- Bueno, eso está en la red, es una información del Estado, pública, que la puede accesar cualquiera, al 30 de octubre el Estado Dominicano ha gastado un 4% en seguridad social de sus gastos corrientes, y un 3.8% en publicidad, y de esa publicidad no hay ninguna dedicada a la seguridad social, o sea es publicidad básicamente política, eso es algo que la población dominicana debe tomar en cuenta. Cómo es posible que un gobierno priorice publicitar lo que tiene la obligación de hacer, y no hacer la inversión que se debe hacer en un sector tan importante como es la seguridad social.

OJM.- Yo los escucho a ustedes, y me hago la siguiente pregunta ¿Qué tenemos que hacer entonces para enderezar todos estos entuertos de la seguridad social? O sea si nos proyectáramos hacia cinco años ¿Qué tenemos que hacer?

JFI.- Mira, en primer lugar hay que tener una fuerte convicción y una voluntad política de creer que la salud es un problema prioritario para la sociedad dominicana, eso es lo primero. Lo segundo, si uno cree, si el gobierno cree en la salud tiene que invertir en la salud, pero invertir en recursos humanos capaces, experimentados, que sepan lo que tienen que hacer en un  momento determinado, y en segundo lugar invertir dinero en salud. En la década pasada la inversión de salud era de un 2% del producto interno bruto, el año pasado la inversión en salud fue de 1.7%, es decir, que en vez de haber un aumento progresivo tal y como se señalaba en el Plan Decenal de salud que se elaboró en el 2003, de que para el 2005 el producto interno bruto en salud debería de ser de un 3%, hemos retrocedido a 1.7%, por lo tanto, se puede hablar mucho pero si no se asume como un prioridad, y no hay la voluntad política de echarla adelante no se puede hacer nada.

CONCLUSIÓN

OJM.- Dr. Félix Iglesias yo quiero darles las gracias a usted y a la Dra. González por haber estado con nosotros. Este es un tema complejo, un tema que para entenderlo hay que seguir concientizando a la mayoría del pueblo dominicano, les hago ya extensiva una invitación, para que el año próximo podamos nueva vez evaluar como ha venido desarrollando el sistema de seguridad social, y esperamos que los amigos televidentes hayan podido reflexionar y entender sobre lo que significa, el Sistema de Seguridad Social, sus debilidades y sus fortalezas en la República Dominicana. Le agradecemos mucho el haber compartido con nosotros en nuestro programa.

L I D E R E S
El programa de ORLANDO JORGE MERA
Domingo 9 diciembre de 2007/ 9:00 AM/ Color Visión/ Canal 9.

Comentarios cerrados.